Inicio > Uncategorized > Objetivos

Objetivos

Veía una película hoy (por ayer) con mi querida Mentxu: El desafío: Frost contra Nixon. Ya conocen la historia. La serie de entrevistas que concedió el ex presidente al peculiar periodista inglés en que acabó por reconocer que hubo delitos, ocultación de pruebas, corrupción y abuso de poder desde su cargo como máximo mandatario entre 1969 y 1974. Vietnam, Camboya… Watergate.

En un momento inicial de la película se ve a Nixon que le dice a Frost que él es su nuevo objetivo. Que es un desafío en el que sólo puede “quedar uno”. Le insiste en que la vida se resume en desafíos. Y que sin ellos, sin objetivos (ya se consigan o no) la vida queda reducida poco menos que a nada.

¿Por qué digo esto? Porque he tomado una decisión drástica. Tras la juerga del último jueves acompañado del ínclito Del Rosal – que hoy (por ayer) hizo su examen y con el que no he podido hablar todavía-, del masterfucker Sr. Barra y otros amigos en que acabamos bebiendo demasiado y terminando a las 4 de la mañana tras varios cubatazos made in Padrao, estoy decidido y he tomado la determinación de no beber nada de alcohol en lo que queda de mes de Septiembre.

De hecho, el sábado estuve en la representación de La casa de Bernarda Alba en el Matadero de Madrid. Grandiosa obra, maravilloso texto y absolutamente espectacular representación. No duden en ir a verla. Merece la pena. Sin ninguna duda.

La cuestión es que tras terminar, decidimos dar una vuelta por los Madriles y terminamos en el mercado de San Miguel: jamoncito, tapitas, ostras… manjares en definitiva y mucha cerveza… sin alcohol. Lo que oyen. Cumplí lo previsto. Y así debo terminar el mes.

Entiendo que lluevan insultos, críticas e improperios. Pero ya saben… objetivos.

Poco más: la liga ya toma la forma que esperábamos. No se puede decir lo propio del europeo de basket. Empieza la Champions… divertido va a estar el año.

En lo puramente profesional, ya están puestas las primeras piedras: web en marcha y temas burocráticos también. Habrá que ponerse las pilas. Además, ya preparamos el desembarco algeteño inmediato.

En fin, no quería terminar este variopinto espacio cibernético sin loar al bueno y grande Don Miguel. El sábado siguió a rajatabla aquello de veni, vidi, vici con una ninfa vecina. Dale que te pego. Parecía tonto el Señor. Y además hizo dobles figuras (genial analogía inventada por Ortigoza).

Bueno señores, brindo por que tengan una buena semana. Con zumito de piña.

Anuncios
  1. 14/09/2009 en 09:31

    Quiero apuntar, sólo a modo informativo, que la decisión abstemia sólo involucra al autor del post y que no es compartida por su querida Mentxu, que en días de teatro pasa de cerveza sin alcohol.

    Animo a Del Rosal y a Míkel a que boicoteen su objetivo y celebren sus hazañas en el Padrao antes de que acabe septiembre, a ver cuánto dura el noble propósito del Sr. Pascual, porque esta vez suena realmente serio y preocupante. Se admiten apuestas.

    Saludos!

  2. 14/09/2009 en 14:13

    Ayer desconecté teléfonos y me puse a sobar a la acojonante hora de las 20:35, mientras los goles valencianistas se desvanecían poco a poco en el aire. Amanecí hoy a las 10 y poco. Casi me da algo del susto.

    En fin. Sobre lo de “el no beber” del basuro, ni siquiera voy a opinar. No voy a decir nada. Pero nada de nada. En primer lugar, porque no tiene sentido. En segundo lugar, porque es imposible.

    Si el cerdo me dijera que va a pegarse un mes sin cagar, me lo creería más. Si me dijera que va a estar hasta octubre sin folgar sobre un colchón, también me lo podría creer. Si me anunciara que va a estar durante quince días sin saber nada del Real Madrid, quizá pudiera darle cierto crédito. Es más, si voceara cual maníaco religioso sobre un pedestal que va a estar 20 días sin ver un milisegundo de porno, en ultimísima instancia pondría la mano en el fuego por ello.

    ¿Sin beber? No. Así de claro. Punto. Es más, si quedáramos en Padrao para hablar de temas recurrentes y yo me pidiera la cerveza de turno (que ni tengo que pedir, pues según cruzo el umbral del local, Kenio, diligentemente, ya está escanciando una rubia sin preguntar) y Uri se pidiera un TRINA DE NARANJA con motivo del Ramadán, juro que cojo las maletas al día siguiente y me largo a Togo a estudiar la liga de fútbol local. Pues sería como si la Tierra dejara de girar o como si el Míkel dejara de comer. Algo impensable.

    Sobre el examen, pues normalito, sin más. Peor es casi no dormir en días, acudir al parto de cuatro horas sin interrupción con el estrés, los nervios, la histeria colectiva y el puto calor del aula de la Escuela, y salir por la puerta, caminando en soledad por la querida y añorada Avenida Complutense, un domingo de septiembre, a las 14:30 de la tarde, pisando recuerdos de facultad y de colegio mayor mientras la mirada se pierde en el bosque de pinos y la plaza de Medicina. Todo ello mientras el móvil no para de sonar y de recibir mensajes, antes siquiera de haber hablado con mis señores padres.

    Carmen me entenderá. En ese momento deseas con toda el alma estar muy lejos, pero que muy lejos, sin teléfonos, sin explicaciones, sin nada.

    Gracias, Uri, por no llamarme hasta la noche. Se agradece.

    Por la noche es que me quedé sobado antes de las 21, como dije antes, así que tenía todo apagado y desconectado. No tengo saldo en el cacharro, por eso lo pongo aquí. Llámame a casa o al móvil cuando quieras, que hoy sí estoy despierto.

    Voy a acometer tres actividades fundamentales hoy lunes: comer, dormir y utilizar a la mexicana como mero aparato sexual de recreo. Ya se lo he dicho y ha aceptado encantada. Mola.

    Espero algún día, antes de mi fallecimiento, poder asistir a una representación de la Casa de Bernarda Alba, quizá la obra de teatro que más me guste. Si es que ni me había enterado de que estaba sobre las tablas madrileñas. Curiosamente, ayer, camino de la Escuela de Caminos, Canales y Puertos me crucé con una marquesina perdida que tenía un cartel de la obra. La siguiente vez será.

    “Silencio” sentencia Bernarda al comienzo y al final. Pues eso.

  3. 14/09/2009 en 18:09

    Apreciados todos,
    Vayamos por partes y como la actualidad es lo que manda, decir que España le ha ganado 84-70 a Lituania.

    Un especial saludo para Del Rosal, esperemos que sus esfuerzos y desvelos hayan merecido la pena.
    Las dobles figuras del señor Rojo le acercan al titulo de MVP de la temporada, sinembargo hay que reconocer que en esta carrera honorífica, lleva ventaja Del Rosal al conseguir excelentes registros en diversos apartados del juego…

    He de decir que mi estado anímico ha tornado melancólico y esto es debido a que mi querida Carmen ha tenido a bien dejarme ayer por la noche, tal vez no ha podido soportar la idea de que su pareja frecuente la compañía de gente tan poco recomendable como Pascual, Del Rosal y el señor Barra (Tuvo el honor de conocerles el Jueves pasado)y su decisión no se hizo espeara más allá de las 21:50 horas del domingo 13 de septiembre. La puesta en escena fue sobria y efectista, se presentó en mi casa con una bolsa plástica que albergaba todos mis enseres personales hallados en su casa (cepillo de dientes incluido), tras una comedida colección de reproches se marchó provocando en mi un aún más comedido pataleo, que no buscaba su cambio de opinión…
    Carmen es una gran mujer con la que he pasado dos años estupendos ,que me ha aportado muchas cosas, que me trató siempre con generosidad y entrega y de la que guardaré un recuerdo imborrable. Nuestra relación no pudo superar mi natural egoismo ni su su natural posesividad, “No supimos mezclar agua con aceite” Brindo por Carmen y le deseo lo mejor que el futuro le pueda deparar…
    Pascual, por favor, brinde conmigo y no con Trina de Naranja…

  4. 15/09/2009 en 00:24

    Amigo Ortigoza, sólo trasladarle mi solidaridad y desearle se rodee de amigos y sea optimista. El tiempo acaba por curarlo todo. Es algo tan duro como claro.

    Si las cosas han llegado a este punto será porque una etapa de su vida ha terminado. No se aflija por ello. Mire hacia delante y procure aprender de los errores y acercarse cada vez más a la felicidad que tantose nos promete y tan complicada es de encontrar.

    Procuraré mantenerme firme en mis intenciones abstemias, peor tal vez caiga un bitter.

    Ánimos. Brazzo.

  5. 15/09/2009 en 10:19

    Gracias Amigo, el ánimo sigue maltrecho pero el optimismo es irreductible…

    Un Brazzo

    PD: Como dijo una vez Penepolis, “he convertido este vertedero en un edulcorado consultorio sentimental. Merezco la incineración!!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: