Archivo

Posts Tagged ‘Muerte’

Simoncelli muere

Hay noticias que le dejan a uno helado. Si hace unos días recibimos la mejor de las informaciones: ETA termina para siempre, hoy tenemos la muerte al bies. De otra manera tan diferente y monstruosa por lo inesperado.

Se ha matado Marco Simoncelli. No sigo mucho las carreras de motos. No me gustan. Pero lógicamente conocía al tipo en cuestión. Sobre todo, porque tenía un carácter complicado. Recuerdo cuando Pedrosa no le quiso saludar. Había mucha gente que no le apreciaba por su agresividad excesiva.

Pero esto es un golpe demasiado duro como para intentar entender algo.

Vaya forma de levantarse un domingo.

Anuncios
Categorías:Deporte Etiquetas: , ,

La magia de la vida

En un rato, los mineros chilenos empezarán a salir de la mina en que se encuentran aherrojados. Es un momento histórico y demuestra que la tecnología y el saber humano siguen superando situaciones que hace un tiempo parecían imposibles. Suerte.

Si uno cierra los ojos y se imagina varios meses en la oscuridad más absoluta, comido por la ansiedad y el miedo, creo que valoraría enormemente aquello de aprovechar el tiempo que nos toca.

España, por su parte, venció en un estadio mítico a una selección maravillosa. De tradición basada en valores como el esfuerzo, el coraje y el orgullo, Scotland The Brave dejó nueva muestra de la belleza sinfónica de los sentimientos con el inolvidable Flower of Scotland al inicio. La mejor selección que jamás hemos visto y que probablemente veremos tuvo ratos nuevamente de excelencia. Silva, Cazorla, Xabi Alonso, Iniesta y Busquets volvieron a configurar un centro del campodigno de un cuento de Chéjov. Pura delicia. Y todo sin Xavi, Cesc, Navas o Torres. Villa marcó el 44 (felicidades) a pesar de un partido relativamente pobre por su parte, Casillas y Del Bosque volvieron a Hampden Park 8 años después y la selección con el gol de Iniesta (poco más de 3 meses después del día D) y Llorente (espectacular delantero) camina firme hacia la fase final del europeo de 2012.

Finalmente, el día de la Hispanidad de 2010 deja para la posteridad el óbito en forma de mirada bondadosa de Manuel Alexandre. Una vida plena y ejemplar. Siempre habrá un recuerdo para él. Hasta siempre.

Fignon est décédé

Impactado me hallo. Ha muerto Fignon.

Qué tío más sucio. Aquel escupitajo a la cámara de TVE. Aquel Tour que pedió con Lemond en el 89. Yo estaba en Francia y recuerdo seguirlo apasionadamente hasta que Perico dejó de tener opciones. Lemond era mi favorito. Darles en los morros a los franceses tenía que ser fantástico. Y lo fue. Qué caras por la calle. Qué alegría la mía. Fue la última vez que un gabacho estuvo cerca de obtener La grande boucle.

Ha muerto con 50 años recién cumplidos. Cáncer de páncreas. Leo un artículo estupendo en El País del mes de junio. Él mismo dijo que la enfermedad podía acabar con él en cinco meses. Tremendo.

No recordaba que estaba tan enfermo. Parecida sensación me embarga que cuando supe hace ya años que Claveyrolat se había suicidado. Son personas de tu «círculo cercano».

En cuanto lo supe, tuve la necesidad de compartir eso que no sé si llamar miedo con Espáriz y Ortigoza. Sabía que ellos lo entenderían. Sentirán lo mismo que yo.

El maestro Ortigoza me contesta con un apotegma sublime: «Otro ídolo reciente que se extingue… Aprovechemos la vida mientras sigamos siendo protagonistas… Algo así dijiste tú en uno de tus posts y no podría estar más de acuerdo».

No recordaba haberlo dicho, pero parece muy propio de mí.

No es que se haya muerto Fignon. Que también. Es que la vida va pasando. Y probablemente porque es lo único que conocemos, el ser consciente de que llegará el momento de decir adiós, paraliza.

En estos momentos recuerdo a Sócrates: «El temor a la muerte, señores, no es otra cosa que considerarse sabio sin serlo, ya que es creer saber sobre aquello que no se sabe. Quizá la muerte sea la mayor bendición del ser humano, nadie lo sabe, y sin embargo todo el mundo le teme como si supiera con absoluta certeza que es el peor de los males».

Es obvio que de lo que se tiene miedo es de lo desconocido.

Pero ciertamente la palabra que se me ocurre para definir estos lapsus que te atrapan unos instantes es miedo.

Llamémosle etopeya

Hablaba el sábado con el Sr. Espáriz acerca de temática variada: prosaicos por un lado, abisales por otro. Ya saben… la vida. Y la muerte.

No es arcanidad…es realidad. «Cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte…». Pero como es asunto ya tratado y convenientemente asido a la par que asumido el descaecimiento, mejor trasegar.

La pequeña puerta que Momo siempre le había pedido a Hefesto pusiera en los pechos de los humanos, a través de las que poder conocer si sus pensamientos y sentimientos eran verdaderos, pide reflexión. ¿De verdad quisiéramos conocer la balumba de la que se compone la excrecencia de esta era? Deprecaría almoneda para todos esos impíos degenerados. Toda esa escoria que por nuestra culpa (¡malditos seamos!) cumple en gran medida el inolvidable epigrama de Marcial (traducido por el canónigo don Manuel Salinas) sobre lo que sería una «buena vida» (digámoslo así):

Estas las cosas son que hacen la vida
(agradable Marcial) más fortunada:
hacienda por herencia, no ganada
con afán, heredad agradecida.

Hogar continuo, nunca conocida
querella o pleito; toga poco usada,
fuerzas, salud, el alma sosegada,
sencillez cuerda, amigos a medida.

Mesa sin artificio, leve pasto,
noche sin embriaguez ni cuidadosa,
lecho no solitario, pero casto.

Sueño que abrevie la tiniebla fea,
lo que eres quieras ser y no otra cosa,
ni morir teme ni vivir desea.

Pero ni hacienda suficiente ni prudente candidez… y además, alguna que otra noche vinolenta todavía. Al menos, sabemos que sabemos lo que sabemos y lo que no sabemos. Que no es poco.

Pagazaurtundua

Cuando ayer nos enteramos de que habían detenido al presunto asesino de Joseba Pagazaurtundua, pues como que nos alegramos bastante. Es evidente que el hecho de que gente como el tal Gurutz Agirresarobe, «un asesino gordito y amable», que dice hoy Santiago González haya caído es motivo de celebración.

Pensaba en que he sido capaz de escribir Pagazaurtundua sin error a la primera. No se trata de dármelas de escriba supremo. La pretensión es recalcar cómo ese apellido, y sobre todo la voz y la mirada de su hermana Maite, paradigma del bien, de la equidad, de la justicia y del dolor cercano ha calado en el pueblo. Ese apellido simboliza la lucha contra la banda de criminales medievales y totalitarios.

Quizás haya gente que desconozca que Joseba Pagaza formó parte del aparato político-militar de ETA en la época final del franquismo. Debió de intuir el huevo de serpiente que crecía y abandonó. No es el caso de Yoyes, pero tiene líneas comunes. Le estuvieron acosando hasta que lo mataron.

El presunto asesino (su apellido sí que no me lo sé ni nunca lo aprenderé) jugaba al rugby al lado de donde mató (presuntamente) hace 7 años. Trabajaba y vivía en Hernani. Sin mayor problema. Ni mayor ataque de conciencia.

Presuntamente también hemos de pensar que la policía ha acertado y que el tipo (de la otra detenida ni mención… que vuelva a la cárcel) que comía huevos fritos con jamón los sábados antes de su partido de rugby acabará condenado y pasará bastantes años de su vida encerrado. Justo ahora, además, que esperaba un hijo. El mismo que si, de verdad, quisiera que alguna vez se recordara su apellido, esperaría la salida de su padre de la cárcel para escupirle a la cara la palabra dignidad.

Sin palabras

Yo ya sé que esto sólo es un cutre blog. Y que nos alegramos insultándonos. Es una forma de comunicación como otra cualquiera. Realmente utilizamos este lugar para ir contándonos cosas. Y a veces (yo de vez en cuando así lo hago) mirar hacia atrás por ir viendo qué nos ha pasado, más que nada. Eso del tiempo…

Es que estoy en estado de shock. Me he quedado blanco en la garita. Todo pasa a un segundo plano. Hasta creo que me he enjugado alguna lágrima.

He llamado a mi amigo De la Osa para decirle que al final los de IBM me han concedido el curso ese de Dreamweaver. Se imparte cerca de mi ex-curro y lo daré viernes y sábado, empezando por este mismo viernes. Le llamaba, porque así quedaré con él a comer y hablaremos de los viejos tiempos.

Me dice que también llame a Rubén porque hace días le mandó un mensaje y no le contestó. Ya saben, el genial tipo que dirige La Misión en Sanse, ese bar en el que ha caído más de una copa.

Le llamo y le digo que he quedado con Jorge a comer. Me habla en voz baja y me dice que no puede hablar. Digo que intuyo que le pillo liado y que sólo era para decirle que hemos quedado el viernes. Entonces, me pregunta algo que se me quedará grabado, creo que hasta el fin de mis días:

—¿Uri, no sabes lo que ha pasado?

—No, ¿qué ha pasado? —juro que se me ha empezado a acelerar el corazón en ese instante.

—Mi padre se murió ayer.

Uno no sabe qué decir en ese momento. Lo de menos es no haberlo sabido, haberle pillado en el tanatorio y decir gilipolleces mientras tu amigo despide a su padre. Hasta cierto punto es lógico, pues no hablo con él a diario. Pero la sensación de terror crece, la empatía hace que te cueste hasta respirar. Todo se vuelve tan absolutamente inestable en un segundo que uno no sabe qué hacer. Por eso me ha dado por escribir.

Rubén parecía entero. Él es así. Por lo que le conozco sé que la fachada dura es permanente. Pero que debe de estar destrozado hasta límites insospechados. Siento una pena inexplicable.

Él ha hablado durante un rato, explicándome que hace 16 días empezó a sentirse mal y le diagnosticaron un tumor cerebral. Apenas dos semanas después, todo se ha acabado. Me ha dicho que todavía están todos en un estado de medio inconsciencia. El calor siempre frena el dolor. Encima se estaba medio excusando por no haberme podido llamar ayer y así haber ido hoy al tanatorio.

Lo siento tanto por él, por su madre, por sus hermanas, por Penélope, que no sabía qué decirle.

Uno nunca sabe qué decir ante la muerte.

Categorías:Sucede que Etiquetas: , , , ,

Ahora Chile

Comienza Marzo. Y deja otra noticia trágica.

Esta vez tembló Chile. Las imágenes de la gente aturdida buscando a sus familiares, desconsolados al ver el estado de sus entornos cotidianos vuelve a llegar a lo más profundo de nuestros corazones.

Horribles momentos, como hace poco pasó en Haití.

La presidenta Bachelet ha tomado unas medidas urgentes para asegurar el abastecimiento de alimentos de primera necesidad para los damnificados, lo que unido a la habitual picaresca que surge en estas situaciones ha provocado desórdenes y más dolor en la ciudadanía.

Lo único que hay que esperar es que todo vaya poco a poco cicatrizando y que todos nos solidaricemos con esta pobre gente que sin comerlo ni beberlo ha visto cómo su vida se ha perdido en gran medida para siempre.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , , ,