Inicio > Uncategorized > Generación de oro

Generación de oro

Hemos saldado deudas pendientes.

Yo no olvido aquella final contra Lituania en Suecia, aquella canasta de Nowitzky en 2005 que nos dejó sin final, el último tiro de Gasol que no entró en nuestra casa… maldición pendiente.

El europeo comenzó muy mal: muy mal juego, defensa endeble, pobre transición, triste concepción del ataque. La cosa pintaba mal. Porque a estos a los que hemos machacado hoy son con los que perdíamos al descanso del primer partido por 15. Venganza cumplida.

Victoria agónica ante Gran Bretaña y contra Eslovenia tras prórroga. Segunda fase comenzada de nuevo con derrota ante Turquía. Y rajada de Marc. Errónea y fuera de lugar.

Partido clave: Lituania. 8 abajo al final del primer cuarto. Tocados… pero no hundidos. 23-0 y… ¡a volar! Por 14 a Lituania, por más de 20 a Polonia, por 20 a la invicta Francia de Parker en cuartos, por 18 a la Grecia de toda la vida y 85-63 en la final a Serbia.

España es campeona de Europa. Como lo fuimos del mundo hace poco. Como llegamos a hacer titubear al imperio yanqui en Pekín.

Un quinteto formado por Ricky, Rudy, Navarro, Felipe y Pau sólo puede ser oro. Es así. Si les sumamos a Cabezas, Raúl López, Mumbrú, Claver, Llull, Garbajosa y Reyes el resultado es humillación a todos los rivales cuando hemos empezado a jugar como sabemos.

Una generación irrepetible: jugadores maravillosos de talento inacabable y grandeza humana indescriptible. Pau Gasol es uno de los deportistas más importantes de la historia de España. Un referente para todos. Catalán, sí, pero español. Inolvidable aquella respuesta al típico casposo nacionalista laportiano que le preguntó sobre la posibilidad de una selección catalana de baloncesto. Respuesta contundente: “sí, eso está muy bien, pero las sensaciones que me produce la selección española no es comparable”.

Enorme Pau. Campeón de la NBA, lesionado en un dedo hasta horas antes de comenzar a jugar, ha sabido luchar y ejercer de verdadero representante de un grupo grandioso e inolvidable.

No sabemos qué pasará en el futuro, no sabemos si podrán seguir juntándose en próximos campeonatos estos fantásticos jugadores, pero sí sabemos que siempre podremos recordar estos momentos.

Por cierto, no soy especialmente defensor de Sergio Scariolo. Mejor dicho, no me apasiona la idea de que un extranjero entre a España. No es xenofobia, ni mucho menos; sólo que creo que hay muchísimos buenos entrenadores españoles que conocen el campeonato nacional tan bien como él. Y sobre todo, que no están a su vez, trabajando para un club ruso. Enhorabuena en cualquier caso.

España es campeona. Otra vez. La primera vez en Europa. Y eso no se olvida. Ha merecido la pena esperar.

Gracias a todos.

Viva España.

Anuncios
  1. Anónimo
    21/09/2009 en 10:42

    la verdad es que es increíble que, aparte de ser putas máquinas deportivas, sean inteligentes, algo tan difícil de encontrar en el deporte nacional como bien pusieron de manifiesto los dos comentaristas de La Sexta que una vez fueron jugadores! son tan cojonudos y tan majos que le da igual a uno si juegan en el Barça, en el Madrid o en los Lakers… Gasol for president!

  2. 21/09/2009 en 22:42

    Mis felicitaciones a ese equipazo de baloncesto que nos ha hecho disfrutar de la insultante superioridad de un grupo inigualable cuyas gestas serán dificilmente superadas.
    Próxima estación para el deporte español, el mundial de ciclismo de Mendrisio (Suiza) tal vez Valverde, Samuel Sanchez, dificilmente Freire (es un mundial con un perfil muy duro)tendrán sus opciones en esta siempre emocionante carrera por el maillot arcoiris.
    Esta tarde me he encontrado con un rato de asueto y he pasado unos minutos buceando en youtube, tras dedicar un tiempo a observar las gestas de mi idolatrado Haile Gebrselassie, invito a aquellos que no lo conozcan, o que no sean aficionados al atletismo, a que vean los siguientes videos,en el primero, de 2 minutos de duración (http://www.youtube.com/watch?v=5D56ZAvcxN0&feature=fvw)vemos a un Gebrselassie pletórico alzandose con un espectacular triunfo, en el segundo, una de las imagenes que han permanecido y permanecerán indelebles en mi memoria, aquella final de 10.000m de los juegos olimpicos de Atenas donde un superlativo Bekele derrotó a su maestro Gebrselassie, lo que un servidor nunca olvidará fue como Gebrselassie una vez superada la linea de llegada en quinto lugar, con la cara aún desencajada por el brutal esfuerzo, abrazó a sus dos pupilos que acababan de derrotarle con paternal cariño y mostrando al mundo su inconfundible sonrisa aún en la derrota… (http://www.youtube.com/watch?v=p7iRqss5wEQ) Creo que esta imagen fue la que definitivmente encumbró a Gebrselassie a los altares de mi particular Olimpo deportivo. Ha sido y es (Poseedor del record mundial de Maratón 2:03:59) el más grande en la victoria, pero ser tan grande en la derrota le convierte, a mis ojos, en el mejor deportista de la historia…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: