Archive

Archive for 31 octubre 2007

Especial 11-M // Reacciones

La sentencia firmada esta mañana por los magistrados de la Audiencia Nacional Fernando García Nicolás, Alfonso Guevara y Javier Gómez Bermúdez considera probado que los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, que causaron 191 muertos y más de 1.800 heridos, fue perpetrado por una célula islamista (siete de cuyos miembros murieron en el suicidio de Leganés y por tanto no han sido juzgados), con la ayuda del ex minero José Emilio Suárez Trashorras, que les facilitó el robo de los explosivos con los que se fabricaron las bombas en una mina asturiana.
Las grandes condenas. Jamal Zougam y Otman El Gnaoui han sido condenados como autores materiales del atentado a más de 40.000 años de prisión. Son culpables de de 191 asesinatos y dos abortos, de 1.856 asesinatos en grado de tentativa y de cuatro delitos de estragos terroristas. José Emilio Suárez Trashorras, considerado cooperador necesario de la matanza, ha recibido una pena algo inferior (casi 35.000 años) por los mismos delitos más aquellos devenidos de los sucesos de Leganés, al tomarse en cuenta la eximente de “anomalía psíquica”.Absueltos. Rabei Osman el Sayed, El Egipcio, juzgado como autor intelectual de la matanza, ha sido absuelto. También lo han sido Antonio Toro Castro, Carmen Toro Castro, Emilio Llano Álvarez, Javier González Díaz e Iván Granados, que fueron juzgados como integrantes de la trama asturiana que proporcionó los explosivos; y los hermanos Mohamed e Ibrahim Moussaten, juzgados como colaboradores en la matanza.

Sin agujeros negros. La sentencia considera que el explosivo que estalló en los cuatro trenes de Cercanías fue robado en Mina Conchita; que la mochila desactivada en un parque de Vallecas correspondía a una de las 13 que los terroristas colocaron en los trenes; que la furgoneta Renault Kangoo en la que se desplazaron hasta Leganés alguno de los islamistas fue trasladada al complejo policial de Canillas sin que nadie manipulara las pruebas que contenía; que el suicidio de Leganés, donde murieron siete de los terroristas, no fue un montaje; que no hay una sola prueba de la vinculación de ETA con los atentados; que las autopsias de los suicidas se hicieron de acuerdo a la normativa lega; y que la instrucción del juez Del Olmo fue correcta.

La dinamita. “Toda o gran parte de la dinamita” usada en el atentado y empleada por los terroristas que se suicidaron en Leganés “procedía de la mina Conchita”, ha asegurado el presidente del tribunal, Javier Gómez Bermúdez. “No se sabe con absoluta certeza la marca comercial” de la dinamita, pero eso “no impide llegar a conclusiones judiciales”, ha añadido. La dinamita fue obtenida por la connivencia de ciertos empleados de la citada mina, con lo que da por probada la implicación de la conocida como trama asturiana en el 11-M.

La mochila de Vallecas.De igual forma, al tribunal no le queda duda de la autenticidad de la mochila de Vallecas, uno de los artefactos explosivos retirados de los trenes y que, al no estallar, pudo ser desactivada y se convirtió en una prueba clave de la investigación. Los jueces creen que la prueba estuvo siempre bajo vigilancia policial, lo que desmonta las teorías conspiratorias que afirmaban que alguien pudo manipular la mochila para incriminar a la célula islamista, o incluso colocarla tras los atentados. No obstante, el tribunal considera “extravagante” aunque explicable por el caos del momento, el periplo que sufrió esa prueba en su viaje desde el lugar del hallazgo hasta la comisaría de Puente de Vallecas en la que quedó finalmente custodiada. Creen los jueces que un descontrol así debería evitarse en el futuro pero da validez plena a la prueba.

Las víctimas. Las víctimas serán indeminazadas con cantidades que van de 30.000 a un millón y medio de euros, según ha dictaminado el tribunal.

La instrucción de Del Olmo. Gómez Bermúdez ha comenzado su alocución defendiendo la labor del juez instructor, Juan del Olmo, al tiempo que rechazaba las cuestiones previas planteadas por las defensas, que pedían la nulidad del proceso por supuestos errores en la instrucción. Ha asegurado que tanto la furgoneta Renault Kangoo encontrada en Alcalá de Henarés como la mochila de Vallecas fueron custodiadas en todo momento por la policía y son pruebas “auténticas”, es decir, “no hay indicio alguno” de que pudieran ser colocadas a posteriori o manipuladas. También ha sido descartado el argumento “soterrado y poco claro” basado en la falta de autopsia a los suicidas de Leganés.
———————————————————————————-
Esta es la sentencia, señores. A partir de ahora, reacciones. Si les parece a ustedes, en la zona de comentarios, podremos opinar sobre todo lo que concierne a esta decisión judicial. Ya no son milongas, entelequias o pajas mentales.

Tengo muchísimo interés en ver reacciones, artículos, comentarios y de más consecuencias de todo esto. Se les agradecerá su participación.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , , ,

Melodías para una vida

Tantas veces he oído que la música amansa a las fieras, que visto lo visto y notando que hay cierta crispación en el ambiente, parece lo más sensato el asunto musical.

En capítulos anteriores hemos nombrado a genios como Bob Dylan, The Beatles, Phil Lynott o Sabina, amén de basura mefítica, caso de Mama Ladilla o toda la mierda que le gusta al Míkel.

He leído un artículo fantástico sobre Van Morrison. No os lo perdáis.

Recuerdo que la primera vez que supe del León de Belfast fue cuando me enteré que era aquél que ponía la sintonía de Intermedio, el pseudo programilla de García Caridad. Era gracioso comprobar, como jornada sí y jornada también, llegaban mensajes de gente que le decía a “Paquito” que lo mejor de su bodrio radiofónico era la música inicial y que era, aparecer él y cambiar el dial.

O el famoso Brown eyed girl que tantas veces hemos disfrutado en la Haka con Fermín.

Me parece una historia preciosa la que forman el frío carácter norirlandés del cantante y la lluvia de Belfast que le acompaña por donde va.

Más cosas: no puedo olvidarme de uno de los temas más bonitos que yo recuerdo haber oído jamás: A song for Ireland. Existen diversas versiones: Dublinners, la del fallecido Luke Kelly, Mary Black… Maravillosa. Canción vieja. De pueblo. El origen rural, no suele entender de contaminación; Alguna vez he hablado con el O´Connell, con Fermín y con Carlos que a la vera de una agradable conversación, embriagado por una transportadora cerveza negra, con una luz ténue, propia de pub irlandés (preferiblemente de los antiguos), una lluvia fina de cualquier noche perdida, con esta canción de fondo, uno puede jurar que roza con los dedos la felicidad infinita.

Ah, por cierto, que mientras mis sucintas glosas pueblan este, más tranquilizado lugar, escucho música de esa que compré en Escocia. Sé que, sobre todo, cierta señorita y cierto cabrón hacían burla continua. Música relajante y evocadora. Tremendo el My heart is in the Highlands.

Cambiando de registro, también leo que vuelve Extremoduro, después de 4 años de ausencia. Rock de nuestra adolescencia. Canciones míticas del Agila, sobre todo.

Y los “Héroes” que se acaban para siempre. Nunca olvidaré aquel día que le eché de mi casa, cual sucio perro sarnoso, querido Penépolis, y usted sólo acertaba a tararear un tema suyo. O Nacha Pop que también reivindican que quieren vivir hasta los 80.

En un momento de tristeza, de alegría, de necesidad de pensar, o de no hacerlo…En un día en que apetezca reír, retrotraerte, regurgitar, imaginar, volar, levitar, dormir despierto… En una noche en que uno quiera desconectar o no parar. En esos casos y en todos los demás, siempre habrá una canción para ti. Que espera.

Cualquier excusa es buena para encontrarla.

La locura del tiempo

El otro día en el fútbol, el Ferlein me comunicaba que ha cambiado de sucursal y ahora curra en Carabanchel. Teniendo en cuenta que vive en Alpedrete, pues como que hay cierta distancia.
Si a esto le sumamos la inestimable admiración del conejero Espáriz (no pienso explicar esto) por Al Gore y su cambio climático, por lo que el trayecto lo realiza en transporte público, nos encontramos con que el sujeto de marras se levanta a diario a eso de las 6 de la mañana.
El Míkel también se pega madrugones finos para llegar a su quehacer, al igual que José Luis y tantos y tantos trabajadores de este país.
Yo me levanto algo más tarde, pero después de las palizas que sufrí cuando curraba en la Radio o incluso en “Sufres”, como que voy equilibrando los desgastes de mi maltrecho cuerpo antaño.
Otro que tiene madrugón asegurado es Sánchez Zurita, cuando le toca horario matutino. Y qué comentar acerca del esputo canario. Los fines de semana debe de descansar 4 horas en total.
En fin, que ahora cuesta más saltarse las responsabilidades. Ya no estan fácil lo de utilizar la excusa de “se ha muerto el profesor”, “hoy no tengo clase” o “joder, qué malo estoy”.
Hombre siempre hay excepciones, como el Míkel, que después de unas cuántas copas la noche anterior, decide unilateralmente (él con él mismo) que va a llegar una hora más tarde al curro.
El porqué de tanto dato horario, se debe a la noticia que he encontrado en los diarios:
“…La falta de sueño afecta muy seriamente a la parte ‘emocional’ del cerebro y nos hace más propensos a las depresiones y a las enfermedades mentales. Según un reciente estudio del neurólogo de la Universidad de Berkeley Matthew Walker, publicado en el último número de ‘Current Biology’, dormir menos horas de las necesarias (de siete a ocho diarias) altera la capacidad de respuesta del lóbulo prefontal, la parte del cerebro que regula las emociones, y conduce a comportamientos ‘irracionales y primarios’…”.
“…El sueño restaura los circuitos emocionales, y haciendo esto nos prepara para los retos y las interacciones sociales del día siguiente. La falta de sueño, por el contrario, rompe los mecanismos que nos protegen de las enfermedades mentales…”.
Parece obvio que todos hemos tenido momentos próximos a la locura, si hacemos caso a este diagnóstico: en el viaje a Escocia con nuestras ínclitas, nos pegamos unos madrugones finos ¡¡a diario!! y no caímos en el síndrome de Tourette, pero casi…, y qué contar de tantas y tantas tardes-noches que con la excusa del fútbol, una cervecita o lo que fuera acaban más tarde de lo previsto…
Señores, estamos cerca de adentrarnos en el tenebroso mundo de la descomposición mental. Pido calma por el bien de todos.

Y ahora es cuando hago como en ese tema de Sublevados. “Esta canción es todo mentira…no os creais ni la mitad…”.

Y encima retrasan la hora
Un día de éstos acabamos dándole nombre a una nueva enfermedad mental. Al tiempo.

Alforfones

Una de mis películas fetiche, de esas que me encantan es Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto. Me parece tremenda.

Para el que no la haya visto, que no pierda la oportunidad. No sólo porque actúe Andy García, en un papel especialmente brillante, en la piel de Jimmy “El Santo” o el inconmensurable Christopher Walken como “El hombre del plan”.

De este film, hay frases míticas, de esas que hemos repetido cientos de veces para definir situaciones, momentos, sensaciones y expresar con vocabulario cuasi mafioso una idea.

Entre todas una: “para tu jodida banda de inadaptados, unos putos alforfones” (sic).

No os molestéis, los neófitos en la palabra, en buscarla en el diccionario, porque no existe. Sï aparece alforfón, que es una planta bastante tocha que suele darse en Asia.

Los alforfones, en la jerga de dicha película, viene a significar que la persona debe morir sufriendo lo máximo posible. El ejemplo que se da en Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto es pegarle a alguien un tiro por el culo, “porque tarda unos 20 minutos en morir y el efecto es como el de estar cagando cuchillas de afeitar”.

Pues llevo todo el día pensando que algo así se merece el absoluto y mayestático a la par que ingentísimo e hiperbólico hijo de la gran puta que agredió a una menor en el metro de Barcelona hace unos días.

Las imágenes hablan por sí solas:

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/10/22/videos/1193070978.html

Resulta que el tipejo dice que iba borracho y que ni se dio cuenta de lo que hacía. Seguro que si hubiera sido un ecuatoriano, pero “cuadrao” sí se había dado cuenta. Vamos que no le habría tocado un pelo. Jodido cobarde bastardo.

Tenemos muchos episodios en el mundo de este tipo de descerebrados que se aprovechan de inferiores. El ejemplo más doloroso y posiblemente el más sangrante es el que conocimos de que el Fla (uno de los mejores amigos del Sr. Rodríguez, por cierto) había agredido a su madre, por lo cual estaba en la cárcel. Que ahí siga el hijo de puta. Tremendo aquello que dijo el gordito de que le parecía un buen tipo.

Está claro que el hijo de perra que agredió en el metro a la niña de 16 años es carne de cañón y acabará en presidio, asesinado por otro tío más deficiente que él o metido en la droga hasta que no le quede un diente.

Yo a ese malnacido le deseo la muerte, pero lo dicho, estilo alforfones.

Silly

Primero fue el mundial de constructores. Tras demostrarse que había habido espionaje, Mc.Laren Mercedes fue desposeido de su puntuación y Ferrari a falta de un puñado de carreras ya era campeón.

Ahora, Mc.Laren también ha perdido el mundial de pilotos. Tal cual. Lo ha tirado.

Lo grave es que se veía venir. Tras una caterva de decisiones absurdas, todas hijas del principal disparate: Hamilton piloto líder del equipo, Mc. Laren ha permitido que Ferrari campeone (que dirían los argentinos).

Si analizamos bien, la culpa no es Hamilton. Lo pienso realmente. Hamilton es un gran piloto, pero falto de experiencia. En vez de aprovechar la opción de aprender del mejor, los que supuestamente mandan le confundieron y acabo desquiciándose.

Se demostró que a la hora de la verdad está todavía muy verde. Un tipo que a falta de 2 carreras, es decir, a falta de 20 puntos, tiene a Alonso a 12 y a Raikkonen a 17 y aún así acaba perdiendo el título es que tiene que aprender a convivir con la presión.

Pero a mi entender, el nombre del día no es el del propio Hamilton, ni Raikkonen (felicidades al que parecía el nuevo Poulidor), ni siquiera nuestro gran Fernando Alonso. El crack del día es Ron Dennis.

¿A qué clase de incompetente se le ocurre entregar los galones de mando a un novato teniendo al campeón del mundo?
¿A qué clase de retrasado se le ocurre provocar con sus decisiones parciales y sectáreas una guerra civil interna en vez de “hacer equipo”?

¿Pero qué especie de mendrugo organiza una táctica unipersonal, manteniendo al margen al piloto más completo?

Pues sí, sólo se le puede ocurrir a un completo gilipollas.
Ese es Ron Dennis. El tipo del que medio mundo se está riendo en estos momentos. Pobre majadero.
Lo peor no es que con sus decisiones, sus salidas de tono y sus trampas (que a nadie se le olvide)haya perdido este mundial y con ello, haya tirado un año a la basura. Lo peor es que casi con total seguridad, Fernando Alonso, cambie de aires.
Tengo ganas de ver dónde estará el año que viene el inglesito y su padre tontito en la general. O mucho me equivoco o la próxima temporada tendremos paseo de Ferrari. Si no lo impide nuestro gran Alonso.
El señorcito del nombre de una querida bebida (no sé si sólo le huele a alcohol su nombre) tiene que estar pensando muy mucho si lo suyo tiene solución.

Yo le diría que se fuera a su casa, porque lo de este año ha sido de traca. Ya el año anterior, Mc. Laren hizo el ridículo sin ganar ni siquiera una carrera. Se ha superado. Felicidades Dennis.
Mientras veíamos la carrera en casa del Míkel (por cierto, grandiosa comida del chef) con Lara, Marta y pareja, los varones sufríamos, discutíamos sobre paradas, neumáticos y adelantamientos y soltábamos algún que otro exabrupto racista, las chicas no se enteraban muy bien del tema.

Yo pensaba, cómo explicarle a alguien que haya aterrizado hoy en este planeta lo sucedido. Se me ocurre algo así como que, cuando el Madrid fichó a Zidane, hubiera salido de la cantera, al mismo tiempo, un chaval prometedor que jugase en su mismo puesto y a Del Bosque se le hubiera ocurrido poner al gran Zizou de central, para ubicar al otro en el puesto del gabacho.

Está claro que el Sr. entrenador habría sido despedido ipso facto por negliegente y por nulidad.
Al tonto de Ron no le ha pasado nada. Ahí sigue.
No les voy a engañar. No estoy triste. Creo que a casi todos nos pasa lo mismo. Siempre nos hemos reído de Raikkonen por su mala suerte y excesos en la conducción. Pero creo que en el fondo nos hemos alegrado por su triunfo. Sobre todo, para qué mentir, porque el morenito haya palmado… y su jefe tontaina, también.
De Alonso, hoy es un día para sentirse orgulloso. Con todo en contra, ha quedado a 1 punto del campeón. Sólo queda darle las gracias por lo que nos hace sentir desde hace unos años.
Este es un país en que los deportes han calado siempre. Fútbol, Baloncesto, Ciclismo, Motos, Tenis, Balonmano… pero no recuerdo ninguno en que un solo individuo haya enganchado a un país entero en una especialidad desconocida por completo. Gracias Alonso.
En fin, ya queda menos para que comience el nuevo curso. Antes, obviamente, sabremos en qué escuadra compite el bicampeón mundial.
Hoy ha sido, por tanto, el día de recoger las notas, los galardones: Raikkonen campeón, Hamilton segundón y Alonso, posiblemente, ganador moral.

Se nos queda uno en el tintero: Ron Dennis. Hoy es oficialmente el tipo más imbécil del planeta.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , ,

Padrao

Cuando uno entra por primera vez en Padrao, la impresión puede ser de estar ante el típico bar Pepe de toda la vida. Uno ignora toda la historia que envuelve al recinto.

Hay que empezar a hablar de Pedro Padrao, el dueño, camarero, gestor, gerente y administrador del local. El jefe omnipotente por excelencia. Se encarga de todo lo que tenga que ver con el bar.

Es un gran tipo. Esa es la verdad. Aunque con sus particularidades. No hay nadie que pueda asegurar haber comprendido más del 30% de cualquier conversación mantenida con el susodicho en cuestión. Es un gallego cerrado. De pueblo. Y lo de vocalizar es para los urbanitas…parece.

Existen miles de anécdotas que rodean la vida y milagros a Pedro. El Míkel siente una predilección especial y le hacen especial gracia sus historias. Todas ellas ininteligibles, pero seguro que curiosas.

Padrao es el núcleo policial de Madrid. Allí van a cenar, comer, beber y cualquier otra actividad que requiera de la utilización estomacal municipales, nacionales, locales, de la secreta, guardias reales, militares de todo tipo y graduación. De ahí la posterior creación de “Padrao Cops”, el segundo negocio de este emprendedor sin parangón.

Padrao es también conocido por la multiculturalidad, por las idas y venidas de todo tipo de razas y nacionalidades. Han pasado chinos, vietnamitas, mexicanos, brasileños, coreanos, rumanos…en fin de toda índole. La gran mayoría sin papeles y explotados por el gran cacique Padrao. Casi a modo de terrateniente clásico, cual Conde de Romanones, suele tratar con bastante desprecio a algunos de los subordinados.

Padrao (bar) es también famoso por la gente que va allí, los clientes habituales. Hay varios individuos (generalmente, en decadencia) que parece que hayan escogido el lugar donde fenecer. Sólo queda el día y la hora, pero la plaza es esa. Es su bar. Tiene algo de romántico esa idea. Algo de Goethe.

El destino (sino) nos ha llevado a ese lugar (Del Rosal y su habitáculo). Ese lugar nos ha llevado a otro destino (Laperro´s place). De destino a destino y tiro porque me toca.

De Padrao uno disfruta sobre todo la compañía. De los amigos. No en torno a la hoguera. En torno a un buen plato de jamón. De lacón. De chorizo. De calamares. De bravas. O de un plato combinado acompañado de jarras de cerveza y cubatas mezclados con risas.

Hace tiempo que el fin de semana, suele contener un pack consistente en fútbol + copas en Ca Carlos + Destino u otro garito + risas esparcidas all the night.

Ayer no fue la excepción. Si acaso del día. Era jueves.

El gran Don Miguel (engalanado cual banquero), el anfitrión canario, O´Connell y su aura y mi menda disfrutamos de una tarde-noche divertida. Otra más.

Padrao se ha convertido en un bar mítico en nuestras vidas. Cuando la Olivina queda…queda en Padrao. Cuando buscamos un ambiente cercano y agradable…Padrao. Cuando queremos un bocata de jamón de una barra a las 2 de la mañana…Padrao. Cuando queremos un cubata pre-salida nocturna…Padrao.

Todo evoluciona en la vida de uno. En mi caso, todo comenzó en el Sapo, pasó por el Bar de Mud, por el Merlín, seguimos por el Irish y por el Handyman, tuvimos una gran etapa en la Haka. De un tiempo a esta parte Padrao es nuestro lugar.

Si algún sábado quieren ustedes disfrutar de buena compañía (es decir, la mía, la de Del Rosal, la del Míkel y de más amigos) pásense por Travesía de la Parada y sabrán porque los de allí decimos que “non hay terra como a nossa”.

A millas de este planeta

Noto que ha bajado el nivel de cultura de este mayestático lugar de encuentro.

Últimamente hablamos demasiado de temas menores: los innumerables cabreos del gordito por cualquier nimiedad, la incuestionable y laboriosa habilidad minera del émulo del protagonista de ¡Qué verde era mi valle!, la nouvelle cuisine del zamorano de pro, la extraña muestra de desprecio de Fermín al no invitarnos a su hogar o la proclividad cafetera de Mr. Zurita.

En un día como hoy en que Millás ha ganado el Premio Planeta es obvio que hace falta retomar con energía la esencia cultural.


Sé que a Vicente Rojo se le estarán saltando las lágrimas ante este logro. Yo en mi caso, soy bastante escéptico. No dudo que Millás sea buen articulista. Pero de lo poco que he leido de su novela, ejem ejem.

Huele demasiado a tufo estre Premio Planeta. Creo que fue Delibes el que renunció hace una década a este galardón. Dijo que le habrían ofrecido ganar. Otro Don Nadie como Ernesto Sábato prefirió seguir en su túnel antes que recibir dicho premio. Ejem ejem.

Viendo los últimos ganadores el nivel ha bajado. Se ha pasado de que lo ganara Vázquez Montalbán, Jesús Fernández Santos, Torrente Ballester, Muñoz Molina, Vargas Llosa o Cela…a Marisa Torres, Rosa Regás, Lucía Etxebarría…y ahora Millás. Declive, pienso. Ejem ejem.

No sé dónde leí que al hombre se le mide por la grandeza de sus enemigos. Tirando de metaliteratura, diré que el finalista del premio 2007 ha sido…Boris Izaguirre. Ahí es nada. Ejem ejem.

Seguro que si se investiga en el testamento de Polanco, aparecerían los nombres de los dos campeones. Ejem ejem.

“Dame fuerzas, Señor, dame fuerzas sólo por esta vez…” gritaba Sansón antes de derrumbar el templo de los filisteos. Algo pido yo para reconducir el post por donde pretendía: cultura.

Pues eso, les aconsejo a ustedes, queridos amigos, una joya del teatro del siglo XX: La casa de los siete balcones de Alejandro Casona.
Corta/Pega: “el teatro de Alejandro Casona, es indemne a la erosión del tiempo, de los días y de los comentarios maliciosos. La belleza es intemporal… Y si algo lo caracteriza es la belleza y la sabiduría de un auténtico “hombre de teatro”, que marca a la perfección los diversos planos convergentes en un mismo espacio y que sabe introducirnos en el mundo voluble de las emociones”.

Vi esta obra de teatro hace unos años y reconozco que valió la pena. Cuando vuelvan a escenificarla les invito a todos a venirse con mi menda. Les adelanto algo que seguro alterará sus gónadas: uno de los personajes de la obra tiene nombre de arcángel.

Parafraseando al eximio a la par que egregio finalista marciano del planeta: “eso sí sería un momentazo”.