Archivo

Posts Tagged ‘Inglaterra’

Un viaje para escapar

Hoy parece claro que debiéramos hablar de la deriva a la que se puede estar dirigiendo el movimiento #15M. La verdadera esencia de la protesta ya quedó clara y los siguientes pasos no deben quedar en manos de exaltados, generalmente personajes grotescos, que poco pueden aportar para la mejora de la sociedad. Y que además cargan de razones a los ultraderechistas, como el O´Connell, incapaces de por sí de separar el grano de la paja.


Otro tema que merece un buen comentario —por lo de grotesco, sobre todo— es lo del no presidente Zapatero. El epílogo que este inane personaje está escribiendo a su historia al frente del gobierno español es de las cosas más lamentables que recuerdo. Desde hace ya unos meses es oficial que no pinta nada. Su presencial, fútil y absurda, es el paradigma de la realidad política en que estamos inmersos. Hoy ni sabía ni quería saber sobre lo que había pasado en Barcelona. La estampa que quedará del señor de la ceja, máximo responsable de la actual economía de la Champions League (hoy el BdE dice que sería conveniente volver a subir el IVA) de España, será la misma que utilizaba Larra para definir a Martín de los Heros. Martín de los Ceros.

Decía, por tanto, que entre indignos y vacuos nos querían fastidiar el hablar del viaje que empieza el viernes. Qué cabrones.

Los cinco jinetes del apocalipsis, tras cargar las pilas en el Padrao, cogerán el avión con dirección al sur de Inglaterra. Varias ciudades, diversos bares, vistas maravillosas, conversaciones (en La catedral o en cualquier otro sitio), éxitos sin precedentes al final del camino y una buena oportunidad para desconectar del estrés del día a día.

Anuncios

Hasta arriba

Están siendo jornadas de un día a día frenético. Curso matutino (loa inacabable a esa gente que forma Cálamo y Cran) de corrección (la formación y el reciclaje son necesarios para no bajar la guardia), varias horas de transporte público aprovechados para oportetear, tarde garitera y noche para seguir oporteteando. Vamos, ni un minuto libre. Pero se confirma eso de que sarna con gusto…

Por lo demás, la cosa va bien, no nos podemos quejar. La web está en camino de ser cambiada in brevis (loa para el fotógrafo Espáriz), estoy con varios proyectos a la vez (no hay nada como la organización: ayer domingo más de 10 horas de curro) y hay pendientes varios asuntos jugosos. Por ahí todo bien.

Además, el viernes, previo paso por el Padrao, nos vamos al sur de la Gran Bretaña a conocer Bristol, Plymouth, Bath, Cornualles, etc. Viaje con los colegas, o sea que la cosa no puede sonar mejor.


Si a todo esto se le añade una mudanza por pasos que estoy haciendo con la señorita Mentxu, el tiempo libre se reduce a la mínima expresión. Hasta el punto de que me está costando de verdad encontrar tiempo para correr. Hay que seguir con el deporte, ya se sabe.

En fin, digamos que hasta arriba, pero contento de verdad. Viendo ahora la decadencia laboral general, las situaciones particulares de allegados como Ortigoza, un grande encerrado en un averno rebosante de mezquindad, y mierdas por el estilo, debo sentirme un afortunado.

Desde aquí animarnos a todos, a los que quieren cambiar su situación y a los que quieren conservar la que tienen. Nos lo merecemos, coño. La generación más y mejor preparada y la que más problemas tiene. Inconcebible.

Protagonistas insospechados

El Mundial tenía ante sí una de sus jornadas más esperadas. Jornada de octavos de final. Dos partidos maravillosos: Alemania-Inglaterra y Argentina-México. Selecciones míticas, recuerdos cercanos y lejanos, entrenadores reconocidos, jugadores fascinantes… Todo apuntaba alto. Pero como en esos momentos ansiados por todos, más de una vez se acaba rompiendo por la presencia de un invitado inesperado. Por un Bofio cualquiera. Por alguien que no estaba predestinado a salir en los papeles. Y a falta de uno, aparecieron dos: un tipo uruguayo llamado Jorge Larrionda y uno italiano, un tal Rosetti. Lamentable.

Octavos de Final: Alemania 4 (Klose, Podolski y Müller (2)) Inglaterra 1 (Upson)

Por partes. Alemania fue bastante mejor que Inglaterra. La primera media hora fue un baile de un nivel todavía no visto en el Mundial. 2-0 y alguno más que pudo caer. El primero define las diferencias entre ambos equipos: saque largo del portero, error inaceptable de toda la defensa inglesa (patético Terry todo el partido) y de «Calamity» y Klose que con toda la fe y toda la convicción, no perdona. Poco después, toque alemán y golazo de Podolski. Esto parecía sentenciado. Pero hubo 10 minutos de claro color inglés. Un gran centro de Gerrard, una salida cómica de Neuer y upson recorta distancias. Un minuto después, Lampard empata. Remate desde fuera del área que supera al portero, pega en el larguero y entra. Larrionda mira para otro lado. Lo del 66… pero ahora. Curioso el destino. Curioso de verdad. El atraco consumió lo que quedaba de mitad. La segunda parte siguió con una Inglaterra volcada y otro tiro de Lampard al larguero. Éste se fue fuera (visto lo visto, parecía dar igual). Alemania hizo del contragolpe una obra de arte y Müller culminó dos maravillas de Schweinsteiger y Ozil. La realidad es cruda e inalterable. Alemania es mejor que Inglaterra. Bastante mejor. Mejor equipo y mejores jugadores. Y mejor entrenador…desde luego (vaya papel de Capello…). Alemania mereció pasar, desde luego. Alemania apunta muy alto, desde luego. Sí, pero a Inglaterra el árbitro le birló su única oportunidad de optar a la victoria. Es algo vergonzoso. Desde luego.

Octavos de Final: Argentina 3 (Tévez (2) e Higuain) México 1 (J.Hernández)

Lo dicho del otro partido, aplicable en gran medida. Y es que la primera media hora sólo tuvo un equipo. El de Aguirre. Tiro al larguero y ocasión de Guardado incluidas. Entonces, Tévez marca en un fuera de juego de varios metros. De frenopático. Pero lo bestial es que en el videomarcador, el juez de línea vio la cagada y tras hablar con el árbitro, no volvió atrás. Parece que los próceres de la Fifa tienen terminantemente prohibido volver atrás en un caso como el que se produjo. De locos. Árbitro y linier hablando de que el gol es ilegal, de que es fuera de juego, pero no pudieron volver atrás. Ciencia ficción. Sobre todo cuando a Zidane lo echaron después de ver su cabezazo por la tele. Automáticamente, México fue otra. Y nosotros sabemos lo que se siente cuando se te roba de manera tan flagrante. Acojonante. Osorio le regaló el segundo gol a Higuain y todo acabó. Absurdo. La segunda parte dejó dos golazos. Tévez y «Chicharito» Hernández dejaron lo bonito de una noche aciaga para el fútbol. El Mundial está gravemente condicionado. Entramos en un punto de irrealidad impropio. Argentina está en cuartos, porque un árbitro les ha dado un gol ilegal. Tienen a Messi y otros grandes jugadores. Pero el atraco a México quedará para siempre en el recuerdo de todos.

El resultado de la jornada de hoy debería ser que se presenta un partido de cuartos de final espectacular: Alemania-Argentina. Pero no, no es ése. La verdadera sinopsis del día de hoy es que unos tipos vestidos de negro han condicionado y mediatizado de manera indisculpable dos partidos tan importantes. Que en el año 2010, un balón entre y no se conceda gol o que un tío marque en posición ilegalísima y no se solucione (pudiéndose hacer) es inexplicable. Es un fraude. El conservadurismo de la Fifa en estos temas, que la llevan a impedir tajantemente que la tecnología pueda menguar de manera abismal los errores humanos debería ser estudiado por todos. Todos saldríamos ganando, se evitarían situaciones desagradables, enfados justificados y sensaciones de que la irregularidad le quita mucha de esa magia que tiene este deporte. Que en baloncesto analicen si una jugada ha entrado o no en tiempo, que en ciclismo vean la foto finish o que en tenis tengan el «ojo de halcón» y en fútbol sigamos jugando con leyes de la época de la Inquisición habla muy mal de los dirigentes y de su nulo esfuerzo por hacer que la justicia tenga el papel preponderante que, lamentablemente, todavía tienen a día de hoy los pobres árbitros.

Minutos decisivos

El Mundial tenía reservado un día espectacular. Bestial. Dos campeones del mundo (Inglaterra y Alemania) tenían el pase pendiente de un hilo. Debían ganar. No podían permitirse un tropiezo. Es lo que tienen estos días de campeonato de la tercera jornada. Todo o nada. Impresionante.

Grupo C: Eslovenia 0 Inglaterra 1 (Defoe)

El encuentro estuvo dividido por varias fases. En la mayoría de ellas Inglaterra dominó el encuentro. Pero eso sí, de una manera discutible. Sin demasiado fútbol. Comenzó mal el conjunto de Capello. Eslovenia era dueña. Pero entre Gerrard, Milner (inmenso el del Aston Villa) y un gran Rooney, Inglaterra se hizo con el dominio. En una de las llegadas, centro a lo Míchel de Milner y gol de Defoe. Eslovenia quedó tocada. Apenas inquietó en la primera parte. Pudieron sentenciar Lampard primero, y Defoe y Gerrard en una doble ocasión, después. 0-1 al descanso. Inglaterra salió decidida en la segunda. Llegaron sus mejores 15 minutos del Mundial. Tiro al palo de Rooney incluido. Eslovenia, aún así resistió. Muy dignamente. Y pudo obtener más resultado en una triple ocasión en que entre Calamity y los defensas evitaron el empate. El final del choque le costó a Inglaterra un poco de su escudo. Defendiendo atrás, metidos en el área, con un miedo atroz a quedar en la cuneta. El fin justifica los medios, habrá pensado Capello. A la italiana, Inglaterra está en octavos. Lástima lo de Eslovenia, que quedó fuera tras el gol de Estados Unidos en el descuento. El resultado global delos tres partidos ingleses es pobre. Realmente mediocre. Pero llegan los cruces y todo puede pasar. Habrá que ver si se cumple ese axioma casi establecido en las últimas décadas de que Inglaterra nunca puede con su primer gran rival en los cruces (Argentina en el 86, Alemania en el 90, Argentina en el 98, Brasil en 2002 y Portugal en 2006). Tienen una bala. Pequeña, dura, con poco pelo y con mucha mala hostia: Rooney aún no ha marcado. Ojito.

Grupo C: Estados Unidos 1 (Donovan) Argelia 0

Estados Unidos pudo refrendar ante el mundo que merecía más que nadie el pase a octavos. Y lo hizo en el descuento. Cuando se veían fuera. Apaleada por los árbitros una vez más en el Mundial (hoy gol anulado de nuevo injustamente), buscó el tanto de forma casi suicida ante una bastante aceptable selección argelina. De hecho, los magrebíes (nuevo equipo africano que cae eliminado) empezaron avisando con un lanzamiento al larguero y varias ocasiones más. A partir de ahí, partido de Estados Unidos. Enorme el hijo del seleccionador, Bradley, mostrando un criterio impropio de un chaval tan joven. Gran jugador también Dempsey a pesar de los muchas ocasiones desperdiciadas. En general equipo bien formado y correoso. Aunque para verdadera enormidad hay que hablar del capitán Donovan. Extraordinario futbolista y referente de la selección subcampeona de la Copa Confederaciones 2009 y que ha pasado como primera de grupo (ojo, porque ahora se medirá a Ghana y de pasar en cuartos tendría enfrente al vencedor del Uruguay-Corea del Sur). Gran equipo.

Clasificación PTOS PJ PG PE PP GF GC (Dif)
Escudo de EE.UU. EE.UU. 5 3 1 2 0 4 3 (+1)
Escudo de Inglaterra Inglaterra 5 3 1 2 0 2 1 (+1)
Escudo de Eslovenia Eslovenia 4 3 1 1 1 3 3 (0)
Escudo de Argelia Argelia 1 3 0 1 2 0 2 (-2)

Grupo D: Ghana 0 Alemania 1 (Ozil)

Era el partido que decidía el grupo. El mejor equipo africano en este Mundial de largo ante la renovada y rebautizada selección alemana, mítica donde las haya. A mi entender fue un gran encuentro. Un partidazo. Sobre todo la primera parte. Jugado de poder a poder. Toque alemán frente a fuerza (no exenta de calidad) ghanesa. Ocasiones. Una clamorosa de Ozil que salvó el mediocre portero Kingson. En el otro lado llegadas, pero evidente falta de acierto.De Alemania sorprende su nuevo estilo. Llama la atención el buen hacer de varios de sus hombres. Sorprende Ozil (también escrito Oezil). El mediocampista zurdo recogió un balón en la frontal del área para soltar un pepinazo que se alojó en la escuadra derecha de la portería africana. Gyan pudo empatar, pero Neuer salvó a su selección. Ambos estaban pendientes de lo que sucedía en el otro partido. Un gol de Serbia eliminaba a Ghana. No llegó y será la única selección del continente organizador en octavos. Enfrente Estados Unidos. Alemania se medirá a Inglaterra en uno de los envites estrella del Mundial. ¿Quién no recuerda la final del 66? ¿Les suena Hurst? Y lo que es más importante: ¿les suena un suizo llamado Gottfried Dienst? La que nos espera…

Grupo D: Australia 2 (Cahill y Holman) Serbia 1 (Pantelic)

Todo parecía hecho (ahí están nuestras apuestas). Por eso no se produjo. Fracaso absoluto de Serbia y de Antic. No hay excusa. Australia necesitaba una goleada para conseguir el milagro y Serbia sólo ganar (incluso sólo empatar según se desarrollaba el otro choque) y no lo consiguió. De hecho, jugó una primera parte deficiente. Sólo una gran ocasión de Krasic y otra clarísima de Ivanovic detenida por el portero para toda la primera mitad. Insuficiente. La falta de ambición serbia se pagó con dos latigazos de Cahill y Holman (golazo en un tiro desde fuera del área). Ya fue tarde. Pantelic anotó en un rechace y en el descuento pudo lograr el 2-2. Agua. Fracaso. Se mten los dos mejores del grupo. Incluso Australia acaba tercera. Una pena. No es la primera vez que un país de los Balcanes deja a todos esperando más de lo que realmente da. Ya es tarde. Quizás en 2014.

Clasificación PTOS PJ PG PE PP GF GC (Dif)
Escudo de Alemania Alemania 6 3 2 0 1 5 1 (+4)
Escudo  de Ghana Ghana 4 3 1 1 1 2 2 (0)
Escudo de Australia Australia 4 3 1 1 1 3 6 (-3)
Escudo de Serbia Serbia 3 3 1 0 2 2 3 (-1)

Ya tenemos a cuatro conjuntos más en octavos. Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y Ghana. Varias conclusiones de todo esto. Espectacular Alemania-Inglaterra en octavos. Disputadísimo y durísimo ese encuentro. Brutal. Para no perdérselo. Además, la primera selección africana (y única) que veremos en octavos ante Estados Unidos (reitero que ese lado del cuadro dejará un semifinalista inesperado). El día de hoy nos deja también y sobre todo la intensidad y las emociones que sólo partidos al límite pueden ofrecer. El último minuto decidió el pase yanqui y la eliminación eslovena. Inglaterra se tuvo que atrincherar, cual equipo pequeño, para defender su gol. Mientras, Alemania tampoco pudo estar tranquila. Ghana escuchaba el transistor a la espera de que no llegara el empate serbio. Maravilloso el Mundial en esos minutos de infarto. Sobre todo cuando les toca a los demás… porque no descarten que España tenga que pasar por esos momentos.

P.D. Este mes sólo es de fútbol. Lo sé. Pero lo que ha sucediendo (sigue sucediendo) en Wimbledon pasará a la historia. Dos desconocidos (Isner y Mahut) han llegado al quinto set —en el que como es sabido no hay tie break—. La cuestión es que hoy se comenzó a jugar este quinto set, puesto que ayer no lo acabaron. Hoy han jugado 6 horas y 3 minutos sólo el quinto set. 59-59. Acojonante. Han batido todos los records imaginables (duración, juegos, aces, puntos ganadores bla bla bla). Brutal. Bestial. En fin, hay incluso gente que dice que está amañado por temas de publicidades, apuestas… que hay intereses ocultos detrás. En fin… no me lo acabo de creer. La realidad es que es un momento que pasará a la Historia.

La insoportable necedad del Sir

Hoy volvía a jugar la Alemania sorprendente, la Inglaterra dubitativa y los Estados Unidos crecientes. Era un momento importante del campeonato para saber hacia dónde se dirigen estos grupos. Incluso quizás para desterrar viejas creencias de que el Mundial sólo empieza en octavos.

Grupo C: Alemania 0 Serbia 1 (Jovanovic)

Pues el Mundial es esto, señores. La súper Alemania que a todos nos encandiló perdió contra la Serbia de Antic. Partido mediatizado por el extraño arbitraje de Undiano Mallenco. El encuentro con más tarjetas del Mundial. Un poco raro. Klose fue expulsado (no sé hasta qué punto de forma justa) en el minuto 36. Además Podolski erró un penalti y otros remates simplemente acabaron cerca de la portería. Serbia hizo un partido muy serio, estuvo a punto de marcar más (dos remates a los palos) y se mete en la lucha por el pase. Fue un buen partido. Este grupo, a expensas de lo que ocurra en el Ghana – Australia está abiertísimo. Cualquiera puede pasar o cualquiera quedarse fuera. Cada vez toma más cuerpo esa idea de que este año hay muchos cruces de dieciseisavos de final en la última jornada del grupo. Y un apunte psiquiátrico. ¿Vieron el penalti que provocó Vidic? ¿Qué cojones les pasa a los defensas serbios? ¿Son imbéciles? ¿Borders? ¿Toman demasiadas vitaminas? ¿O les va más el voleibol? Delirante.

Grupo D: Eslovenia 2 (Birsa y Ljubijankic) Estados Unidos 2 (Donovan y Bradley)

Partido vibrante el vivido entre las, a priori, candidatas a luchar con Inglaterra por pasar a octavos. Ida y vuelta total. Inocencia y candidez en algunas acciones, pero buenos apuntes los mostrados por ambos. Primero por Eslovenia. 2-0 y una victoria que les daba el pase a octavos. Pero Estados Unidos reaccionó con garra y bastante fútbol. Empató e increíble gol anulado al final del partido por un árbitro de un país tan futbolero como Mali, que debió significar su victoria. Alucinante llegar a anular ese gol. El caso es que no van a ganar el Mundial, pero son conjuntos perfectamente preparados para dar la sorpresa a cualquiera en el momento menos esperado. También en el D, todo por decidir.

Grupo D: Inglaterra 0 Argelia 0

Fracaso sin paliativos de Inglaterra. De su fútbol, de sus futbolistas, de su entrenador y de tanto mito inflado que existe alrededor de esta selección. Jugadores mediocres elevados a las alturas (Lampard, Defoe, Lennon o Barry), otros que simplemente no están (Gerrard, Cole, Carragher Terry o Johnson) y otros que sencillamente son una risión (Heskey o cualquier portero) hacen que lo único potable de este equipo (Rooney) sea incapaz de comandar algo parecido a un aspirante a luchar por cotas mayores. Inglaterra es un fraude absoluto. Su partido ante Argelia de hoy debiera alarmar a más de uno sobre este particular y pasarse como terapia agresiva para acabar con los insomnios más profundos.  Sin ocasiones, sin garra, sin un ápice combinativo que diera lugar a la esperanza. La selección inglesa fue una nadería indigna del país al que representa. Tienen 2 puntos y se jugarán el pase ante Eslovenia. No es descartable pensar que puedan pasar a octavos. Lo que sí parece abominable es ni siquiera imaginar que puedan poner en apuros a un equipo grande. Capello, dimite. Te han descubierto.

Esta jornada de Mundial se resume con un dato inapelable. Ninguno hemos acertado en los 3 partidos. Es más, ninguno se ha aproximado. Sólo un servidor ha sacado un misérrimo medio punto del empate entre eslovenos y yanquis. Nadie podía presuponer que Alemania e Inglaterra se estrellarían de esta manera. Así ha sido. El Mundial está abierto. Viendo que tantos conjuntos importantes están dejando hasta última hora pendiente su pase a octavos, España debería pensar que está ante una oportunidad como cualquier otro de estos «favoritos». No sé si el Mundial es mediocre o que hay mucho «chau chau», que diría Gil. Alemania nos ha dejado fríos. Inglaterra nos ha dado cagalera. De estos partidos, sólo podemos salvar a los modestos.

Nombres propios: cracks y paquetes

Tocaban los primeros partidos del grupo B y uno del C. Y es que lo normal es toda esta primera fase (salvo la tercera y última jornada) será que se jueguen tres encuentros.

Era interesante poder ver en acción a dos de los grandes, a priori, favoritos para alzarse con el torneo: Argentina e Inglaterra.

Grupo B: Corea del Sur 2 (Lee Jung Soo y Park Ji-Sung) Grecia 0

Para mí (ahí está mi porra) no es una sorpresa. Corea del Sur es a día de hoy bastante mejor equipo que Grecia. De hecho, de los partidos que se han jugado hasta el momento es la vez en que ha habido más diferencia entre ambos contendientes. Grecia sigue anclada en un sistema antiguo con jugadores muy veteranos y con una ausencia de talento tan abismal que es probable que queden últimas de grupo. Justo al contrario que Corea del Sur, un conjunto trabajadísimo tácticamente y de una fuerza física tremenda. Varios jugadores además sobresalen como Park, el del Manchester. Las ocasiones del encuentro sólo fueron asiáticas y Grecia en ningún monento tuvo opción. Triunfo más que merecido de una Corea que opta a pasar de fase con holgura. Grecia está fuera.

Grupo B: Argentina 1 (Heinze) Nigeria 0

Argentina ha demostrado en este encuentro lo que es y lo que puede ofrecer. Un equipo tácticamente deficiente con nulos centrocampistas creativos (lo más parecido es Verón, ahí es nada), sin laterales (han jugado Jonás y Heinze… para llorar), pero con unos delanteros extraordinarios, superiores, absolutamente determinantes. Y un equipo que tiene al mejor jugador del planeta (con permiso de Xavi): Lionel Messi. El partido del 10 argentino ha sido impresionante. Rápido, con desborde, creando ocasiones y con la sensación de que comanda a una selección irregular, pero que con un buen día le gana a cualquiera. Además del tanto de Heinze a la salida de un córner, Messi dispuso de no menos de cinco ocasiones y el Pipa Higuain de otras tres. Pero no resolvieron y una discreta Nigeria (equipo que no ha sido goleado gracias al guardameta Enyeama) pudo al final incluso empatar. Uno de los problemas fundamentales de Argentina es su seleccionador: Maradona es tan malo que con unos cambios estrambóticos despobló (aún más) el centro del campo y el equipo quedó claramente partido en dos mitades. Argentina juega mal al fútbol, pero arriba te puede matar. Clarísimo candidato al título. Nigeria se jugará con Corea la otra plaza (apuesten por los asiáticos).

Grupo C: Inglaterra 1 (Gerrard) Estados Unidos 1 (Dempsey)

Partidazo el último que cerraba esta segunda jornada. Uno de los equipos con más solera y grandes jugadores se medía a la finalista de la Confederaciones del año pasado. Gran encuentro. Inglaterra demostró que tiene algunos de los tipos más determinantes del fútbol (partidazo de Rooney, por ejemplo), aunque condenó su sistema al dejar a Lampard y Gerrard demasiado atrás, jugando casi de organizadores más que de llegadores. Capello también se condenó al poner de titular al torpísimo y mediocrísimo Heskey. Pero la mayor condena de todo Reino Unido es llevar veinte años sin un portero mínimamente decente. Ayer nos reíamos con la posibilidad de que hiciese de las suyas «Calamity» James. Capello le dio la oportunidad de emularle al flojísimo guardameta del West Ham y «Calamity» Green no ha decepcionado a nadie, tragándose un disparo liviano de Dempsey que hubiera parado cualquier niño de 8 años y que supuso el empate tras el tanto inicial de Steve Gerrard. Tengo ganas de ver las salvajes críticas que va a recibir el pobre portero. En Estados Unidos a destacar el bloque, sobre todo. Equipo durísimo, con talentos interesantes como el archiconocido Donovan, el fortísimo Altidore y el del Fulham, Dempsey. Aún así, el grupo tan asequible (mañana se juega el Argelia-Eslovenia) permite predecir que posiblemente estas dos mismas selecciones pasen a los octavos de final.

Segunda jornada del Mundial. Argentina, a pesar de ciertas dudas, muestra al mundo que con Messi y diez más se puede ir a por todas, Corea confirma su progresión de esta década, Grecia justo lo contrario: su penosa decadencia e Inglaterra que tiene jugadores, pero le va a costar vencer a equipos verdaderamente potentes. Estados Unidos será muy complicada de derrotar.

Enlazando vidas

Otra noche en que he dormido mal. Y poco. Pensamientos, dudas, preocupaciones, cansancio.

Me levanté pronto y decidí conocer mundo. Sin salir de casa. Poco dinero, ya saben. Siempre digo lo mismo, no me canso: si fuera rico, estaría todo el día viajando… y viendo cine continuamente. Internet te lo permite.

Todo empezó hace más o menos una hora y media. Procedía a seguir analizando empresas de servicios editoriales y sus ofertas. Estudio de mercado, le llaman. Pero me evadí. Defecto de fábrica.

No me pregunten por qué. Tal vez, porque a las 4 de la mañana, puse un momento la radio y hablaban sobre algo acaecido en Groningen. Me encanta el nombre de esa ciudad. De siempre. Me recuerda a cuando era pequeño y siempre ponía la radio para dormir. Recuerdo perfectamente poner la radio mientras narraban fútbol. Jugaba el Groningen con el Atlético de Madrid.

Fui al oráculo de nuestros días (Camilo dixit) que es Google y me paré a ver Groningen. Cuando estuve con el Míkel y el Perro en Holanda no nos alcanzó como para llegar al norte del país. Vimos mucho, pero nunca lo suficiente.

Siguiendo parada en google: “vivir en Groningen”. Tantas veces he pensado en la suerte que tuvo el Míkel de ir un año a Manchester y los buenos amigos que conserva. ¿Y si cualquier día pierdo la cabeza, lo mando todo a la mierda y me voy a Groningen?– me dije. Caí entonces en un documento formado por preguntas y respuestas acerca de la vida en esta ciudad. Curioso, cómo insiste el protagonista en lo exigentes que son en la universidad de la ciudad.

¿Por qué no fuimos a Groningen? Era diciembre, hacía mucho frío y no podíamos escaparnos hasta tan arriba. Aquel paseo por Haarlem a las 6 de la tarde con frío, lluvia y noche. Qué ciudad más maravillosa. Repasé entonces el post en que anunciábamos nuestra partida. Ni siquiera el post viaje. El antes. El de las ilusiones por lo que llega. Incomparable sensación. Tenía 2 comentarios: uno de El Sagutxo Solitario. Aquella chica que tiene un blog fascinante, íntimo, cercano y tremendamente tierno. He leído los últimos post que ofrecía. Me gustó mucho aquél en que describía sus sensaciones en una boda a la que asistió. Dice: La mayor parte de las veces me gustaría estar con una sola persona porque los grupos me abruman y me molestan los diferentes niveles de confianza. Qué gran verdad.

Después de El Sagutxo y pensar por un instante en lo bonito que es San Sebastián, volví a su perfil y observé que entre los enlaces de los blogs que sigue (15) hay uno que automáticamente me obligó que lo pinchara: A las 11 en la imprenta. ¿Qué quieren? Deformación profesional. El blog es de un chaval de Oviedo que vive y estudia en Southampton. Toma ya. Más sensación de que la vida se te escapa de las manos sin haberlo visto todo. Y ese poema maravilloso que me viene a la cabeza, que describe la distancia y que termina con ese “No hay columna vertebral que sostenga el cielo que cae sobre ti cuando se precipita la distancia como aguacero, sólo arena que cae una y otra vez por el mismo puño”.

Este chaval, de Oviedo (maravillosa ciudad), describe su estancia en Reino Unido. Su día a día. He retrocedido para encontrar el comienzo de su viaje. Ciudades frías como las nórdicas deberían alejar. A mí siempre me han atraido. Divertido leer cómo vio el partido entre el Atlético y el Liverpool de hace casi un año. Divertidas preguntas las que a veces se hace.

Miro la gente que tiene enlazada y veo otro link al que debo pinchar inexcusablemente: proyecto de escritora. Le encanta Lorenzo Silva -¿a quién no, no creen?-, come en diversos restaurantes para hacer acopio de información de cara a su futuro libro y hace poco ha estado en Budapest. Más morriña. Enttro en un apartado anexo de su blog en que se centra más en sus escritos y proyectos y veo una frase de José Vasconcelos: “Un libro, como un viaje, se comienza con inquietud y se termina con melancolía”. Verdad, verdad, verdad. Remata la autora: “Y así es como quiero volver, con la melancolía de que ha terminado algo hermoso. Con la maleta repleta de recuerdos, de aventuras vividas y de instantes robados al tiempo“.

¿Robarle instantes al tiempo? ¡Cuántas veces habremos pensado en ello! Y uno vuelve atrás y ve a Momo y los hombres grises y los puros hechos con el tiempo de las vidas ajenas. Y ese poema de Gil de Biedma que tantas veces me percute. O aquél otro de Argensola que me viene a rescatar. (Suspiro).

Volvemos a la realidad. Si en unos años el proyecto editorial que tengo entre manos saliese bien, habrá que estar atento a todo este tipo de escritores de nuevo cuño, de la generación cibernética.

Cada vez que me meto a dar vueltas por diferentes blogs, me planteo algo que posiblemente acabe haciendo. Me encantaría poder recopilar en un libro los mejores post que he visto en los blogs que recorro de vez en cuando.

Y bueno, nada más, que tengo muchas cosas que hacer. No se quejarán. Hoy les he dado a conocer a una chica de San Sebastián de la que hacía tiempo no sabía nada, a un chaval ovetense afincado en Guirilandia y una escritora en ciernes que vuelve de su viaje por la tierra de Imre Nagy. Ya saben… vidas, como la suya o como la mía. Imbricadas.