Archive

Posts Tagged ‘Francia’

El Rey a domicilio

Ante un público despreciable, con unas maneras indignas de un gran torneo como Roland Garros y una flema envidiosa lindando con la bazofia intelectual, Rafa Nadal se hizo con el sexto.

No fue un gran partido. De hecho el mayúsculo Federer tuvo que fallar una barbaridad de puntos para que el gran Rafa se hiciera con su décimo Grand Slam. Lo que nunca se le puede negar al bueno del español es su entrega constante, su afán por llegar y devolver, esa capacidad de no rendirse nunca.

Había perdido en Miami, Indian Wells, Madrid y Roma cuatro finales ante Djokovic. Pero el serbio se quedó en el camino el viernes en un partido antológico. El último set de Federer y Djokovic es de lo mejor que he visto nunca. Y mira que he visto tenis.

Nadal sigue demostrando lo grande que es y les da en los morros a esos putos gabachos que llevan desde el 83 sin ver a uno de la casa llevándose la Copa de los Mosqueteros. Desde entonces, Bruguera dos veces, Ferrero, Moyá y Costa, además de Nadal. 11-0. Pues eso, a mamarla. Y espérate que como Contador coma un poco más de chuletón nos llevamos el sexto Tour consecutivo.

Se agotan las palabras para definir al «mejor deportista español de la historia» (Paco González dixit), pero lo bueno es que seguirá asombrándonos con el paso del tiempo. Sigue batiendo récords y hay que confiar en que llegarán muchos más.

Grande Nadal, vomitivo público parisino. Que se jodan.

Realidades

Bueno, pues un interesante periplo asturiano de tres días por la fascinante Asturias, con un tiempo de película y unas actividades dignas de turistas avezados: Faro de Peñas, Gijón, Oviedo, Luarca, Cudillero… sidras, cervezas, risas, barbacoa… en fin, un lujo.

Todo empapado en una mezcla hispanogabacha mucho más llevadera desde que me puedo poner la camisola roja con la estrellita. Me encanta. Ahora ya sólo falta que nos enfrentemos en 2012 y les metamos cinco. Entonces, directamente, cojo el fusil e invado el sur de la France.

La cuestión es que hemos podido hablar de lo divino y de lo humano y, por supuesto, también hemos tratado temas políticos, ¡cómo no!

Parecía una casualidad, porque nada más aterrizar en la capital del Imperio, he podido leer que el diario Le Parisien ha hecho una encuesta de cara a las presidenciales francesas de 2012 y Marine Le Pen aparece como la candidata más votada. Tremendo.


Esto ya pasó en 2002. Algo parecido. El padre de la criatura llegó a la segunda ronda donde perdió, lógicamente, contra Chirac. Si todo se confirmara, esta vez llegaría a disputarse el trono galo con los socialistas. También perdería, pero ya es llamativo que uno de cada cuatro votantes del país que tanto ha pregonado su grandeur y su paradigma libertario tenga ese agujero negro en su interior.

El Frente Nacional francés propugna, como por todos es sabido, reglas xenófobas, es abiertamente antieuropeísta y pretende volver al pasado en muchos de los ámbitos.

De todo, lo que más me llama la atención es, especialmente, esa pose que se suele exportar en Francia y la realidad tan difícil que debe de latir dentro para que los votos den esta imagen.

Categorías:Sucede que Etiquetas: , , ,

El espíritu de Voltaire

Mi prima (esa que tan bien conoce el cerdo canario que no es capaz de pasar unas horas para ver a sus amigos en sus 8 días en la península: vergonzante) tiene la teoría de que en Francia la gente es dègueulasse, palabra muy utilizada en territorio galo y que aquí podríamos traducir por «asquerosa» o algo así. Pero allí lo utilizan de manera mucho más cotidiana, con mucha mayor cobertura de situaciones. No sé, aquí por ejemplo utilizamos mucho el «lamentable»… pues algo así.

El caso es que ella dice que la gente es desagradable, generalmente borde y descortés y que cuando ha estado en España ha notado justo lo contrario: que la han tratado bien, la mayoría de las veces con una sonrisa y tiene la perenne certeza de que aquí la gente es más feliz y punto. Quizás ni tanto ni tan calvo. Ni una ni otra.

Cualquiera que haya estado en Francia, especialmente en París, habrá notado que efectivamente hay una serie de especímenes deplorables: distantes, groseros y lindando un punto peligroso de mala educación. ¿El chovinismo ese tan cacareado que en momentos de baja estampa se vuelve en tu contra? Tal vez.

Países vecinos y sin embargo tan distantes. Hasta hace poco nos veían como nosotros vemos a veces a Portugal. Como ese hermano pequeño al que te crees con derecho a manejar sin mucha dificultad. Es cierto que ha cambiado algo la opinión, aunque el gran estratega Zapatero y la economía de la Champions League que tenemos nos haya dejado mal por todo el planeta.

Uno con todo este tipo de cosas se siente orgulloso. España en lo alto del mundo en multitud de aspectos, tan envidiado por ciertas cosas (por Fabras, Camps y demás basura no, claro) y por la vida que a priori nos adjudican (más allá de los toros, el flamenco y la paella). Pues sí.

Y sin embargo, uno ve como un país como Francia, compuesto por más de un engreído, más de dos prepotentes y más de tres agraces personajes te enseña cómo se protesta cuando crees que están pisoteando tus derechos y debes luchar por demostrar que el poder es del pueblo, para el pueblo y dirigido por ejecutivos (pobre Sarkozy) a los que vota y veta el pueblo. Huelga y protestas, intuyo que en algún caso excesivamente salvaje, pero permítanme la opinión, con un punto emotivo que ya nos gustaría aquí tener. Quizás con el tiempo.

Aunque también se entiende cuando uno revisa los libros de Historia. Mientras ellos oponían la Marsellesa al nazismo, nosotros nos matábamos los unos a los otros. Mientras ellos crearon el espíritu de Mayo del 68, los nuestros sólo podían correr delante de los grises. Ellos «inventaron» la Revolución.

Aplausos.

Categorías:Sucede que Etiquetas: , , , ,

¡París!

No sé si París bien vale una misa, pero sí sé que lo que vale es un viaje.

Con mi querida Mentxu partimos en horas a la capital gala, ciudad eterna, historia viviente… y según dicen las estadísticas el destino turístico más popular del mundo.

La Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame, la Avenida de los Campos Elíseos, el Arco de Triunfo, la Basílica del Sacré Cœur, el ex Hospital de Los Inválidos, el Panteón, el Arco de la Defensa, la Ópera Garnier o el barrio de Montmartre ya nos esperan.

Pero ¡qué bien lo vamos a pasar…!

P.D. A la vuelta, crónica.

Categorías:Uncategorized, Viajes Etiquetas: , , ,

Contador ya es primero

Bueno, pues Contador líder.

Todo el mundo lo ha visto. Resulta que a Schleck se le sale la cadena en el momento en que ataca y Contador que sale tras él no para (ni él ni Samuel Sánchez, ni Menchov ni el Sursum Corda). Es que tendría cojones haber parado.

Obviamente intuíamos que habría reacciones hipócritas de unos y otros. Medio entiendo la rabieta de Schleck, porque ha perdido el amarillo. Bueno, aunque lo mejor que puede hacer es enrabietarse consigo mismo. Hasta donde yo sé, la cagada (o mala suerte) es suya. Y ¿por qué palos sólo a Contador? ¿Se han parado los otros? Lo gracioso es que surge Armstrong, que parece que tiene que hablar como si fuera el Dios del Tour para sentar cátedra y decir que no es correcto. Él, que se paró a esperar a Beloki cuando se dio el piñazo padre en Gap. Tiene bemoles el asunto.

En fin, parece evidente, pero te llama la atención que haya tanto fariseo. Me da a mí que al revés Schleck hubiera atacado hasta quedarse sin oxígeno.

Es como si en fútbol, se resbala un central y el delantero se la devuelve en vez de marcar. Sería impensable.

En el fondo hubiera dado igual, porque Contador le va a meter tres minutos en la última contrarreloj, pero parece que así los argumentos en contra del español que apunta a su tercer Tour pueden ser más sólidos.

Ortigoza y Espáriz, los principales seguidores de la prueba gala (yo estoy viendo todo lo que Gracián y demás cosas me dejan), tendrán su opinión, aunque intuyo que no será muy diferente de la mía. Tiene pinta que lo que queda de montaña se va a poner interesante: el luxemburgués tendrá que atacar y a ver qué pasa ahora.

Pues eso, Alberto Contador es el primero. Punto.

Categorías:Deporte Etiquetas: , , , , ,

Pasan los que lo merecen

Señores, nos adentramos en la parte más bonita del Mundial. La verdaderamente bonita. Equipos pasan, equipos caen. Ilusiones que mueren y otras que renacen. Tercera jornada de los grupos. Para empezar el A y el B. Comienza lo bueno… lo «infartante».

Grupo A: México 0 Uruguay 1 (Luis Suárez)

El partido había dado lugar a debate sobre posibles amaños. Ambos lo tenían en su mano, pero siempre quedaba la duda de pensar en que Francia o Sudáfrica golearan y pudieran ver su clasificación en peligro. Eso por un lado. Por otro, claro, subyacía el deseo de evitar a Argentina en octavos. Pronto se vio que de de tongo nada de nada. Partido luchado, algo trabado eso sí, pero muy intenso. Se juntaron al fin y a la postre lo mejor de una selección (la delantera formada por Forlán y Suárez es de las mejores del Mundial) y lo más blando de la otra (flojita la defensa mexicana) y al final llegó el tanto de los celestes. México no dejó de intentarlo (impresionante un remate de Guardado al larguero desde 35 metros). El empate también le hubiera valido a los de Tabárez para ser primeros. Uruguay, que no ha encajado un solo gol en el torneo además, apunta alto.

Grupo A: Francia 1 (Malouda) Sudáfrica 2 (Khumalo y Mphela)

Se confirmó la debacle. Francia ha firmado una de las participaciones más bochornosas de cualquier selección en la historia de los mundiales. Ni una victoria y un solo gol. Eso es lo de menos. Insultos, agresiones, un títere en el banquillo, rebeliones, «mobbing» a un compañero por ¿joven?, ¿blanco?… vaya usted a saber (que incluso ha sido expulsado hoy en el colmo de la desgracia). El seleccionado infame Domenech ha comandado a jugadores ufanos y crecidos en su propio ego e indolencia hasta un punto inversamente proporcional al que era subcampeón del mundo. Un conjunto que llegó injustamente al Mundial (divertidísimo leer los periódicos irlandeses ahora) y que no ha sabido competir dignamente, con un ambiente en el vestuario patético, con unos niños consentidos que incluso después de que el maleducado Anelka (descerebrado máximo) insultara gravemente a su entrenador, se negaron a entrenar y que en definitiva han hecho el mayor ridículo que yo recuerdo en un Mundial. Incluso se apunta a que Abidal no ha querido jugar hoy. Se dice que de los 23 que han ido hoy, Laurent Blanc sólo concocará a 5 para la próxima lista de Francia. Para terminar con el sainete, Sudáfrica ha merecido golearlos hoy de principio a fin. Viendo cómo se ha dado el partido, Sudáfrica ha estado muy muy cerca de lograr su objetivo. Enhorabuena a ellos por la victoria, a pesar de quedar eliminados en la primera ronda (primera vez para un anfitrión). Y al final, Domenech que no le ha querido dar la mano a Parreira. De locos.

Clasificación PTOS PJ PG PE PP GF GC (Dif)
Escudo de Uruguay Uruguay 7 3 2 1 0 4 0 (+4)
Escudo de México México 4 3 1 1 1 3 2 (+1)
Escudo de Sudáfrica Sudáfrica 4 3 1 1 1 3 5 (-2)
Escudo de Francia Francia 1 3 0 1 2 1 4 (-3)

Grupo B: Grecia 0 Argentina 2 (Demichelis y Palermo)

Argentina primera de grupo con todo merecimiento. 9 puntos. Pleno. «Puntaje perfecto» que dicen los compatriotas de Maradona. Hoy no tuvo rival. La vergonzante Grecia, que se jugaba el pase, salió con cuatro centrales y dos laterales repartidos por el campo cual equipo prehistórico dirigido por un tipo cobarde que sólo buscó el 0-0 y que Nigeria les hiciera un favor. Con toda justicia la miserable selección griega está en su casa. Por cierto, todo el mérito del mundo a ese pobre náufrago que estaba en punta luchando por el milagro: Samaras. Lo único potable. Argentina, sin rival, pareció un equipo interesante. Con un Verón apenas exigido repartiendo, un Messi, perseguido por todo el campo por un pobre amante de la tragedia, que no consiguió «su» gol, una nueva muestra de fuerza argentina a balón parado y el dato impresionante de que Martín Palermo («el optimista del gol», como le llamó Bianchi) salió 10 minutos y fue capaz de sentenciar tras un rechace. Enhorabuena. A Argentina le espera México en un cruce de octavos que calca el de 2006 y que se presenta mucho más igualado de lo que la gente puede pensar.Otro apunte de esos que le gustan al Ferlein: Messi se ha convertido en el capitán más joven de una selección en la historia de los mundiales. Crack único. Está claro.

Grupo B: Nigeria 2 (Kalu Uche y Yakubu (Penalti)) Corea del Sur 2 (Lee Jung Soo y Park Chu-Young)

Pues Corea se mete. Y bien que se lo ha merecido. Sin duda el mejor segundo de este grupo. Y eso que salvó este partido por los pelos. Le valía el empate siempre que no ganara Grecia. Como eso era imposible, hicieron lo debido. Y eso que Nigeria jugó un gran partido y estuvo cerquísima de pasar. Se adelantó con un gol del «almeriense» Uche tras un despiste defensivo (lamentable hoy la defensa coreana). El propio Uche estuvo a punto de poner el 2-0. Balón al poste. Y justo antes del descanso y nada más empezar la segunda parte, Corea le dio la vuelta. Dos balones parados y 1-2. Flojito el guardameta nigeriano (recordó al mejor Rufai). Desde entonces y hasta el final 35 minutos de acoso brutal de los nigerianos. Increíble que no lograsen marcar más goles. Yakubu falló dos goles (especialmente uno con la portería vacía a un metro de la meta; ¡¡ni Salinas!!), pero empató de penalti tras una cafrada sin precedentes de un defensa coreano (les aseguro que con nombre raro, por eso no lo reproduzco). Martins tuvo el 3-2, pero se fue fuera. Hoy lo mereció el equipo africano, pero en el cómputo global de los tres partidos, se lo ha ganado Corea. Corea-Uruguay en octavos. Parece claro, pero vaya usted a saber…

Clasificación PTOS PJ PG PE PP GF GC (Dif)
Escudo de Argentina Argentina 9 3 3 0 0 7 1 (+6)
Escudo de Corea del Sur Corea del Sur 4 3 1 1 1 5 6 (-1)
Escudo de Grecia Grecia 3 3 1 0 2 2 5 (-3)
Escudo de Nigeria Nigeria 1 3 0 1 2 3 5 (-2)

Se acabó la fase de liguillas para los dos primeros grupos y ya tenemos, por tanto, los dos primeros cruces de octavos: Argentina-México y Uruguay-Corea del Sur. Además, habría que destacar que tenemos al gran derrotado del Mundial: Francia. Terrible su participación. Du jamais vu, dicen los gabachos. Pues eso. Penoso. Además, primeros dos graves palos para África: Nigeria y la anfitriona Sudáfrica están fuera. Grecia ha hecho el ridículo anclada en su sistema de Maguregui. De los que han pasado varios nombres propios: Messi y Forlán por encima de todos. El Mundial se pone bonito. España descansa y entre críticas (tal vez, algo desmesuradas) ya piensa en la final del Viernes contra Chile. Parece que volverá Iniesta (necesario), pero habrá que ver por quién.

Brasil aspira; Italia expira

La jornada previa al segundo encuentro de España dejaba la intriga de ver a Italia contra la selección más débil del Mundial y a Paraguay en su condición de aspirante al podio en este grupo F. Además, a priori, un encuentro decisivo para saber el futuro del grupo del que saldría el cruce de España (si llegamos, visto lo visto en el Mundial). Y sobre todo, el día (los últimos días) vienen marcados por el pifostio sin precedentes que se sigue armando en la concentración de la selección francesa. Echan a Anelka por insultar a Domenech, Evra dice que hay un traidor, no quieren entrenarse, Domenech está fuera, puesto que Blanc se hace cargo en días, parece que a Gourcuff no le hablan, Ribery que sale medio llorando para decir que están sufriendo. Una cosa/casa de locos.

Grupo F: Eslovaquia 0 Paraguay 2 (Vera y Riveros)

Partido feo. Desde la raíz. Cuesta mucho encontrar un encuentro en que aparezca Paraguay que pueda ser destacado por su juego. Es una selección con un gen especial para trabar los partidos. Encuentros feos. Mínimamente tostones y máximamente horribles. De los peores del torneo. Dicho lo cual, Paraguay fue netamente superior. Es la diferencia principal entre un equipo serio y trabajado y otro sin historia, sin tradición y sin juego. Es decir, antes de empezar, casi todos intuían que difícilmente podría obtener un triunfo el conjunto europeo. Una gran jugada de Barrios con pase al hueco incluido le permitió a Vera adelantar en el tanteador a Paraguay. Casi al final, el 0-2 de Riveros tras un rechace de un balón parado y una combinación meritoria certificó el triunfo guaraní.

Grupo F: Italia 1 (Iaquinta (Penalti)) Nueva Zelanda 1 (Smeltz)

Soy de los que hace caso a la Historia. Y justamente por eso me precio de intentar aprender todo lo que puedo. Pero me niego a pensar que ese grupo de jugadores que forman la selección italiana tenga alguna posibilidad de hacer algo en el Mundial. El partido que ha jugado hoy contra la peor clasificada del ranking Fifa del Mundial es para esputar sangre. La vergüenza no tiene límites. «Italia jugará la final o estará cerca», llegó a decir el Sr. Barra. No. No. Y no. Estrambótico bodrio de un pseudoequipo al que no le queda ni el orgullo. Juego nunca han tenido; ahora lo que ni siquiera tienen es el coraje típico de la tetracampeona. Patético. Penoso. Deplorable. Nefasto. Funesto. Vomitivo. Cochambroso. Italia se ridiculiza a pasos agigantados. Se jugarán el pase como segundos (Paraguay será primera con toda probabilidad) ante Eslovaquia y se enfrentarían en octavos, también previsiblemente, a Holanda. Italia tiene las horas contadas. Dudo incluso que pueda derrotar a los eslovacos. Aunque con el culo que tiene, lo lógico es pensar que el mismo empate les valdrá. No tiene fútbol ni futbolistas. Hoy marcó de penalti. El resto, agua. Un tiro al palo de Montolivo desde lejos y poco más. Nueva Zelanda (estos pobrecillos llegan con posibilidades al último día; de locos) y su arquero Paston dieron la talla y se merecieron el enorme premio de su segundo empate consecutivo. Enhorabuena por su esfuerzo y sacrificio. A Italia, nada. Desastre continuado. Vergonzante. El Mundial deja estampas inolvidables. Otras son mefíticas. Italia está podrida.

Grupo G: Brasil 3 (Luis Fabiano (2) y Elano) Costa de Marfil 1 (Drogba)

Con Brasil se cumple mejor que con ningún otro equipo la premisa aquella que reza que hay equipos que no son espectaculares, pero que son dificilísimos de ganar. Se ha vuelto a cumplir. Con lo justo, sin descuidarse atrás, con un centro del campo trabajador al máximo y un especialmente inspirado Luis Fabiano sentenció el partido. Incluso Kaká estuvo y participó en dos goles. Por cierto, lamentable el árbitro francés que después de la enorme cantidad de patadas que dieron los africanos expulsó al del Madrid por no hacer nada. Antes había concedido el segundo de Brasil (golazo) con la mano. Drogba, por cierto, se estrenó en el Mundial (y con él Costa de Marfil). El partido fue irregular. Podía haber sido más vistoso teniendo en cuenta la calidad de los allí presentes. Deja, en cualquier caso, varias cosas claras: Brasil en octavos, si Portugal gana a Corea del Norte tendrá muchas papeletas de meterse como segundo (otro que puede oler a amaño) y Costa de Marfil tiene pie y medio fuera (como casi todos los equipos de su continente). Brasil deja claro que no es espectacular, pero eficaz y duro como el que más. Duro, duro, duro.

La jornada deja varios nombres propios. El primero el de Brasil. No enamora, pero es fiable. Ha cambiado pasión por presión, la alegría por sacrificio, la improvisación por la constatación táctica. Es un equipo muy trabajado. Que se permite pocas licencias. Pero que es candidato claro a campeón. El segundo es Paraguay. Casi seguro saldrá vencedor de su grupo. También basándose en la estrategia y el proyecto defensivo como sólida base desde donde crecer. El tercero es Italia. El campeón avergonzado. Y vergonzante. Nada de nada. Plano como el cerebro de Gattusso. Un campeón mediocre que ronda el desprestigio. Muy triste. Además, Costa de Marfil y por extensión los equipos africanos no están dando la talla.

Y para España llega el momento de la verdad. Nos han bajado los humos, nos han pegado hasta en el carnet de identidad. No fue contra Suiza nuestro mejor partido, pero tampoco fue el desastre que algunos han vendido. Tenemos que ganar a Honduras. Debemos ganar a Honduras. Es absolutamente imprescindible derrotar a Honduras. Y a poder ser por varios goles de diferencia. En estos momentos, sería conveniente no dejar de pensar en todo el tiempo que llevamos esperando este momento. Y seguro que tienen esa sensación de que si España llega a los cruces, todos nos temerán mucho más de lo que ahora dicen. El Mundial no suele dar segundas oportunidades y parece que los nuestros lo saben. Es un Mundial raro. No hay más que ver los partidos que llevamos hasta ahora. Para España también ha comenzado siendo extraño como ese lugar en el que no acabas de situarte y temes que te afecten caídas pretéritas. El pasado cambió hace ya unos años. Somos un equipo de ganadores y toca demostrarlo. Ya habrá tiempo de jugar bien. Hoy, como diría el ventajista Don Miguel, sólo vale ganar.