Archivo

Archive for 27 mayo 2009

Pesadilla (3ª parte)

Pues nada. Lo que temíamos algunos se ha cumplido. No tenía mucho mérito la verdad. Ya tienen el triplete.

Lo que nunca hemos sido capaces de conseguir. Han ganado la Copa de Europa -el título por excelencia- con una superioridad insultante.

Tienen los mejores centrocampistas del mundo. Tienen a un delantero letal, al jugador probablemente más brillante que existe. Un bloque estructurado, compacto, hecho y aparentemente sin fisuras. Encima son jóvenes la mayoría de los importantes. El Madrid tiene policías registrando el Bernabéu y toda la incertidumbre.

La situación actual es trágica. El eterno rival tiene equipo para años y años. Tiene un gran entrenador y un futuro que ya nos gustaría a los demás.

Florentino, sálvanos. Por favor.

Anuncios

Involución genética

Recuerdo que pensé escribir algo sobre esto, pero lo he ido dejando.

Volvía el sábado del Máster con las noticias de Onda Cero en la radio y entre las múltiples buenas nuevas que nos depara el “mundo de los hombres” escuché algo así como que en lo que va de año 3000 madres/padres han denunciado a sus hijos por maltrato.

Pero ojo, según afirman los entendidos, la realidad es que el dato es a todas luces inexacto. Parece ser que este total es menos de la mitad de las vejaciones reales.

Además, al hablar de maltrato no sólo deberíamos entender las agresiones propias de los delincuentes (golpeos, patadas, puñetazos) sino que el maltrato psicológico es a veces peor, más cruel y mucho menos publicitado.

Piensen, por tanto en la abominable cifra que resulta al intentar calcular este producto de la bajeza humana más repugnante.

Alguna vez he hablado con el Míkel (imagino que con más gente, pero es que recuerdo vívidamente haberlo hecho con él tras el episodio de ese ser a mitad de camino entre el rinoceronte y el dinosaurio que es el Flá) sobre esta cuestión y hemos llegado a una conclusión bastante justa: paliza sin paliativos a ese tipo de execrables personajes.

¿A qué clase de residuo se le puede ocurrir pegar a su madre? Imaginen un segundo a su madre. Después imaginen que alguien la golpea. Si alguien me niega que en ese mismo instante querer asesinar a ese agresor y hacer lo posible por hacerlo no son uno que me lo explique. Pues piensen que el que pega, insulta, hiere o falta es un hijo/a. Es el cataclismo.

El problema es muy grave. Pero no hace falta abrir los ojos y dejarse los lacrimales encima de estos vergonzosos números para preguntarse qué está pasando. Simplemente con salir a la calle y ver al típico niñato de mierda que no se levanta en el Metro para cederle su asiento a una anciana, o el típico ser inferior que va con la música a toda pastilla sin importarle los conciudadanos y así podríamos poner ejemplos hasta el fin de los días.

Probablemente el problema atañe también a las familias por la educación tan pobre que se da en muchos casos. En la que no se respetan unos mínimos valores o unas reglas que deberían ser inherentes a cualquier persona con los genes correctos.

En fin, lo peor es que la solución está “a mil jodidas millas” (Pulp Fiction). No es a corto plazo. Ni mucho menos. La crisis del mundo no es sólo económica. Tal vez, unas se entrelazan con otras.

Pasando revista

Joder, después de 3 días con un trancazo (catarro; no los que suele deglutir Arsenio Wenger… ese tipo que no viene al Madrid) de cuidado parece que la cosa remite. Alergia, gripe, catarro o vaya usted a saber qué, pero lo que le pasaba a Miguel (Migueeeeeeeel, ponte bueno, Migueeeeeel) lo he tenido yo.

Tuve que anular algunas salidas pendientes con el susodicho Rojo y también con el Sr. Ortigoza. La semana que viene tenemos final de Champions y será un buen momento para quedar y tomar alguna birrita.

Por lo demás, espero que el Ferlein nos cuente qué tal lleva esos 3 años de noviazgo profundo. Por lo menos él sabe cuándo toca aniversario. Mr. Rodríguez nos confirmaba hace días que él ni sabe ni quiere saber. Obviamentente no se lo cree nadie. Está crecido. Todo porque ha aguantado más de un día hasta más de las 12 de la noche. Este fin de semana será más complicado verle el pelo. Al tiempo.

Por último, ojito a la vergüenza de personaje que es el Zurita. Ha vuelto a venir a Madrid sin avisar a nadie e incluso salió el otro día con su amartelamiento a cuestas y la que lo provoca por las fiestas de Madrid (sí, donde estábamos también nosotros) y no nos dijo nada. Patético. Éste es el que decía que éste “lo está haciendo mal” (cuando alguno desaparecía sin dar señales de vida) o que aquél “no cuida de sus amistades”. En fin, se suponía que pasaría algo así. Me sé de uno que está contento de no recibir tantas llamadas.

Y finalmente, Neptuno (Del Rosal, el del tridente) sigue con sus estudios ahora que ya se ha convocado su examen. La duda radica en saber cómo van esos ronquidos fraternos que provocan cierto cabreo en Mareítos. En fin, este fin de semana se torna una buena opción para salir de dudas.

Y poco más. Estoy con un cubo de metal vomitando de forma abrupta y mefítica. No lo puedo remediar. Es escuchar al remedo de paleto de pueblo del sur de Texas de la Cadena SER esputar y gorjear mierda por las ondas y mi cuerpo cambia de estado. Para refrendar esa simbiosis que tenemos los ex creyentes en esta fórmula radiofónica con el anormal de Brunete, él vomita y no deja de pegarle patadas al tumbaburros, yo hago lo propio combinado con unos cuantos eructos. Muy paletiles, ellos. (Los eructos).

En fin, la abyecta y patética entrevista de lupanar de tercera que la basura analfabeta le hizo ayer a Onieva estuvo a la altura de ese comentario que hace días le hizo completamente altivo a Guillem Balagué: “Yo conozco a Florentino Pérez más que tú y te digo que Wenger viene”. Imaginen una situación en la que un botarate (no sé, por ejemplo el mamporrero del Padrao) le enmendase la plana al Míkel sobre cómo comerse un buen tomate o sobre cómo folgar después de haberse mamado una botella de Limoncello. No puede ser. Es inconcebible. Pues sí. El lerdo analfabeto está por encima de todos. Cuando realmente no sabe ni pretende.

Joder, hay veces que hay que reconocer que tenemos lo que nos merecemos. Que escuchemos a este inepto no tiene nombre.

En fin, que me caliento.

Pues nada, señores. Este fin de semana no hay excusa. Nos vemos y nos ponemos al día.

Joder, y ahora se pone a opinar sobre Fórmula 1. El tipo que en la primera gran entrevista que concedió Fernando Alonso como campeón del mundo, le sacudió a los oyentes una primera cuestión inolvidable: “…Oye, Fer Fer Fernnnando, ¿cuánto vale una rueda?”.

Con dos cojones.

Buenas noches.

La palabra del adiós

Se fue cuando oscurecía allí. Aquí ya hacía tiempo que la noche nos hablaba. No quiso molestar.

Cuando Antonio Vega fue definido como “ese chico triste y solitario”, imagino que el nombrador lo hizo al verle leer. Un libro de Benedetti, probablemente. Y es que desde que lo escribiera el uruguayo, tiene sentido. “Nunca pensé que en la felicidad hubiera tanta tristeza”.

Lo peor de haber perdido a Mario es que no tenemos quién nos escriba. No tenemos quién nos hable con sentimiento. Porque de esos hay muchos. Pero no te cuentan la verdad. O al menos a pecho descubierto.

Porque “Benedetti llegaba a todos porque su poesía era ligera y a la vez profunda, no tenía la pesadez de los poetas enigmáticos y hacía versos de los de tomar prestados para dejarle a alguien caer en un momento de desesperanza, de amor, o de nostalgia”. Creo que no se puede explicar mejor.

Mario Benedetti era alguien sin pretensiones literarias. Su única grandiosidad se basaba en la sencillez. En la profundidad. En la quietud de sus latidos hechos versos. Era accesible a todos.

Le cantó Serrat, le leyó Saramago, le disfruta la humanidad.

En el Máster alguien dijo que era un poeta leído por los no lectores de poesía. ¿Quizás debieran preguntarse por qué? ¿No es cierto que la poesía es probablemente lo más subjetivo que existe?

Sale de alguien que encuentra las palabras exactas para sacar lo que lleva dentro de sí. Que combina y conjuga sus experiencias, sus dramas, sus sueños, sus melancolías, sus alegrías. La poesía no deja de ser aquello que líricamente es capaz de decirte alguien como tú. Pero no es fácil llegar. Porque no es fácil la vida. Porque no es fácil la muerte.

No es un buen día hoy. Se ha ido uno de los nuestros. Mario, era uno de los nuestros. Por eso le queríamos tanto. Por eso, hoy la tristeza es poesía. Pero las palabras no son suficientes.

El ser superior

Esta temporada ha sido uno de los mayores desastres de los últimos años.

Jugadores secundarios, falta total de juego, corrupción y ladrones en la directiva, personajes como el del chorreo, el biimputado y más basura de esa calaña en el alero producen un cociente indigno para el mejor club del siglo XX.

Nuestro histórico rival ganó la copa, ayer la liga y se juega la champions en 10 días. Lo que siempre hemos querido hacer nosotros y a lo que nunca nos hemos aproximado.

Conjunto, este que opta al triplete que nos ha humillado en casa, al igual que el Liverpool en Europa.

La situación apunta al despelote final. A la descomposición del núcleo. Al derrumbe. A la lágrima continuada.

Pero hete ahí, que ha vuelto. Él ha decidido que no se nos puede dejar solos. Se acabó la imputación gratuita, la chanza barata, la deshonra universal… la carcajada despreciable del Míkel. Porque vuelve el Mesías. El ser superior. Vuelve Papá después de su periplo por alta mar.

La jindama empieza a apropiarse de Mr. Rojo. Le vamos a guindar a Xabi Alonso en pocos días. Así como hace pocas horas (parece) se concretó la llegada de Kaká. Sí, ése que prometió el biimputado.

El Madrid no dejará de tener ese plus que implica su camiseta y que ha permitido ganar 2 Ligas y 1 Supercopa con un equipo menor. Pero además tendrá juego. Representación adecuada y lo mejor de lo mejor.

Pobre Don Miguel. Su odio desmedido por todo lo blanco (siempre que no se pueda comer) le lleva a negar la realidad, contestar con evasivas y desviar la atención. Ha empezado a conciliar mal el sueño. Sus ronroneos se van a convertir en pastillas para dormir.

La que te espera Don Miguel. Cuánto lo siento. Disfruta con estas penas pasajeras blancas. Y despídete de los Cannavaro, Faubert, Van der Vaart, Drenthe y todos esos impostores. Vuelve Floren.

Y con él… llegó el espectáculo.

Error humano

El Barça es campeón de Copa. Por paliza. Sin rival. No hubo color.

Bueno, no hubo color… ni himno. TVE decidió de forma vergonzante cortar la retransmisión para conectar con un barrio de bilbao y con otro de Barcelona.

TVE dice que fue un “error humano”. Con dos cojones. Nos deben de tomar por imbéciles. Justo va a empezar y conectan con unos enviados especiales a Canaletas y al Arenal, en Barna y Bilbo respectivamente.

El escándalo es brutal. Censura en 2009!!! Impresionante. Era evidente que los tarados nacionalistas de los dos equipos iban a pitar el himno, pero en vez de aguantar con dignidad y simplemente mostrando lo que ocurría decidieron cortar.

Y para terminar la chapuza ponen en el descanso el himno con el ambiente de la grada (o sea, los silbidos) completamente capado. Jamás vi algo igual.

De país de tercera división. Y es que en TVE3 sí que pudo verse todo. ¡Y es la misma señal! O sea que el verdadero “error humano” es tomar a la gente por imbécil. Y no me paro a comentar la retransmisión en sí. De los años 60. Para llorar.

Todos sabemos lo que pasa en este país y concretamente en Euskadi y Cataluña. ¿Por qué ocultar esta realidad? Lo que han conseguido es que así se vaya a hablar mucho más de lo que parece un complejo ancestral que de la gentuza que pitaba el himno.

No es el momento de entrar en el eterno debate de la independencia y todas esas cafradas de los anticonstitucionalistas de siempre. Lo realmente grave es la censura a la que hemos asistido hoy. Y la sensación de que hay quien se avergüenza de uno de los símbolos de nuestra constitución. Y por tanto de nuestra libertad.

Se ha dado publicidad a la basura intolerante. Por parte de quien pretendía evitarlo con técnicas propias de Torquemada. Para llorar.

La pena es que TVE funciona según lo que le dicta el gobierno. Tampoco nos engañemos. Habrá momento para discutir si las órdenes venían de algún sitio en especial.

Este país tiene problemas demasiado importantes como para preocuparnos de estas nimiedades. Pero sólo es un ejemplo más de lo atropellado que es todo por estos lares. Y eso no es un error humano. Son muchos.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , , ,

El Guadiana de Sanse

Sábado a la noche. Bar de Rubén. Sin él.

Tras una gran jornada con mariscada de época con película y tarde fantástica con esa gran mujer que ustedes ya conocen, decido tomar unas copas con esa gente tan particular que tan bien y también se conoce.

Pero la decepción es mayúscula cuando se vuelve a comprobar que el abuelito tampoco viene hoy. El ínclito Rojo y el Sr. Escobar me acompañan en esta tarea de socializar, reír y divertirse.

La pregunta que lanzo desde este cutre-foro es acerca del paradero desconocido de Rodríguez. ¿Qué pasó con…?

No sale nunca o casi nunca, no viene a Madrid, porque es lejos. No viene por Sanse, porque es cerca. No quiere comer esto o leer aquello. Gruñe, se mosquea y se cabrea.

Interrogo a Rojo y no entiende. Rodríguez gruñe, se mosquea y se cabrea con frecuencia. Y a veces ni devuelve las llamadas.

Surgen las especulaciones, las cavilaciones y las preocupaciones. ¡Rodríguez, sal del asilo y disfruta de tu juventud!

Anda que no nos quedan partidos de baloncesto que jugar y pacharanes que sorber. Goleadas al Madrid que contemplar y risas que compartir.

Rodríguez, debes entender que no tiene gracia meterse con tu vejez anticipada si no estás delante. ¡Vuelve al redil, José Luis!

En fin, habrá que seguir instigando al egregio Rodríguez para contar con él. Próxima parada el miércoles a la hora de la final de Copa.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , , , , ,