Archivo

Posts Tagged ‘Sanse’

Un poco de todo

Bueno, pues mientras el Barça ganaba otro título más: 12 de 15 con Guardiola (creo que estamos muy cerca de proclamarlo mejor equipo de fútbol de la historia: no duele ni ná eso), un servidor decidió finalmente dejar las excusas en casa y acercarse a Sanse a las fiestas. Menos gente que otras veces (recuerdo viernes en que no se podía ni pasar), un par de tías de estas de bailar en barra americana medio desnudas en medio de la «calle» de las fiestas (el PP hace cosas raras), los de Modestia Aparte tocando en la plaza (aguantamos diez minutos escasos: no los recordaba yo tan afemi…, quiero decir, tan jula…, quiero decir, tan mari…, en fin, una mierda) y un pedazo de bocata y un gran mojito que nos tomamos en la caseta de Izquierda Independiente es un sucinto resumen de lo que allí vivimos.

No será el último día que vayamos a las fiestas. Hoy es complicado que vayamos, pero mañana domingo, con toda seguridad iremos. A ver si algún cerdo zanzibareño está dispuesto a venir para ponernos los dientes largos. Todo se andará.

Y poco más que decir. La operación media maratón sigue en marcha y el entrenamiento no para. Dentro de unas semanas habrá que perder unos kilitos y prepararse para una nueva experiencia: correr 21 kilómetros sin morir en el intento.

Por cierto, veo que la etapa de la Vuelta de hoy termina en San Lorenzo del Escorial y hay una cuesta del 23% o no sé qué. ¿Será nuestra amiga la cuesta más infernal de la historia la que les aguarda? La verdad, no lo sé, pero espero por su bien que no lo sea.

Anuncios
Categorías:Sucede que Etiquetas: , , , ,

Fiestas deslucidas

Bueno, el verano sigue su curso y en breve llegan las fiestas de Sanse. ¿Quién me iba a decir a mí que lo que otrora fue epicentro de un verano salvaje y desenfrenado ha menguado hasta el punto de que no sé si me acercaré con Mentxu más veces que a comernos un bocata?

Si además tenemos en cuenta que basura de la ralea del Míkel y Ortigoza (no tengo calificativos suficientemente duros para explicar la envidia que les tengo) están en Zanzíbar, que Fermín está desaparecido entre exámenes y quehaceres familiares, que Rodríguez está en otros lados y que Del Rosal también es pasado madrileño pues la cosa se reduce. Por otro lado, ya no vivo en Sanse, por lo que no se puede uno (no debe) mamar hasta altas horas de la madrugada y pretender coger el coche.

Hombre, imagino que parte de la olivina se pasará por allí para tomarse algo, así que en parte se compensa todo esto.

Pero si uno analiza de puertas hacia dentro, puede que los años pasen y que ya no nos mole tanto quedarnos hasta las mil y que por tanto, las excusas lo enmascaran todo. En fin. Algo haremos, eso por supuesto.

Sin palabras

Yo ya sé que esto sólo es un cutre blog. Y que nos alegramos insultándonos. Es una forma de comunicación como otra cualquiera. Realmente utilizamos este lugar para ir contándonos cosas. Y a veces (yo de vez en cuando así lo hago) mirar hacia atrás por ir viendo qué nos ha pasado, más que nada. Eso del tiempo…

Es que estoy en estado de shock. Me he quedado blanco en la garita. Todo pasa a un segundo plano. Hasta creo que me he enjugado alguna lágrima.

He llamado a mi amigo De la Osa para decirle que al final los de IBM me han concedido el curso ese de Dreamweaver. Se imparte cerca de mi ex-curro y lo daré viernes y sábado, empezando por este mismo viernes. Le llamaba, porque así quedaré con él a comer y hablaremos de los viejos tiempos.

Me dice que también llame a Rubén porque hace días le mandó un mensaje y no le contestó. Ya saben, el genial tipo que dirige La Misión en Sanse, ese bar en el que ha caído más de una copa.

Le llamo y le digo que he quedado con Jorge a comer. Me habla en voz baja y me dice que no puede hablar. Digo que intuyo que le pillo liado y que sólo era para decirle que hemos quedado el viernes. Entonces, me pregunta algo que se me quedará grabado, creo que hasta el fin de mis días:

—¿Uri, no sabes lo que ha pasado?

—No, ¿qué ha pasado? —juro que se me ha empezado a acelerar el corazón en ese instante.

—Mi padre se murió ayer.

Uno no sabe qué decir en ese momento. Lo de menos es no haberlo sabido, haberle pillado en el tanatorio y decir gilipolleces mientras tu amigo despide a su padre. Hasta cierto punto es lógico, pues no hablo con él a diario. Pero la sensación de terror crece, la empatía hace que te cueste hasta respirar. Todo se vuelve tan absolutamente inestable en un segundo que uno no sabe qué hacer. Por eso me ha dado por escribir.

Rubén parecía entero. Él es así. Por lo que le conozco sé que la fachada dura es permanente. Pero que debe de estar destrozado hasta límites insospechados. Siento una pena inexplicable.

Él ha hablado durante un rato, explicándome que hace 16 días empezó a sentirse mal y le diagnosticaron un tumor cerebral. Apenas dos semanas después, todo se ha acabado. Me ha dicho que todavía están todos en un estado de medio inconsciencia. El calor siempre frena el dolor. Encima se estaba medio excusando por no haberme podido llamar ayer y así haber ido hoy al tanatorio.

Lo siento tanto por él, por su madre, por sus hermanas, por Penélope, que no sabía qué decirle.

Uno nunca sabe qué decir ante la muerte.

Categorías:Sucede que Etiquetas: , , , ,

Despedidas de soltero

En fin, por si hay algún habitante de Marte que no lo sabe: Sánchez Zurita se casa. Me viene el gran Michel de Montaigne a la cabeza con su célebre frase: «El mejor matrimonio sería el formado por una mujer ciega y un hombre sordo».

Pero no hablemos, si les parece de matrimonios o de la relación entre parejas. Porque el que esté libre de pecado… Creo que todos podríamos hablar sobre todos. Más de un calzoncillo subido hasta los sobacos hemos tenido todos o más de un error hemos cometido sobre elección, mantenimiento o recambio (permítanme el símil automovilístico).

Vengo a hablar de cómo se hace y cómo no se hace una despedida de soltero.

Si les soy sincero, nunca he tenido la opción de asistir a ninguna, pero por lo que uno oye, ve y lee parece que la stripper es condicion sine qua non, la borrachera la excusa para que salte la chispa y la risión el dialecto utilizado para comprenderse todos. Después, claro, los matices son diferentes. Algunos verdaderamente espectaculares.

Nosotros ya dijimos tiempo atrás que en el momento en que uno de nosotros se casara íbamos a pirarnos una semana al Mediterráneo a celebrarlo. Juerga tras juerga. Un poco Entre Copas. Pero la realidad ha vuelto a ponernos la zancadilla.

De por sí la preparación de la boda ha sido la más lamentable que recuerdo nunca. He hablado con el cerdo casamentero por la mañana y resulta que no sabe a qué hora exacta es la misa, no nos ha repartido todavía las invitaciones, no nos pone juntos en el convite, tiene una capea preparada para las 11 y pico de la noche (con más que probable presencia de la lluvia) y encima hasta última hora no se ha sabido quién va y quién no va. Penoso.

Intuyo que lo cutre de un lado ha influido en lo cutre del otro, esto es, de “nuestra parte”. Iremos a tomar unas racioncillas a no sé dónde (Sanse parece la única variable segura de la ecuación) y después será el turno de las copas. Espero que la cosa no sea tan pobre como en un principio pinta.

Se espera que por allí aparezcamos todos en uno u otro momento: Del Rosal, Barra, Rodríguez, Perrete, Mote, Papote y quizás algún invitado por parte de Zurita. A pesar de que se me ha conminado a no decir barbaridades sobre el lúgubre pasado del protagonista, probablemente habrá que narrar más de una anécdota.

En fin, tendrán cumplido informe de lo que allí suceda.

Para acabar con este enlace vodevilesco debo reconocer que no tengo ni pajolera idea de si mi traje está limpio, roto o cagado. No sé si mis zapatos todavía pueden ser usados y si mi camisa será lo suficientemente elegante como para competir con la del Míkel. El caso es que todo se ha hecho mal desde el principio.

A pesar de todo, creo que lo pasaremos… mejor que bien. ¿Alguien lo duda?

Derrotado

Ahora les entiendo. Sensación antagónica a la que todos esperamos en los enfrentamientos.

Todos los ámbitos difieren, pero tienen un terreno paralelo, por encima de sujetos y predicados. Hablo del perdedor.

Foreman es recordado toda la vida. Luchó con tropecientos años con Holyfield. Hasta vendió sartenes. ¿O eran cacerolas? Da igual. Perdió con Ali en Zaire. Esa es la verdad. Como ´Smokin Joe´ en Manila.

Nadie puede olvidar a Poulidor. Nadie ha subido tantas veces al podio. Nunca primero. Sampras nunca venció en Roland Garros.

Hoy he sentido el sabor del derrotado. Un objetivo tenía. Derrotado he sido. Me hallo a merced del vencedor, que diría el clásico.

Jueves a priori tranquilo que se complicó. Quedé por Sanse con el cerdo del Míkel, con el recientemente llegado Ferlein (vaya viaje se ha pegado el muy cabrón) y con el Mati, ese singular personaje, tantas veces querido como odiado, ese ser único e indispensable, un tipo fastuoso. Pizza, risas, alguna cerveza (de esas que pueden pasar el control antidoping). Y unas copas. He sido derrotado. No he llegado a Octubre. El mes de Lenin, el de Cristobal Colón. Nunca el mío.

La titánica proeza a la que me sometía ha podido conmigo como los turcos pudieron con Bizancio. Así cayó Belisario. El caballo de Troya, Helena, la lágrima del auxiliado…

La culpa es de los cerdos de mis amigos. El Mati es un borracho sin parangón. Bebe a la velocidad del rayo. Pretende pulverizar el líquido destilado. Y lo consigue. Curioso parangón. Quiere andar por encima del etanol. Aunque sea haciendo ´eses´.

Luego está el Míkel, ese antropomorfo (cuesta creerlo) que la última vez que le dijo que no a una copa, Eisenhower era todavía cabo. Bebió sin pestañear. Con la tranquilidad y la pericia de un cirujano. Matemático. Sin pestañear.

Espáriz y yo estuvimos hablando incluso después de terminar la velada. Epílogo hakiano hasta que sonó el gong. La campana horaria cerró la noche con ilusiones, certezas, incertidumbres y vicisitudes varias.

Malditos bastardos. Siempre por su culpa. Película ingente, como su director. 46 años de loco americano.

He perdido. He sido derrotado. Han podido conmigo. Como el destino pudo con Gombrowicz. Ese insigne polaco hacedor de futuros en Argentina. La tierra por entonces de Perón. Otro hacedor. Polonia. Lugar donde Jácek y Plácek intentaban robar la luna. Así nos lo afirmaba Makuszynski.

Noche fantástica, rodeado de amigos. Que te cuentan. Te sitúan en la vida. Te dan tranquilidad. Porque el camino les pasa cerca, como a ti. Sus vidas parecen diferentes, pero son la excusa para ir de la mano por el sendero del tiempo.

He perdido. El objetivo se pierde en lontananza. ¿Podré seguir mirándome al espejo? Ese mensajero cruel y despiadado. No creo.

No pude. Rendido me hallo. Continuamos por la senda. Cada vez sé menos. O quizás más. Sabiendo que no sé lo que no sé y que sé lo que mis amigos significan, debo calificar de dulce la derrota.

¿Insuficiente? Me da igual. Gran noche. Aquí queda escrito. Inolvidable. Hasta la derrota expirará. Ellos no. Gentuza. Malditos bastardos. Pero únicos.

Noticias

Todavía impactado por las ventas repentinas de Sneijder y Robben, algo a mi entender, que baja notoriamente la capacidad competitiva de la plantilla del Madrid, con el consiguiente desánimo momentáneo del Sr. Del Rosal y del mío propio, me dispongo a anunciarles que por mérito del gran Espáriz, ha nacido un nuevo blog, exclusivamente futbolero: tansolofutbol.blogspot.com que como pueden inferir, tratará sólo cuestiones futbolísticas y en el que podremos seguir opinando sobre eso que llamamos balompié. Allí se les espera.

Sin más, nos hallamos ya enfrascados en el comienzo de las fiestas de Sanse´09 y los primeros minis ya han caído. Son las fiestas cada año diferentes, según me contaba O´Connell. Él dice que cada vez son peores y que se ha perdido algo el espíritu… Yo le respondía que probablemente lo que ocurra es que cada vez somos más viejos y la percepción que tenemos no es la misma que en tiempos pretéritos.

El caso es que toca disfrutar ya sea más desde la barrera que desde el ruedo, pero hay que disfrutar. Hoy seguiremos dando algún paseíto por la zona.

Sin más, recordándoles que a partir de ahora por la mañana, antes de comenzar a “trabajar” deben pasar por un blog nuevo, me despido esperando que el sorteo de la Champions depare algo interesante.

Viaje calidade

¡Por fin! Llega el viajecito veraniego. Crisis mediante, por España. Por Galicia. Esa tierra celta que nunca he visitado. Sï que conocemos a la perfección a sus hermanos irlandeses y escoceses, pero no a los galleguiños.

Buen viaje nos marcaremos: Santiago, Ribadeo, Ortigueira, Muxía, Cambados, Vigo servirán de campamentos base. Éstos y tropecientos lugares más que veremos por esos caminos tan mágicamente recorridos por unos y por otros. Viaje con la mirífica Mentxu, lo que asegura que las cosas se harán bien y en su justa medida.

Ya pueden imaginar lo que se hace en este tipo de viajes: comer, beber, visitar, viajar, comer, beber (ya sé que lo he dicho, pero es que sobre todo se hace eso). La verdad es que tengo especial ilusión en escaparme después de un año tan tan difícil. A la vuelta, fiestas de Sanse y nuevas aventuras. Esto no para.
Categorías:Viajes Etiquetas: , , , , ,