Archivo

Posts Tagged ‘Olivina’

Detalles inolvidables

Dijo Juan Benet que «son pocos los hechos que después de sorprender siguen siendo sorprendentes». Y parece que tiene razón.

Pues bien, hace unos días hemos tenido la inmensa suerte de ser sujeto, objeto (y casi complemento agente) de un detalle grandilocuente en la forma y de una finura emocionante en el fondo.

La nunca suficientemente loada Auro, ese ángel penígero alcorconero (puede parecer un oxímoron, pero hablamos de un gentilicio terrenal) y el excelso Rubén, hombre de vasto conocimiento, pero déficit futbolero nos han obsequiado (a todos los olivinos, allegados y cerdos adheridos) con un guiño a la amistad y la perenne sonrisa. Auro y Rubén se molestaron en enviar una especie de tarjeta postal —dentro de un sobre— dirigido a todos ¡¡¡desde Togo!!! (no existen las suficientes exclamaciones) que tuvo como dirección receptora el noble establecimiento que llamamos Padrao. Se acordaron de todos y de todas. Y eso llega más lejos que cualquier obsequio físico.

Las cosas no son como las vemos, sino como las recordamos. Es así. Hay momentos que no se olvidan jamás y gente a la que, por ende, tampoco podrás dejar de querer.

Anuncios
Categorías:Sucede que Etiquetas: , , , , , ,

Fiestas deslucidas

Bueno, el verano sigue su curso y en breve llegan las fiestas de Sanse. ¿Quién me iba a decir a mí que lo que otrora fue epicentro de un verano salvaje y desenfrenado ha menguado hasta el punto de que no sé si me acercaré con Mentxu más veces que a comernos un bocata?

Si además tenemos en cuenta que basura de la ralea del Míkel y Ortigoza (no tengo calificativos suficientemente duros para explicar la envidia que les tengo) están en Zanzíbar, que Fermín está desaparecido entre exámenes y quehaceres familiares, que Rodríguez está en otros lados y que Del Rosal también es pasado madrileño pues la cosa se reduce. Por otro lado, ya no vivo en Sanse, por lo que no se puede uno (no debe) mamar hasta altas horas de la madrugada y pretender coger el coche.

Hombre, imagino que parte de la olivina se pasará por allí para tomarse algo, así que en parte se compensa todo esto.

Pero si uno analiza de puertas hacia dentro, puede que los años pasen y que ya no nos mole tanto quedarnos hasta las mil y que por tanto, las excusas lo enmascaran todo. En fin. Algo haremos, eso por supuesto.

Equilibrios

Debo un post a la Olivina. No se preocupen, lo escribiré próximamente. Pero es que necesito proveerme de documentos gráficos (centenares) que posee la navarrica para hacerlo completo. Todo a su tiempo.

Adelantando algo, debería redundar en la grandiosidad de todos los miembros y sus allegados (pronto conocerán a Mentxu, no se preocupen) y en lo divertido y gratificante que es pasar un rato con ellos, aunque ellas nos ganen al Trivial.

Sólo quería utilizar este cutre-espacio para loarles nuevamente sin tino (Del Rosal dixit).

Poco más, semana de Champions con un Barça-Madrid al final del camino. Voy retrasado con la poesía, pero adelantado con la web. Habrá que equilibrar.

En breve comenzaremos los habituales cerdos de este lúgubre y lóbrego emplazamiento a darnos vueltas por los pubs irlandeses de Madrid. Tenemos la querencia a dejarnos caer por estos sitios y queremos hacer una buena ruta de viajes. La idea es uno diferente semanal o quincenal al menos. Interesante propuesta. Lo iremos comentando.

Dejo una pregunta en el aire. Imaginen que tienen como compañero de trabajo a un híbrido entre Millán Astray y Jesús Mariñas, con la falta de materia gris del primero y la incontrolable cutrez chismosa del segundo. Y notan que el sujeto en cuestión les etiqueta y cataloga a sus espaldas con el consiguiente temor, especialmente si llevan poco en el puesto. ¿Qué hacer?

A mí se me ocurren varias cosas. El problema es que todas llevan inexcusablemente 5 palabras: “darle un par de hostias”. Y la sociedad pacífica de Zapatero “el somalí” no lo ve bien. Buscaremos otras soluciones.

Río 2016

Bueno, pues tampoco en 2016.

Una pena. Objetivamente la mejor candidatura era la nuestra. Pero Río representa a ese mundo que nunca ha tenido unos Juegos y que debe emerger en esta sociedad globalizada.

Ridículo de Chicago y Tokio que también cayó. La suerte ya se sabía en la segunda votación.

Emocionante discurso de Gallardón tras no ganar y emocionante la imagen de un país unido en sus instancias más altas para organizar un evento internacional de este calibre. Ojalá se trasladase a otros ámbitos.

Decidí tras firmar ante el notario y consagrar el nacimiento de una empresa ir a ver a Carlitos alias “juerguista serdo” y junto a parte de la olivina + el Ferlein pasar una tarde entre hipótesis olímpicas y risas. Lamentable Don Miguel que pese a la decena de llamadas que le hicimos no se dignó a pasarse por el emplazamiento en el que el día anterior bien que decidió mamarse. Borracho.

Una pequeña desilusión la no otorgación de los Juegos, mas nos queda el sueño de que alguna vez en un futuro esperemos no muy lejano nos toque a nosotros.

Para digerir el golpe aproveché para con Mentxu acudir a ver El secreto de sus ojos. Campanella en estado puro. Cine argentino para contrarrestar tanto brasileño contento: ESPECTACULAR.

En fin, felicidades a Río de Janeiro. Mundial y JJ.OO. Ahora les toca a ellos. Algún día a nosotros. Y aunque el recuerdo del recuerdo se vaya desvaneciendo y nos pueda producir pena, miremos adelante. Por allí se llega al futuro. Con total certeza estén nuestros Juegos esperándonos.

De boda

Bueno, fin de semana de boda. De la Vir. Fin de semana perfecto. Extraordinario.

Reencuentro con aquellos que ya forman parte de tu vida, en un momento tan especial de la andadura de uno de ellos.

Lugar mágico, organización exacta. Todo a salir de boca. Felicidades a los casados.

Llevo un día tan empachado de Larra (y lo que me queda) que tengo las neuronas bajo mínimo y me voy a autofusilar, por lo que paso a copiar el texto que les he mandado a mis olivinianos para definir el enlace.

“El Pentateuco de la boda desde mi óptica:

1) Lágrimas de Vir al ver y abrazar a la Auro. Y de Gus cuándo lo grababa. Emocionante. Vaya crack de tío, joder. Qué buena gente.

2) Un tipo bastante obeso de treinta y pocos, creo que tío de alguien se acerca -tras haber ingerido no menos de 13 cubatas- al Del Rosal (obviamente, con quien nunca había hablado antes) para cuestionarle sobre cómo se hace para ligarse a 3 tías a la vez: IMPAGABLE. Cierto es que anteriormente en la mesa en que comimos, Gema dirigió sus únicas palabras para con el canario de esta guisa: <<>> DOBLEMENTE IMPAGABLE.

3) El borrachuzos de Rubén va a la barra libre (libre de todo, menos de gente apoyada en su supuesta libertad) y pide 2 minutos antes de que cierren 6 cubatas. Du jamais vu, que dirían los gabachos. A destacar la Auro con su enorme, ingente, hiperbólico, continental, universal, galáctico y fantástico pedal. Amo a Auro. Es vox populi, pero es que la quiero. Con locura. No es por dármelas de tipo con mucho amor a repartir, pero es que os quiero a todas taaaaaaaaaaanto tanto tanto por esa habilidad inherente que tenéis a haceros querer, que no podría asir entre mis brazos vuestros puros y sinceros corazones. (¡Vaya mariconada acabo de poner!). Bueno, que sois la hostia, coño.

4) El jodido espejo de la habitación del hostal de paredes hechas con papel de fumar de Tudela (de + de + de + de + de = Uriel escribe a esta hora con el mismo tino que Del Rosal cuando lleva 14 copas y afirma que si tuviera un arma mataría a ése o a aquél) al verme cómo le miraba me susurró por lo bajini: “¡Vaya resaca, tío!”. Si no hubiera sido por los gelocatiles que Jorge me suministró, todavía estoy parado en Torija (Rachel, ¿tú no eras de Cabanillas?) inoculándome con aguja hipodérmica suero para elefantes. No he llegado a calcular lo que comí y bebí, pero lo dramático es que si lo hago dejaría de creer en que el ecce homo es eso que apuntan los especialistas como ser superior desarrollado cerebralmente.

5) Cuando pasaban las fotos de los novios por el proyector en el bareto y uno asimila que cada minuto que pasa es un minuto menos y una foto más me dio por pensar que la vida no es sino eso: un conjunto de imágenes entrelazadas que te definen como órgano único e indivisible. Pero que gracias al paso del tiempo te permiten darle forma a tu existencia.

¿Recordáis una foto de Viryi de pequeña con unos mofletes como el Atomium de Bruselas? Esa nena, que ha pasado por lo más terrible que le puede suceder a una adolescente es ahora una preciosa “marida” con su entrañable “mújero”. De los mofletes a Canadá. Del dolor a la alegría. Todo habita y todo pasa. Pero siempre queda lo que te esfuerzas por recordar.

Como vosotros. Inolvidable olivina.”.

Y nada más, señores. Ha debutado el Madrid. Gol de Benzema. Queda mucho. Mañana una birrita con el cerdo del Míkel que se va de vacaciones á Estonia. Vaya perro.

Finde maño

Y miren que yo era de los que decía que una vez acabada la facultad no volvería a ver a los compañeros de 5 años. Aventuras y desventuras las vividas. Periodo importante en vida de una persona. Nada menos que un lustro.

Este fin de semana tuve tiempo de pasar con la gran mayoría de ellos un vibrante fin de semana. En Castejón de las Armas, allá cerquita del Monasterio de Piedra. Aprovechamos incluso para acercarnos a ´Calata´(hay que ver, Del Rosal, vaya apócopes que se inventa usted).

Lo típico: comer como cerdos, beber unas cervecitas y reírse a carcajadas con anécdotas pretéritas y futuribles. Eso sí, uno se da cuenta de que se hace mayor. El cansancio hace mella antes y las otrora fuerzas típicamente juveniles, no es que precisamente salgan a la luz.

Y poco más, que volvemos a empezar la semana, sabiendo que hay muchas quedadas pendientes. A ver cuál es la siguiente. Esperemos que sin tardar mucho: en el puente de Mayo. Destino…está por confirmar, pero casi seguro Lisboa.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , , , ,

Uvas y alegría canaria

Nunca he considerado una idea especialmente atractiva el comparar situaciones. Seguramente, porque es imposible hacerlo de forma perfecta. Lo que nos sucede hoy puede parecernos más o menos, mejor o peor, que lo que nos ocurrió antaño, pero al tenerlo más reciente siempre posee un plus (insisto, negativo o positivo) que el tiempo hace que desaparezca en las vivencias pasadas.
Por eso, intentaré no ser excesivamente categórico si digo que esta nochevieja es aquella en la que, posiblemente, más y mejor me he reido y tal vez, más y mejor lo he pasado en mi vida.
Las Palmas de Gran Canaria, concretamente, el fastuoso hogar del ínclito Del Rosal tuvo la culpa.
Han sido 3 días y medio de alegría y desenfreno, de sol y playa, de temperatura paradisíaca y banquetes novelescos.
Ha pasado, otras veces, que la compañía del viaje ayudaba al disfrute, pero el escenario no era el idóneo para la risión continuada. No es el caso de este final de 2007.
Llegamos el sábado de mañana y volvimos el martes de mañana. Lo de en medio fue apoteósico.
Conocimos a la familia del Sr. Del Rosal. Indescriptible y grandiosa la anfitriona y en general toda la estirpe del Paseo de San Antonio. Pero vuelve mi enjuta persona a quitarse el sombrero ante la bondad mostrada para con los godos visitantes. Gracias, de todo corazón.
Conocimos también a los amigos de Carlitos: sobre todo Dave y Kike. Buenas personas. Buena gente. Cercanos. Con sus excentricidades, pero buena gente.
Pudimos bañarnos en la playa, ¡a finales de año! Primero en la playa de Las Canteras y posteriormente, en el sur de la isla en Maspalomas, cerca de la requetenombrada Playa del Inglés. Mucho guiri por esos lares.
Nos hinchamos a mojo, a papas arrugadas y a ron arehucas…lo básico para subsistir. El Míkel exigía cada pocos minutos una buena ración de estos manjares (en su defecto, sustituía el Arehucas por whisky), pero no salió descontento. El Perro, por su parte, dio la nota negativa al ponerse malo la primera noche y quedarse en la cama sin disfrutar de la mega-juerga sabatina, primero de botellón, después en una garito inmenso al aire libre, donde las canarionas mostraban sus encantos por doquier.
Allí coincidimos también con Auro y Rubén, que conocían la zona, puesto que llevaban desde Navidad por Las Palmas. Al final con la tontería nos juntamos unos cuantos y las risas, los chistes y las chanzas se fueron superponiendo unas a otras. Cuando estábamos todos juntos nos acordamos de la Olivina y volví a lamentar la no presencia de la querida Esthercilli.
Referencias constantes a Enjuto Mojamuto (véase Muchachada Nui), a Mari Marrrrrrrr (tremenda la primita de Carlitos) y a los gayer de la zona hicieron que las bromas se sucedieran.
El alcohol ya hizo mella en diversos pasajes del viaje, hasta el punto de que el Míkel roció convenientemente a Rubén con Santa Teresa (otro ron) y montó varias “mikeladas”, como la escena vivida de final cuando no conseguía cerrar su maleta.
No todo fue juerga y desenfreno. También hubo tiempo para cultura. Visitamos el centro de Las Palmas, conocimos Teror (y su chorizo…¡Ay como mol, ay como mol, ay como mola el paracetamol!), el Puerto de las Nieves lindando con Agaete…
Hubo también tiempo para desarrollar la actividad favorita de Del Rosal, cuando viaja a las islas, osease jugar a la consola. Revivimos los tiempos del Street Fighter. Tremendo.
Vivimos en nuestras carnes la toma de uvas una hora más tarde de lo exigido peninsularmente hablando y nos reímos con tantas y tantas anécdotas que salieron a relucir.
Posteriormente se produjeron las pertinentes llamadas y mensajes a los familiares y seres más queridos para felicitar la entrada del nuevo año.
No sé qué opinará el resto de aquellos que viajaron conmigo a tierra Del Rosaliana, pero yo salí encantado y deseando poder volver en el futuro.
Gracias a todos los que lo hicieron posible.