Inicio > Uncategorized > Los viernes, milagro

Los viernes, milagro

El Ferlein me advertía ayer por la noche, mientras saboreábamos nuestras pintas en el Dublineses, de que la administración no ha cambiado y que la lentitud sigue pululando por allí.

Todo venía a cuento de que hoy, 13 de Noviembre, tenía cita para renovar el DNI y también quería aprovechar para ir a la Jefatura Provincial de Tráfico para solicitar la prórroga de mi carnet de conducir.

El mejor ejemplo de que hay cosas que siguen yendo despacio fue que la famosa cartita de las pelotas, en que se te avisa de la cercanía de la caducidad de tu permiso de circulación, nunca me llegó.

Así que por mi cuenta fui. Ayer ya me hice las fotitos y el psicotécnico. 35€!!!!!!!!!!! en Clínica Madrid para mirarme la vista, los oídos y la tensión. Cágate. Es que ni las putas maquinistas.

Llego hoy a las 11 a la comisaría de Tetuán (Santa Valentina 12) y obviamente caos organizado. La cita previa no valía para nada pensaba yo. Se habían estropeado la pantalla de fuera en que se avisa del turno que toca y allí había un guirigay del carajo de la vela.

Finalmente salió una joven y organizó una fila manualmente. Impensable. Un funcionario hizo algo que salía de sus competencias para arreglar un problema. ¿Estaría cambiando todo?

En pocos minutos tenía yo mi nuevo DNI, con mi cara de cerdo sin igual y ojiplático ante la rapidez. Tardé menos de 25 minutos en tener todo hecho.

Salgo de allí y desoyendo los consejos del bueno y grande (García dixit) del Sr. Espáriz cojo el coche y me planto en Arturo Soria. Es que no pillé ni tráfico.

A las 11:45 entrábamos por el edicio. Una cola en información para saber. Una segunda cola para recoger el impreso. Una tercera cola para pagar en caja y obtener un número con el que subir a la 2ª planta y la espera final como cuarto paso. Creánselo. En 20 minutos estaba todo hecho, el que suscribe con su prórroga de 3 meses. Y ningún altercado.

Es que de verdad, salía anonadado. 2 cosas me vinieron a la cabeza: Don Mariano José de Larra con el artículo que más de una vez habrán utilizado para describir la incompetencia e inutilidad funcionarial y la película de Berlanga Los jueves, milagro. Lo pensaba mientras volvía hacia el coche.

Poco más de una hora para acabar con los otrora engorrosos papeleos. ¿Hemos cambiado? ¿Milagro? ¿Lourdes? ¿Fátima? No sé. Quizás todo haya sido un sueño.

Qué va. Aquí tengo los documentos. Habrá sido el viernes 13. Milagro. El lunes todo volverá a la normalidad.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: