Archive

Posts Tagged ‘Italia’

Bolonia y Verona

Bueno, la falta de tiempo me impide ser más detallista en la explicación del viaje que mi querida Mentxu y un servidor hicimos por Bolonia y Verona hace unos días.

Ciudades pequeñas, con ese punto íntimo y cercano que te obliga a sentirlas de una manera casi fraternal. El hecho de saber que puedes abarcar una ciudad suele dar esa tranquilidad que permite disfrutarla de verdad.

Bolonia tiene concentrado en su parte central la parte más reconocible por todos: las magníficas torres Asinelli y Garisenda, el ayuntamiento, la basilica de san Petronio, los palacios (Podestá y Enzo son espectaculares), la magnífica Plaza Maggiore que enlaza con la de Neptuno y uno de los «sette segretti» de la ciudad… y esas callecitas propias de los casos cantiguos (ojo, por cierto, Bolonia tiene un casco antiguo de los más considerados, grandes y bien conservados del mundo; ahí es nada).

Como digo, una maravilla de ciudad. En caso de valentía extrema se debe disfrutar también de la subida a la basílica de San Luca. Además, nada de coger el trenecito (no el gayer, Ortigoza, no piense mal); hay que subir a pie por los 666 arcos que conducen a la cima y disfrutar de un enclave fundamental (y en algunos casos desconocido).

Bolonia es conocida por el atentado terrorista que los neofascistas Valerio Fioravanti y Francesca Mambro cometieron el 2 de agosto de 1980 en la estación de ferrocarril (la más importante del norte de Italia). En el atentado murieron 85 personas y unas 200 resultaron heridas. Allí, por cierto, se puede disfrutar de otro de los «segretti». Bolonia ha sido y es una de las ciudades clave en el movimiento obrero y alternativo italiano y europeo. Ha sido lugar de congresos y agitación obrera. Hablando de «segretti»… hay uno espectacular: un canal en medio de la ciudad, bastante escondido; no es nada fácil encontrarlo, se lo aseguro.

Pero a día de hoy, para los profanos en política, Bolonia es sobre todo reconocida por su espectacular pasta y especialmente en los tagliatelle y los tortellini. Y por sus «aperitivos», sí, exacto: uno llega a un bar por la tarde y ìde una cerveza. Se sorprende cuando ve que le cobran 5€ por ella (se sorprende y se caga en todo), pero cuando ves que te puedes hinchar a comer en el bufé que tienen dentro (y que está incluido, obviamente), la cifra te parece aceptable.

Verona, por su parte, a unos 100 kilómetros de Bolonia, tiene el encanto de un centro histórico atractivo y a pocos metros, el Castello Scaligero del siglo XIV, la casa de Julieta, y el anfiteatro romano del siglo II. Se pueden imaginar lo que es el balcón de Julieta y las placitas adyacentes. Verdaderamente, más allá de las moñadas típicas, un lugar extraordinario.

La plaza delle Erbe (antiguo foro romano) es una preciosidad digna de ser visitada y disfrutada en todo su esplendor y toda su extensión. Lo mismo la plaza Brá y el puente de piedra que comunica el centro con la parte más alejada, en la propia colina y que está separada por el río Adigio. Un buen lugar, si señor.

Ya saben, Italia siempre es un triunfo y con los precios de ciertos billetes, es inexplicable no escaparse un fin de semana largo a disfrutar de esta región. No lo lamentarán.

Categorías:Viajes Etiquetas: , , , ,

Bolonia para cerrar el verano

Bueno, pues último viaje del verano. Sí, eso que se acaba el día 21.

La jefa y un servidor nos vamos a Bolonia. A ver qué tal… Tiene pinta de que no será el último viaje por estos parajes, porque los precios de Ryanair son de coña. Él tiene uno ya pillado para ir a la zona por 24€ (aterrizará en Ancona, creo). En fin, Italia siempre llama la atención.

La idea será, en nuestro caso, además de disfrutar de la «ciudad roja», ir a Verona y quizás alguna cosa más. Todo es cuestión de tiempo y organización.

A la vuelta hablamos.

Categorías:Viajes Etiquetas: , , , ,

La verdad puede con el mito

El hombre del siglo XXI, el más avanzado de toda la evolución (eso dicen) sigue curiosamente teniendo una brutal dependencia de ciertos pasajes, llamémosles, celestiales o alejados del mundanal ruido. Las creencias, los mitos, las leyendas. El más allá. Lo intangible. Lo irracional. Italia se jugaba el pase a octavos. El mito debía permanecer en pie. Por una sola razón, conservada además cual estalactita en nuestros pensamientos más íntimos: Italia no puede caer eliminada simplemente por ser Italia. Pura metafísica. Ni siquiera cuando el raciocinio así lo aduce. Puede que no sean cuestiones tan esotéricas. Puede que simplemente sean hábitos. Conductas aprehendidas, asidas. No nos imaginamos que Italia pueda caer con deshonor. ¡Es Italia! Es la campeona del mundo. No importa que no juegue al fútbol. No importa que tenga futbolistas mediocres en todas sus parcelas. Que lo poco salvable no esté (Buffon o Pirlo). Es lo de menos. Ni siquiera habría que tener en cuenta que su entrenador está de vuelta. Los hados nacieron en el Piamonte dicen algunos para justificarlo. Italia nunca falla. El juego no importa: ellos no saben de qué va eso. Ellos sólo ganan. Jamás caerían así.

Grupo F: Eslovaquia 3 (Vittek (2) y Koupunek) Italia 2 (Di Natale y Quagliarella)

Quien haya visto el partido podrá afirmar que lo visto sólo tuvo un color: el blanco eslovaco. Al menos hasta el minuto 80. Hasta ese minuto 2-0 y varias ocasiones claras de Eslovaquia. De pronto surgió ese espíritu italiano (lo único salvable) que lo intenta hasta el final y en una gran jugada recortaron. La ridícula defensa transalpina regaló tras un saque de banda el tercero. Quagliarella hizo el gol del partido y un tal Pepe tuvo el empate en sus botas. Si lo llega a marcar hubiera crecido aún más la leyenda. La maquiavélica leyenda italiana. La justicia estuvo del lado de los que amamos el fútbol. Vergüenza. Italia ha sido la última de un grupo de broma, con rivales que no conocían más que la derrota en los mundiales (salvo Paraguay), con dos empates y una derrota. Penoso. En el fondo parece entrañable pensar que siempre hay algo que nunca cambia: desde siempre hasta nunca. Mentira. Italia ha pasado demasiadas veces sin nada a cambio. Llegaron al Mundial sin algo a lo que agarrarse. Con un once vergonzoso. Mucha fuerza pero ningún talento. En Italia siempre fue más o menos equilibrado. Valoran lo rudo, pero aman a Baggio. Valoran el coraje, pero se quedan con Totti. No son tontos. Este año no tenían calidad, pero decían que les alcanzaría con el mito. Italia está en la calle. Donde debía estar. Cannavaro titular. Iaquinta titular. Zambrotta titular. Gattuso titular. Chiellini titular. Demasiados errores. Demasiada oscuridad. El mito ha caído. Y con él todos sus adoradores. Todos los que sabían que esto tenía que pasar, pero que no se atrevieron a rebelarse.

Grupo F: Paraguay 0 Nueva Zelanda 0

Partido sin mucha historia. Bueno alguna sí. Loa a Nueva Zelanda que se va del Mundial sin haber perdido. Con varios jugadores de los que allí estaban que ni siquiera son profesionales. Enhorabuena. Paraguay tuvo muchas ocasiones, pero no acertó. Tampoco tuvo más necesidades visto lo que pasaba en el otro encuentro. Paraguay es primera. Y los neozelandeses no son últimos. Todos satisfechos. Los partidos de Paraguay son soporíferos. Tal cual. Enfrente tendrá a Japón. Todo lo contrario. Dos estilos se medirán.

Clasificación PTOS PJ PG PE PP GF GC (Dif)
Escudo de Paraguay Paraguay 5 3 1 2 0 3 1 (+2)
Escudo de Eslovaquia Eslovaquia 4 3 1 1 1 4 5 (-1)
Escudo de Nueva Zelanda Nueva Zelanda 3 3 0 3 0 2 2 (0)
Escudo de Italia Italia 2 3 0 2 1 4 5 (-1)

Grupo E: Dinamarca 1 (Tomasson) Japón 3 (Honda, Endo y Okazaki)

El partido que decidía quién acompañaba a Holanda en octavos apuntaba alto. El tradicional juego danés (con jugadores ya más que veteranos) contra el fútbol naciente del Imperio japonés. El baño no ha tenido discusión. El resultado es corto.Dos goles de falta de los japoneses (algo de cantada hay) y un tercer gol antológico, o mejor dicho: una jugada antológica que precedió al tercer gol, definió el choque. Dinamarca fue un equipo plano. Sin ideas. Sin fútbol. Su gol fue regalado por el árbitro. Dinamarca es posiblemente el peor equipo europeo de este Mundial. Casi peor que Italia. Con el mismo poco fútbol, pero sin leyenda detrás. Japón tuvo momentos casi orgásmicos. Tocando, moviéndose, ofreciéndose. Japón lo merece. Sin duda alguna. Dinamarca está en casa. Que vuelva en el mismo avión que Italia. Ambas necesitan una buena lobotomía.

Grupo E: Camerún 1 (Eto’ o (Penalti)) Holanda 2 (Van Persie y Huntelaar)

Holanda volvió a vencer. 9 puntos en su grupo. Derrotó a Camerún en el partido de grupo en que no se jugaban nada. Lo único reseñable fue la presencia de Robben en los últimos 20 minutos. Sirvió para comprobar que con él Holanda parece un equipo con verdaderas posibilidades. No olvidemos que en octavos tendrán a Eslovaquia. Antes, una buena pared entre Van der Vaart y Van Persie puso por delante a la ‘Orange’. Sneijder también dejó muestras de su calidad con varios pases interiores y en definitiva Holanda subió un punto sus prestaciones con respecto a los dos primeros partidos. Ojo con Holanda. Camerún se va de la Copa del Mundo con el dudoso mérito de acabar con 0 puntos en su casillero. El peor equipo del Mundial junto a Corea del Norte y Honduras, a falta de confirmación. La decepción de África por excelencia.

Clasificación
Clasificación PTOS PJ PG PE PP GF GC (Dif)
Escudo de Holanda Holanda 9 3 3 0 0 5 1 (+4)
Escudo  de Japón Japón 6 3 2 0 1 4 2 (+2)
Escudo de Dinamarca Dinamarca 3 3 1 0 2 3 6 (-3)
Escudo de Camerún Camerún 0 3 0 0 3 2 5 (-3)

Italia copa las portadas del 14º día de Mundial. Dos semanas después está eliminada. Como Francia. La final de 2006 es historia. Ahora toca pensar en quién serán los próximos. Ahí están puestos nuestros sueños. En horas España se la juega contra Chile. Una fase de clasificación demasiado embarullada nos deja un partido a vida o muerte demasiado pronto. Y va a ser duro. Verdaderamente duro. Con Iniesta y en un patatal. Si ganamos estamos dentro. Si no lo hacemos, dependeremos del Suiza-Honduras. Tengo miedo. Esa es la verdad. Vemos de cerca el filo de la navaja y estaba escrito que este año no sería como todos. Habrá que demostrarlo. No es momento de pensar en octavos ni en historias raras. Demasiada gente aguarda con el mazo. Es lo de menos, pero qué bien sentaría darle a más de uno en los morros. Toca hablar en el campo. Jugadores cansados, ánimos imperfectos, esquema dubitativo… No importa. Juega España. Y es lo único que importa. Estamos con ellos. Porque lo merecen. Porque nos lo merecemos.

Brasil aspira; Italia expira

La jornada previa al segundo encuentro de España dejaba la intriga de ver a Italia contra la selección más débil del Mundial y a Paraguay en su condición de aspirante al podio en este grupo F. Además, a priori, un encuentro decisivo para saber el futuro del grupo del que saldría el cruce de España (si llegamos, visto lo visto en el Mundial). Y sobre todo, el día (los últimos días) vienen marcados por el pifostio sin precedentes que se sigue armando en la concentración de la selección francesa. Echan a Anelka por insultar a Domenech, Evra dice que hay un traidor, no quieren entrenarse, Domenech está fuera, puesto que Blanc se hace cargo en días, parece que a Gourcuff no le hablan, Ribery que sale medio llorando para decir que están sufriendo. Una cosa/casa de locos.

Grupo F: Eslovaquia 0 Paraguay 2 (Vera y Riveros)

Partido feo. Desde la raíz. Cuesta mucho encontrar un encuentro en que aparezca Paraguay que pueda ser destacado por su juego. Es una selección con un gen especial para trabar los partidos. Encuentros feos. Mínimamente tostones y máximamente horribles. De los peores del torneo. Dicho lo cual, Paraguay fue netamente superior. Es la diferencia principal entre un equipo serio y trabajado y otro sin historia, sin tradición y sin juego. Es decir, antes de empezar, casi todos intuían que difícilmente podría obtener un triunfo el conjunto europeo. Una gran jugada de Barrios con pase al hueco incluido le permitió a Vera adelantar en el tanteador a Paraguay. Casi al final, el 0-2 de Riveros tras un rechace de un balón parado y una combinación meritoria certificó el triunfo guaraní.

Grupo F: Italia 1 (Iaquinta (Penalti)) Nueva Zelanda 1 (Smeltz)

Soy de los que hace caso a la Historia. Y justamente por eso me precio de intentar aprender todo lo que puedo. Pero me niego a pensar que ese grupo de jugadores que forman la selección italiana tenga alguna posibilidad de hacer algo en el Mundial. El partido que ha jugado hoy contra la peor clasificada del ranking Fifa del Mundial es para esputar sangre. La vergüenza no tiene límites. «Italia jugará la final o estará cerca», llegó a decir el Sr. Barra. No. No. Y no. Estrambótico bodrio de un pseudoequipo al que no le queda ni el orgullo. Juego nunca han tenido; ahora lo que ni siquiera tienen es el coraje típico de la tetracampeona. Patético. Penoso. Deplorable. Nefasto. Funesto. Vomitivo. Cochambroso. Italia se ridiculiza a pasos agigantados. Se jugarán el pase como segundos (Paraguay será primera con toda probabilidad) ante Eslovaquia y se enfrentarían en octavos, también previsiblemente, a Holanda. Italia tiene las horas contadas. Dudo incluso que pueda derrotar a los eslovacos. Aunque con el culo que tiene, lo lógico es pensar que el mismo empate les valdrá. No tiene fútbol ni futbolistas. Hoy marcó de penalti. El resto, agua. Un tiro al palo de Montolivo desde lejos y poco más. Nueva Zelanda (estos pobrecillos llegan con posibilidades al último día; de locos) y su arquero Paston dieron la talla y se merecieron el enorme premio de su segundo empate consecutivo. Enhorabuena por su esfuerzo y sacrificio. A Italia, nada. Desastre continuado. Vergonzante. El Mundial deja estampas inolvidables. Otras son mefíticas. Italia está podrida.

Grupo G: Brasil 3 (Luis Fabiano (2) y Elano) Costa de Marfil 1 (Drogba)

Con Brasil se cumple mejor que con ningún otro equipo la premisa aquella que reza que hay equipos que no son espectaculares, pero que son dificilísimos de ganar. Se ha vuelto a cumplir. Con lo justo, sin descuidarse atrás, con un centro del campo trabajador al máximo y un especialmente inspirado Luis Fabiano sentenció el partido. Incluso Kaká estuvo y participó en dos goles. Por cierto, lamentable el árbitro francés que después de la enorme cantidad de patadas que dieron los africanos expulsó al del Madrid por no hacer nada. Antes había concedido el segundo de Brasil (golazo) con la mano. Drogba, por cierto, se estrenó en el Mundial (y con él Costa de Marfil). El partido fue irregular. Podía haber sido más vistoso teniendo en cuenta la calidad de los allí presentes. Deja, en cualquier caso, varias cosas claras: Brasil en octavos, si Portugal gana a Corea del Norte tendrá muchas papeletas de meterse como segundo (otro que puede oler a amaño) y Costa de Marfil tiene pie y medio fuera (como casi todos los equipos de su continente). Brasil deja claro que no es espectacular, pero eficaz y duro como el que más. Duro, duro, duro.

La jornada deja varios nombres propios. El primero el de Brasil. No enamora, pero es fiable. Ha cambiado pasión por presión, la alegría por sacrificio, la improvisación por la constatación táctica. Es un equipo muy trabajado. Que se permite pocas licencias. Pero que es candidato claro a campeón. El segundo es Paraguay. Casi seguro saldrá vencedor de su grupo. También basándose en la estrategia y el proyecto defensivo como sólida base desde donde crecer. El tercero es Italia. El campeón avergonzado. Y vergonzante. Nada de nada. Plano como el cerebro de Gattusso. Un campeón mediocre que ronda el desprestigio. Muy triste. Además, Costa de Marfil y por extensión los equipos africanos no están dando la talla.

Y para España llega el momento de la verdad. Nos han bajado los humos, nos han pegado hasta en el carnet de identidad. No fue contra Suiza nuestro mejor partido, pero tampoco fue el desastre que algunos han vendido. Tenemos que ganar a Honduras. Debemos ganar a Honduras. Es absolutamente imprescindible derrotar a Honduras. Y a poder ser por varios goles de diferencia. En estos momentos, sería conveniente no dejar de pensar en todo el tiempo que llevamos esperando este momento. Y seguro que tienen esa sensación de que si España llega a los cruces, todos nos temerán mucho más de lo que ahora dicen. El Mundial no suele dar segundas oportunidades y parece que los nuestros lo saben. Es un Mundial raro. No hay más que ver los partidos que llevamos hasta ahora. Para España también ha comenzado siendo extraño como ese lugar en el que no acabas de situarte y temes que te afecten caídas pretéritas. El pasado cambió hace ya unos años. Somos un equipo de ganadores y toca demostrarlo. Ya habrá tiempo de jugar bien. Hoy, como diría el ventajista Don Miguel, sólo vale ganar.

Más decepciones

Hoy debutaba el campeón. Italia, la siempre criticada y cuestionada Italia hacía su presentación oficial. Ante su único rival medianamente complicado del grupo: Paraguay. Además, el grupo E jugó su primera jornada con un a priori interesante Holanda – Dinamarca. Ya queda menos para que los nuestros salten a escena… ¡qué ganas de ver a nuestra España!

Grupo E: Holanda 2 (Agger (p.meta) y Kuyt) Dinamarca 0

Decepcionante. Palabra clara  contundente. Dos campeones de Europa merecían haber dado mejor espectáculo. Holanda, sin Robben, al menos consiguió los puntos. Lamentable Dinamarca que no creó una sola ocasión decente en todo el partido. El primer gol del choque resume el encuentro. Centro sin aparente peligro desde la izquierda, un tal Poulsen remata de manera infame hacia detrás, sin venir a cuento, el balón pega en la espalda de Agger y se cuela en la meta de Sorensen. Ni con el partido cuesta arriba, los daneses subieron el ritmo (¿qué habrán pensado Laudrup, Elkjaer y Lerby de esta muestra de apatía y falta de competitividad?). Sneijder tiró al larguero y poco después metió un buen pase entre líneas a Elia y su remate al palo lo remachó Kuyt. 2-0 y Holanda que será sin duda primera de grupo. Dinamarca deberá mejorar mucho para optar a algo más que a pasar inadvertida en este grupo E.

Grupo E: Japón 1 (Honda) Camerún 0

Decepción. No existen sustantivos eximenes de tamaño desastre camerunés. Japón fue Japón. Un conjunto ordenado, relativamente correoso, con amor propio inherente a la cultura nipona y con algún jugador interesante como Matsui. En Camerún, nada. Eto’o como en el Inter. Llevando el botijo. En vez de ser aquel intenso futbolista que podía con todo y con todos. Ha desaprecido. Y eso que ayer dijo que podían ganar el Mundial… con dos cojones. Y con él la mítica Camerún que todos recordamos de años anteriores. Honda anotó al filo de la primera el tanto asiático. Poco más. Un remate al larguero de Mbia y a sellar casi su sentencia en el grupo. Japón puede creer en el milagro.

Grupo F: Italia 1 (De Rossi) Paraguay 1 (Alcaraz)

El campeón no puede con Paraguay. Ni puede demostrar que peleará por algo este año. Bueno, Italia nunca demuestra nada y suele llegar lejos. Por ello… paciencia. Pero qué poquito fútbol demostraron contra Paraguay. Unos iniciales quince minutos algo más combinativos e intensos de lo habitual permitieron pensar en el milagro de ver a un equipo que podía crecerse ante el hecho de no tener buenos jugadores y no tener apenas fútbol. Pero no. Paraguay marcó de cabeza en su único acercamiento decente en el partido e Italia tuvo que remontar. Una segunda parte con algo más de intensidad permitió algún tiro lejano y varios córners. En uno de ellos, cagada (¡¡otra más!!) de un porterito, Justo Villar, del Valladolid y empate de De Rossi. Empate y estos dos equipos con toda certeza se jugarán el primer puesto. No parece que Eslovaquia y Nueva Zelanda les pongan en apuros. Paraguay poco hará en los cruces, pero Italia merece al menos que esperemos. Pero creo que esta vez ni Beckett esperando a Godot les daría verdaderamente una posibilidad.

Ya son 11 partidos y esto es muy decepcionante. Es algo preocupante este comienzo de Mundial. Sólo Alemania y un ratito Argentina ha merecido la pena. Los últimos tres partidos han estado por debajo de lo previsto. Quizás el Italia-Paraguay estaba condenado a algo como lo que hemos visto (por lo menos hubo dos goles), pero los partidos de Dinamarca y de Camerún han defraudado a todo el mundo. Incluso Holanda no pareció gran cosa. En lo que va de Mundial han defraudado el 90% de los partidos, han defraudado en parte los equipos africanos (salvo Ghana), Inglaterra desde luego, Italia, como siempre, el juego colectivo de Argentina (inexistente), Dinamarca, Francia (nada nuevo bajo el sol) e incluso Uruguay, México y Holanda en sí. Varios jugadores han estado muy por debajo, más de un portero ha hecho el ridículo y queda un cierto poso de amargura. Imagino todo cambiará. Sobre todo por una cosa… porque nos queda España. Y eso son palabras mayores.

Ese hombre al que llaman Míkel

Señores, exijo vituperios de todos colores y formas para Don Miguel.

Resulta que me ha llegado un sms vespertino que les reproduzco textualmente: “Le he mandado a la italiana un poema de Benedetti sacado de tu blog. El que dice que cree en los ojos y en la manos del pueblo. La verdad es que viene que ni pintado. Estarás orgulloso”.

¡Oh! Grandiosos dioses de la Historia que visteis como Penélope tejía por el día y deshacía lo hecho por la noche, vosotros que tratásteis a Perséfone o a Dido. Minerva, Venus, Juno… mujeres, mujeres, mujeres. ¿Cómo explicáis la deriva de Vicente Rojo?

Ha tenido que aparecer una, de la tierra de Cicciolina (profesionalmente hablando), para que el inefable Barrita haya perdido completamente el juicio y haya transformado su desprecio hacia los poemas en su clavo ardiendo.

Para los no iniciados, habrá que explicar que “la italiana” es la mujer que más ha calado en Don Miguel (y en sus dos amigos españoles) y digamos que el bueno del hombre sin diente se ha dejado la vida en el empeño. Lástima.

Creo que lo suyo es que nos juntemos todos el viernes por la tarde-noche para con unas cervezas delante escuchar atentamente el relato del protagonista. Puro neorrealismo italiano.

Es curioso. El tiempo ha acabado por demostrar que las tácticas del Míkel no dan resultado. Y se abona a las que tanto criticó antaño.

Bien pensado, no sé si deberíamos insultarle o apiadarnos de él. Al fin y al cabo es un amigo.

Sin más, tras este breve noticia informativa que les adelanto, les emplazo a los próximos días.

Saludos

P.D. No me digan que este tío (que como diría el Chori ha sido engullido por el Míkel) no es único en el mundo.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , , ,

Dudas, dudas, dudas

1 añito ya… cómo pasa el tiempo. Desde entonces, todo victorias. Si nos lo llegan a decir antes…

Bueno, que no venía yo a escribir de fútbol. Me he acordado de aquel grandioso “el día 22, Italia dice adiós…” y claro está del ridículo de ayer de los viejetes o momias (ídolos, todos del Míkel) que juegan con la elástica azul y me ha dado por pensar en el líder del país: el inefable Berlusconi.

Todos le ponemos a parir. Y es lógico, por otra parte. Estamos hablando de un tipo bastante peculiar. Racista, machista, retrógrado y un largo de etcétera que les dejo a su libre entender. La cosa está en los genes: su padre estuvo vinculado a la mafia.

El tío que se autoproclama el hombre “más rico de Italia” controla el Milán, medios de comunicación y los negocios más sucios que se sepan (y probablemente los que no, también). Sacó una ley por la que no puede ser juzgado y no hace mucho volvió a comentar lo que haría con muchos de sus “enemigos”.

En fin, que el tío es un prenda.

Ahora también hay pruebas de que “Il Cavaliere” es un putero (¿no se sabía?), probablemente un viola menores y espera que no aparezcan fotos tirándose a la abuela de Gattuso.

Pregunta: ¿este tío es un hijo de perra sin precedente o es el hombre que mejor ha aprovechado los años que la vida le ha dado de los que ustedes conocen?

Es que la duda me acosa. Ha sido leer hoy a una ´señorita´ diciendo que Silvio se zumbaba a putitas de lujo y a uno le entra la duda. ¿Odiarían ser como este tío o no les importaría?

El bastardo este nació semanas después de que Franco empezara a soltar pepinos en nuestra nación. Y ahí sigue moviendo el rabo. Misterios.

En fin, si no les importa, sáquenme de dudas