Inicio > Bebedores > Pub nº 8: The Quiet Man

Pub nº 8: The Quiet Man

—Esta mañana se tomó algunas libertades con mi hermana.

—Sólo le deseé buenos días.

—Sí, pero pensaba en buenas noches.

Cualquiera que admire el estilo irlandés de sentir la vida debería ver alguna vez (probablemente más de una) El hombre tranquilo. Esa genial película de John Ford en que se retrata al estilo de Dublineses la cotidianidad de la isla verde.

Quizás fue por este detalle por el que Fermín eligió The Quiet Man. El pub se muestra imponente en la calle de Valverde 44. Gran barra, buena decoración, ciertos toques reconocibles e incluso una especie de reservado rodeado por una madera digna de cualquier coro eclesiástico.

Ahora bien, los camareros esencialmente son la gran lacra de este lugar. Lentos, descuidados, torpes y casi lindando con la grosería. Para más inri, nosotros íbamos con especial interés por ver la vuelta del Sevilla-Barça. Allí hubo opción de ver el Getafe-Málaga. Lamentable.

Al menos habremos de reconocer lo sabroso de la cena y lo bien servidas que estaban las cervezas.

Realmente estuvimos en el bar poco más de 1 hora. Quizás sea el dato fundamental para entender lo que por allí vivimos.

Fuimos 7. Nada menos. Va aumentando el clan de los irlandeses. Allí que vino Rubén que cambió de bar por una noche. Los demás, los de siempre. Incluyendo Rodríguez y su compañero inseparable, ése que lleva pegado en el DNI: la gruñonería. Típico “cascarrabismo” de serie. El Míkel nos hizo esperar, llegó tarde por no sé qué milonga. El caso es que conseguimos desplazarnos en 2 coches.

A las 23:00 ya buscábamos un bar donde ver la segunda parte del partido en la cumbre. La solución fue el famoso Palentino. Típico bar con precios de la época de Franco y en la que envuelven el colesterol en pan. Todo rociado con cervezas a 1€.

El partido nos dejó la eliminación del Barça. Y probablemente uno de los mayores y mejores ejemplos de cómo se juega al límite. La segunda parte del conjunto de Guardiola fue un salmo al fútbol que habría que leer cada semana. A bote pronto recuerdo 5 ocasiones de Messi, 2 de Ibrahimovic, la jugada megalómana de Iniesta, el gol de Xavi… y las paradas de todos los colores de ese coloso al que llaman Palop. Encuentro espectacular. Grandioso. Inolvidable.

Por cierto, el Atleti ha remontado y huele a finalista de copa. Sí que es cierto que tiene algo ese equipo que lo hace especial. Enhorabuena a los premiados.

La noche terminó con los banqueros en casa para descansar y seguir robando a los ciudadanos al día siguiente y el resto de ciudadanos en la Haka maquinando cómo montar un negocio con el que robar a los banqueros. Paradojas tiene el destino. Tras 2 copas más nos fuimos a la cama.

Porque esta mañana había que madrugar para terminar de perfilar la web y seguir con esos papeleos inacabables. Poco a poco coge forma el asunto.

La noche mereció la pena. Como casi siempre. Son ustedes buena compañía.

Anuncios
  1. 16/01/2010 en 11:46

    The Quiet Man, pub 8:

    Irlandidad: 7.5 (frutitas tropicales…)

    Ambiente: 2.5 (viendo el Palentino a la misma hora, algo falla ahí.)

    Trato: 2 (vaya cara de marsupial que puso el tipo cuando le pedí que nos hiciera la foto. Los dos puntos van por la pobre que trajo las hamburguesas y por la cerveza.)

    Conversación: 8

    Precio: 8

    Media: 5.6

    Qué pena, porque potencialmente es un pub estupendo. Quizá en la futura segunda ronda cambien las cosas.

  2. 16/01/2010 en 12:04

    Notas para el número 8.
    The Quiet Man.

    The Quiet Man, pub 8:

    Irlandidad: 6.5

    Ambiente: 3

    Trato: 2

    Conversación: 8

    Precio: 6

    Media: 5.1

    A su favor:
    Muy destacable el local, excelente trabajo en madera tanto en la barra como en los reservados. Acertado ambiente de penumbra, comida abundante y de buena calidad, cerveza bien servida.

    En su contra:
    Camareros incompetentes, descuidados, desconsiderados y vagos.
    Ausencia de canal plus para el seguimiento de los partidos de futbol (ejemplo Sevilla vs Barça)
    Baño sin agua caliente ni dispositivo seca manos decente, inadecuada elección musical. (Se le debería quitar la licencia de hostelería al dueño de un irlandes que permite que se ponga Los 40 Latino)

    The Quiet Man, es un Pub con un gran potencial, bien situado y coqueto, que ganaría muchísimo si los regentes y los empleados fueran personas con más sentido común.

  3. 16/01/2010 en 12:42

    Pues poco más se puede añadir. Tiene cojones el trato de los cerdos esos. Penoso. Probablemente lo más grave que puede ocurrir en un bar es que te traten mal. No hay perdón ante eso.

    Bueno, que me cabreo. Mis notas:

    Irlandidad: 7,5
    Ambiente: 3
    Trato: 1,5
    Conversación: 8
    Precio: 6,5

    Media: 5,3

  4. 16/01/2010 en 13:00

    The Quiet Man

    Irlandidad: 8 (Efectivamente esas frutitas y cocktails restan)

    Ambiente: 3 (aunque era miercoles el Palentino le arrasa)

    Trato: 4 (no nos trataron ni bien ni mal simplemente no nos trataron)

    Conversación: 8

    Precio: 6,5 (en la media de todos)

    Media: 5,9

  5. 16/01/2010 en 13:04

    buenas gentecilla!

    en vista de que andan buscando buenos irlandeses en Madrid en los que además se pueda ver el fútbol, les recomiendo -si no lo han visitado ya- el Finbar’s (calle Marqués de Urquijo,10, Metro Argüelles)… Tiene cuatro o cinco televisiones en las que se retransmiten todos los partidos, ya sean de Champions, Copa del Rey, Liga o Coca-Cola Cup… Las birras son excelentes y siempre dan unas patatitas o algún otro apaeritivo -cosa que se agradece-. Lo malo, en mi opinión, es que los días de Champions está plagado de cerdos (en el sentido literal de la palabra) británicos.

  6. 16/01/2010 en 13:12

    The Quiet Man, pub 8:

    Irlandidad: 7,25
    Ambiente: 4
    Trato: 3
    Conversación: 7,75
    Precio: 4,75

    Media: 5,35

    Me uno a las críticas y loas a este bar. Mala la música, malo la imposibilidad de ver un partido interesante y malísimo el trato (lamentable la reacción del camarero de la barra cuando fuimos a coger una mesa para juntarla con las dos que ya teníamos y, así, estar más comodos). Buena la decoración (a pesar de las frutitas y el cartel que anunciaba el mojito) y el trabajo en madera, buena la iluminación y buenísimas los cuadros con fotogramas del duque en la película que da nombre al bar.

    En fin, la noche acabó como las siete anteriores: ¡GENIAL!

    Un saludo,

    Atticus

    Pd. Destacar el ambiente del Palentino, que un miércoles y rozando la medianoche se encontraba atestado de gente. También destacar la presencia en dicho bar de un grupo inigualable de “gafapastas” que le daban al local un toque surrealista muy propio de la noche madrileña de entresemana.

  7. 16/01/2010 en 13:18

    ¡Coño, un chicharro enlatado! Ese bar del que habla… No sé, como que me suena de algo. Tendría que hacer memoria y retrotraerme a los viernes de los últimos cinco años de mi existencia para saber por qué…

    Un saludo, again

    Atticus

  8. 16/01/2010 en 13:36

    Bien, como me toca a mí elegir, pues he seleccionado el “O´brien irish pub”. Me iba a inclinar por alguno del barrio de Salamanca, que tienen buena pinta (nunca mejor dicho), pero bueno, como hay que ir a todos…

    O´brien Irish Pub, sito en la calle de Santiago número 1, al ladito de la Calle Mayor, entre ésta y Arenal.

    La fecha, cuando a ustedes les plazca. Miércoles o jueves de la semana que viene, o cuando quieran.

    Brazzo.

  9. 16/01/2010 en 20:03

    Coño, ahora que leo el post, he pensado, al pasar por la primera línea, que ibas a hablar del O’Connell. Luego ya he leído el resto y veo que no, que el post versa sobre el tema que anuncia el título. Un alivio.

    Un saludo,

    Atticus

  10. 16/01/2010 en 20:08

    Que sepa la concurrencia que paseando hoy por San Bernardo mis ojos se posaron sobre un local que antes no existía y cuál es mi sopresa cuando compruebo que el local en cuestión es un nuevo pub irlandés con toda su parafernalia!!

    Su nombre, The black corner. Tiene pinta de abrir en un par de semanas o así. Habrá que estar atentos, a ver si atinamos y vamos el día de la inauguración, para que nos inviten a cervezas y dejemos en buen lugar su reputación.

  11. 16/01/2010 en 21:23

    Y que lo diga, amigo insular. El día en que abran sus puertas allí debemos estar para aprovechar la ocasión. Si, encima, para ese día tenemos curradas las acreditaciones… No sé cómo podría acabar eso…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: