Archivo

Posts Tagged ‘Champions’

Perla nº30: Barcelona – Oporto (Semifinales Champions League 1993/1994)

Era el formato antiguo de la Champions, competición que acababa de nacer, como quien dice. De los dos grupos previos, llegaban a semifinales los dos primeros de cada uno y a partido único (en campo del primero de cada grupo) se disputaba el pase a la final.

Uno de los mejores equipos que dirigió Cruyff al frente del Barça destrozó al Oporto con aquel descomunal tanto de Koeman en la segunda parte. Han pasado los años, pero creo que nadie ha olvidado el gol desde su casa del holandés. Antes, Stoitchkov había rematado a la red dos internadas por la izquierda del debutante ese año, Sergi Barjuan. Dos golazos también, calcados. Y que arrancaron, curiosamente, de los pies de Romario. Si recuerdan la ley de los tres extranjeros, se darán cuenta por tanto que el que salió del equipo en esa parte final de la temporada es Michael Laudrup (de hecho acabaría fichando por el Madrid).

El Barça jugaría la final contra el Milán y sería vapuleado. Eso fue otro cantar. La realidad es que ese día se metió en la final dando un baño a los portugueses del Oporto en el Camp Nou.

1/2 Final: Barcelona 3 (Stoitchkov (2) y Koeman) Oporto 0

Perla nº14: Dinamo Kiev – Barcelona (1ª Ronda Champions League 1993-1994)

Bueno, pues otra vez el Barça de Cruyff. El mejor equipo de esos años, sin duda.

Ese año el Barça se metería en la final de la Champions (acabaría goleado por el Milán), pero dejó partidos memorables, como esta remontada contra los ucranianos del Dinamo de Kiev.

La ida había terminado por 3-1 y la cosa pintaba mal para los catalufos. Pero se soltaron con uno de los partidos más recordados por los amantes del «Cruyff Team». 4-1 en la vuelta y un millón de oportunidades. Un Laudrup escandaloso, Bakero bigoleador, etc. Un equipo maravilloso, no nos engañemos.

Aquí les dejo con los goles del partido. Disfruten.

Vuelta: Barcelona 4 (Laudrup, Bakero (2) y Koeman) Dinamo Kiev 1 (Rebrov)

El Barça, la perfección

No debe extrañar. El Barça es el mejor equipo del mundo y tiene en sus filas a los 3 mejores jugadores del mundo. Quizás alguno fuera discutible, pero que Messi es el mejor que, probablemente, veremos nunca es tan real como que ya llevan cuatro.

No hubo partido. Ferguson parece que no entendió que al Barça no le ganas jugando como siempre. O te adaptas, pueblas el centro del campo, presionas hasta que mueras, juntas las líneas y rezas mucho o no tienes opción. El Barça es la perfección. Si encima no lo contrarrestas, apaga y vámonos.

Fue un baño en toda regla. Ya suman 4 copas de Europa. La realidad es que esto seguirá. Mientras Messi no se convierta en Ronaldinho por las noches o le pase como a Ronaldo con las rodillas, tenemos equipo ganador para años.

Sinceramente pienso que el Madrid es el único que le puede hacer algo de sombra. Y creo que el año que viene vamos a estar todavía más cerca que éste. Es lo que da algo de esperanza de cara al futuro, porque la verdad es que el Barça es la máquina futbolística más perfecta que jamás veremos.

Categorías:Fútbol Etiquetas: , , , ,

Entre el árbitro y el juego

Bueno, pues se acabó este conjunto de partidos de tan poco fútbol y tanta tensión.

El Madrid está en la calle. El Barça jugará la final contra el Manchester en Wembley. No seré yo quien niegue que voy con los ingleses a muerte, aunque intuya que no tienen demasiadas opciones.

El Madrid está en la calle, como digo, después de un partido más que digno. Salió a buscar el partido, arriesgó con solo 2 centrocampistas puros, le regaló al Barça la presencia de un Kaká inexistente y de un Higüain lento… no entiendo a Mou.

El arbitraje fue una vergüenza injustificable. No sólo el gol legal anulado que hubiera animado el cotarro. Para mí fueron sobre todo los pequeños detalles: faltas al borde del área no pitadas, amarilla en la primera entrada a Carvalho… no sé, pequeños detalles que acababan por enervarte. Ahora bien, si el Madrid está fuera es sobre todo por lo del otro día: por la expulsión de Pepe (otra cagada del árbitro, sí) y el planteamiento pobre y con tintes indignos de Mou. Se ha demostrado que el Madrid podía haber ido más a por el Barça. Siempre quedará en el ambiente esa duda de qué hubiera pasado si el otro día las cosas hubieran sido diferentes.

En fin, el Barça está en la final y quedan 3 meses para plantearse cómo mejorar la plantilla, equilibrar ciertos puntos y deshacerse de algunos jugadores. Todo a su tiempo.

Pobreza, una roja y Messi

La cosa está clara: Mourinho buscaba el 0-0 y la expulsión de Pepe —que no es roja— ha dejado al Madrid sin argumentos para contener a un Barça normal, pero con un jugador sobrenatural.

El Barça jugará la final de la Champions y lo lógico es que la gane. Se repetirá la final de hace dos años y habrá que ver si Ferguson pone un centro del campo capaz de hacer algo contra el Barça. Bastante improbable, parece.

Entiendo a los que critican el planteamiento ruin del Madrid: yo mismo he acabado muy decepcionado, pero sí creo que no hay muchas más maneras de ganarle al Barça.

Que si favorecen al Barça de forma constante y todo eso, paso de hablar. Lo que sí es verdad es que después de la expulsión de Pepe todo ha cambiado mucho y era cuestión de tiempo el gol. El segundo de Messi es un escándalo. Como es él. Una máquina.

En fin, lo peor de todo es que todavía queda el partido de vuelta para gloria del barcelonismo recalcitrante. El Madrid no saldrá a buscar como un loco el gol, porque se comería otros cinco, por lo que sinceramente las posibilidades son nulas.

Es una pena pensar que el Madrid podía haber hecho algo más parecido a lo de la Copa, pero Mourinho sólo quería el 0-0 y se vio desde el principio. No sé, también creo que poco antes de la expulsión se notaba un puntito más de acercamiento del Madrid al área del Barça, eso parecía. Hubiera estado bien saber qué hubiera pasado once contra once. Probablemente lo mismo.

Con todo, lo mejor fue la decisión de vender el abono y ver el partido por la tele. Bastante pobre en cualquier caso. El árbitro influyó, está claro, pero el Barça es mejor y punto.

Reflexiones sobre el primer clásico

Bueno, el primer clásico ya ha dejado ríos y ríos de tinta (¡¡García, me estás contagiando!!) con las consiguientes estupideces de más de uno, pero sobre todo varias cuestiones evidentes:

1) El Barça no apabulló al Madrid como en otras ocasiones. Que no vendan milongas los que critican al Madrid por esperar atrás y sacar un trivote y todo eso… son los mismos que cuando te cascan 5 por jugar abierto te dan todavía más palos. Creo que hay que saber adaptarse y entiendo que por primera vez competimos con ellos. Quizás debiera haber sido Ozil titular, no digo que no, pero la realidad es que por primera vez no nos borraron del mapa como en los últimos años.

2) Milongas varias no para de leer sobre que el MAdrid ha perdido la Liga y no sé qué… ¿No estaba perdida ya? Venga, coño. Mucho fariseo veo por ahí. Lo importante para el Madrid era saberse con posibilidades y no caer humillado antes de los partidos importantes de Champions y la final de Copa. ¿Cómo hubiera encarado el Madrid los siguientes partidos si jugando valientemente pierde 1-4 en el Bernabéu? Pues eso, hubiéramos ido sin esperanzas. No es que ahora haya muchas, pero en fin…

3) Sin estar a su mejor nivel el Barça es el mejor equipo del mundo con una diferencia tan brutal que hay que seguir esperando a que se retiren varios para poder igualarnos.

4) Emilio Pérez de Rozas es un despreciable vocinglero al que habría que eliminar del Planeta Radio. Hijo de perra. Por primera vez en años tuve que apagar la radio (sin ser culpa del bizco delamoreniano), porque estuve a punto de tirar media casa por la ventana.

5) Sí, sí, sí, el clásico está muy bien y todo eso, pero la imagen de la jornada, de la liga y probablemente de la década en un campo de fútbol se vio entre la afición del Sporting. Llevo un rato y no puede parar de reír.

Manolo y poco más

Lo mejor de la noche fue el espectacular ¡Manolo, Manolo! con el que Fermín y un servidor despedimos al bigoleador de la noche. Bueno, parece que estamos en semis. No está mal la cosa. Luego no hubo Padrao, porque me dejó tirado el mamón del Ferlein. En fin. Ya habrá tiempo de ir cuando el Barça nos sobe nuevamente el morro.


Por lo demás, ya estamos pensando en la carrera del fin de semana en Catalufolandia. A ver cómo se nos da y si conseguimos hacer un tiempo honroso. La idea es hacer 55 minutos o incluso bajar. El calor y la humedad, además de los excesos previos que la vida barcelona puede ofrecer serán los principales problemas.

Hale, a ver qué hace el Barça. Apuesten: ¿caerán 4? ¿5?