Archive

Archive for 30 abril 2009

Goles, regates y resultados

Vaya semanita. No, no es el programa de la ETB.

Es mi semana. Por la mañana a las prácticas para empaparme de la vida y milagros de la reina Cristina y acto seguido al Máster, a la primera parte del módulo de maquetación. Bastante decepcionante. Mal enfocado y peor dado por parte del “profesor”.

De hecho lo mejor y con quien más he aprendido es con la amiga mexicana del chino. Lleva ya varios años trabajando con InDesign y se nota.

Por lo demás, lo único que hago en este cutre post es ensalzar la figura del Sr. de las Barras. Se ha propuesto desbancar del pichichi al basuro mareítos y se acerca en la tabla de goleadores.

A un trueque de querer parecer el colegiado de la contienda, estoy por advertir una ligera ilegalidad en la acción. Un claro fuera de juego. Si no, no se explica cómo puede ser que nos hayamos enterado varios días después del tanto anotado.

A diferencia de este ´gol fantasma´, ahí está Mareítos que no para de marcar tantos. Más de una semana consigue hacer unos hat-trick dignos del mejor Hugo Sánchez. Vaya crack.

El caso es que es apasionante la lucha. Es como el Madrid-Barça. Del Rosal tiene en sus filas a Iniesta y a Xavi, a Eto´o y a Messi, o sea a los mejores. Sabe a lo que juega, planifica cada acción, cada movimiento. Ligero como una mariposa y ´Picaor´como una abeja.

El juego de Del Rosal es más deslabazado. A impulsos. Accede a la victoria sin merecerla, con acciones propias de Heinze o de Pepe. Finge rudeza. Finge falta de sentimientos. Es un rambo del amor.

Dijo, el madridista (en esta analogía) que se vio enorme. Es decir, se anima. Como Raúl hoy. Siempre apunté que de las Barras acabaría acogiéndose a la teoría raulista.

La lucha está en todo lo alto. Arte contra praxis. Engaño y regate contra fuerza y “machotismo”.

El sábado llega el partido. El que ya ha comenzado entre estos dos miembros desatados apunta que será largo. Y competido. Y en el que valdrá todo.

Allí estaremos para contarlo.

Orgullo y prejuicio

En fin, uno ya no sabe qué creer.

La hoja de ruta tenía hoy el día en que el Madrid decía adiós a la liga. Era lo lógico. Pero hete ahí que tampoco. Y encima el que le lleva la contraria a la lógica es el ilógico: Raúl.

¿Qué pensará el Sr. de las Barras de que su ejemplo de sevillanía haya sido vencido con un hat trick del 7? ¡Y en su campo!

Si todo es normal, esta ilusión óptica debe acabar pronto. Quizás el próximo sábado. El Barça es mejor equipo. Tiene mejores jugadores. Un plan. Una estrategia. El Madrid tiene eso que no da para encabezar tablas. Orgullo. Fe. Corazón. Escudo. Todo muy barrial.

Eterna dicotomía futbolística.

El otro día leía que Rexach decía que con el equipo que tiene el Barça desde que ganó la Copa de Europa (Eto´o, Messi, Iniesta, Xavi, Puyol etc…) es incomprensible cómo las 2 últimas ligas las ha ganado ese conjunto que fue lleva 5 años seguidos sin pasar de octavos en la champions. Comentaba que al revés hubiera sido imposible.

Algo de eso hay. La realidad dice que hace ya unas jornadas que el Barcelona tenía que estar pensando en cómo celebrar el campeonato. Y sin embargo, lo va a tener que pelear. Y no va a poder descuidarse. Esa es la victoria actualmente del Madrid.

Al Madrid de Zidane, Figo o Ronaldo, los títulos se los peleaba (y en 2 ocasiones los ganaba) el Valencia, pero no el Barça. Era su mala etapa y desapareció de la lucha por el campeonato nada menos que 5 años. El Madrid siempre está ahí. Incluso en sus épocas más mediocres. Y eso es admirable.

Entiendo que la gentuza como de las Barras y Rodríguez no le van a dar ningún mérito a este equipo que lleva no sé cuántos puntos y victorias seguidas. Pero saben que tengo razón.

Ferlein, del Rosal y mi menda nos rendimos ante esta nueva muestra de competitividad y de capacidad de luchar por los milagros.

Debería indagar más en el hat trick de Raúl. 18 goles en la liga y 24 en total. Son números sólo. Pero unidos a otros números dan una muestra casi indecente de lo que es el amor propio y la capacidad emotiva e infravalorada de creer en uno mismo. Raúl es una mina de oro. Lleva dándole todo y más al Madrid 15 años. Se está apagando su llama, pero eso no debe impedir darse cuenta de que sus méritos son inabarcables.

Y bueno, poco más. Que conste que no saco pecho. No hay por qué. Lo lógico es que el más alto y el más guapo se lleve a la tía. Pero sólo llegar a ilusionarse merece la pena.

Hojas en blanco

Bueno señores, día del libro.

Por lo que me toca he de confesar que es muy importante leer libros, comprarlos (a poder ser pagándolos) para hacerse como persona y encontrar nuevos mundos y bla bla bla…

Lo importante es ser feliz. Eso está claro. Y más allá de coñitas, la lectura ayuda a encontrar un estado de ánimo más positivo. Le hubiera venido bien a Pepe leer algo antes de zurrar a todo lo que se pudo por medio. Una pena.

Hablando de felicidad… lo del Barça no tiene nombre. Es imposible jugar mejor. Si todo es lógico ganarán la liga en el Bernabéu para más dolor propio. Ganarán la Copa, salvo milagro bilbaíno y también sería raro que se les escapara la Champions. Batirán record de goles… joder, es una pesadilla.

Y poco más. Mis próximos objetivos son las sartenes que el Sr. Rodríguez tiene para mí, tomarme una birra con estos cerdos (hace ya mucho que no los veo), acabar de corregir el libro de la reina Cristina, aprender a maquetar en el Máster y seguir engullendo datos oposicionales. Heterogéneo, pero indispensable.

En fin, cutre post para que me den cera, porque últimamente es lamentable la falta absoluta de palos que observo.

“Os recomiendo que si estáis plof, meneéis la almendra”. Eso dice Georgie Dan en Muchachada Nui. Pues eso.

Metástasis auditiva

Mientras veía de refilón la segunda parte del partido entre el Valencia y el Sevilla me preguntaba por qué no existe una ley orgánica, ordinaria, escrita, no escrita, tácita o lo que ustedes quieran para sacrificar a ciertos periodistuchos de tres al cuarto.

Como en botica los hay buenos y malos en cada casa. Y en cada caso. Pero como en las malas enfermedades, tienden a concentrarse en puntos dificilmente tratables.

Lo de La Sexta es tragicómico. Un personajillo que se hace llamar “Pachi Alonso” ha conseguido provocarme una descomposición estomacal propia de la mejor salmonelosis. Infectocontagioso es lo de “Pachi”. Sólo así se explica lo de esa pseudo-cadena. El vergonzoso Montes (paradigma de la sociedad cutre, poco esforzada y chirriante que nos define) y sus esbirros confirman la desgracia.

Pero es que es contagioso. Estoy un pelín alejado de ese mundo radiofónico que tan feliz me hizo. Pero últimamente vuelvo a comparar.

Onda Cero tiene, a mi entender, varios de los mejores profesionales en lo que a informativos se refiere: Carlos Herrera, Colmenarejo, Alsina… ¿Por qué esa descompensación si hablamos de sus especialistas en deporte? Salvando a Corrochano, Ángel Rodríguez y quizás algo del sempiterno Azuara (debilidad personal, ya lo saben) el trazo es francamente preocupante.

Onda Cero es el resultado de un ambicioso plan de empresa y de un amor obstinado por las matemáticas. En su ambicioso proyecto de apoyarse en la ley de lo “inversamente proporcional” demuestran que para equilibrar presupuestos y comentarios hay que tener mucho de lo mejor y mucho de lo peor en un mismo plantel. Chema del Olmo, un tal Herráez, Alejandro Mori etc… nos devuelven a tiempos pretéritos. Esos en los que no era condicionante fundamental el saber comunicarse con sus semejantes.

La COPE tiene a “su rubio”, probablemente una de las mayores mediocridades pegadas a un micrófono. En esa casa, sangra las neuronas de los oyentes gente como Walter García.

Y así se mire por donde se mire: Antonio Ruiz, Manolete, García Caridad, Roberto Gómez, Fernando Burgos, Siro López (me entran ganas de matar cuando ese indeseable esputa microbios verbales por las ondas) y así hasta completar un listín de teléfonos.

Marconi se revuelve en su tumba. Y yo le entiendo.

Nuevos tiempos

Bueno, pues ya se puede confirmar que he comenzado mi nueva etapa. Y por ahora, no me quejo. Todo nuevo, todo diferente

Prácticas en Marcial Pons por las mañanas. Ya les contaré cómo es eso de corregir originales y qué pasó entre la reina Cristina de Suecia y un embajador español hace ya unos cuantos años. De hecho creo que hay una peli con Brigitte Bardot en que se puede conocer esa curiosa historia. Creo que el Míkel está deseoso que le cuente cómo acaba la tipa.

Además, estoy con el Máster en su parte final (quedan algo menos de 3 meses) y se intensifican las clases. Hay muchas entre semana.

Las tardes que no tengo clase las dedico a empezar a empaparme de Constitución y de temario para unos oposiciones otoñales al ayuntamiento de Madrid. Obviamente, sin posibilidad de aprobar, pero por lo menos para ir conociendo cómo se mueve este terreno. Puede sonar absurdo, pero ahora que tengo cerca a Mentxu, uno siente cierta querencia a este mundillo del funcionario. Pues lo que digo, ahí hay otra opción futura. Nunca se sabe.

En unas semanas empezaremos con el trabajo sobre Larra que me debe dar sustento para un semestre y también estoy aprovechando, al tener que viajar tanto en Metro, para leer mucho atrasado.

Estoy con Fortunata y Jacinta (el libro de Galdós) y se lo recomiendo. Es una maravilla. Un compendio de sensaciones y realidades vívidas, tanto físicas como abstractas, todo salpicado de ese toque Galdosiano de referencias históricas y geográfico. Recomendado queda.

Y nada más. 3 ingleses y el Barça. Habrá que ver. Que pase todo esto ya y vuelva Floren. Quiero volver a las semifinales de la Champions. La última vez que el Madrid jugó esa ronda el Míkel pesaba 20 kilos menos, Rodríguez podía correr maratones, Zurita conservaba ese llavero tan característico suyo del caudillo, Del Rosal sólo conocía de las mujeres que no tenían pene y Espáriz adoraba, con cuasi lujuria pecaminosa, a ese zote que escupe a Lázaro Carreter en la Ser.

Pero ha pasado el tiempo…

Estamos contigo, my friend

Ya saben los que me conocen la gran cantidad de adjetivos que nunca me cansaré de utilizar contra el vergonzante ser que dirige una empresa de chiste, dedicada al mundo del software… y que curiosamente tiene software ilegal en sus propias máquinas. El detalle es significativo. Voy a ver cómo me las apaño para denunciar al desgraciado ladrón culpable de esto.

Empresilla Bananera Putrefacta. Acrónimo de este penoso lugar del que siempre recomendaré huir. Sobre todo por culpa del indeseable cerdo que subyuga a sus empleados.

De AG, podemos llamarle Analfabeto Granaíno a partir de ahora, sólo se puede esputar porquería. Sería un personaje perfecto para un cronopio de Cortázar. Para un vodevil español. Para una tira de Forges. Tiene el rostro idóneo para aparecer en el papel higiénico. En fin, se hacen a la idea: el chorizo habitual. Lo que en otros tiempo llamábamos mangui cutre salchichero.

Que era el típico cenutrio, con la cultura de un chimpancé, el cerebro de una ameba y la maldad de un demonio ya teníamos constancia. Pero lo que está ocurriendo en las últimas fechas apunta gravemente a la delincuencia común.

De un tiempo a esta parte, con la crisis que nos come – por culpa de ladrones como AG – la empresilla bananera de la que hablamos se está viendo abocada a ahorrar costes y gastos. ¿Cómo? Despidiendo, no pagando, robando etc…

Pero hete ahí, que el sinvergüenza tiene un pequeño furúnculo en su finca privada. Quiere echar a uno de sus empleados. Pero claro, sin pagarle. ¿Se puede ser mayor sabandija? ¿Se puede ser más cutre?

Para conseguirlo, Analfabeto Granaíno está haciendo simple y llanamente mobbing. Le está intentando hundir psicológicamente para que se vaya. Que si le cambia las vacaciones, que si le obliga a utilizar un intermediario para hablar con él, que si le niega sus derechos para pedir reducción de jornada por haber tenido un niño hace poco tiempo, que si le obliga a mandarle un burofax para hacerle llegar cualquier petición (¡¡lo que leen!!). Es surrealista.

La lástima para el tirano de tercera es que se ha encontrado con un tío que tiene los huevos muy grandes. Y encima… que es un tío muy listo. Legalmente tiene las de ganar y a poco que la justicia sea fiel a su nombre y significado debería obtener un triunfo rotundo.

El analfabeto se salta la ley varias veces al día. Todos los días. Y al final se le volverá en contra. Lee los correos de sus empleados, escucha, espía, tiene infiltrados esquiroles entre la plantilla (la decepción para con algún ex compañero es tan brutal que no podría definirse), intimida, amenaza etc… Y además de esa manera tan propia de los cobardes.

Ante chusma de esta calaña no podemos quedarnos quietos. Merece todo el mal que se le pueda desear. Haciendo un símil con algún político, lo que más rabia te da es que te robe un ser tan patético como éste. No sé, imaginen que su jefe es Mario Conde, el tal Madoff… joder, tipos envueltos en una elegancia. Ladrones de guante blanco si quieren. Pero es tan triste, que nos robe el tonto del pueblo…

Joder, ¡qué asco me da este tío! En serio. Es superior a mis fuerzas.

Desde este humilde lugar, darte ánimos querido amigo. Estamos contigo. Y nunca vamos a dejar de estarlo.

A la conjunción de heces que forman eso que se sienta en un despachillo en la calle Cronos de Madrid tarde o temprano le llegará su castigo. A este tipo de timadores de medio pelo, lo que de verdad les duele siempre es el bolsillo. Sobre todo cuando eres un mindundi, que a duras penas saber hablar, analfabeto funcional, ignorante en el sentido más peyorativo que tenga la palabra y con tantos complejos que no caben en mente humana.

Para ti, amigo mío, sólo será dinero. Para él será la derrota de saber que no se puede humillar a la gente sin pagarlo.

Ese día podremos ir a celebrarlo sabiendo que el bien ha vencido. Y que el escombro siempre acaba donde tiene que acabar. En la basura. Olvidado.

No entiendo

Me hace gracia.

Me llama el O´Connell y pone esa voz seria, tan suya. Me dice que hay un ambiente difícil “y que la situación es preocupante”. Cuestión clara y respuesta cristalina.

Me dice Sánchez que pregunta por doquier y que todos echan pestes de mí. Que Rodríguez & Barra están enfadados. “Picados” conmigo, afirma con firmeza. Y todo me lo dice, mientras estoy aguantando gente y más gente en tantas tiendas de muebles y ropa.

No entiendo, la verdad. Imagino que será una nueva gilipollez más de Zurita. Casi como el viernes que nos pasamos con el borracho Del Rosal. Vaya momentitos nos hizo pasar el canario pegado a una botella. Joder.

Llego de las compras y veo que Federico va a dejar, posiblemente, la Cope, que va a haber varios cambios en el gobierno (Pepiño más arriba de lo que ya está) y que al Atleti le han metido 4 en casa.

Se acerca la Semana Santa: tradición y hábitos.

Aún así, diría lo que Alfonso Guerra en su día: “A esta España no la reconoce ni la madre que la parió”.