Archivo

Archive for 29 marzo 2009

Un viaje a la eternidad

Tarde, pero llega.

El viaje a Irlanda y a Irlanda del Norte contribuyó a reafirmar la teoría esa que dice que viajar a un lugar en vacaciones con amigos suele ser un éxito casi asegurado.

No fue mucho tiempo: apenas 5 días. Aterrizaje en Dublín, coche alquilado hasta Belfast (pasando por caminos provocadores de mareítos). De ahí a Derry, con parada por los acantilados más impresionantes de Europa. También nos dio por pisar la calzada de los gigantes y atravesar un puente colgante de los que quitan el hipo y producen parálisis. No olvidemos esas pintas en Donegal.

La vuelta a Dublín coincidió con la oportuna visita a la capital y esos pubs míticos de la ciudad.

Anécdotas variopintas, claro está: las granny de Camilo, la fiesta en Belfast completamente inesperada y curiosa, las caminatas bajo un sol poco coetáneo de la zona, las negras y las rubias, las conversaciones, los hostales…todo lo que compone este tipo de viaje.

El coche lila que nos sirvió de transporte acabó por confirmar que esté viaje sólo lo podíamos hacer nosotros.

Me quedo con los impresionantes murales de Derry y de Belfast y ese muro que separa (tal vez, algo poco entendible) la ciudad. Pocos metros y mucho odio antaño. Hogaño, diríamos que se está cerrando la herida. Guerras, religiones, territorios… una pena.

Me quedo con los pub. Ese lugar, epicentro de la vida social en las Irlandas. El latín publicus es la raíz. La vida de los hombres su resultado. De verdad, lugares necesarios. Con un punto de magia.

La isla verde siempre nos abrirá los brazos a futuras vueltas. Siempre merece la pena tomarse una pinta, ya sea con la lluvia asomándose la ventana o con un paisaje de sueño de hadas.

Me alegro de haber vuelto. No será la última vez.

Anuncios

29

Otra vez estamos aquí. Se cierra un nuevo pequeño circulo dentro del grande.

Les debo un post sobre el fantástico y maravilloso viaje realizado a Irlanda-Irlanda del Norte. Al parar aunque sea momentáneamente para mirar un poco a cada lado, uno vuelve a percibir las verdaderas situaciones a conservar en la vida.

Hace unos 10 años murió José Agustín Goytisolo.

Ha sido una causalidad, pero he vuelto a leer Palabras para Julia. ¿Quién no conoce este canto a la vida? Es curioso saber que Goytisolo une en ese poema a las 2 mujeres de su vida (con permiso de su esposa, claro está): su madre y su hija.

Esas palabras que juntas ofrecen tantas respuestas.

Hija mía, es mejor vivir

con la alegría de los hombres

que llorar ante el muro ciego.

Un hombre solo una mujer

así tomados de uno en uno

son como polvo, no son nada.

Otros esperan que resistas

que les ayude tu alegría

tu canción entre sus canciones.

Nunca te entregues ni te apartes

junto al camino nunca digas

no puedo más y aqií me quedo.

La vida es bella ya verás

como a pesar de los pesares

tendrás amor, tendrás amigos.

Todo. Todo está ahí.

Construyan un párrafo. Algo así:

Es mejor vivir con la alegría

tu canción entre sus canciones

nunca digas no puedo más

tendrás amor, tendrás amigos.

Es una oda a la vida. A la realidad. Un mensaje de esperanza. Una lágrima que precede una sonrisa. Alguien. Algo.

Caen 29 años. Parece que aun fue ayer. Pero ya es hoy y pronto será mañana.

Viva la vida, los amigos. El resto son sólo detalles.

La cerveza y sus Irlandas

Nos vamos.

Desconexión. Avernos, preocupaciones, malos rollos, problemas, hipotecas, letras, letrados, dolores, cansancios… a la mierda!! durante unos días.

En unas horas, avión para Dublín y de ahí dirección Irlanda del Norte. Maravilloso emplazamiento para montar un negocio de botellas y de gasolina, a la par que mecheros. Todo se andará.

3 grandes compañeros de viaje. Buena gente. Inquietudes comunes. Con forma de vaso de cerveza Guinness, olor a Norte y a tranquilidad y sonido de continua risa.

Mientras seguimos planteándonos el camino al que nos lleva esta vida tan compleja, vamos saliendo adelante y merecemos estas escapatorias puntuales, pero innegociables. Son necesarias.

A la vuelta les diremos cómo son de cerca los murales de Belfast, los gigantes de la calzada, acantilados y de más resultados orográficos. Tal vez los resultados de la ingestión masiva de néctar de cebada podamos pasarlo por alto. Pero no se descarta nada.

En fin, será una experiencia interesante.

Hasta la vuelta.

Nos tomaremos una pinta por ustedes

Oliendo a cerveza negra

Tras la resaca chorreística, empieza a tocar pensar en ese Sr. viaje que nos vamos a pegar por las tierras altas… de Irlanda. Donde lo que está alto es la posibilidad de tener problemas.

Hace años que no pasa nada y poco antes de que lleguemos, comienza a haber rebrotes del IRA y muertos por las calles de Belfast. Lugar en el que pasaremos 2 noches, tras visitar – esperemos que convenientemente – Derry, la calzada de los Gigantes, acantilados varios etc…

Hablando de muertos. Han matado a 2 tíos en San Agustín de Guadalix. Sí, donde vive uno de los participantes del viaje: Camilo. Lagarto, lagarto…

Esta semana quedaremos para ultimar los detalles de tan excelso recorrido. Según me ha dicho el Míkel, tenemos libras para tomarnos unas 300 pintas. Creo que llevamos de sobra. Aunque no lo podría asegurar del todo.

Antonio Sánchez ya me ha dicho varias veces que cuidadito con lo que hacemos y por donde nos movemos. Importante, incide, no dejar al Míkel hacer una de las suyas. Pero si el Míkel es un santo, hombre…

Habrá que ver si otro de los viajantes, Del Rosal García, está preparado para pasar unos días sin pensar en su hat-trick y en sus oposiciones. Hay consenso de que si consigue hacer dobles figuras en tierra británico-irlandesa habría que dejarle allí para que lo ajusticien como es debido.

Y nada más, mañana cumple de Zurita, enseguida también de Rodríguez y de mi menda, por lo que habrá que invitarse a algo. ¿Una arrocería? ¿Un partido de España? Uy no toquemos ese tema, porque puede que se enfade el Sr. de Oz. Una pena…

Humillación

Hubo chorreo, hubo paliza, atropello, bla bla bla…

Lo que hubo es un equipo con jugadores desequilibraEnlacentes de verdad en un lado y ninguno (bueno, sólo se salva el gran Casillas) en el otro. Lo que hubo es un sistema trabajado y otro que no lo está.

Uno lleva siguiendo al Madrid de forma consciente en Europa, probablemente, desde los comienzos de la quinta del Buitre. He visto éxitos y fracasos de todo tipo. Recuerdo aquella tarde viendo al Madrid en Belgrado y los goles de Hugo y el Buitre en un Munich helado que nos permitía soñar con la vuelta… y esos goles de Michel y de Jankovic. El palo de Eindhoven, la goleada histórica ante el mejor Milán de todos los tiempos y el penalti del año siguiente fuera del área.

Los goles de Radchenko a principios de los 90, el Torino de Martín Vázquez, el Paris Saint Germain de los Weah, Ginola o Valdo. Aquella vergüenza del Odense. O el repasito del Ajax de Van Gaal. La séptima, la octava, la novena… esos años de vacas gordas. Los duelos contra el Bayern… Desde entonces derrotas en octavos contra equipos de tradición, pero en choques igualados.

Lo de esta noche es el mayor correctivo que recuerdo que jamás haya recibido el Madrid en Europa. Es, seguramente, el partido más negro de su historia, tal cual. No es el 4-0. Es que si el Liverpool hubiera necesitado 7, los hubiera hecho.

El Liverpool estuvo extraordinario, pero es lo más doloroso de todo: pienso, de verdad, que no es el mejor equipo de Europa. Y nos ha humillado.

La sensación es lo peor hoy. Pero mañana con la cabeza fría hay que diseccionar. Y meter bisturí. Porque hay mucho que cortar. Del once titular de hoy se pueden salvar pocos. El Madrid no tiene futbolistas desequilibrantes del medio del campo hacia arriba. Tal vez, sólo Robben. Y con matices.

Enhorabuena a los premiados. Enhorabuena al Míkel. Lo clavó. No hay más que ver comentarios anteriores. Espero que en el futuro pueda haber una revancha.

Hoy no hubo color. El Liverpool ha destrozado al Real Madrid. Le ha inflingido la que yo considero la derrota más dura en su historia en Europa. Y con eso queda todo dicho.

Los grandes hombres se miden por el número de veces que se levantan tras haber caído. Pues ya se sabe lo que toca…

La suerte está echada

Todo o nada. Vida y destino (lean a Grossman). Pasado, presente y futuro. Llega el día…

El martes se decide. En Anfield. En uno de los 5 campos más importantes de la historia del fútbol. Sin duda. Lo que pasó hace 15 días ya queda en el olvido. Hay que ganar al gran Liverpool en ese templo místico.

La tradición y la historia del conjunto de Benítez se ve reflejada en diversos hechos. Sobre todo en ese emblema universal: “You’ll Never Walk Alone”. La frase figura en el escudo del club y está bordada en el reverso del brazalete de capitán junto con el palmarés del club y del propio jugador poseedor de este honor. Sólo existen dos brazaletes por capitán y cuando éste acaba su carrera deportiva se le regala uno de ellos y el otro se cuelga en una vitrina en el museo del club junto con sus precedentes. Maravilloso.

Por todo esto, eliminar al Liverpool sabrá mejor. Por muchas cosas, especialmente si se tiene en cuenta que habrá que hacerlo en su casa, remontando todas las adversidades.

El Madrid lo tiene todo en contra, pero así ha ido haciendo su historia. Sólo una vez (Ajax ante Panathinaikos a mediados de los 90) se levantó un 0-1 en Champions. Ya va siendo hora de escribir otra página memorable.

El Sr. de las Barras lo da por hecho y está deseando que el pitido final del colegiado sea el comienzo de su cínico ejercicio de burla y sorna para con Espáriz, Del Rosal y mi menda, sobre todo.

El partido será bien analizado en su hogar y convenientemente regado con cerveza u otras bebidas espirituosas. Es probable que en varios momentos de la noche se produzcan escaramuzas, insultos varios, grescas e insultos de toda índole (me refiero en casa del cabrón Rojo, no en en Anfield, claro). Apasionante.

Yo me lanzo al ruedo. Vamos a conseguir hacer la machada. Queremos dar en los morros a los engreídos Rodríguez & Barra. El Liverpool es un equipo que no puede caer mal. Pero estos 2 ceporros merecen un buen escarmiento.

Señores, es momento de volver a demostrar nuestra grandeza. Les cito el martes en un choque a vida o muerte. Que se prepare la extraña pareja. Llegan las huestes de Chamartín. Y nadie da un duro por nosotros. Esa es nuestra mejor baza.

El día de Toquero

Qué época estamos viviendo. Dificultades. 3´5 millones de parados. Problemas, angustias. Tremendo.

El caso es que me ha hecho ilusión saber cosas de mi ex compis del anterior curro. La perspectiva del tiempo. Problemas con el puto estasiano para variar. A ver si poco a poco va mejor todo.

Por aquí, ya saben, intentando encontrar el lugar correcto. En ello, estamos. Por lo menos, en el actual emplazamiento, aunque domos pocos, estamos bien avenidos.

Un compi del actual curro es un aficionado acérrimo del Athlétic de Bilbao. Ya saben… se ha metido en la final de la copa.

No dejen de escuchar la narración que me ha pasado del tercer gol de ayer. Toquero. Escuchen. Me encanta la enajenación bien entendida en el fútbol.

Y poco más. Ha venido Sánchez Zurita. Ha reñido con otra de su colección internetiana.

Del máster, todo buenas noticias. Aunque muchos trabajos. Y a ver hacia dónde tiramos.

Bueno, poco más. Hoy les doy permiso para insultarme.

Escuchen el gol de Toquero. Lo mejor del día.