Inicio > Bebedores > Pub nº33: O’Connell Street

Pub nº33: O’Connell Street

El pub 33 tenía como destino un lugar mítico. Así al menos lo decidió su elector: don Miguel.

Allí, en principio, debiera poder disfrutarse de manera máxima un partido único en el mundo: semifinales de un mundial. Nada menos que un Uruguay-Holanda. Allí fuimos.

La distribución del O’Connell Street es idéntica a la de su hermano Dubliners. Entrada, barra a la derecha, pantalla grande en medio, diferentes televisiones a lo largo del bar, bajada por una escalera y una especie de forma de ‘ele’ tirando hacia la derecha. Es decir… que se nota a la legua que son hijos del mismo padre. La estructura es calcada. Lo que sí es cierto es que tiene ciertos puntos que le dan un punto superior de irlandidad que su mellizo. Bastante parafernalia irlandesa, aunque es innegable que mediatizado por su ubicación de tal manera que tiene ese punto comercial preparado para los guiris u otros clientes que no buscan tanto la excelencia como nosotros.

Es por ello que uno puede disfrutar de ofertas típicas de discotecas como dos pintas más una de nachos por 10€. O sea que no está nada mal. No olvidemos que estamos en un pub al lado de la Puerta del Sol.

Ahora bien, hay un detalle inaceptable, especialmente cuando se decide acudir a un pub con la principal idea de ver un partido en la cumbre: las teles deben verse mejor y no estar escacharradas, como le ocurría a la que más cerca teníamos. Es un punto bastante negativo y que a bebedores tan ilustres como a Rodríguez o Espáriz les provocaron tener que soltar más de un exabrupto.

La atención fue muy buena. Una chica que enseguida hizo migas con Ortigoza nos sirvió de manera cordial y veloz, por lo que por ahí no deberíamos tener queja. Quizás un poco molesto el hecho de tener que moverse cada dos por tres, cuando un tipo venía a hacer no sé qué en un espacio situado justo al lado donde nos encontrábamos. Rodríguez las contó y superaban los dedos de una mano. No debemos olvidar que cuando fuimos al Dubliners, había varios rusos de la mafia que asustaban por sus modos. Aquí alguno también había pululando, pero a nosotros nos tocó, eso sí, la ya nombrada rubia amable y un tipo gay, también agradable.

Obviamente, el elector defendía su decisión, pero la verdad es que su principal motivo fue el poder disfrutar convenientemente de un partido de esta índole y el resultado final no fue tan perfecto como se pensaba. Sin embargo, sí podríamos afirmar que el ambiente fue aceptable. Tal vez, no tan extraordinario como podíamos haber previsto, pero sí suficiente como para poder «meterse en ambiente». Había de todo: varios noires de Surinam apoyando a su selección, un par de uruguayos alocados y sobre todo… muchos apasionados al fútbol

Y es una pena, porque es un pub con un nombre mítico: la principal vía de Dublín que por cierto es una de las más amplias de toda Europa, que honra a un líder nacionalista carismático del siglo XIX, Daniel O’Connell, conocido como El libertador.

Al pub fuimos varios de los cerdos de siempre: Ortigoza, Papote, Míkel, Rodríguez, Espáriz y mi menda. Faltó el desertor Del Rosal, al que ya poco veremos por aquí. La conversación se focalizó, claro está, en el Mundial y en el encuentro que iba a medir a España con Alemania. Varios insultos proferidos hacia el terrorista balompédico Van Bommel (muérete, maldito hijo de la gran puta) y más de una loa a ese crack llamado Diego Forlán. Rodríguez y Ortigoza estuvieron a punto de acertar la porra.

En cualquier caso, debemos aseverar que el pub tiene virtudes interesantes y se puede llegar a recomendar, pero la verdad es que no parece el más idoneo para ir a ver un partido en la cumbre.

Anuncios
Categorías:Bebedores Etiquetas: , , , , ,
  1. AsstoMouth
    14/07/2010 en 13:44

    Calificaciones Pub nº33: O’Connell Street

    Irlandidad: 7
    Ambiente: 8
    Trato: 6,5
    Precio: 7
    Conversación: 8

    Media: 7,3

    Media: 4,9

  2. AsstoMouth
    14/07/2010 en 13:46

    Joder! Por obra y gracia del “corta y pega” y de mi innegable anormalidad he dejado en última instancia la nota media de un Pub pretérito…Veladores y estadísticos del club, por favor obvien la calificación de 4,9 que no pertenece al O’Connell Street.

  3. Mariano de Oz
    14/07/2010 en 13:51

    Podemos aceptar que el post se publique tarde y breve, pero que yo sepa no estuve en ningún pun, o por lo menos no se que significa exactamente.
    En cuanto a la televisión no fue lamentable, fue una autentica vergüenza que tuvieramos que elegir entre una televisión más pequeña que la de mi cocina(y mi cocina no es que sea grande) o una televisión (de la marca gruyere creo) que tenía siete u ocho agujeros que impedían seguir correctamente el partido, por no hablar de los colores de dicha televisión. Holanda parecía el Rabobank y Uruguay el Astaná.
    Todo esto hay que agradecerselo al cerdo del señor Rojo, que se encabezono con ver el partido con “ambiente” y un lugar lleno de holandeses según él.
    Si se fijan en la segunda foto, podrán observar como el “ambientazo” que hay en el pub no impide que un tipo no pare de bostezar durante toda la noche.

    Los señores bebedores que estuvieron presentes, tuvieron que levantarse 5 veces en menos de 2 horas para todavía no se el qué, perdiendo aún más la visión del partido en cuestión (y no era un partido del Teresa Herrera).

    En fin que varios hechos lamentables que seguramente no serán reconocidos por el señor rojo Onda Madrid, impidieron disfrutar plenamente de una noche de mundial.

  4. Mariano de Oz
    14/07/2010 en 13:53

    Y ahora mis calificaciones:

    Calificaciones Pub nº33: O’Connell Street

    Irlandidad: 7,5
    Ambiente: 6,75
    Trato: 6,5
    Precio: 6,75
    Conversación: 8,25

    Media: 7,15

  5. Atticus Finch
    14/07/2010 en 14:21

    Mis calificaciones del puN:

    Irlandidad: 8
    Ambiente: 7,5
    Trato: 7,5
    Precio: 6
    Conversación:7

    Media: 7,2

    No diré nada de la tele del pun. Lo expresado durante la reunión es suficiente castigo para el cerdo bebedor buscador de bares de “ambiente”.

    Un saludo,
    Atticus

  6. 14/07/2010 en 14:22

    Jodida gentuza. Tengo demasiado curro como para estar pendiente de la n y de la b. Bastante que he publicado esto en mis 10 minutos libres que iba a dedicar a tomarme un Trina.

    Notas:

    Irlandidad: 8
    Ambiente: 7’5
    Trato: 7
    Precio: 8’5
    Conversación: 7

    Media: 7’60

  7. Penépolis del Pilar
    14/07/2010 en 15:58

    Gayers.

  8. Vicente Rojo
    14/07/2010 en 20:10

    Bueno, y como siempre, las valiosas notas del bebedor más cabal. Por cierto, me encantan las ofertas de pinta+bebida: son un canto a la irlandidad.

    Irlandidad: 8.5
    Ambiente: 8
    Trato: 8
    Precio: 8
    Conversación: 8

    Media: 8’1

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: