Inicio > Uncategorized > Padrao

Padrao

Cuando uno entra por primera vez en Padrao, la impresión puede ser de estar ante el típico bar Pepe de toda la vida. Uno ignora toda la historia que envuelve al recinto.

Hay que empezar a hablar de Pedro Padrao, el dueño, camarero, gestor, gerente y administrador del local. El jefe omnipotente por excelencia. Se encarga de todo lo que tenga que ver con el bar.

Es un gran tipo. Esa es la verdad. Aunque con sus particularidades. No hay nadie que pueda asegurar haber comprendido más del 30% de cualquier conversación mantenida con el susodicho en cuestión. Es un gallego cerrado. De pueblo. Y lo de vocalizar es para los urbanitas…parece.

Existen miles de anécdotas que rodean la vida y milagros a Pedro. El Míkel siente una predilección especial y le hacen especial gracia sus historias. Todas ellas ininteligibles, pero seguro que curiosas.

Padrao es el núcleo policial de Madrid. Allí van a cenar, comer, beber y cualquier otra actividad que requiera de la utilización estomacal municipales, nacionales, locales, de la secreta, guardias reales, militares de todo tipo y graduación. De ahí la posterior creación de “Padrao Cops”, el segundo negocio de este emprendedor sin parangón.

Padrao es también conocido por la multiculturalidad, por las idas y venidas de todo tipo de razas y nacionalidades. Han pasado chinos, vietnamitas, mexicanos, brasileños, coreanos, rumanos…en fin de toda índole. La gran mayoría sin papeles y explotados por el gran cacique Padrao. Casi a modo de terrateniente clásico, cual Conde de Romanones, suele tratar con bastante desprecio a algunos de los subordinados.

Padrao (bar) es también famoso por la gente que va allí, los clientes habituales. Hay varios individuos (generalmente, en decadencia) que parece que hayan escogido el lugar donde fenecer. Sólo queda el día y la hora, pero la plaza es esa. Es su bar. Tiene algo de romántico esa idea. Algo de Goethe.

El destino (sino) nos ha llevado a ese lugar (Del Rosal y su habitáculo). Ese lugar nos ha llevado a otro destino (Laperro´s place). De destino a destino y tiro porque me toca.

De Padrao uno disfruta sobre todo la compañía. De los amigos. No en torno a la hoguera. En torno a un buen plato de jamón. De lacón. De chorizo. De calamares. De bravas. O de un plato combinado acompañado de jarras de cerveza y cubatas mezclados con risas.

Hace tiempo que el fin de semana, suele contener un pack consistente en fútbol + copas en Ca Carlos + Destino u otro garito + risas esparcidas all the night.

Ayer no fue la excepción. Si acaso del día. Era jueves.

El gran Don Miguel (engalanado cual banquero), el anfitrión canario, O´Connell y su aura y mi menda disfrutamos de una tarde-noche divertida. Otra más.

Padrao se ha convertido en un bar mítico en nuestras vidas. Cuando la Olivina queda…queda en Padrao. Cuando buscamos un ambiente cercano y agradable…Padrao. Cuando queremos un bocata de jamón de una barra a las 2 de la mañana…Padrao. Cuando queremos un cubata pre-salida nocturna…Padrao.

Todo evoluciona en la vida de uno. En mi caso, todo comenzó en el Sapo, pasó por el Bar de Mud, por el Merlín, seguimos por el Irish y por el Handyman, tuvimos una gran etapa en la Haka. De un tiempo a esta parte Padrao es nuestro lugar.

Si algún sábado quieren ustedes disfrutar de buena compañía (es decir, la mía, la de Del Rosal, la del Míkel y de más amigos) pásense por Travesía de la Parada y sabrán porque los de allí decimos que “non hay terra como a nossa”.

Anuncios
  1. 20/10/2007 en 00:30

    asdñflkj salñdfkj añlkjsadflñ ñlsajkdf ñlsafj lñkjlñajdsfñsal ñalksjdf sañldkfj ñljkasdfñljsa dfñljkñasldjkf ñlsadjkfñlsad f

    Padrao dixit

  2. Errol
    20/10/2007 en 00:33

    Tengo un cimbel matutino con la forma de un pepino, que por delante echa gotas, y por detrás…

  3. Urielito del Alba
    20/10/2007 en 00:34

    ¿Por detrás qué?

  4. Errol
    20/10/2007 en 00:35

    le cuelgan dos pelotas

  5. 20/10/2007 en 05:29

    Veníamos el Míkel y yo de una noche de sábado en Madrid y disertábamos sobre el hecho de que últimamente la gente que fallece ya formaba parte de nuestras vidas de la forma que fuera, como era el caso de Carlos Llamas.

    Según entro en internet, veo que el que ha fallecido ahora es Juan Antonio Cebrián…el de “La Rosa de los Vientos” de Onda Cero. De un infarto con 41 años.

    Acojonante.

    Sin palabras

  6. 12/04/2013 en 17:02

    Hi, i think that i saw you visited my weblog thus i came to “return the favor”.
    I’m attempting to find things to enhance my website!I suppose its ok to use a few of your ideas!!

  1. 24/02/2010 en 18:57
  2. 24/03/2010 en 20:41

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: