Archivo

Archivo del autor

Perla nº32: Real Madrid – Milán (Semifinales Copa de Europa 1988/1989)

En fin, es un palo duro, pero no está de más reconocer dónde había un equipo de esos para la historia, ahora que tanto se habla de el de Guardiola.

El Madrid perdió esta eliminatoria 1-6… y empezó marcando Hugo Sánchez tras un córner. Dicen las crónicas que el Milán era sobre todo innovador en aquello todavía algo prehistórico de tirar el fuera de juego. Presionar en el centro del campo y adelantar la defensa para inutilizar el ataque del equipo rival. En eso fue un maestro Baresi. Todos lo dicen. Pero ojito al equipo… un tal Maldini en ese lateral izquierdo (siempre se le acusó a Michel de no haber sido capaz de superarlo ni una vez en todas las ocasiones en que se encontraron), junto a Costacurta y Tassotti. En el centro del campo Ancelotti, Donadoni, Rijkaard y Gullit… sí, sí, frótense los ojos. Delante un tal Marco Van Basten.

Es cierto que aquel Madrid es el que conseguiría su cuarta Liga y era un equipazo. La Quinta + Hugo + Schuster + Buyo, etc. Pero vamos, que no hubo nada que hacer.

Recuerdo haber leído unas declaraciones de Schuster en que comentó que en Italia, en la vuelta, simplemente viendo cómo calentaba el Milán, la velocidad a la que tocaban el balón intuían que les iba a caer una buena. Y es que imaginen… a ese Sacchi combinando a la Holanda campeona de Europa el verano de antes con los italianos ya nombrados anteriormente. En fin, paliza que no se olvida.

Ida: Real Madrid 1 (Hugo Sánchez) Milán 1 (Van Basten)

Vuelta: Milán 5 (Ancelotti, Gullit, Rijkaard, Van Basten y Donadoni) Real Madrid 0

Anuncios

Feliz año 2012

En fin, amigos. Es evidente que en las últimas semanas la producción de entradas se ha reducido sustancialmente.

La falta de tiempo, la necesidad de focalizar el ¿ingenio? creativo en otros proyectos y una cierta apatía tras cinco años y medio al frente de este basurero cibernético han hecho que el blog se haya visto reducido a su mínima expresión.

No se asusten, aunque he pensado en cerrarlo todo, me he dado cuenta —gracias al consejo de algunos de los habituales cernícalos lagartijeros que por aquí pululaban— que sería un error. Exacto.

Intentaré sacar tiempo y volver a actualizar esta bitácora del erebo para placer y dislate, para la fruición y para la estulticia… y es que ¿qué haríamos sin un lugar tan propio para insultarnos?

Pues eso, quedan muchas perlas hasta llegar a las 100, quedan muchas palizas del Barça por analizar, más carreras por saborear y además tenemos que estar preparados para ese 21 de diciembre de 2012 en que acabará el mundo. Así que, no se asusten, esto solo ha sido un receso. Volveremos.

De hecho, nunca nos fuimos.

Feliz año a todos. Libertad, amnistía y una tía cada día.

P.D.: Y a poder ser… que a los políticos corruptos, a los banqueros ladrones, a los defensores de la indignidad humana se les atraganten las uvas. Y si no (o si sí, también) que se vayan un poco a tomar por el culo.

Categorías:Sucede que

Nada que hacer

¿Alguien lo dudaba?

Lo que yo he hablado tanto con mi amigo Del Rosal se ha confirmado. Hay varias evidencias palpables: el Barça es el mejor equipo que jamás veremos, el Barça es mejor que el Madrid y el Madrid debería ser consciente de una vez que no tiene ninguna opción de ganar al Barça sin una estrategia adecuada.

El Madrid (ni nadie) no le puede ganar al Barcelona sin poblar el centro del campo y cerrar espacios atrás. O sea, apretar el culo y ser inteligente. El Barça junta jugadores en el centro del campo con una habilidad técnica y facilidad pasmosa para combinar y la única forma de parar eso es intentar «trabarlo». Es así de duro. Si dejas a Xabi Alonso y a Lass contra Busquets, Xavi, iniesta, Cesc, Alves y Messi, el KO es absoluto. En el campo se veía perfectamente a partir del minuto 30: equipo partido por dos y sensación de peligro de gol del Barça cada vez que superaban la línea del centro del campo.

Desde que llegó Guardiola toca sensación de ser machacados —como mínimo— una vez cada año: 2-6, 0-2, 5-0 y ahora 1-3.

¡Ojo! 1-3 y gracias, porque si esto acaba otra vez 2-6 nadie se hubiera sorprendido. Para mí ha sido un naugrafio de Mourinho. No sé si el cuerpo le pedía a Pepe en el centro del campo o al menos un trivote o lo que fuera, pero no lo ha puesto y por eso la inferioridad ha sido tan abismal en el centro del campo.

Entiendo que pueda parecer (especialmente a los puristas —que suelen ser ventajistas—) que jugar en función de tu rival en momentos determinados sea síntoma de pequeñez, de encogimiento o de no sé qué gaitas: la realidad es que eso es inteligencia. Cuando el PSV eliminó al Madrid fue inteligente, cuando el Steaua le ganó al Barça en los penaltis fue inteligente. Es así. No se puede obcecarse en algo que no puedes conseguir: el Barça es el mejor y no le ganas jugándole de tú a tú y partiendo el equipo. Es así de claro.

La liga está viva y bla bla bla. El Barça es mucho mejor que el Madrid y lo lógico es que se la acabe llevando. Es la historia de cada año. Desde hace ya varios. Y los que quedan. Messi no tiene 25 años, Iniesta no llega a 28, Cesc, 24… es para llorar.

Categorías:Fútbol Etiquetas: , ,

Perla nº31: Borussia Dortmund – Juventus (Final Copa de la Uefa 1992/1993)

En fin, no sé si recuerdan esta final a doble partido, pero fue un espectáculo. Era una gran competición la Copa de la Uefa de entonces, para qué engañarnos. Lo de la actual Europa League es un chiste.

El Borussia Dortmund tuvo un recorrido desigual hasta la final. Se cargó al Celtic de Glasgow, al Zaragoza de manera ajustada (lo pasaron mal en La Romareda; de hecho fue un baño de los maños, pero no pudieron remontar: recuerden aquella agresión al árbitro y el toque nostálgico de ver a Brehme marcar un penalti con la derecha) , también a la Roma remontando en Alemania en cuartos y al Auxerre por penaltis en Francia. Y es que era un equipo, el alemán, bastante interesante: buen portero, Klos, el germano Reuter en el medio, Chapuisat en punta… pero a todas luces insuficiente para poder vencer a la todopoderosa Juventus.

La Juve, por su parte, formaba ya gran parte de la futura campeona de Europa: Peruzzi, Conte o Vialli, entre otros. Además —y curiosamente— dos alemanes extraordinarios en sus filas: Kohler y Möller, un gran Dino Baggio y sobre todo, el extraordinarísimo Roberto Baggio, «Il Codino», un jugador maravilloso, difícilmente repetible con una capacidad fantástica para crear juego, resolver en el área y aumentar exponencialmente la capacidad competitiva de su equipo. Un artista del balón.

Esa Juve eliminó al Panathinaikos, al Sigma Olomouc, al Benfica en cuartos y al PSG (que se había follado al Madrid, era un grandísimo equipo… y de hecho la Juve lo pasó mal mal) en semifinales.

La final, como decía, se disputó a dos partidos. El primero en el Westfalenstadion con un 1-3 definitorio para los italianos. Ojo, porque el hermano pequeño del mítico Karl Heinz Rummenigge, Michael, adelantó en el primer minuto al Borussia, pero fue puro espejismo. Dino Baggio y el incombustible Roberto Baggio por dos veces dejaron la eliminatoria resuelta. La vuelta fue un trámite y el 3-0 dio como resultado un 6-1 global con el que la Juve conseguía su tercera copa de la Uefa.

Ida: Borussia Dortmund 1 (Rummenigge) Juventus 3 (Dino Baggio y Roberto Baggio (2))

Vuelta: Juventus 3 (Dino Baggio (2) y Möller) Borussia Dortmund 0

¡Vivos!

Seguimos vivos. Ha sido duro, intenso, pero tremendamente gratificante.

La Media (o Medio) Maratón de Benidorm ha sido nuestra primera experiencia con el fondo de verdad y habrá que repetir, claro está.

Contábamos con la inestimable ayuda del Sr. Ortigoza y el Sr. Juan Pedro, habituales de esta prueba y que nos dieron consejos antes de salir. Eso siempre ayuda. Hay que reconocer que las condiciones fueron todo lo favorables que se puede esperar; buena temperatura (no hizo calor ni hubo humedad especialmente reseñable, ni tampoco exceso de frío), no llovió, el terreno plano fue idóneo para que el sufrimiento fuera algo menor y el recorrido por la avenida principal de Benidorm, así como el espectacular paseo marítimo (y el también agradable casco viejo) terminaron por convencernos de que podríamos conseguirlo.

Juan Pedro se salió y terminó en 1 h. 43′, un servidor entre 1h. 56′ y 1h. 57′ (o mi reloj falla o yo me paré antes, pero hay un margen de casi un minuto que no acabo de entender), Dani clavó las 2 horas y el inconmensurable Miguel Barra hizo poco más de 2h. 17′. El Sr. Ortigoza, estuvo con todos, asesorando, ayudando y ejerciendo prácticamente de ángel de la guarda. Su importancia para que todos acabemos ha sido capital. Además, ejerció de fotógrafo y en cuanto podamos mostraremos alguna de estas imágenes. Lo que pueden ver por aquí es la de los ganadores…

Es una experiencia verdaderamente dura, no nos engañemos. Cuando uno llega a los 18-19 kilómetros la cosa se pone peliaguda, pero el haberlo conseguido es una de esas historias que siempre podremos contar: la primera vez que corrimos 21 kilómetros y 97 metros.

Existen ya varias posibilidades de cara al futuro; algunas concretadas, como los 10 km. de Aranjuez y el Cross de Ávila y otras en la lejana lontananza como los 10 de Laredo, la media Vigo-Baiona (todo por la costa), la de Dublín, etc.

Correr es un placer, pero todo lo que está a su lado tampoco es moco de pavo.

Seguiremos informando de futuras proezas.

Llegó la hora

Pues sí, llegó la hora.

Es el momento de saber si podremos o no con una media maratón. 21 kilómetros y 97 metros después es probable que solo quede de nosotros el cadáver.

Míkel, Ortigoza, Dani, Juan Pedro (a última hora) y un servidor nos vamos a Benidorm a correr nuestra primera media maratón.

Ha habido demasiados contratiempos en la última época como para pensar en hacer el mejor tiempo que alguna vez pensamos y a día de hoy el objetivo consiste en simplemente acabar. Así de cruda es la realidad. Serán unas dos horas —más o menos— de sufrimiento continuo. Joder, va a ser terrible.

Encima me pierdo el Madrid-Atleti en el Bernabéu; de verdad que eso me jode mucho, pero ya habíamos planificado la carrera y seguro que algo podremos hacer allí para verlo.

El Sr. Ortigoza llevará la cámara para hacer de fotógrafo improvisado y los demás haremos como que somos deportistas… Aunque la verdadera juerga debería de producirse después. Habrá que celebrarlo (con dolores por doquier) de la mejor manera que se pueda. Si hay tiempo caerá un bañito en el mar y si no pasa nada raro el domingo deberíamos volver a casa.

Entiendo que para muchos de los que nos conocen y saben de nuestras habituales visitas por Padrao esto puede parecer una locura o una quimera… Digamos que no les falta razón.

Lo dicho, amigos, a la vuelta les contaremos.

Vayan preparando las esquelas.

Categorías:Sucede que Etiquetas: , , , , ,

Perla nº30: Barcelona – Oporto (Semifinales Champions League 1993/1994)

Era el formato antiguo de la Champions, competición que acababa de nacer, como quien dice. De los dos grupos previos, llegaban a semifinales los dos primeros de cada uno y a partido único (en campo del primero de cada grupo) se disputaba el pase a la final.

Uno de los mejores equipos que dirigió Cruyff al frente del Barça destrozó al Oporto con aquel descomunal tanto de Koeman en la segunda parte. Han pasado los años, pero creo que nadie ha olvidado el gol desde su casa del holandés. Antes, Stoitchkov había rematado a la red dos internadas por la izquierda del debutante ese año, Sergi Barjuan. Dos golazos también, calcados. Y que arrancaron, curiosamente, de los pies de Romario. Si recuerdan la ley de los tres extranjeros, se darán cuenta por tanto que el que salió del equipo en esa parte final de la temporada es Michael Laudrup (de hecho acabaría fichando por el Madrid).

El Barça jugaría la final contra el Milán y sería vapuleado. Eso fue otro cantar. La realidad es que ese día se metió en la final dando un baño a los portugueses del Oporto en el Camp Nou.

1/2 Final: Barcelona 3 (Stoitchkov (2) y Koeman) Oporto 0