Archive

Archive for 31 agosto 2007

Mohíno

“Sin duda, escribir es renunciar a tomarse de la mano o a llamarse por nombres propios, y a la vez, no es renunciar sino anunciar lo ausente acogiéndolo sin reconocerlo -o bien, mediante las palabras en sus ausencias, estar relacionado con lo no recordable, testigo de lo no probado, respondiendo no sólo al vacío en el sujeto, sino al sujeto como vacío, su desaparición en la inminencia de una muerte que ya tuvo lugar fuera de todo lugar.” Maurice Blanchot.
Hoy estoy realmente triste. No hay mucho que hacer. Ni siquiera un único motivo. Es la senda del tiempo. Es un porqué inadecuado. Una cuenta atrás dolorosa. Una lágrima sin color. Un amor imposible. Un “Prohibido el paso”. Una noticia. El dolor de un amigo. Una canción de Los Secretos. El silencio de una noche que no volverá. Una ilusión carcomida. Un molino de papel. Un recuerdo marchitando tu corazón.
Hay momentos en la vida en los que perderse no significa necesariamente dejar de encontrarse, ni saltar desde el filo del precipicio significa caer.

Hay momentos en los que no se quiere ser el Amor de la vida de nadie, tan sólo el vehículo de huida.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , , ,

Llanto

¡Qué difícil! ¿Verdad?

Qué difícil imaginar que se ha ido. La empatía suele ser básica para darse cuenta de estas tragedias.

22 años. Un chaval que se va y otro que viene al mundo. Contradicción.

Una sonrisa se apaga y se encienden todas las velas que la pena permite.

El cielo no pudo esperar. Tal vez, le necesitaban allí. Junto a Juanito, Stanley Matthews, George Best o Miklos Feher. Necesitaban un último jugador para completar un equipo mágico.

Puerta cabalga en el reino de los cielos. No se puede buscar explicación que convenza. Sí, le ha fallado el corazón. No quiero que me convenza. Se ha ido, porque hay un destino. Queramos o no. Para todos.

Sevilla le llora, España le llora. “No hay que llorar por haberlo perdido, si no dar gracias por haberlo tenido”. Ya. Pero le hemos tenido muy poco.

A Puerta hay que darle las gracias. Por volver a abrirnos los ojos para darnos cuenta que las dársenas hacia lo desconocido siempre están ahí. Para que no pierdas la oportunidad de reírle al futuro, para que no dejes de lanzar un “Te quiero”, para que el enfado no te nuble una visión.

“El otoño vendrá con caracolas,
uva de niebla y monjes agrupados,
pero nadie querrá mirar tus ojos
porque te has muerto para siempre.
Porque te has muerto para siempre,
como todos los muertos de la Tierra,
como todos los muertos que se olvidan
en un montón de perros apagados…”

El de Fuentevaqueros no hablaba por ti. Te has podido morir. Sí. Allí te esperaban. Aquí no te olvidarán. Y quien no es olvidado, no desaparece. Has dejado sueños pendientes en esta vida. Has avivado los de los demás para que no se pierdan en caminos fríos y vacíos. Pienso y puede que lo hicieras ex profeso. Porque digan lo que digan, seguramente, el corazón era lo único que tenías más grande que la sonrisa.

Allá arriba, puede que ya te estén contando historias tus colegas de balón. Como los del Torino, o como Rommel Fernández, o Dubovsky, o Pedro Berruezo que también vistió tu escudo o como los del Manchester a quienes les dedicaron en otro idioma, sentimientos calcados a los del Pizjuán:

Münich, 6 de febrero

Un avión roto,
Un equipo roto,
Un corazón roto,
Un sueño roto,
Ninguna palabra dicha,
Una promesa en silencio,
Os amamos entonces,
Os amaremos ahora,
Edwards, Byrne, Taylor, Whelan, Jones, Pegg, Colmar.
Dios bendiga a los “Babes”.

Dios te bendiga, querido Antonio. Gracias por existir. Por enseñarnos a valorar los pequeños detalles que se pierden en la nebulosa. Porque sin conocerte, todos te queremos. Y aunque queramos emular tu sonrisa de ángel bueno, no nos sale. Sólo nos salen las lágrimas que mereces. Pero tranquilo. Quien llora por un hombre bueno, dicen que purifica su espíritu. Así lo haremos.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , , , , ,

El cielo puede esperar

“Tú no puedes volver atrás, porque la vida ya te empuja…” decía Goytisolo. Algo así me viene a la cabeza en estos momentos.

Uno intenta buscar razones, haciendo acopio de la casuística existente sobre estos delicados temas, pero la razón no siempre entiende al corazón. Generalmente no pretende ni conseguirlo.

No debería dar miedo hablar de la muerte. Uno cierra los ojos e imagina. O abre los ojos y contempla. Todo formando parte de la existencia. Como la muerte. La de Paco Umbral sin ir más lejos.

No obstante, para qué hablar de la muerte si eso significa dejar de vivir. Y es que de luchas antagónicas está repleto el mundo, pero ninguna como la dicotomía clásica. Crear y destruir.

Quevedo aturde con ese “vivir es ir muriendo”. Trágica verdad.

La muerte es una vida vivida. Eso es lo que realmente da miedo. La temporalidad.

Para Heidegger, como para Borges, estar hechos de tiempo significa estar abocados a la muerte, resbalar sin tregua hacia ella.

Y también entra en juego lo que no es tangible: En el momento de su muerte, el hombre ve a la vida como una serie de momentos pasajeros, y a la muerte como el fenómeno permanente. El
judaísmo nos enseña lo contrario: la vida es permanente y firme, mientras que la muerte es algo pasajero y temporal.

Deberíamos ser con nosotros mismos tan íntegros como lo fue el célebre filósofo griego Sócrates, cuando afirmab: “El temor a la muerte, señores, no es otra cosa que considerarse sabio sin serlo, ya que es creer saber sobre aquello que no se sabe. Quizá la muerte sea la mayor bendición del ser humano, nadie lo sabe, y sin embargo todo el mundo le teme como si supiera con absoluta certeza que es el peor de los males”.

Aunque sí contamos con dos certezas irrefutables. Sabemos que es absolutamente cierto que habremos de morir y también que es absolutamente incierto cuándo y cómo. Angustiosas interrogantes existenciales ambas si las hay.

Tal vez, lo mejor sea evadirse de esta parte de la película. Centrémonos en lo que no nos da tanto pavor, sobre todo, porque sabemos lo que nos espera.

Y un deseo para Puerta: puedes perderte entre laberintos, vagar en un infinito, encontrarte en un silencio, extraviar cientos de locuras, dejar corduras, parar sueños, engendrar realidades, pero todavía no puedes dejar de vivir.

Cansera sansera

“Quien lo probó lo sabe”. Eso dijo el Fénix de los Ingenios hace ya mucho tiempo. Aprovechando la precisión de sus palabras, diré que cualquiera que haya compaginado fiestas con curro me entiende.

Escribo desde mi humilde puesto de trabajo reventado tras un fin de semana bestial con miles de pequeñas cosas que contar. Y con menos horas de las debidas para que mi machacado cuerpo descanse. Pero bueno, aunque cada vez se es menos joven, es conveniente disfrutar de los amigos y de la familia (aunque sea gabacha, jeje) riendo, bebiendo y lo que se tercie.

El caso es que he dormido apenas 2 horitas y en la pantalla no es que se me crucen camionetas (caso del Míkel), pero veo las líneas algo torcidas…

Las fiestas de Sanse es lo que tienen. Hacía años que no iba al puto pregón en que te empapan hasta las trancas de agua, de sidra y de cualquier tipo de elemento. Fue divertido, mas otra clara muestra del paso del tiempo: miraba a los lados en la plaza y la grandísima mayoría de los presentes eran más jóvenes que mi menda. En fin…

Todo bien y más cuando uno comienza dichas fiestas patronales después de haber ganado al Atleti (otra vez) con un golazo de Raúl (otra vez). Pese a que le moleste a más de un cenutrio, ahí está el 7…

Pues eso, mucha juerga con los gabachillos que se quedaron flipados de todas las movidas que había y de otras cosas. Mi primo Julien, que de por sí es un tío extrovertido hasta más no poder (demasiado, generalmente) optó por hacerle una especie de llave de judo (o lo que fuera) a la bella Esther de la que había quedado prendado durante la noche. El caso es que pudo molestar a una de los miembros de la Olivina y por ello pido disculpas en nombre del ebrio francés…

Del Rosal tuvo también sus historias. Mamado como tanto le gusta, una desnutrida mental le instó a acudir más habitualmente al gimnasio. Al canarión amante del diario Sport no le hizo especial gracia.

También estuvo la Auro con Rubén y de más gente. ¡ Qué alegría me dio ver a Auro! Hay cosas que no cambian y esta chica tiene una facilidad innata y especial para transmitir felicidad.

Cayeron minis de todos los colores y de todos los sabores para empapar la noche del líquido elemento que tanto embriaga.

La pena fue no poder haber ido a Almería con el Míkel y nuestras 3 musas escocesas. Prometo que a la próxima quedada no pienso faltar.

El Sr. Zurita pareció cabreado toda la noche…al contrario que la noche del viernes donde tras tomarse un par de bayleys o lo que fuera que tenía el canario en su casa estuvo en plan estelar. Es curioso el doble filo con el que actúa Zurita. Idiosincrasia cordobesa…

Por cierto, no se me pase decir que mientras medio país estaba pendiente del Madrid-Atleti y preocupado, muy seriamente, por el problema que tuvo Puerta (esperemos que todo se arregle) el egregio Sánchez se fue a Soria a ver el Numancia-U.D. Las Palmas. Sin comentarios…

De entre las muchas personas a las que pudimos ver este fin de semana inicial de fiestas, le hizo gracia a mis primos Julien y Stéphane que o´Connell dejara bien claro que cuando viésemos a su hermana Ana, NADIE se acercara o habría duelo al sol. Al final, algo más suave llegó incluso a abogar por una mezcla genética Sánchez-Eyheramonno. Claro, mi primo flipaba con el tipo que primero le advierte y después le ofrece…ya digo, doble filo.

Más borrachos a los que pudimos intuir: Andy, el pequeño (preguntó por el Míkel y por el Chori, por supuesto), el Mati, Paff, Mote, Luisito, Rebeca…en fin, muchos de nuestros conocidos.

Faltó el de siempre, el que ya podemos empezar a considerar como ex. Fernando Espáriz no tiene especial interés en saber nada acerca de sus amigos. Yo en el fondo soy un afortunado pues hablé con él hace relativamente poco, no obstante está claro que su vida se ha separado de la nuestra de forma inequívoca hace tiempo, para difícilmente volver a juntarse.

Vaya chapa… y todo para decir que he dormido en 3 días lo que debía haber dormido en 1. Y ya he quedado con Don Miguel, esta noche, para que me cuente qué tal lo pasó en el Cabo de Gata.

Estoy matao…y queda toda la semana por delante. Dicen que sólo se vive una vez. ¿Carpe Díem? Supongo que sí, pero por favor, antes un poquito de cama.

La muerte de Mühe; “La vida de los otros”

Me gusta el cine. Cualquiera que me conozca lo sabe. No soy un crítico ni lo pretendo; ni siquiera le pido a la película que me emocione especialmente, tal vez sólo que no me aburra.

No soy un sibarita cinematográfico. No pienso decir que no tengo unas ganas locas de ver “La jungla 4“, aunque a muchos supuestos cinéfilos les parezca una indecencia. El otro día vi una de Stallone, “Encerrado” y me pareció interesante. También digo que el cine clásico me encanta. No soy de los que reniegan de una peli en blanco y negro, sólo por ser “antigua”. No habrá gente ni nada que me ha dicho eso. Ellos se lo pierden.

Ayer fui a ver “La vida de los otros” con mi Sr. padre y con el Sr. Zurita que se apuntó gustoso. Buena conversación, buena cena y grandísima película. Habrá que quedarse con el nombre del director, porque era su ópera prima: Florian Henckel Von Donnersmarck.

“Una magnífica película, llena de sensibilidad, y que nos habla de mucha cosas al mismo tiempo, dando en la diana en todas. De cómo el arte puede unir a personas de distintos pareceres políticos. De cómo la política no debería mezclarse jamás con el arte. Y sobre todo del ser humano, de la naturaleza del mismo, de qué estamos hechos y de qué podemos estarlo, de cómo hacer lo correcto, aunque esto sea contrario a todo aquello en lo que creemos”.

Me ha encantado la actuación del protagonista: Ulrich Mühe. Impresionante. Soberbio. El compendio entre soledad, convencimiento de la forma de vida comunista y el pragmatismo y generoso esfuerzo con que desempeña su frío trabajo va poco a poco mutando en la asunción de la importancia mayor que tiene el hombre como ser individual sobre el estado, especialmente cuando el aparato represor del mismo se mueve por intereses de poderosos e injusto trato hacía la llana población civil.

Pero lo realmente chocante ha sido el saber que Mühe falleció hará cosa de 1 mes, más o menos 1 año después del rodaje de la película. Todo consecuencia de un cáncer de estómago. Es probable que intuyese ya su final, incluso cuando estaba en plena demostración artística. Ese tipo de ejemplos de superación vital no tienen precio.

“El poeta es un ingeniero del alma”, frase de Stalin, utilizada en el film. Parece que pensaban en el actor.

Les invito a todos los que todavía no hayan visto esta joya en el cine que no pierdan la opción de disfrutar de la ganadora del Óscar a la película de habla no inglesa de 2007. No se arrepentirán.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , , ,

Un mundo extraño

Después de haber pasado una agradable tarde ayer con mi buen amigo Don Miguel, la ínclita Martita, la escocesa y acompañante, volvimos con sensaciones variopintas, puesto que nuestras otras 2 compañeras de viaje, junto a la propia Marta, se van a Almería unos días, pero para nosotros será imposible. Al menos para mí, porque diferentes primos de la galia vienen a disfrutar de las incomparables fiestas de Sanse. A ver qué tal se lo pasan.

Días estos con multitud de noticias que muestran la patética estampa en que se encuentra nuestro mal llamado primer mundo.

En Francia Sarkozy obligará a los pederastas a optar: castración o cadena perpetua. Yo no sé qué pensará la gente, pero a mí me parece bien. Cada vez creo menos en la persona como ser bueno que es transformado en alguien horrible por culpa de la sociedad…

En Sitges ha sido detenida una mujer por ofrecer a su hija de menos de 2 años para realizar actos sexuales a cambio de dinero. Sin palabras. Para ésta la castración química cerebral sería poco…

Más cosas: me ha llamado mucho la atención que Jimmy Carter se postule como mediador entre el gobierno y ETA. No sé si es algo malo o bueno, desde luego, no parece que un ex presidente de EE.UU. sea la persona idónea para tratar algo tan delicado.

Por otra parte, en Venezuela (vale, ya no hablamos de primer mundo) se va a aprobar el proyecto que perpetuará a Chávez en el poder. Terrible. Vergonzoso y peligroso. Especialmente si la difícilmente calificable Rosa Regás le defiende…ver para creer.

En cualquier caso, siempre que hay noticias negativas, también las hay positivas. Sé que no son cosas tan “serias” como las anteriores, pero es que parece increíble: Emerson está fuera del Madrid. Y encima nos han pagado algo!!!!! Inconcecible a la par que grandioso. Por aquí comienza la recuperación del Madrid.

Más cosas interesantes: ha vuelto Pérez de Albéniz y Rubén Uría no para. Da gusto disfrutar con los buenos.

Y debate para que el Míkel y el O´Connell sigan enzarzándose: El Jueves le vuelve a atizar a la corona…

Spain is diferent…

Ahora bien, nada, pero nada, comparado con ESTO. Indescriptible.

Paliza

“Ejemplo de sevillanía….”. Joder vaya ejemplo. Empezando por el final, menuda soba ayer en el Bernabéu. Fue en una de las pocas cosas en que no se equivocó el Sr. Barra alias “el exhibicionista”. El conjunto hispalense pasó por encima del campeón de liga con la misma sutileza que los eructos del Perro lo hicieron por los tímpanos de Sánchez Zurita.


En este viaje relámpago a la tierra de los visionarios lunares (Lepe) hemos descansado (parcialmente) tomado el sol (algunos nos hemos quemado), disfrutado de las benditas aguas atlánticas y de la tranquilidad del litoral español. Hemos homenajeado nuestros paladares en tierra sevillana con el perro como guía. Lo de la noche del viernes en que nos zampamos 2 kilos de freidura…sin palabras.

Realmente, de las 28 horas en que hemos estado viajando, 1/3 parte la hemos pasado en el carro de Rodríguez con su despreciable música. No nos podemos quejar de los conductores. Ningún susto, salvo la impresionante falta de pericia del Míkel aparcando. Tristísimo.

Pero vamos al grano, lo importante. Esto es como la moviola del fútbol; abro el debate: ¿Puede un tío en una casa de playa despelotarse para ponerse el bañador, en el salón ante la improbable (pero posible) visita de algún vecino? Zurita se puso de los nervios y acusó a Barra de ser un lamentable tipejo. “Rojo desvergonzado” le gritó Sánchez. José Luis, mientras tanto, derivó sus críticas hacia el tema episcopal y Alfredo regoldó en varios ocasiones, lo que ya sacó de quicio al egregio legionario.

Es importante apuntar que Zurita no ha sido el único ser que ha mostrado a lo largo de estas horas una incomprensible seriedad, si no que el Chori también dio muestras de decrepitud juvenil, al no salir la primera noche ni jugar un ratito al fútbol playa con los otros 4.

Por cierto, lo de la primera noche saliendo por el club de golf del lugar también fue de traca. Pensando (ingenuos de nosotros) que por allí habría típico ambiente de playita, fuimos no demasiado bien vestidos. Pijos redomados y saltarines por doquier…pasé hasta vergüenza. Yo con mis chanclas de la época en que Custer desafió a los indios en Little Big Horn, unas bermudas y una camiseta llena de mierda dando vueltas entre Armanis, Lacostes y pantalones de pinzas para poder tomar una copa. Indescriptible,

Tras una primera noche en que apenas pudimos dormir debido al calor, la puta luz que entraba como Kanouté entre Pepe y Cannavaro y las ventosidades atronadoras que expelía el obeso ano de Rodríguez, no se durmió apenas.

El sábado lo dedicamos a la playita y a la piscina por completo. Nuestras albarizas pieles desentonaban entre tanto moreno (no me refiero a los gitanos) onubense.
Con todo, hubo una seria competición por saber si Don Miguel o Don José Luis era el más gordo entre los bañistas. Empate técnico.

Con la arena saliéndonos por los sobacos y hasta el nabo de calor decidimos irnos a cenar a Isla Cristina, porque “Guía michelín” Barra había oído que una impresionante feria de marisco tenía lugar allí. 25€ por 2 refrescos, 3 cañas y 3 platos de gambitas no es la idea que tengo yo de un espectáculo como el que nos vendió el Señor. Lamentable.

Gracias a Dios, después del atraco, raudos y veloces fuimos a Ayamonte, donde sí dimos un agradable paseo, tomaron cubatas los que pudieron (eso sí, tirados en el suelo) y observamos a más de una señorita de buen ver. Zurita se encontró con un amigo de antaño que le preguntó por su perro. La respuesta del hombre del Melody (o como se diga) fue reconocer que el buen y cariñoso animal bético está viendo a los sevillistas levantar copas sin parar, lo que le está agriando el carácter.


Curiosa esta expresión. Y tantas otras de referencia escocesa. Cuando en alguno de los pasajes de la mini estancia onubense fue comentado algo de lo vivido en las Highlands por Barra o mi menda, fuimos seriamente advertidos, porque al parecer no dejamos, según los envidiosos 3 otros cerdos, de hablar del maravilloso viaje a la Brava tierra del whisky. Por supuesto, Míkel y yo, pasando olímpicamente de las tonterias de los cenutrios, volvimos a alabar el viaje realizado, así como a las mujeres a las que tanto echamos de menos.

El domingo, antes de retomar la A4 y la R4…lo que motivó otra nueva discusión, comimos en Sevilla en Cafe-Bar Manolo. También nos pusimos finos. Ahora toca un poquito de recato gastronómico, porque este finde ha sido terrible para las arterias.

Ha merecido la pena. Como Nick Nolte y Eddy Murphy en ese mítico “Límite 48 horas“, hemos aprovechado el tiempo “como Dios está mandao“. Paliza…pero con colegas, todo parece diferente.

Sin más, toca descansar, porque en breve comienzan las fiestas del Cristo de los Remedios.

Islantilla, hasta la próxima.