Archivo

Archive for 29 septiembre 2006

“Tiempo de juego”…aunque algunos no lo tengan

Volvía de pasar una noche muy interesante con mi queridísima Beíta, cuando al llegar a casa puse la tele y allí estaba: José María García, DON José María García con Buenafuente. 40 minutos de entrevista donde repasó la actualidad latente así como sus vivencias en el pasado y el paso por la enfermedad más cruel. Hay cosas que no cambian: su cruzada contra el imperio del monopolio formada por Prisa, Jesús de Polanco y el PSOE, recuerdos a Antonio Herrero, frases definitorias del periodista: “Tengo la luz pagada”, “Mis hijos que ya son talluditos talluditos”, “Cogimos en el 92 la COPE en quiebra técnica” etc…

He de decir que yo fui algo duro en el pasado con García, cegado por el buen programa que hacía en aquella época (años 94-97) el actual bizconde taurino. De la Morena ha pasado a ser un mal imitador del original García, se volvió hace ya un tiempo un tirano y nunca ha dejado de ser un muy mal comunicador (al menos gramatical y ortográficamente hablando). Un tipo, el “Peperra” que se cargó a Azuara (el gran estandarte de ese mítico “Larguero” de mediados de los 90), que humilló más de una vez, por lo que me han contado ciertos infiltrados a Bustillo, un personaje que apenas se habla con Paquito González y Lama, que ha pasado de injuriar a Clemente, Villar, Roig, Florentino, Caneda, Aragonés, Stoitchkov, Mono Burgos y un larguísimo (pero de verdad larguísimo) etcétera a dorarles la píldora en su programilla de tres al cuarto, un señor que cada vez que abre la boca para analizar cualquier acción deportiva o similar le pega una patada al título de periodista, un cafre que se ha vendido como dijo que nunca lo haría.

Ha engañado a mucha gente, pero ya dijo Lincoln que “puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.” Rectificar es de sabios y así lo hago: YO, ME QUEDO CON GARCIA.

Si volviera ese “Tiempo de juego” que presentaba el ínclito butano, yo sería el primero en sintonizar el dial, desde luego.

Hablando de juegos y cambiande de tema, tengo que informar a mi compañero de pruebas que ayer se confirmaron todas nuestras sospechas, al menos en lo que a petanca se refiere. Cuando pasaban unos minutos de las 8 de la tarde – las 7 en la comunidad canaria- (joder, se me ha pegado García de verdad) recibo una llamada del onanista Rodríguez donde me insinúa que podríamos quedar para echar una partidita a la petanca.

A la vez, quiere saber dónde está Espáriz: yo levanto la vista y le veo a mi lado tomando una birra en la haka. 15 minutos después estábamos en el parque de la Marina ensayando con las bolas de hierro. Al llegar, ¡sapristi! una veintena de viejetes jugando en una pista anexa a la nuestra. Ya avisé a mis compañeros que seguro vendrían a comentar nuestro juego. Correcto. 4 minutos después de empezar, vino la primera camada a vernos.

Comentarios del tipo “ahí está la próxima generación”, “¡¡mira los chávales!!” o “cuando queráis echamos una partida” se cernían sobre los 3 amateurs que, hasta cierto punto, comenzaban a sentirse incómodos ante tanto ojo examinador (la mayoría con bastantes dioptrías). Hubo un tipo que incluso cogió una bola y amagó sobre la forma correcta de lanzar el objeto y sujeto del deporte rey entre los ancianos.

Pero, sin duda alguna, la frase de la noche se produjo después de una tirada, absolutamente abominable del Sr. Rodríguez. Algún sexagenario musitó: “No tiene juego de muñeca”. Evidentemente, las risas se sucedieron entre los presentes en aquella partida amistosa. Por contra, cuando mi menda lanzó se oyó “Éste no es la primera vez que lanza…” en clara alusión al buen estilo que todos los pascuales tenemos en este deporte.

Escuche amigo y compañero Barra: Rodríguez QUEDÓ ÚLTIMO en la partida que disputábamos: ÚLTIMO, insisto y eso que el Ferlein jugaba por primera vez. Con todo, amigo matemático, creo que deberíamos recular en nuestras declaraciones de hace unos días y tener cuidado con el mesero para el día D ya que se demostró que será el rival a batir. Por otro lado, se volvió a confirmar que hace unos días fue Sara la que venció, ella sola.

No pudimos seguir practicando este bello quehacer de asilo, ya que cada uno tenía unas labores encomendadas: José Luís irse al cine con la petanquera profesional, mi menda acariciarse con Bea y Espáriz CENSURADO. Razones heterogéneas, pero contundentes para abandonar el escenario en que nos encontrábamos.

En fin, terminaré diciendo que “más sabe el diablo por viejo que por diablo”. Y que cuando a alguien se le acusa de no tener juego de muñeca, será por algo.

Anuncios
Categorías:Uncategorized

Miedo

El artículo 294 de las antiguas Ordenanzas Militares dice: El que por cobardía sea el primero en volver la espalda al enemigo, incurrirá en la pena de muerte y podrá en el mismo acto ser muerto para su castigo y ejemplo de los demás.

Algo así debiera aplicarse a lo vivido ayer en el parque de la marina de Sanse. Tenía lugar la partida amistosa, preparatoria entre los 2 equipos rivales en las 12 pruebas del César. Uno de los contendientes (el de siempre, o sea Fermín) faltó por lo que nos disponíamos a practicar los otros 3 participantes el deporte de la petanca. Entonces el miedo que José Luis nos tenía hizo que sacase de la chistera su conejo (es una frase hecha, no se lo tome a mal el caballero). Pero es que fue tal cual: Rodríguez, cagado le dio la espalda al enemigo (o sea Rojo y Alba) y no se atrevió a enfrentarse con sus propias armas.

Iba a comenzar el juego, cuando apareció de la nada, Sara, jugadora profesional de este apasionante deporte. En una partida que siguió la reglamentación tenística (el mejor de 5 sets a 15 puntos cada uno ganaría) todo se resolvió por pequeños detalles y la pericia del arma secreta del cobarde Rodríguez, fue la clave. 3 sets a 1 fue el resultado.

Don Miguel y Don Uriel, amateurs en dicha coyuntura dieron lo mejor de sí e incluso firmaron más de un punto antológico, pero no fue suficiente. Para que os hagáis una idea: es como si en un concurso de beber, el Paff tuviera que competir con el Ferlein. O como si en un concurso de comer tomates alguien retase al Sr. Rojo (ahora entiendo ese epíteto). O como si Rodríguez se apostase las cervezas de un mes a una carrera contra cualquier persona de entre 4 y 78 años, que tenga 2 piernas (joder, muy fuerte lo de Darío Silva, por cierto) o como si algún loco compitiese con Del Rosal sobre conocimientos en cine X.

Lo bueno que tienen los encuentros amistosos es que sirven para conocer los puntos débiles y fuertes de los rivales e intentar limar los defectos propios. Don Miguel, es un crack, por ejemplo en distancias cortas. Cuando el boliche se va más allá de los 7 metros, la cosa se complica. José Luis al revés y mi menda, pues ni fu ni fa.

No engañamos a nadie cuando decimos que nuestras posibilidades pasan, especialmente, por saber que el día D, Rodríguez tendrá de pareja de baile a Espáriz (hasta que no se demuestre lo contrario un paquete petanquero) y no a la profesional que ayer ganó sola la partida. Creo que me podrá ayudar Mr. Barra, pero José Luis fue un simple convidado de piedra.

Tras una ardua batalla, el vencedor moral (creo que paso demasiado tiempo con el Sr. Rojo) prefirió retirarse a sus aposentos previa visita a Bea, lo cual fue gravemente censurado por los señorcitos Barra y Rodríguez que tenían pensado tomarse una cañita en el centro cultural Loyber. Pascual, sintiéndolo mucho abandonó la escena cervezil y partió raudo.

Mejor no imaginar cuáles fueron los términos en que se calificó dicha diáspora.

Esperemos que pronto se celebre, de una vez, la primera partida oficial de los juegos más largos de la historia de Sanse.

Categorías:Uncategorized

Un lugar mágico

“En este lugar, armados de piedras y poco más, las hordas territoriales iniciaron la Reconquista de la península y la costitución de todo un reino astur. Con Pelayo a la cabeza, los árabes se batieron en retirada, humillados. Cuenta la leyenda que los astures se ocultaron pacientemente en los recovecos de estas montañas esperando su oportunidad. En el año 722 saldrían de su escondrijo para verse las caras con su enemigo y triunfar finalmente en la que hoy conocemos como la Batalla de Covadonga

Gran comunidad Asturias. Gran país España.

Este fin de semana he demostrado que 48 horas pueden apurarse al máximo para conocer parte del incalculable tesoro que compone nuestra geografía hispana.

En la compañía de mi querida jipy (una gran mujer) salimos de Madrid el viernes a las 17:00 más o menos (conseguí que mi jefe se apiadara de mí y no tuve que subyugarme para obtener la tarde del viernes libre).

En el carro de mi adorada jipy fuimos a la ida por Burgos, Aguilar de Campoo, Torrelavega, hasta llegar al lugar de destino. Buena carretera. Casi como las de Andalucía donde creo que hay varias en las que sólo ponen la mitad de componentes (Penépolis podría apuntar bastante sobre este tema).

Nada más llegar, evidentemente a cenar: chorizo a la sidra y una botella de ídem para mi menda (a ella, incomprensiblemente no le gusta ese manjar; bueno como al chori – otro tipo también incomprensible-) además de unas patatas al cabrales indescriptibles. Me acordé en ese momento de un buen amante del comer como mi menda: Don Miguel. ¡Joder Mikel, cómo te hubieras puesto, macho!

Por la noche, unas caricias y a dormir.

Y es que el sábado teníamos una gran jornada por Covadonga. Maravilloso y paradisiaco lugar, símbolo de una España otrora grandiosa en su dignidad.
Paramos en Cangas de Onís antes de acceder al Santuario de Nuestra Señora de Covadonga. Impresionante. Especialmente el texto de la Santina que puede leerse antes de entrar:

Bendita la Reina de nuestra montaña,
que tiene por trono la cuna de España
y brilla en la altura más bella que el sol.
Es Madre y es Reina. Venid, peregrinos,
que ante ella se aspiran amores divinos
y en ella está el alma del pueblo español
Dios te salva, Reina y Madre
del pueblo que hoy te corona
en los cánticos que entona
te da el alma y corazón
causa de nuestra alegría,
vida y esperanza nuestra,
bendice a la Patria y muestra
que sus hijos tuyos son.


Después subimos a los Lagos y no hay nada como ir en un coche no conducido por el Mikel para que el miedo no forme parte intrínseca de tu cuerpo. Todo tremendo. En un día despejado pudimos disfrutar de las maravillas del paisaje norteño.

Por la noche fuimos a Llanes, para contrastar paisajes y disfrutar de la grandiosidad y diversidad de la zona. Una cala también de película. Digna de que Garci la utilizase más de una vez para sus películas.


Cenamos en una sidrería que estaba a unos kilómetros del pueblo en que dormíamos, llamado Nueva. Medio intuí el partido del Madrid, pero cuando ya llevaba dos botellas largas de sidras consumidas, la verdad es que me importaba lo justo el fútbol. Es curioso, pero al no recibir ningún sms del bastardo ventajista de las Barras supuse que la cosa había ido bastante bien.

El Domingo, volvimos por Oviedo (Santa María Madre de Dios qué fabada me metí para el cuerpo: todavía estoy temblando) donde pudimos contemplar el prerrománico asturiano y por León, evidentemente, paramos a ver la maravillosa catedral. Por cierto, fino el aguacero que nos esperaba en paraje que recordamos todos bastante bien de una visita de hace poquito. (Bueno, todos menos José Luis que ese día prefería quedarse tocando el yembé en su casa y de Penépolis que tenía mucho porno que bajar y cervezas que consumir en ex casa Long).

Os recomiendo a todos un viaje por la patria asturiana. Es recomendable disfrutar del aire puro que da esa tierra. Sobre todo viendo el ambiente putrefacto que nos rodea.

Voy a ser poco original, pero qué bien suena este himno popular, sobre todo, si te rodean los Picos de Europa, el mar Cantábrico, una buena fabada, una sidra bien escanciada y buena compañía personal:

Asturias, Patria querida,
Asturias de mis amores;
¡quién estuviera en Asturias
en todas las ocasiones!
Tengo que subir al árbol,
tengo que coger la flor,
y dársela a mi morena
que la ponga en el balcón,
Que la ponga en el balcón,
que la deje de poner,
tengo que subir al árbol
y la flor he de coger.

Categorías:Uncategorized

El Mañana efímero

No hay nada como llegar al trabajo, que no esté tu jefe, que no funcione el teléfono y que a duras penas marche Internet. Así ha pasado hoy, por lo que he dedicado mi mañana a empaparme de uno de mis poetas favoritos: Antonio Machado. Un talento. (No os perdáis el link que os envío y la erudita prosa del firmante).

Sé que a mi amigo Espáriz también le encanta, porque más de una vez me ha recitado un verso que Serrat tomó al escritor.
Inversamente proporcional a la maestría del hombre que “dors a Colliure” que cantaba Jean Ferrat, da absoluta pena y dolor ver lo que sucede en la actualidad en el mundo occidental y en nuestro país en particular.

Leía un artículo hoy realmente interesante (casualmente Del Rosal me ha confirmado que también lo ha leído) y que muestra verdades como templos. Aquí se lo dejo a quien quiera ojearlo.

Lo bueno que tienen los grandes genios es que su genialidad es imperecedera. He leído bastantes de los poemas de Machado y en muchos casos parece que se pudiera extrapolar a situaciones más cotidianas.

EL MAÑANA EFÍMERO (Antonio Machado)

La España de charanga y pandereta,
cerrado y sacristía,
devota de Frascuelo y de María,
de espíritu burlón y alma inquieta,
ha de tener su marmol y su día,
su infalible mañana y su poeta.
En vano ayer engendrará un mañana
vacío y por ventura pasajero.
Será un joven lechuzo y tarambana,
un sayón con hechuras de bolero,
a la moda de Francia realista
un poco al uso de París pagano
y al estilo de España especialista
en el vicio al alcance de la mano.
Esa España inferior que ora y bosteza,
vieja y tahúr, zaragatera y triste;
esa España inferior que ora y embiste,
cuando se digna usar la cabeza,
aún tendrá luengo parto de varones
amantes de sagradas tradiciones
y de sagradas formas y maneras;
florecerán las barbas apostólicas,
y otras calvas en otras calaveras
brillarán, venerables y católicas.
El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero,
la sombra de un lechuzo tarambana,
de un sayón con hechuras de bolero;
el vacuo ayer dará un mañana huero.
Como la náusea de un borracho ahíto
de vino malo, un rojo sol corona
de heces turbias las cumbres de granito;
hay un mañana estomagante escrito
en la tarde pragmática y dulzona.
Mas otra España nace,
la España del cincel y de la maza,
con esa eterna juventud que se hace
del pasado macizo de la raza.
Una España implacable y redentora,
España que alborea
con un hacha en la mano vengadora,
España de la rabia y de la idea.

(Nótese que he negreado partes perfectamente aplicables a lo que sucede hoy día).

Añado un nuevo artículo que versa sobre lo que hemos hablado otras veces. Se titula: La edad de piedad. No os lo perdáis.

Y un aviso a Rodríguez, Barra y Espáriz: la primera de las doce pruebas del César no puede esperar más.

Categorías:Uncategorized

El Cámara de John

Hace unos días, salió a la palestra la noticia de que John Travolta había sido sorprendido besando a un hombre.

Como no puede ser de otra manera, la imagen de Vicente Rojo (el palomo cojo) me vino a la cabeza. Y es que Mr. Chusquitos ha tenido turbulentas historias que todos recordamos.

Ha sido imposible obviar las similitudes de las declaraciones de Travolta y de Don Miguel en el momento de ser sorprendidos “In-Fraganti”.

El protagonista de Fiebre de un sábado por la noche y de Pulp Fiction ha sido objeto de múltiples debates en las últimas fechas. Según cuentan los tabloides Travolta acostumbra a tener ese tipo de actitudes bastante extrañas y no las oculta. Al parecer, sería usual que la estrella de Hollywood salude a la gente con abrazos efusivos, fuertes sacudones de manos y besos en la boca. “¿Qué voy a decir de mi? ¿Puedo decir que si, puedo decir que no? La respuesta es cero”, bromeó Travolta, en referencia a las versiones que varias veces aseguraron que era gay.

¿No os suena a respuesta a lo de las Barras?

Por cierto, no puedo dejar de comentar que sigo esperando a que el progre Zerolo critique al musulmán ese, que en pleno conflicto por las ofensivísimas palabras del Papa (por cierto, con más razón que un santo…valga la frase) ha dicho que la homosexualidad debería ser castigada con pena de muerte. Pero claro, cómo va a decir algo el señor del PSOE con el claro discurso marcado. Qué pena…

Yo nunca me metería con mi buen amigo Rojo, aunque no comparta sus tendencias, porque puedo aseverar que es un gran tipo, pese a que las sandeces sean su habitual forma de comunicación.

Asimismo, quisiera injuriar a aquel señor insular que insinuó que éste, nuestro blog, “estaba muriendo” y todo, porque he estado ausente algún que otro día por causas ajenas a mi voluntad, que diría mi admirado Espáriz. Por su parte, José Luis, el eterno enfermo, también ha hecho comentarios similares. Mi más enérgica repulsa a ambos cafres.

Categorías:Uncategorized

A un opositor

Hoy es un día muy importante para el Señor Del Rosal. Tiene su examen de oposición (al menos la primera parte).

Brevemente quisiera desearle suerte y esperar que dentro de un tiempo ocupe uno de esos puestos del funcionariado español. Como bien afirmaba un día Penépolis, más allá del régimen político reinante en cada etapa, los funcionarios cobrarán…y bastante bien.

Nuestro amigo Del Rosal lleva ya bastantes meses trabajando (a la par que viendo porno y canales chinos de fútbol) en este examen que le debe dar un nuevo rumbo a su insular vida. Cualquiera que conozca al licenciado Del Rosal sabrá de su ingente facilidad para memorizar textos y temas con lo que tarde o temprano, es evidente que logrará su objetivo de ingresar en la administración pública.

He de reconocer que de los años que pasé en la facultad, lo mejor fue haber conocido a “La Olivina” y especialmente al amartelado canario. Hay mil historias que recordar: Bernete, las maravillosas clases de imagen, el cura, Caldevilla, los putos trabajos (hace poco recordaba uno dedicado a un tal H.J. que estaba en Kosovo – espero que Del Rosal transcriba aquel texto en este, nuestro blog-), las cervezas en la cafetería etc..

El caso es que, estoy seguro, que ya sea ahora o dentro de un tiempo, habrá que celebrar que nuestro amigo forma parte del aparato del Estado.

Por ello brindo.

Categorías:Uncategorized

Aquí un gilipollas

No podía pasar sin una mención sobre el tipejo este. El Pepe Rubianes. Nunca un nombre tan castizamente español, tuvo a un gilipollas tan profundo como el susodicho.

Todos recordaréis las declaraciones del tontaina del tres al cuarto. Si no, aquí están.

Después de rebuznar esta sarta de estupideces, propias de un demente, el iluminado salió al paso diciendo que sólo se refería a la España de Lorca. Maldito imbécil.

Por cierto, hizo énfasis el Ferlein hace un tiempo , cuando ya hablamos del papanatas y sus valientes chascarrillos: tiene una página propia dentro del dominio: www.cervantesvirtual.com Vamos, algo que raya lo surrealista.

Tras varias idas y venidas sobre si se representaba o no su “obra”, finalmente, creo (si no ha cambiado nuevamente) se podrá escupir en uno de los teatros del sindicato CC.OO. (aplíquese pronunciación a lo Alfredo Urdaci) cuando el panoli hable de Lorca en su esperpento. Que el Makinavaja de pacotilla se atreva a hablar de alguien como Lorca tiene bemoles.

Además, lo más ruín es que el bastardo en cuestión cuando se acerca el momento de venir a Madrid (para todos éstos sigue siendo el núcleo de la opresión que realiza España) dice que “…yo no dije eso…” “…No me refería a no sé qué…” “no, no, si yo soy un Español de bien…”. Además de mal actor, cobarde.

El impagable Montilla incluyó una defensa del gracioso Rubianes en la presentación de su proyecto de gobierno. De verdad que hay veces que uno piensa en que el exceso de libertad no siempre es buena. Vaya Pareja: Montilla & Rubianes. Ya se sabe: cuando el burro no sabe qué hacer, con el rabo mata moscas…

Por cierto, digno, también, de estudio psicológico es el presentador (vaya elemento) y los despreciables abrazafarolas (García dixit) y borregos que estaba en la tele catalana el día de autos.

Y muy decepcionante, Julia Otero.

En fin, el cuerpo me pide insultar sin parar a este sucedáneo de actor, pero no voy a hacerlo.

Tengo más clase que este mierda. Le dedico esta imagen.

Categorías:Uncategorized