Inicio > Uncategorized > Entre pastillas y calores

Entre pastillas y calores

Está claro que el torneo es una basura. Eso de Confederaciones suena a alianza de civilizaciones. Vamos, que cuesta tomárselo en serio. Pues aún así, cuando subía a rematar Buffon veía el empate de Italia. Estos tíos como siempre. Y el caso es que tras esta derrota están casi casi fuera. Imagino que el Míkel impondrá la cordura para decirme que es evidente que se producirá un empate a 6 puntos y que Italia pasará por coeficiente Fifa o algo de eso.

De todas formas, ya que tenemos señalado en el calendario el miércoles como una gran noche tras un Friday´s de calentamiento en que España (imagino que primera de grupo) se medirá a Brasil, Egipto o la inefable Italia. Estará bien.

El caso es que estoy ´reventao´. Todo el día por ahí para variar. Editorial y luego a Toledo a ver el funcionamiento de la imprenta. Un calor de pelotas y atasco a la vuelta en la típica excursión que hacíamos tiempo atrás. Y con la mochilita típica. Me he visto como en la época del instituto.

Vuelvo y el Madrid todavía no ha fichado a Villa. Pero llegará. Y Xabi Alonso que ha dejado claro que quiere venir a formar parte de ese conjunto que hará feliz al mundo en Chamartín. No sé si el Míkel podrá estar más contento.

Bueno, poco más. No sé si contarles que llevo unos días despertándome quinientas veces por la noche y no duermo de un tirón, así que el otro día además de comprarme el Propecia y logística o´conelliana, me dio por comprar Bendormir, unas pastillas milongueras que dicen que ayudan a dormir. Por probar… Si la cosa no va, siempre puedo volver al homeópata tan fenomenal que todos conocen. Tenía que estar contento el de la farmacia. Me dejé más pasta que la que se deja Del Rosal en sus sábados en el Padrao.

Por cierto, al llegar a casa tenía un mensaje de mi primo el artista. Su español apenas se entendía, pero decía algo de traer “jamón serrano”. Joder, de verdad ¿se van a perder la fiesta?

Anuncios
  1. 19/06/2009 en 09:05

    NEGRO

    Dicen que en épocas de crisis florece el género negro: novelas, películas, esas cosas. Puede ser. De un tiempo a esta parte, consumimos bastantes peliculitas policiales estrictamente negras. Los Mossos d’Esquadra catalanes han protagonizado varias piezas de violencia intimista, muy celebradas. Ayer alcanzó gran audiencia una obra, esta vez filmada en exteriores, en la que un grupo de policías de Barajas interactuaba, por decirlo de alguna forma, con un ciudadano senegalés. A diferencia de las películas de origen catalán, que carecen de banda sonora, en ésta había voces. Se escuchaba, por ejemplo, una voz infantil en francés: “¿Por qué lo tiran por el suelo?”.

    Las imágenes son desagradables. Tanto, que no quiero volver a verlas: podrían acabar confundiéndome. Y éste es un asunto en el que conviene mantener las ideas claras. No sé si los policías se extralimitaron y usaron con el ciudadano una violencia innecesaria. No lo sé y, francamente, me importa poco: es relativamente irrelevante dentro de la historia que, con una elipsis hábil y reconcentrada, cuentan las imágenes.

    La historia es la de un tipo que ha hecho un viaje largo, caro y quizá penoso (ignoramos si se trasladó en avión o en patera) desde Senegal hasta España. El tipo quiere cambiar de vida, a mejor, y establecerse en Europa: haya delinquido o no, lo que caracteriza a un emigrante es que tiene un gran proyecto vital e intenta llevarlo a cabo. El tipo, para su desgracia, es detenido y expulsado de vuelta a Senegal. Su proyecto vital se va a hacer puñetas. En este contexto, ¿creen que lo importante son 10 minutos de maltrato sobre la pista de un aeropuerto? No, eso es una simple metáfora en imágenes. Lo esencial es la expulsión, el fracaso, el fin del sueño.

    Cuando un Gobierno establece una política de expulsión o deportación de inmigrantes clandestinos, porque lo exige gran parte de la población, suceden estas cosas. Es bueno que las veamos: nos obligan a recordar que la sociedad española las exige. ¿Alguien cree que las expulsiones son corteses y bienhumoradas? No, son así. Y esto, según los sondeos, es lo que queremos.

    Indignante, ¿no?

  2. Anónimo
    19/06/2009 en 11:11

    Aspirina… ¡PRESENTE!

    Propecia… ¡PRESENTE!

    Bendormir… ¡PRESENTE!

    Viagra… ¡FALTA POCO!

  3. Anónimo
    19/06/2009 en 11:14

    confirmado! Iniesta también recalará en el Madrid!

  4. 19/06/2009 en 13:17

    Joder, Uri, estoy harto de escuchar la publicidad de ese puto producto de chamanes en Onda Cero. Siempre he pensado que son las típicas pastillacas que compran las abuelas en los herbolarios. Espero que no te salga un pene en la frente. Creo que las fabrican en china, a base de salivilla de coreanos norteños y de semen de palomo. No me extraña que se quede uno sobado con esas pastillas.

  5. 20/06/2009 en 12:17

    Compañeros!!! Lo he visto por la red y me he dicho: esto lo tengo que poner en el blog de mi amigo Uriel. La verdad es que no encuentro un sitio mejor para ponerlo. Por dos motivos. ¿Cuáles? Pincháis sobre el enlace y los veréis. Son obvios.

    Un saludo.

    El enlace AQUÍ

    Pd. No hagan caso del anuncio que sale al pinchar sobre el enlace. Vean más allá.

  6. Anónimo
    20/06/2009 en 16:25

    Señor, le dejo un enlace que, visto lo que sabe de fútbol, le puede resultar muy útil.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: