Inicio > Mundial Sudáfrica 2010 > La verdad puede con el mito

La verdad puede con el mito

El hombre del siglo XXI, el más avanzado de toda la evolución (eso dicen) sigue curiosamente teniendo una brutal dependencia de ciertos pasajes, llamémosles, celestiales o alejados del mundanal ruido. Las creencias, los mitos, las leyendas. El más allá. Lo intangible. Lo irracional. Italia se jugaba el pase a octavos. El mito debía permanecer en pie. Por una sola razón, conservada además cual estalactita en nuestros pensamientos más íntimos: Italia no puede caer eliminada simplemente por ser Italia. Pura metafísica. Ni siquiera cuando el raciocinio así lo aduce. Puede que no sean cuestiones tan esotéricas. Puede que simplemente sean hábitos. Conductas aprehendidas, asidas. No nos imaginamos que Italia pueda caer con deshonor. ¡Es Italia! Es la campeona del mundo. No importa que no juegue al fútbol. No importa que tenga futbolistas mediocres en todas sus parcelas. Que lo poco salvable no esté (Buffon o Pirlo). Es lo de menos. Ni siquiera habría que tener en cuenta que su entrenador está de vuelta. Los hados nacieron en el Piamonte dicen algunos para justificarlo. Italia nunca falla. El juego no importa: ellos no saben de qué va eso. Ellos sólo ganan. Jamás caerían así.

Grupo F: Eslovaquia 3 (Vittek (2) y Koupunek) Italia 2 (Di Natale y Quagliarella)

Quien haya visto el partido podrá afirmar que lo visto sólo tuvo un color: el blanco eslovaco. Al menos hasta el minuto 80. Hasta ese minuto 2-0 y varias ocasiones claras de Eslovaquia. De pronto surgió ese espíritu italiano (lo único salvable) que lo intenta hasta el final y en una gran jugada recortaron. La ridícula defensa transalpina regaló tras un saque de banda el tercero. Quagliarella hizo el gol del partido y un tal Pepe tuvo el empate en sus botas. Si lo llega a marcar hubiera crecido aún más la leyenda. La maquiavélica leyenda italiana. La justicia estuvo del lado de los que amamos el fútbol. Vergüenza. Italia ha sido la última de un grupo de broma, con rivales que no conocían más que la derrota en los mundiales (salvo Paraguay), con dos empates y una derrota. Penoso. En el fondo parece entrañable pensar que siempre hay algo que nunca cambia: desde siempre hasta nunca. Mentira. Italia ha pasado demasiadas veces sin nada a cambio. Llegaron al Mundial sin algo a lo que agarrarse. Con un once vergonzoso. Mucha fuerza pero ningún talento. En Italia siempre fue más o menos equilibrado. Valoran lo rudo, pero aman a Baggio. Valoran el coraje, pero se quedan con Totti. No son tontos. Este año no tenían calidad, pero decían que les alcanzaría con el mito. Italia está en la calle. Donde debía estar. Cannavaro titular. Iaquinta titular. Zambrotta titular. Gattuso titular. Chiellini titular. Demasiados errores. Demasiada oscuridad. El mito ha caído. Y con él todos sus adoradores. Todos los que sabían que esto tenía que pasar, pero que no se atrevieron a rebelarse.

Grupo F: Paraguay 0 Nueva Zelanda 0

Partido sin mucha historia. Bueno alguna sí. Loa a Nueva Zelanda que se va del Mundial sin haber perdido. Con varios jugadores de los que allí estaban que ni siquiera son profesionales. Enhorabuena. Paraguay tuvo muchas ocasiones, pero no acertó. Tampoco tuvo más necesidades visto lo que pasaba en el otro encuentro. Paraguay es primera. Y los neozelandeses no son últimos. Todos satisfechos. Los partidos de Paraguay son soporíferos. Tal cual. Enfrente tendrá a Japón. Todo lo contrario. Dos estilos se medirán.

Clasificación PTOS PJ PG PE PP GF GC (Dif)
Escudo de Paraguay Paraguay 5 3 1 2 0 3 1 (+2)
Escudo de Eslovaquia Eslovaquia 4 3 1 1 1 4 5 (-1)
Escudo de Nueva Zelanda Nueva Zelanda 3 3 0 3 0 2 2 (0)
Escudo de Italia Italia 2 3 0 2 1 4 5 (-1)

Grupo E: Dinamarca 1 (Tomasson) Japón 3 (Honda, Endo y Okazaki)

El partido que decidía quién acompañaba a Holanda en octavos apuntaba alto. El tradicional juego danés (con jugadores ya más que veteranos) contra el fútbol naciente del Imperio japonés. El baño no ha tenido discusión. El resultado es corto.Dos goles de falta de los japoneses (algo de cantada hay) y un tercer gol antológico, o mejor dicho: una jugada antológica que precedió al tercer gol, definió el choque. Dinamarca fue un equipo plano. Sin ideas. Sin fútbol. Su gol fue regalado por el árbitro. Dinamarca es posiblemente el peor equipo europeo de este Mundial. Casi peor que Italia. Con el mismo poco fútbol, pero sin leyenda detrás. Japón tuvo momentos casi orgásmicos. Tocando, moviéndose, ofreciéndose. Japón lo merece. Sin duda alguna. Dinamarca está en casa. Que vuelva en el mismo avión que Italia. Ambas necesitan una buena lobotomía.

Grupo E: Camerún 1 (Eto’ o (Penalti)) Holanda 2 (Van Persie y Huntelaar)

Holanda volvió a vencer. 9 puntos en su grupo. Derrotó a Camerún en el partido de grupo en que no se jugaban nada. Lo único reseñable fue la presencia de Robben en los últimos 20 minutos. Sirvió para comprobar que con él Holanda parece un equipo con verdaderas posibilidades. No olvidemos que en octavos tendrán a Eslovaquia. Antes, una buena pared entre Van der Vaart y Van Persie puso por delante a la ‘Orange’. Sneijder también dejó muestras de su calidad con varios pases interiores y en definitiva Holanda subió un punto sus prestaciones con respecto a los dos primeros partidos. Ojo con Holanda. Camerún se va de la Copa del Mundo con el dudoso mérito de acabar con 0 puntos en su casillero. El peor equipo del Mundial junto a Corea del Norte y Honduras, a falta de confirmación. La decepción de África por excelencia.

Clasificación
Clasificación PTOS PJ PG PE PP GF GC (Dif)
Escudo de Holanda Holanda 9 3 3 0 0 5 1 (+4)
Escudo  de Japón Japón 6 3 2 0 1 4 2 (+2)
Escudo de Dinamarca Dinamarca 3 3 1 0 2 3 6 (-3)
Escudo de Camerún Camerún 0 3 0 0 3 2 5 (-3)

Italia copa las portadas del 14º día de Mundial. Dos semanas después está eliminada. Como Francia. La final de 2006 es historia. Ahora toca pensar en quién serán los próximos. Ahí están puestos nuestros sueños. En horas España se la juega contra Chile. Una fase de clasificación demasiado embarullada nos deja un partido a vida o muerte demasiado pronto. Y va a ser duro. Verdaderamente duro. Con Iniesta y en un patatal. Si ganamos estamos dentro. Si no lo hacemos, dependeremos del Suiza-Honduras. Tengo miedo. Esa es la verdad. Vemos de cerca el filo de la navaja y estaba escrito que este año no sería como todos. Habrá que demostrarlo. No es momento de pensar en octavos ni en historias raras. Demasiada gente aguarda con el mazo. Es lo de menos, pero qué bien sentaría darle a más de uno en los morros. Toca hablar en el campo. Jugadores cansados, ánimos imperfectos, esquema dubitativo… No importa. Juega España. Y es lo único que importa. Estamos con ellos. Porque lo merecen. Porque nos lo merecemos.

Anuncios
  1. 25/06/2010 en 01:14

    En fin, la realidad es que ninguno apostó por Eslovaquia. Hasta a los más escépticos nos costaba mostrar la gallardía en la apuesta. Al menos acerté (me aplaudo) en que Japón podría con Dinamarca. Penosa Dinamarca. Un día en que hemos sumado poco. Para qué engañarnos.

    Clasificación:

    1º Espáriz 14’5 puntos
    2º Ortigoza 13’5 puntos
    3º Rodríguez 13’5 puntos
    4º Del Rosal 12 puntos
    5º Pascual 12 puntos
    6º Barra 11 puntos

    Últimos partidos de los grupos. Grupos G y H.

    16:00 Portugal – Brasil

    Barra 1-1
    Del Rosal 2-4
    Espáriz 1-2
    Ortigoza 0-0
    Pascual 1-1
    Rodríguez 1-1

    16:00 Corea del Norte – Costa de Marfil

    Barra 0-2
    Del Rosal 0-2
    Espáriz 0-4
    Ortigoza 0-2
    Pascual 1-4
    Rodríguez 0-1

    20:30 Chile – España

    Barra 0-2
    Del Rosal 0-3
    Espáriz 0-1
    Ortigoza 1-2
    Pascual 1-3
    Rodríguez 1-2

    20:30 Suiza – Honduras

    Barra 1-0
    Del Rosal 1-1
    Espáriz 2-0
    Ortigoza 1-1
    Pascual 1-2
    Rodríguez 1-1

    Uff… vaya partido!!

    Nos jugamos la vida. Dios, qué acojone.

    Vamos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. Atticus Finch
    25/06/2010 en 03:31

    Amigo, le voy a reconocer que yo también estoy con los huevos de corbata. No me llega la camisa al cuerpo. No porque crea que Chile es mejor equipo que el nuestro. Ni mucho menos. Tampoco porque crea que no estamos haciendo el fútbol que el momento requiere. Simplemente estoy acojonado porque el primer partido a cara de perro llega demasiado pronto.

    No me gusta un pelo que tengamos que la obligación de ganar tan pronto. Si las cosas hubieran sucedido como debeberían, ahora tendríamos 6 puntitos y un empate nos valdría para pasar matemáticamente. Y en esa situación, los partidos se encaran de otra manera.

    Ni siquiera creo que tener jugárnosla en octavos, si pasamos, contra Brasil o Portugal (dos grandísimas selecciones). Sigue siendo muy pronto para enfrentamientos a vida o muerte. Lo suyo es que “lo bueno” empiecen en cuartos. No tan pronto. Pero, en fin, las cosas vienen con vienen y hay que afrontarlas.

    Ahora toca sacudirse los miedos, tirarlos al contenedor y gritar bien fuerte que les vamos a meter lo suyo a los chilenos. Y claro que lo vamos a hacer. Esto no puede acabar aquí. Este es nuestro Mundial. Le guste a Maradona o no. Mañana a las 20:30 comienza la conquista española de esta Copa del Mundo. Ya lo verán. Mañana, dentro de 24 horas, estaremos mamándonos como perras y esperando a que llegue el martes.

    Un saludo,
    Atticus

    PD. Por cierto, ¿se han fijado en la estupidez perpetrada por la FIFA en la elaboración del calendario? Resulta que si quedamos segundos, jugaríamos el 28, es decir, tendríamos un día menos para descansar que si quedamos primeros. Pero lo peor de todo es que eso significa que el primero del grupo G (posiblemente Brasil) tiene dos días menos para descansar que Paraguay y Japón, que juegan el 29. A mí me parece que lo lógico sería que los dos partidos de octavos que surgen de los cruces entre los grupos G y H deberían ser el mismo día. Estas cosas de la FIFA no las entiende ni su puta madre. Como que el tío que arbitre un Dinamarca-Japón de toda una Copa Mundial sea el esperpento ese sudafricano que hemos visto hoy. En fin…

  3. 25/06/2010 en 11:18

    En fin, amigo Fermín, toca ser optimistas. Enfrente hay un equipo bastante bueno, pero tendríamos que poder. Las dudas nos surgen, porque realmente no vemos a España tan bien como debería. No está Silva, no está Torres bien, el doble pivote raro ese, Xavi aparece poco, Iniesta está tocado, Casillas y la Carbonero… no sé, demasiadas cosas raras. Aún así tenemos que exprimirnos al máximo.

    Me ha gustado eso de tirar los miedos al contenedor. Ahí es donde tienen que estar. Cerca de Italia. Es un buen lugar.

    Joder, no quiero ser repetitivo, pero es que no hace más que volverme una y otra vez a la cabeza esa frase del Míkel: «¡Acuérdate de lo que te digo: si España pasa a octavos se juega el Mundial con Brasil e Italia, acuérdate de lo que te digo!». Jaja, qué grande.

  4. 25/06/2010 en 11:28

    Suponía que Italia iba a caer así, con un último abordaje agónico. Suponía que iba a forzar una prórroga, y hasta penaltis, porque esperaba que cayera más tarde, en octavos, cuartos o incluso en semifinales. Pero no. La vieja Italia ambigua, cínica y calculadora no ha muerto en una gran batalla, de las que se recuerdan, sino en un partido menor, de primera fase, que se grabará principalmente en la memoria de las dos aficiones, la eslovaca y la italiana. Quizá más en la memoria de los italianos, que siguen sin olvidar el precedente de Corea del Norte en 1966.

    Italia

    Aunque este desastre italiano se parece más al de 1974.

    Como ahora, también entonces un entrenador del norte, Ferruccio Valcareggi, había decidido mantener la base del equipo del Mundial anterior. En México-1970, Italia había llegado a la final tras protagonizar en semifinales, frente a Alemania, uno de los más bellos partidos de todos los tiempos. Como el equipo campeón de 2006, aquella selección subcampeona de 1970 ya era veterana y empezaba a decaer. En 1974, había jugadores como Rivera que llevaban cuatro mundiales en las piernas. Como la de este año, la Italia de 1974 había agotado ya todas sus ambiciones.

    En 1974 se acusó a Valcareggi de confiar en unos futbolistas casi acabados y de no contar con el “grupo salvaje” de la Lazio, sorprendente campeón de Liga. Valcareggi sólo utilizó como titular a uno de los “salvajes” (lo eran realmente), el ariete Chinaglia, y lo que obtuvo de él fue un feroz corte de mangas al sustituirle.

    Ahora se acusará a Lippi de apostar por los veteranos de 2006 y por los (relativamente) jóvenes de la Juventus, que han hecho una temporada lamentable, olvidándose de varios romanistas y del impredecible Cassano; se le acusará de no haber utilizado antes a Quagliarella; se le acusará de no haber sacado al campo a Pirlo aunque fuera con muletas.

    Italia es un país muy futbolero y habituado a los procesos judiciales largos y prolijos. Eso propicia que tras los fracasos de gran calado se desarrollen exhaustivas acusaciones en la prensa y en los cafés.

    Recuerdo los debates posteriores al Mundial de 1974. Y recuerdo que hubo un consenso más o menos general en las conclusiones:

    —Se asumió como aceptable la derrota 2-1 ante Polonia, que tenía un equipazo y acabó tercera.

    —Se consideró que Italia había cumplido con el 3-1 sobre Haití en el debut.

    —Se atribuyó, finalmente, al empate 1-1 contra Argentina la traumática eliminación. Italia podía haber ganado ese partido. Iba bien, hasta que entró en la cancha un joven excéntrico y velocísimo llamado René Houseman. En ese momento, el seleccionador Valcareggi cometió el error de su vida. Asignó el marcaje sobre Houseman (y entonces los marcajes eran un asunto de hombre a hombre, un asunto estrictamente personal) a su centrocampista más lento. En resumen, Italia no ganó a Argentina y no pasó de la fase de grupos por culpa de aquel marcador cuadrado, miope y estático con el que Houseman hizo lo que quiso.

    El encargado de marcar a Houseman, algunos lo recordarán, era Fabio Capello. Fue criticado ferozmente.

    Quién sabe, tal vez después del proceso que les espera en los próximos meses los Criscito, Chiellini, Zambrotta, Montolivo o De Rossi lleguen a ser entrenadores multimillonarios, como Capello, y logren superar el bochorno de hoy. De momento les queda mucho por pasar.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: