Archivo

Archive for 25 febrero 2009

Al ajedrez gana Benítez

La partida de ajedrez…se la llevó Rafa. Se la llevó Benayoun. Un peón decidió sobre el tablero. El Míkel gana. Al menos el primer duelo.

El partido, como bien apuntó Rodríguez, olía que tiraba para atrás desde el comienzo a empate a 0. Descomunal el sistema defensivo del Liverpool. Desde la pareja de mediocentros, el excelente Xabi Alonso y el trabajador a destajo Mascherano, hasta la línea defensiva, pasando por el guardameta Reina impidió cualquier mínima ocasión merengue.

Al otro lado, se intentó lo mismo. Pero no se consiguió con la misma categoria. Posiblemente, porque los de Anfield llevan con este sistema 5 años. Y los del Madrid no llegan a 3 meses.

Pero esto también es cuestión de nombres propios. La colosalidad de Casillas y de Pepe fue la excepción. Gago no estuvo, Cannavaro fue un desastre en muchos momentos puntuales y Heinze fue un pardillo. Una falta absolutamente innecesaria anunciaba el castigo. En el ajedrez si te equivocas en un movimiento, te machacan… sin derecho a réplica.

Delante, bajo mínimos en cada equipo. Muy decepcionante la poca profundidad del Madrid. En el Liverpool un par de cositas. El Liverpool se lleva más de lo que, tal vez, mereció. Pero al menos supo a lo que jugaba hasta el final.

La emoción estuvo. Las aficiones. El You´ll never walk alone. Las ilusiones. Lo que no llegó en toda la noche fue el fútbol. Y en el mismo minuto en que Alan Kennedy ganó la tercera copa de Europa del Liverpool en 1981, Benayoun dejó tocado de muerte al Madrid.

Obviamente queda la vuelta y el fútbol es fútbol y todas esas gaitas. Pero la realidad es la que es. El Liverpool ha ganado en el Bernabeu sin Gerrard y con Torres a la mitad. El Madrid tiene pocas opciones de estar en cuartos. Pero, por la parte que toca, no dejaremos de creer.

En 15 días, jugamos la segunda partida de ajedrez. Pero esta vez, partimos con menos fichas. Y ante eso… toca milagro.

Llega lo grande

Se acerca lo esperado. El partido entre los equipos (con permiso de Bayern, Milán y Ajax) más laureados de Europa: Real Madrid y Liverpool. 14 Copas de Europa entre ambos. Casi nada.

Las apuestas ya se cruzan. Los miedos ya afloran. Las ilusiones buscan hacerse hueco.

La situación en los respectivos campeonatos es relativamente simétrica (7 puntos abajo del líder), pero no la forma de llegar. El Madrid recorta, los de Anfield aumentan el agujero.

Topicazo al canto: no importa lo que haya pasado antes. Cada partido de este nivel es un mundo aparte.

En lo particular, el Sr. Barra & Sr. Rodríguez animarán sin descanso al Liverpool y por el otro, Del Rosal & mi menda apoyaremos a los de la Castellana. Habrá damnificados. Eso seguro.

Salvo milagro improbable, el partido de ida lo veremos cada uno en nuestro particular hábitat. No así la vuelta. Lo lógico sería que el dueto perdedor invitase a unas pintas al ganador. O tal vez, lo más caballeroso sería hacerlo al revés. Todo se andará.

El miércoles vuelve la champions. Mejor dicho, lo que vuelve es la Copa de Europa. Eliminatorias a ida y vuelta. Casillas Vs Reina, Carraguer Vs Pepe, X.Alonso Vs Gago, Kuyt Vs Raúl, Gerrard Vs Robben, Higüain Vs Torres. Vaya emparejamientos… joder, qué grande es el fútbol.

Si ya tuvimos este fin de semana ración de sensaciones fantásticas de esas que exclusivamente impone el mundo del fútbol, vuelve lo gordo en forma de tradición.

Real Madrid – Liverpool. Miércoles 25 (20:45). Hasta entonces.

Muchachada Vs Averno

El infierno cotidiano que supone este espacio laboral en que hállome actualmente se ve de vez en cuando aliviado cuando me distraigo con algún vídeo o alguna canción interesante. Pero sobre todo, cuando puedo disfrutar de algún vídeo de Muchachada Nui.

Ayer volvió la serie más irreverente y cachonda de los últimos tiempos. Cualquiera que leyera los periódicos en el apartado de comunicación lo habrá notado. Entrevistas a Joaquín Reyes, a Cimas y al otro tarado. Vaya gente.

Ayer, volvieron Enjuto, el mundo viejuno y Celebrities con Enrique Bunbury. Bastante bueno. Y la representación de Los Goonies 2 con Cindy Lauper.

Algún asiduo amante de los viajes mentales hacia Oriente, aunque físicos al otro extremo del planeta, dejó un comentario ayer sobre uno de los próximos personajes a parodiar por ese personaje tan indefinible que responde al nombre de Joaquín Reyes: Kim Jong Il. Imaginen.

Realmente, apenas vi La hora chanante, pero desde que hace ya un tiempo, los Rodríguez, Alonso, Barra y otros tantos me hablaron de este humor tan absurdo me dio por entrar a formar parte de esos más de 600.000 tipos que cada miércoles ríen poniendo la 2 por la noche.

En estos momentos de crisis total, un poco de humor siempre viene bien.

Me voy a disfrutar de algún episodio de años atrás.

Se acerca el día 25. ¿Irán los ínclitos Rodríguez y Barra al Bernabéu? Uff, qué grande va a ser. 6 días y bajando…

P.D. Un día tenemos que ponernos a hablar de ese gran personaje llamado Bermejo. Teníamos uno en nuestra vida, ése que fumaba como un cosaco, insultaba con su voz desagradable e inconfundible y eructaba con la pasión de un moro, pero tal vez éste dé más juego. Ahora resulta que no tenía licencia de caza. ¡Grande!

La excrecencia nos destruye

Llevo ya unos días pensando en todo lo referente al asesinato de Marta del Castillo. Imagino que ustedes también.

Obviamente en la familia, en la propia asesinada, en la razón de la sinrazón… pero sobre todo en la sangre fría de los ejecutores. Inconcebible.

Uno de ellos la mata. Joder, ¡la mata! y llama a sus colegas, criminales como él, la tiran al río y pueden dormir tan tranquilos. Acojonante.

Lo peor es ya el hecho de que cuando empieza la búsqueda, los tíos se ponen a pegar carteles. Y colaboran activamente en toda la vorágine en busca de la desaparecida. Ni un relato de Poe… en serio.

Ahora será difícil encontrar el cadáver por lo que dicen los especialistas. Y ojo, que eso puede influir en el devenir del juicio.

La Ley de Enjuiciamiento Criminal española, de 1882, no está muy clara y deja un vacío legal difícil de explicar. La Ley exige que el juez recoja todos los vestigios o pruebas materiales para el posterior juicio, pero el articulado no exige cadáver sino “pruebas razonables” de que el hecho se ha producido y pruebas que incrimen al autor o autores….

Yo una vez hablaba con el Míkel de que dudaba que hubiera algo más deleznable que herir a una madre.

Pues no sé yo si estamos a empezar a batir records.

Y mientras tanto Bermejo de caza con Garzón. Ole, ole y ole.

“España el país de la patraña…” cantaba Ska-p.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , , , , ,

Emocionante España

Recuerdo a Paco González como un loco. Y a Manolo Lama. Y la portada del día siguiente del diario AS con algo así como “Nos dais vergüenza”. Y es que no todos los días se pierde con Chipre.

Era el epílogo de la etapa de Clemente. Los Caminero, Guardiola, Bakero, Alfonso, la primera etapa de Raúl, Zubizarreta… se volvían con una de esas debacles que abochornan a una nación.

El caso es que había una sensación de buen germen, de semilla bien plantada que no terminaba de crecer. España ha tenido etapas brillantes en su historia y a veces hemos ganado algo, o al menos nos hemos acercado a la parte final.

Pero nunca como esto. La selección nacional es un escándalo. Un homenaje permanente al fútbol en cada minuto que disputa. El equipo rival siente que no siente. No pueden. No tienen la pelota. Bufan alrededor de unos maestros.

España tiene el mejor grupo de centrocampistas que jamás pensó juntar. El mejor portero. Delanteros sublimes. Desde luego, el mejor conjunto.

Hoy no había nada en juego. Sólo completar el partido 29 consecutivo sin perder (26 ganados y 3 empatados). Delante la pérfida Albión.

El baño lo habrán visto hasta en Vladivostok. No importa el resultado. Es algo subalterno de la alegría que sentimos.

España representa un estilo. El de la felicidad alrededor de la pelota. El de aquél que sabe que está haciendo las cosas bien. No hay equipo en el mundo que haga lo que hacen los nuestros.

Xavi, Xabi Alonso, Iniesta, Cesc, Villa, Silva, Torres, Íker, Puyol, Ramos, Llorente, Senna, Cazorla. Y eso que no queremos abusar y dejamos a Guti y Raúl para el Mundial.

A mí se me acaban los adjetivos.

Recuerdo un par de días después de que Íker levantara la copa en Viena, cómo me sentía. Algo desamparado pensando en que el fútbol había acabado. Nada podría superar lo que allí habíamos vivido.

Ese pensamiento se fue diluyendo. Es lo que tiene el día a día. Me ha vuelto esa sensación. Esto no se puede hacer mejor. La perfección ha sido nuevamente alcanzada.

Es emocionante lo que no está tocando vivir. Sobre todo, es inigualable. Inmejorable. Excelso.

Lamentablemente, llega nuevamente el fin de semana y volvemos a los clubes. Yo sólo quiero ver a España. Es mi equipo. Nuestro equipo. El que nos hace feliz.

Ya queda menos para el siguiente partido.

Gracias.

El tonto de la clase

Bueno, bueno, bueno… es que no hay un fin de semana en que no pase algo. Tras el amago de rifi rafe entre dos personajes dignos de una novela de Luis de Eguílaz, parece que todo ha vuelto a la normalidad. Nunca es tarde si la dicha es buena. En fin…

Más que nada, venía a escribir mínimamente sobre algunas personas del Máster que desde principios de Noviembre, curso.

Somos algo más de 30 alumnos, los que compartimos clase y que nos dividimos en varios grupos de entre 6 ó 7 personas. La gran mayoría son tipos/as de verdad extraordinarios. Gente de gran recorrido intelectual, inquietudes variopintas y espíritu emprendedor.

Por ejemplo, mis 5 compañeros de grupo son cada cual de su padre y de su madre, pero todos, ejemplares compañeros. Lucía, Delia, Amelia, María y Pablo me han ganado. Son divertidos, respetuosos, trabajadores y muy organizados. Da gusto haber coincidodo con ellos. Creo que alguno que otros ya los conocen.

Pero claro, como en todo grupo, siempre hay individuos menos gratificantes. De hecho, este cutre post iba por ahí. ¿No les ha pasado en el trabajo, en clase, en un curso o en cualquier reunión que hay uno o varios especímenes a los que acribillarían? Yo sí.

Concretamente, en el Máster hay un gilipollas de mucho cuidado. Un payaso que se cree una mezcla entre Dickens y García de Cortázar. O qué se yo, una mezcla entre Castelar y Cánovas. Vaya imbécil. Calvo, como el de la lotería, con un bigotón como el de Azkargorta y una boca más grande que la de Moratinos.

Siempre me ha gustado el típico intelectual del que aprendes. En serio lo digo. La pedantería bien entendida me gusta. Admiro al que sabe mucho y en especial al que sabe transmitir desde un punto de vista horizontal. El que no avasalla con sus conocimientos.

Pero nunca, aquella persona, que aun pudiendo saber mucho sobre algo, se cree permanentemente en posesión de la verdad y lo más repulsivo: te mira siempre por encima del hombro.

Por lo que pude hablar con mis compañeros de grupo no soy el único que lo piensa. El tal Jorge es vomitivo. Crucé una vez 2 palabras con él y nunca más. Asqueroso mindundi.

Sé que Don Miguel tiene algún que otro prototipo como el descrito en su trabajo o el O´Connell en su piso, por lo que me entenderán.

Yo voy a empezar a pensarme muy mucho si decirle lo que sinceramente pienso de él.

Nada de nada

Hago una pausa en los trabajos que voy perfilando del Máster. Entre lecturas, informes, novelas, clásicos, contemporáneos y todo lo que conlleva el averno laboral no puedo ni respirar. Si encima le añadimos pocas horas de sueño, pues tenemos momentos duros.

Me gusta ver que ha habido polémica por la maniobra del Wyoming. Sobre todo, porque por primera vez en mucho tiempo Mr Barra, alias Enya es una zorra y yo hemos coincidido. En breve volveremos a la discordia… y Gerrard se pierde la ida.

Leo por ahí que Irlanda ha bajado el sueldo a los funcionarios para combatir el déficit público y no sé yo si se pensará hacer lo mismo por aquí. Parece que no

En fin, que de esta semana debo destacar que tenemos cerrado el viaje a Eire/Northern Ireland y que, tal vez, a última hora haya nuevo compañero de viaje. Habrá que esperar para confirmar.

No tengo ganas ni tiempo de escribir más majaderías.

Necesito unas vacaciones.