Perla nº29: Barcelona – Sporting (Liga 1986/1987)

Más de una vez hemos hablado de que hay resultados que antaño se daban de vez en cuando en lo relativo a los equipos grandes y que ahora son impensables.

Hace poco recordábamos que Osasuna goleó al Madrid en el Bernabéu por ejemplo, algo más complicado de ver a día de hoy o el 6-3 del Zaragoza al Barça, por ejemplo. Las distancias han ido aumentando de manera brutal y las goleadas las firman siempre los mismos.

Por eso es interesante recordar partidos como este de la liga 86/87: Barcelona 0 Sporting 4 en febrero de 1987. Un equipo con Ablanedo en la portería, Tati, Cundi, Joaquín, Marcelino o Eloy y Novoa en el banquillo machacó a un Barça nada desdeñable: Zubizarreta, Gerardo, Migueli, Fradera, Manolo, Pedraza, Roberto, Esteban, Carrasco, Lineker y Hughes. Eran otros tiempos.

Liga 86/87: Barcelona 0 Sporting 4 (Flores, Eloy (2) y Luismi)

Anuncios

Perla nº28: Real Madrid – Paris Saint Germain (1/4 final Copa de la Uefa 1992-1993)

Fue un palo para el Madrid esta eliminación, pero hay que reconocer que el PSG era un equipazo importante. Sobre todo de medio del campo hacia adelante.

La ida fue muy buena para el Madrid: derrotó por 3-1 a los franceses con un gol (recuerdo perfectamente) de Míchel en el último minuto después de tirar un penalti, para el portero y rematarlo con la espalda tirándose en plancha. Tremendo.

Después de aquello no parecía probable que el Madrid fuera eliminado en París. Pero tal cual. Los franceses pasaron por encima de los de Floro. Los Weah, Ginola y Valdo no dieron opción. Y eso que Zamorano puso el 3-1 en el minuto 90. Parecía que el Madrid iba a la prórroga. Entonces, en el 92 llegó el 4-1 de Kombouaré.

El PSG quedaría eliminado en semis por la gran Juve, pero siempre recordaría esa eliminatoria. Al año siguiente, esta vez en la Recopa, el equipo gabacho volvería a cargarse al Madrid. En esa ocasión vencería 0-1 en el Bernabéu con gol de Weah. En Francia el 1-1 clasificaría también a los parisinos.

Vuelta:PSG 4 (Weah, Ginola, Valdo y Kombouaré) Real Madrid 1 (Zamorano)

Perla nº27: Real Sociedad – At.Madrid (Final Copa del Rey 1986/1987)

Enorme perla. Partidazo inolvidable.

La Real Sociedad, tras haber conquistado dos campeonatos de liga a principios de los 80 y haber llegado incluso a las semifinales de la Copa de Europa (mítica eliminatoria ante el Hamburgo alemán) consiguió el trofeo copero en 1987. Fue en una final apasionante ante el Atlético de Madrid. Seguro que Ortigoza recuerda al Polilla Da Silva y a tantos otros jugadores de ese conjunto rojiblanco de mediados de los 80. Un gran equipo, sí señor.

La Real reunía en ese equipo a varios de los míticos realistas que años antes habían sido reyes del campeonato: Górriz, Arconada o López Ufarte con la nueva hornada: Bakero, Beguiristáin, López Rekarte… y llegó a formar un equipo grandioso. Para muestra un botón: se metió en la final de la Copa después de meterle un 10-1 al Mallorca Atlético en el partido de vuelta de 1/4 de final (¡¡!!), lo que es el récord de la historia de la copa en esta ronda, y eliminar el Ath.Bilbao en semis derrotándole en San Mamés. De hecho la Real también sería finalista al año siguiente metiéndole también una paliza importante al Madrid en semifinales.

El Atlético por su parte, también hizo los deberes. Eliminó al Madrid remontando el 3-2 de la ida con una victoria por 2-0 en el Calderón: no se pierdan el vídeo. No era el mejor Atlético de la historia, pero acabó cuarto el campeonato ese año. Además dejó una eliminatoria en la Uefa ante el Werder Bremen nada desdeñable.

La final en La Romareda fue competidísima. Es especial ver a Bakero, a Txiki Beguiristáin con el 9, a Marina, Tomás, Landáburu o Uralde con el Atlético… Partidazo que se decidió 4-2 en los penaltis. Por la Real marcarían Bakero, Mújica, Beguiristáin y Larrañaga y por el Atlético Rubio y Landáburu. Fallarían Da Silva y Quique Ramos el decisivo que pararía el inolvidable y grandiosísimo Luis Miguel Arconada Echarri.

Final Copa 86/87: R.Sociedad 2 (López Ufarte y Beguiristáin) At. Madrid 2 (Da Silva y Rubio) // Penaltis: 4-2

Perla nº26: Real Madrid – Nápoles (1/16 final Copa de Europa 1987/1988)

Poco hay que decir.

Primera ronda y campeón de España contra campeón de Italia. El Ferlein siempre cuenta que a raíz de ese partido se instauraron los cabezas de serie. Por algo sería. Y más teniendo en cuenta lo que vino después (Oporto, Bayern, PSV…). De locos.

El partido era la primera muestra del Nápoles de Maradona en la Copa de Europa. Contra uno de los mejores Madrid de la historia.

El Bernabéu ya dejó el asunto bastante claro. A puerta cerrada por la sanción acumulada tras la eliminatoria ante el B. Munich la temporada anterior, el 2-0 de la ida dejó el asunto bastante encarrilado. Recuerdo leer en varios recortes cómo Maradona decía que en la vuelta iban a remontar con toda seguridad. Y ciertamente con el gol inicial a poco de comenzar hubo bastantes que así lo pensaron. Pero una maravilla de Butragueño tras un pase de Hugo puso el definitivo 1-1 y terminó por clasificar al Madrid.

Como comprenderán es una perla que aquí debía aparecer. Todo el mundo la recuerda, pero no está de más que aparezca en estas 100.

Ida: Real Madrid 2 (Michel (p) y Tendillo) Nápoles 0

Vuelta: Nápoles 1 (Francini) Real Madrid 1 (Butragueño)

Perla nº25: Albacete – Deportivo (Liga 1994/1995)

Es cierto que no es el mejor ejemplo de lo que fue ese SúperDépor de principios de los 90. Recuerdo aquella eliminatoria contra el Dortmund, por ejemplo o las palizas que le dieron al Madrid en la Liga año tras año. Bueno, y al Barça al que siempre le ponían en un apuro. Lógicamente, todo el mundo recuerda el final de la liga 93/94, que recordaremos convenientemente, y el penalti de Djukic. Fue una lástima. Fue terrible ver cómo se les fue en el último aliento.

El Dépor ganaría la liga 99/2000 (a mi entender sin la brillantez con la que hubieran ganado la liga 93/94 y sobre todo sin un rival de la enjundia del Dream Team).

El partido que nos ocupa se disputó al final de la liga 94/95. El Madrid había ganado la liga un par de jornadas antes —precisamente ante el Dépor— (recordarán que un servidor apareció por la tele detrás de una valla en el Bernabéu cuando marcó Amavisca el primero) y el Dépor ya era segundo matemáticamente El Albacete se jugaba quedarse en primera y el partido fue una locura. Una de esas goleadas que uno recuerda de por vida. Y un golazo de Djukic desde su casa, ya verán. Y un dato importante: fue el último partido de Arsenio Iglesias como entrenador del conjunto coruñés en la Liga. Pocos días después vencerían al Valencia en aquella locura de final de Copa.

El Albacete de Molina y Santi jugaría la promoción (se mantendría por aquella historia del Celta y el Sevilla de ese verano y la liga de 22; al año siguiente bajaría sin remisión) y privó a esa bella ciudad (¡?) de fútbol de primera división. En fin, disfruten de la goleada de un equipo histórico.

Liga 94/95: Albacete 2 (Andonov y Zalazar)  Deportivo 8 (Djukic, Manjarín (2), Julio Salinas (3), José Ramón y Donato)

Simoncelli muere

Hay noticias que le dejan a uno helado. Si hace unos días recibimos la mejor de las informaciones: ETA termina para siempre, hoy tenemos la muerte al bies. De otra manera tan diferente y monstruosa por lo inesperado.

Se ha matado Marco Simoncelli. No sigo mucho las carreras de motos. No me gustan. Pero lógicamente conocía al tipo en cuestión. Sobre todo, porque tenía un carácter complicado. Recuerdo cuando Pedrosa no le quiso saludar. Había mucha gente que no le apreciaba por su agresividad excesiva.

Pero esto es un golpe demasiado duro como para intentar entender algo.

Vaya forma de levantarse un domingo.

Categorías:Deporte Etiquetas: , ,

Perla nº24: Osasuna – Sttutgart (1/16 final Copa de la Uefa 1991/1992)

Que levante la mano el que se acuerde de esta eliminatoria. Yo sí, pero porque estoy loco. Imagino que en el fondo, todos ustedes también lo recuerdan. Son también unos enfermos.

El Club Atlético Osasuna en la segunda temporada en toda su historia en competición europea dejó para el recuerdo una machada. Era un equipo, el rojillo, que venía de hacer una gran temporada en España el año anterior. De hecho, más de uno recordará la paliza que le pegó al Madrid en el Bernabéu: aquel 0-4 con 3 de Urban. Recuerdo uno desde fuera del área estratosférico. Bien es cierto que era un Madrid en demolición (por ejemplo perdió los dos partidos contra el Burgos), pero el Osasuna, entrenado por ese clásico Pedro Mari Zabalza realmente logró un triunfo para la historia. La cuestión es que terminaron cuartos en el campeonato y volvieron a Europa. Volvieron, porque ya la temporada 85/86 disputaron unas eliminatorias (cayeron en 1/16 de final).

En esta ocasión, el rival era el Sttutgart. Lo sé, puede parecer menor, pero nada más lejos de la realidad. Hablamos del equipo que solo un par de años antes había disputado la final del torneo contra el Nápoles de Maradona (y que le dio guerra hasta el final), que contaba con varios de los alemanes que hacía poco más de uno habían sido campeones del mundo (Buchwald y Sammer recuerdo perfectamente) y un delantero espectacular como Gaudino. Hablamos de una eliminatoria que se había complicado. El 0-0 que los germanos se trajeron de El Sadar parecía cuasi definitivo, pero no fue así. Y, sobre todo y especialmente, hablamos de un equipo que ese año acabaría ganando la Bundesliga. Sí, lo que leen, Osasuna eliminó al futuro campeón de Alemania. ¡Una cosa de locos!

Jan Urban es probablemente el delantero más importante de la historia del equipo navarrico. No llegó a meter los goles de Andonegi, pero se quedó cerca. De hecho es el segundo goleador de la historia de Osasuna en primera. No significó lo que Rípodas, Bustingorri, Larrainzar, Pizo Gómez ni ninguno de estos clasicazos, pero ¿quién no recuerda al gran Jan Urban? Se quisieron inventar después copias como Kosecky o Ziober… pero la cosa no fue igual. Pues ese Jan Urban anotó dos goles en ese partido tan especial. 2-3 fue el resultado definitivo. El Osasuna tuvo el partido controlado hasta el final y los goles al final de los teutones, simplemente maquillaron el resultado.

Los navarros caerían en octavos ante el Ajax (perdieron 1-0 en cada partido), que sería el futuro campeón (recuerden que derrotó al Torino en la final), pero escribieron en esa edición una página para la historia.

Vuelta: Sttutgart 2 (Buchwald y Sverrisson) Osasuna 3 (Urban (2) y Merino)