Archivo

Archive for 30 septiembre 2011

Perla nº15: Rayo Vallecano – Barcelona (Liga 1992-1993)

Se la debo al Chori. Es de justicia.

Estaba buscando la memorable campaña del Rayo en la Uefa, pero se nos sale de presupuesto: ya saben, estas 100 perlas para tarados solo entre 1985 y 2000.

Pero claro, cuando se cierra una puerta, se abre una venta. He recordado al homérico, repito, ¡homérico! Rayo Vallecano de la temporada 92-93 en que derrotó al Madrid, al Depor, al Atleti… a lo mejor de la categoría y al Barça del Dream Team le disputó este partido extraordinario en Vallecas. Grande Polster (con el pelo corto haciendo un hat trick), grande Rayo, grande Barça que remontó con dos tíos menos (ese punto le faltó al Madrid para ser campeón), viva la Liga española, viva Lema, viva Cota, viva Onésimo y viva Vallecas. Por cierto, golazo de Bakero, pero lo que hace Laudrup en el segundo gol… para estar tocándose un buen rato. Y sin duda, Chori, habrás notado que este partido está dedicado a ti también por el infame gol que mete Salinas (con el 6) al final. Muy suyo. Y muy tuyo. Espero que veas el vídeo y dejes algún comentario.

Liga 92/93: Rayo Vallecano 3 (Polster (3) (1 de p))  Barcelona 3 (Koeman (p), Bakero y Julio Salinas)

Anuncios

Bolonia y Verona

Bueno, la falta de tiempo me impide ser más detallista en la explicación del viaje que mi querida Mentxu y un servidor hicimos por Bolonia y Verona hace unos días.

Ciudades pequeñas, con ese punto íntimo y cercano que te obliga a sentirlas de una manera casi fraternal. El hecho de saber que puedes abarcar una ciudad suele dar esa tranquilidad que permite disfrutarla de verdad.

Bolonia tiene concentrado en su parte central la parte más reconocible por todos: las magníficas torres Asinelli y Garisenda, el ayuntamiento, la basilica de san Petronio, los palacios (Podestá y Enzo son espectaculares), la magnífica Plaza Maggiore que enlaza con la de Neptuno y uno de los «sette segretti» de la ciudad… y esas callecitas propias de los casos cantiguos (ojo, por cierto, Bolonia tiene un casco antiguo de los más considerados, grandes y bien conservados del mundo; ahí es nada).

Como digo, una maravilla de ciudad. En caso de valentía extrema se debe disfrutar también de la subida a la basílica de San Luca. Además, nada de coger el trenecito (no el gayer, Ortigoza, no piense mal); hay que subir a pie por los 666 arcos que conducen a la cima y disfrutar de un enclave fundamental (y en algunos casos desconocido).

Bolonia es conocida por el atentado terrorista que los neofascistas Valerio Fioravanti y Francesca Mambro cometieron el 2 de agosto de 1980 en la estación de ferrocarril (la más importante del norte de Italia). En el atentado murieron 85 personas y unas 200 resultaron heridas. Allí, por cierto, se puede disfrutar de otro de los «segretti». Bolonia ha sido y es una de las ciudades clave en el movimiento obrero y alternativo italiano y europeo. Ha sido lugar de congresos y agitación obrera. Hablando de «segretti»… hay uno espectacular: un canal en medio de la ciudad, bastante escondido; no es nada fácil encontrarlo, se lo aseguro.

Pero a día de hoy, para los profanos en política, Bolonia es sobre todo reconocida por su espectacular pasta y especialmente en los tagliatelle y los tortellini. Y por sus «aperitivos», sí, exacto: uno llega a un bar por la tarde y ìde una cerveza. Se sorprende cuando ve que le cobran 5€ por ella (se sorprende y se caga en todo), pero cuando ves que te puedes hinchar a comer en el bufé que tienen dentro (y que está incluido, obviamente), la cifra te parece aceptable.

Verona, por su parte, a unos 100 kilómetros de Bolonia, tiene el encanto de un centro histórico atractivo y a pocos metros, el Castello Scaligero del siglo XIV, la casa de Julieta, y el anfiteatro romano del siglo II. Se pueden imaginar lo que es el balcón de Julieta y las placitas adyacentes. Verdaderamente, más allá de las moñadas típicas, un lugar extraordinario.

La plaza delle Erbe (antiguo foro romano) es una preciosidad digna de ser visitada y disfrutada en todo su esplendor y toda su extensión. Lo mismo la plaza Brá y el puente de piedra que comunica el centro con la parte más alejada, en la propia colina y que está separada por el río Adigio. Un buen lugar, si señor.

Ya saben, Italia siempre es un triunfo y con los precios de ciertos billetes, es inexplicable no escaparse un fin de semana largo a disfrutar de esta región. No lo lamentarán.

Categorías:Viajes Etiquetas: , , , ,

Perla nº14: Dinamo Kiev – Barcelona (1ª Ronda Champions League 1993-1994)

Bueno, pues otra vez el Barça de Cruyff. El mejor equipo de esos años, sin duda.

Ese año el Barça se metería en la final de la Champions (acabaría goleado por el Milán), pero dejó partidos memorables, como esta remontada contra los ucranianos del Dinamo de Kiev.

La ida había terminado por 3-1 y la cosa pintaba mal para los catalufos. Pero se soltaron con uno de los partidos más recordados por los amantes del «Cruyff Team». 4-1 en la vuelta y un millón de oportunidades. Un Laudrup escandaloso, Bakero bigoleador, etc. Un equipo maravilloso, no nos engañemos.

Aquí les dejo con los goles del partido. Disfruten.

Vuelta: Barcelona 4 (Laudrup, Bakero (2) y Koeman) Dinamo Kiev 1 (Rebrov)

Perla nº13: Lazio – Tenerife (1/16 final Copa de la Uefa 1996/1997)

En fin, esta va dedicada al ínclito y serdo Del Rosal. De su amado Tenerife.

Fue una Copa de la Uefa en la que estuvo a punto de hacer historia. Eliminó en esta eliminatoria al temible Lazio de entonces (ojito que ahí jugaba un tal Nedved entre otros) después de perder en la ida 1-0. Remontó en la isla y acabó metiéndose en octavos donde realizó otra machada, ya que pese a empatar a 0 en la ida en casa ante el Feyenoord, le metió un 2-4 en Rotterdam (creo que se fueron de setas a celebrarlo después). Al final caerían en semifinales frente al Schalke, que sería el campeón. Qué cosas…

Era un buen Tenerife, todo sea dicho. Con Juanele en gran forma, Jokanovic, César Gómez, Meho Kodro, Pinilla… En fin, disfruten de esta remontada en la islita en la que tanto disfrutó la Auro y por cierto, no se pierdan el primer gol del partido, el de Nedved. Qué bestia. Siempre he dicho que el mejor jugador (salvo que alguien me recuerde otro) golpeando a la pelota con las dos piernas. Impresionante.

Por cierto, la música que ha puesto el tío por encima de los comentarios originales del partido son para fusilarle.

Vuelta: Tenerife 5 (Paz, Chano, Juanele (2) y Jokanovic) Lazio 3 (Nedved, Fuser y Casiraghi)

Perla nº12: Salamanca – Barcelona (Liga 1997-1998)

Ha sido una gran noche con los cerdos y antes de irnos a dormir una perlita para los tarados. Ya es la duodécima. Sé de sobra que cuando se acaben las echarán de menos.

Obviamente he pensado en el Míkel y en su amor por el balompie. Por cierto… enterarme de que su futuro matrimonio será por la Iglesia con casi toda seguridad, me ha dejado bastante tocado. Yo, como no puede ser de otra manera (y creo que no seré el único), me quedaré en la tasca con su señora madre tomando una cerveza y pensando en la pena de esos hijos que reciben valores y luego se los pasan por el forro de los co… bueno, volvamos al fútbol.

Perlita: Salamanca 4 Barça 3 (comentado por el despreciable García Caridad). Aquel Salamanca del Cuqui Silvani, de César Brito, de Pauleta, de toda esa morralla portugueso-brasileño-argentina que trajo Hidalgo con sus aviones y con sus pateras para jugar en primera división fueron capaces de remontar en pocos minutos al Barça un 1-3 para acabar derrotando en una noche de reyes a los pupilos del cara ladrillo Van Gaal. Inolvidable noche que pasamos en el Sapo. Joder, qué recuerdos. Señores, más de 13 años de aquello. El Barça acabaría ganando la liga, a pesar de cagadas memorables como esta y la que sufrió también contra el Valencia, que por supuesto recordaremos. Espectacular final, por cierto. Disfruten y piensen lo bonito que es Galway.

Liga 97/98: Salamanca 4 (Zegarra, César Brito (2) (1 de p) y Silvani) Barcelona 3 (Anderson, Luis Enrique y Giovanni)

Perla nº11: Nápoles – Milán (Calcio 1987-1988)

En fin, se jugaban la liga. El Nápoles (campeón anterior) y líder durante buena parte del campeonato acabó sucumbiendo en las últimas jornadas. En este encuentro se decidía todo. Vaya jugadores (Van Basten, Gullit, Maradona, Baresi, Careca…).

El resultado lo dice todo: 2-3 para el Milán en San Paolo y finalmente se harían con el título (y las siguientes dos copas de Europa). Si el Nápoles hubiera hecho los deberes el Madrid se hubiese evitado el 5-0 del año siguiente. En fin. Sé que no son equipos españoles, pero también sé qué más de un enfermo de los que pulula por estos lares lo aprovechará bien. No pienso decir nada del gol de Maradona de falta… uno más. Ni de Virdis… qué recuerdos.

Calcio 87/88: Nápoles 2 (Maradona y Careca) Milán 3 (Virdis (2) y Van Basten)

Perla nº10: Zaragoza – Barcelona (Liga 1993-1994)

Bueno, volvamos al campeonato liguero, que siempre hay mucha tela que cortar. Es cierto que las competiciones en plan torneo son muy golosos y por eso muchas veces nos inclinamos por esos choques, pero no nos olvidemos de lo que hay en el día a día.

Hoy hablamos de la gran derrota de la historia de Cruyff como entrenador del Barça, además del 5-0 del Bernabéu. 6-3 en Zaragoza. Aquel maravilloso equipo que los Poyet, Higuera, Esnáider, Aragón, Cedrún, Aguado, Belsúe… convirtieron ese año en campeón de Copa y al siguiente de la Recopa. Esta temporada 93-94 en la que finalmente acabaría triunfando el Barça de Cruyff tras el penalti de Djukic y los 30 goles de Romario, tendría este día un punto de inflexión evidente. De hecho en la jornada siguiente el Barça estaba cabreado (le metió 8 al Osasuna) y ya enfiló una serie de triunfos y buen juego que concluyó con la remontada definitiva hasta conseguir el título.

Por cierto, del reportaje que se ve en el vídeo llama la atención (y así lo recordaba) la rotura de la valla de contención y la caída de varios espectadores al foso. De hecho en algún caso se escuchan unos gritos que dan un poco de grima. Aunque nada comparado con la cara —y las gafas— del curioso personaje al que entrevista (evidentemente para reírse de él) TVE. Ah… y se ve que Guardiola como jugador no era tan «equilibrado» como ahora. O al menos como vende su imagen.

Lo que es innegable es que el Zaragoza siempre ha presumido de esta victoria. No es para menos.

Liga 93/94: Zaragoza 6 (Cáceres, Gay, Esnáider (2), Higuera y Poyet)  Barcelona 3 (Romario (2) y Laudrup)