Archivo

Archive for 31 octubre 2009

Llaves y pepinos

No, no es obsesión periodístico-deportiva. Pero volví a acordarme de Andrés Montes ayer. No por el tiki-taka ni por zarandajas similares. Les explico.

Resulta que después de una noche con gente del Máster y con cerdos de la calaña de Del Rosal, Espáriz u Ortigoza decidimos volver a casa a una hora prudente, tras una velada interesante.

Conocimos al vicepresidente ejecutivo del club del pepino y varios de sus asesores más cercanos.

Tuvimos tiempo de hablar de temas recurrentescomo el Valencia en que jugaba el Romario de Aldaya. Alguno salió gritando: ¡Amunt Valencia! De locos.

La cuestión es que al volver a casa, estoy a punto de despedirme de Camilo y llama Espáriz, contrariado, preocupado y cabreado. ¡¡No encuentra las llaves!! Dios mío. Salinas, ¿dónde están las llaves?

El caso es que nos volvimos para el Moby Dick, donde por cierto nos encontramos al inefable Matías con su tropa en la primera llegada. El mundo es un pañuelo.

Búsqueda mediante, espeleología, actividad minera y de rastreo a la vez permitió encontrar uno de los juegos de llaves extraviados. Pero ¡Salinas, ¿dónde están las llaves?! Concretamente, ¿dónde coño estaban las de Alpedrete? Tras buscar inclusive en rendijas más pequeñas que las aberturas de Corea del Norte, un camarero gentil nos aconseja preguntar en el ropero. Allí estaban las otras. Conseguido.

El susto ha sido morrocotudo. Pero bien está lo que bien acaba.

Habrá que tener cuidado en próximas ocasiones. Si no, la alternativa es adoptar tácticas ya vistas en películas como Pulp Fiction. ¿Recuerdan dónde el padre de Butch guardó el reloj para que “los sucios amarillos no le pusieran las manos encima”? Puede parecer ciertamente complicado desde el punto de vista físico. La información es poder. Podríamos preguntarle al Vice y sus consejeros y que nos dieran un curso. Nunca se sabe.

A la espera de nuevas noticias de los cerdos exiliados en México nos despedimos hasta una nueva ocasión.

Anuncios

Haciendo historia

Llevo siguiendo al Madrid toda la vida. Casi 20 años de socio. He visto de todo. Hasta lo de hoy.

El Madrid ha sido humillado hasta un punto que probablemente no volveremos a ver jamás. 4-0 en la ida de los 1/16 de final de la Copa ante el Alcorcón. 2ª B. Y el resultado es corto.

El baño ha sido antológico. De los que marcan época y ofrecen explicaciones. Y de los que deben traer consecuencias.

El equipo titular de hoy era básicamente titular: Dudek, Arbeloa, Drenthe, Metzelder, Albiol, M.Diarrá, Guti, Van der Vaart, Granero, Raúl y Benzema. Además Gago, Marcelo y Van Nistelrooy.

No creo que el Madrid remonte la eliminatoria. Además, es que da igual. No importa. Esto es tan vergonzoso que no hay cuerpo que lo resista.

Estoy en un estado de shock tan grande que es difícil reflexionar.

Ridículo sin precedentes. De verdad. Bochornoso.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , ,

Limpieza

El fin de semana en que el Máster se acaba definitivamente, puesto que personas mu señaladas (como la mexicana) queman una etapa entre nosotros, me he pasado la gran mayoría de las horas del mismo limpiando como un cosaco, junto a la nunca suficientemente loada Mentxu, la casita-oficina de la empresa a la que me trasladaré definitivamente en los próximos días.

Uno está habituado a limpiar de manera un tanto sui-generis. Ya saben: tal vez, algo más superficialmente que verdaderamente con un toque profundo. Paliza fina la que llevamos y lo que queda. ¡Hasta la huevada!

La cocina tenía más mierda de la que uno puede llegar a imaginar. Y el baño, y los cristales, y las habitaciones. Y joder, esto de limpiar nunca termina. Bueno, no perdamos los papeles…

En fin, la realidad indica que teniendo el Gol TV en casa y una nevera que, indefectiblemente, estará llena de birras los días importantes de liga y/o champions, no tienen excusa para no pasarse por aquí a ver partidos en la cumbre.

Poco más que contarles. Me quedo con las lágrimas de Pamela por su marcha. La vida y sus etapas. La única gran verdad de esta película.

Disfrutemos mientras sigamos siendo protagonistas.

Escueto

Confirmado. Anaya (Cátedra) nos da otro trabajito. Poesía renacentista. Al Míkel le apasiona. Creo que le dejaré una parte de las 1.800 páginas para que me dé su opinión y me haga una corrección ortotipográfica rápida.

Ayer, cena de despedida con la mexicana. Sin grandes alardes. Pero bien. Sólo volver a destacar la cerdez de Don Miguel y su insaciable saque. Lástima que fuera Martes. Otro día probablemente hubiéramos acabado a las mil.

Estoy en mi casa, a la que me mudo en pocos días, cambiando la tapa del inodoro (tarea sufrida, se lo digo yo) y haciendo chapucillas de andar por casa.

El Barça hizo el ridículo contra unos rusos. El Liverpool sigue haciendo el ridículo y encadena 4 partidos seguidos palmando. Y el ejemplo de sevillanía ya está prácticamente en 1/8. A ver si al final es el puto Del Nido el que se pasea con la Copa por el Bernabéu. Por cierto, esta noche Madrid-Milán. Interesante.

Sin más, queridos espectadores de este pútrido lugar. Un saludo a todos. Y como diría el egregio Diego Armando… que la sigan chupando.

Muere Andrés Montes

Sábado por la mañana. Ayer un ratito con los estorakas. Ya me han traído el colchón gigante a la casa y parece que todo coge forma.

Novedades como casi todas las semanas y una noticia que me ha dejado boquiabierto, como imagino a la mayoría de los habituales en el farragoso mundo del periodismo deportivo y por ende, el deporte. Muere Andrés Montes.

No habría que retrotraerse mucho en este propio emplazamiento para encontrar palabras y frases criticando (sobre todo) al personaje.

Ya saben que yo coincidí con él en Radio Marca en su programa No sabes cómo te quiero. Diariamente de 14:30 a 16:00, Montes demostraba lo que es no preparararse mínimamente un programa, ir a decir simplemente chorradas y ganar un auténtico pastizal (ya saben que estas cosas siempre se filtran). Digamos que llegaba a la radio a eso de las 14:20 más o menos y a las 16:05 se piraba. Más de 3.600€ al mes por la labor. Es cierto que hay que ser muy crack para que te paguen tanto por no hacer nada.

Siempre existía en los corrillos alguna reticencia para con Montes. Calvo, negro, gafas estrambóticas y sobre todo una panza descomunal. Es lo que yo recuerdo de él. No parecía mala persona, pero era desde luego tremendamente vago.

Recuerdo que él mismo insinuaba que tomaba cocaína prácticamente a diario. De ahí ese ruido característico, que al menos en la radio se notaba mucho, de aspirar con la nariz como cuando tienes catarro o se te cae un moco.

En fin, es innegable que afecta que alguien al que conoces (aunque no compartas su nula capacidad técnica de narración) de manera tan cotidiana desaparezca del mapa.

Todavía no se saben las causas, pero me las puedo imaginar.

Por lo poco que le vi, siempre me dio la sensación esa de ser una persona que era fagocitado por el personaje. A veces parecía sentirse solo. En fin, simples intuiciones.

Poco más, el tiempo pasa y las etapas se cumplen.

He notado que la gran mayoría de los artículos que citaban a Montes en los diarios de hoy concluían con una de esas frases suyas que tanto repetía “la vida puede ser maravillosa“. Topicazo. Pero real.

Tour cántabro

Maravillosa Cantabria.

Tierra de mares y montañas, de anchoas y sobaos. Altamira, Santillana del Mar, Santander, Comillas, San Vicente de la Barquera, las Cuevas del Soplao. Viaje aprovechado.

Con lluvia típicamente norteña pudimos visitar “la tierruca” de José María de Pereda. De Menéndez Pelayo. Del gran José Hierro. Gento o Munitis. La tierra de Rubalcaba. ¿Leyeron la entrevista con Maribel Verdú en que decía que le ponía Rubalcaba? Qué cosas…

Debo destacar las cuevas del Soplao, impresionantes, el palacio de la Magdalena de Santander así como todo el paseo de el Sardinero (el campo, vetusto y pequeño, muy parecido a Riazor) y el conjunto que formaban tanto Santillana como Comillas. Muy interesante esta última.

Imagino que conocerán de sobra la zona. Yo hacía mucho que no iba y puede decirse que supimos invertir provechosamente el tiempo. No dejen de ir si hace tiempo que no la pisan.

Don Ángel

Después de otro jueves en el que se nos fue ligeramente la mano, al levantarme he cumplido con las 3 tareas que tenía para hoy. Hablar con el asesor y ver el tema del Cif. Ya lo tenemos. Esto es: ya podemos cobrar. Además, he estado mirando el tema de la web y la creación de la imagen corporativa con la gente que nos lo lleva y la semana que viene tenemos reunión definitoria y además me he ido a cortar el pelo. Como pueden comprobar, día extremadamente duro.

Mientras iba hacia el barbero (Antonio dixit) me fijé que en el Príncipe Felipe estaba en el patio Don Ángel, ese mítico profesor de gimnasio que nos dio clases a unos cuantos de los cutre-habitantes de este pútrido emplazamiento: Míkel, Ferlein, Mote, el Perro y mi menda entre otros.

Me vino a la cabeza un recuerdo que no sé si algunos de los nombrados acertará a recuperar vívidamente en sus cada vez más viejunas materias grises: ¿Se acuerdan de aquellos castigos de Don Ángel para con los chavales desobedientes o que se comportaban mal? Recuerdo como si fuera hoy aquellos “barridos” que les hacía Don Ángel a los que se portaban mal.

Allí no chistaba nadie. Le teníamos respeto. Y ni se nos ocurría decirles a nuestros padres que te habían castigado físicamente. Porque encima ellos te daban otra galleta.

Eran otros tiempos. El propio hecho de llamarle Don a un profesor indicaba un trato impensable hoy en día. Pasar por un instituto medio es para echarse a llorar.

Creo que no podría ser profesor por eso. A mí un niñato me chista, me hace burla, me contesta de forma inadecuada y creo que estaría más cerca del asesinato que de la simple reprimenda. Mucha mala educación, mucho consentimiento, demasiado porcentaje de la sociedad adolescente o simplemente joven educada entre valores erróneos. Una lástima.

Ver a Don Ángel 16 años después me chocó. Lo reconocí por su voz, pero está completamente calvo y bastante más gordo que antaño. El tiempo. El paso del tiempo.

En fin, mañana por la mañana me voy con mi querida Mentxu a Cantabria a ver cuevas, mares, montañas y comernos unas anchoas made in Revilla. Espero que los demás tengan también unos días de asueto.

Algo he oído de una fiesta estoraka… qué miedo.