Inicio > Uncategorized > Reflexiones de una tarde de verano

Reflexiones de una tarde de verano

He de reconocerlo, señores. Llevo días con un come come existencialista.

No piensen: “joder, ya está este soplapollas otra vez con sus paranoiadas”. Bueno, piénsenlo si quieren, pero es que el impacto que sufrí lo merece.

Fue el miércoles pasado. Tras quedarme a tomar una birrita con la gente de bien del Máster y con el jamás suficientemente loado, amigo Del Rosal, volví a casa.

Llegué para escuchar los últimos 20 minutos de ese zote y botarate analfabeto que escupe vocablos imperfectos por las ondas de la Ser. Al final, los periódicos. Como siempre. López Feito, con esa voz grave, leía la portada del As (la del Marca, por órdenes imagino que del tarado bizco no se lee) y la de un panfleto que imprimen los provincianos catalanes (no sé ni cuál). Un poquito de Internet y a sobar.

Uno se levanta al día siguiente y se entera que el tal López Feito, según salía de la radio, se montó en un taxi y murió de un infarto. 56 años. Tremendo.

Es un tema tan archiparlado que paso de volver a él, pero no me nieguen que no acojona. En cualquier momento se nos acaba esto. O no. Mejor cambiar de tema. Y ser feliz. Lo que no implica hacer acopio de todas las irresponsabilidades imaginables. Lo que sí implica disfrutar con las personas que merecen la pena. Porque ya lo decía Argensola “no hay peor mal que no haber sido”.

Dicho lo cual, conviene que desde ya volvamos a enzarzarnos en peleas dialécticas del mejor episodio parlamentario.

Espero que tomen nota, jodidos cabrones.

Anuncios
  1. 16/06/2009 en 12:48

    Sacado de Libertad Digital televisión por el crack que escribe en la última página de Público:

    “A juicio de Pío Moa”, ¿a qué de quién? ¿CÓMO?

    “A juicio de Pío Moa la pederastia tiene su raíz en la activa corrosión que se está haciendo de la familia tradicional, promovida por gobiernos, partidos políticos y medios de comunicación. Todo ello se manifiesta en el aumento de las crisis matrimoniales, de los hogares monoparentales, de los abortos, (…) y en las parodias provocadas, como el matrimonio homosexual.” ¡De P. M!

  2. 16/06/2009 en 13:27

    Joder, ya está este soplapollas otra vez con sus paranoiadas.

    Un saludo

    Atticus

  3. 16/06/2009 en 16:28

    Cristiano Ronaldo no ha tardado mucho en celebrar su traspaso al Real Madrid por 94 millones de euros, en el que se ha convertido en el traspaso más caro de la historia del fútbol.

    El jugador, que se encuentra de vacaciones en Los Angeles, ha sido visto en un conocido club de Hollywood con la famosa Paris Hilton.

    El portugués compartió con la modelo/actriz/diseñadora/cantante (o nada de eso al mismo tiempo) algo más que una botella de alcohol, según informa el diario The Sun. Se gastó alrededor de 17.000 euros en alcohol, incluidas botellas de champán.

    Según el tabloide, Paris confirmó que ella y el portugués son pareja.

    Tras esto, se fue a la casa de la hermana de Paris, de la que salió unas horas después “con una amplia sonrisa en su cara”, señala el diario.

  4. Paris Hilton es inteligente
    16/06/2009 en 17:50

    Confirmado, De la Morena produce efectos secundarios entre quienes le rodean que pueden derivar en una muerte prematura! Solución: extirpar el cáncer y enterrarlo con los restos de su buen y desaparecido amigo Gil!
    Por otra parte, CR7 y Paris Hilton son dignísimos sucesores de Van der Vaart y su esposa, y van más acorde a la nueva imagen que está adquiriendo esta sacro-santa entidad inmobiliario-deportiva

  5. Paco González
    13/05/2010 en 10:57

    Hola Feitín. Ya sabes que en realidad esta carta no es para ti. Es para cualquier oyente que un día cualquiera la encuentre en la Web de la SER, para Pilar, Lidia y Alicia… y para mí, que no me quedaré tranquilo hasta que no suelte todo lo que llevo dentro. Es mi primer Carrusel desde el miércoles. No sabes como me estuve arrepintiendo todo el puto jueves por no haberme despedido de ti con un abrazo. Te dije hasta mañana y te dejé ahí, frente al ordenador, como siempre, como si te fuera a ver al día siguiente y al otro, y al otro. Y te quedaba una hora de vida…

    No te has perdido gran cosa estos dos días. Bueno sí, hay un huevo de mensajes de la gente, casi mil. Con tu forma de ser, te daría un corte de la leche saberlo, y si lo lees… si lo lees la verdad es que emociona. Pobre Willy, se pasó tres horas colgando los mails y no paró de llorar. Te perdiste también El Larguero del jueves. José Ramón llamó a unos cuantos amigos tuyos; ¿Sabes que incluso llamó a Clemente para que interviniera?, pero Clemente prefirió no hacerlo. Y metió a Cortés Elvira; mira por donde al final lo conseguiste. Ya sabes que Joserra iba a librar pero decidió quitarle el marrón a Joseba (yo creo que Joseba era el que más te quería en la redacción) y se tragó todos los nudos que tenía en la garganta para dedicarte el arranque del programa. Y allí estábamos todos, en el control, escuchando el programa, y todo iba bien hasta que entró el cabrón de Siro llorando y todo estuvo a punto de irse a tomar por saco. No sé como pudo aguantar José Ramón. Lloró Aitor -el más joven de los que allí estaban-, y el más veterano, uno de tus amigos del alma y de toda la vida, Quique Gozalo, se salió del control porque no aguantaba (Por cierto, como se ha portado Quique estos días; bueno Quique y tu otro colega del alma, Osvaldo). Después de Siro López intervino Sebas Álvaro, así que ya te puedes imaginar: Los dos destrozados. Ahora les quiero más aún.

    Han pasado casi tres días. Ya no te veré llegar con tu vaquero y tu camiseta y dejar tus cosas en la mesa. Ya no me dirás “que tal Paquillo?” (siempre respondíamos Pacojó y yo cuando decías ese nombre). Ya no te oiré “quejarte” más de tu mujer ni de tus hijas. Es que mira que eras asturiano. Me recordabas a veces a mi padre. Que si “esta mujer por aquí” que si “esta mujer por allá”… era tu manera de demostrar que Pilar era el centro de tu vida. Como te conozco sé que esa es la forma de decir que la querías que tenéis los que os da corte expresar en público vuestro cariño. O como el día aquél en el que te “quejabas” de que una hija se te había ido a Inglaterra a hacer un curso rarísimo, para acabar poniendo la cara del padre más orgulloso del mundo cuando terminabas diciendo que ahora la tenías trabajando en Doñana. Muchas veces camino del parking, cuando nos dejaba De la Morena, me contabas de los estudios, viajes y trabajos de tus hijas, incluso de sus novios…y yo pensaba “seguro que en casa no saben lo orgulloso que está de ellas”.

    Llegaste a la radio en el 97. Yo no sabia ni cuanto llevabas con nosotros. Me parecía que estabas ahí desde siempre. Y ahora ya no te oiremos decir que has apostado a no se qué partido extraño de Chipre 10 euros y que si empatan ganas 18,50. Ya no pondrás aquella canción hortera que tanta gracia te hacía y que Joseba te cantaba con otra letra…”…Ernesto Feito es un buen chaval…”. Ya no me darás más lecciones de compañerismo, de humildad y de grandeza. Como las dabas tú, con el ejemplo, no con una charla. La de marrones que te he visto comerte cuando no eran tuyos!!, y nunca una mala palabra; la de culos y broncas que has salvado llevándote tu la culpa por no echársela a nadie. Y sin ponerte jamás una medalla. Eso es ser un gran compañero. Como lo fuiste al negociar los finiquitos de toda la gente en el cierre de “La Información de Madrid”, que me lo han contado.

    Cuando llegaste decías que venías de “atravesar el desierto” y que por eso no te podrías quejar nunca de nada. Yo empecé a cogerte cariño cuando me demostraste que eras un tío legal con una tontería: Como habías trabajado con García, yo pensaba “si este nos quiere ganar fácilmente, lo pondrá a parir porque sabe que aquí tendrá al auditorio ganado”. Pero no, no hablaste mal de nadie. No lo hacías nunca. Eso es para mí ser humilde, y ser buena gente.

    Y luego, con los años, te voy a decir lo que más admiré de ti. Te vi tragarte tu orgullo tantas veces que me resultó increíble. Pero no ante los jefes, eso es obedecer, y lo podemos hacer todos. Te lo tragabas ante gente que ni había nacido cuando tú encontraste y entrevistaste a un nazi buscado en toda Europa. Gente que jamás reunirá un curriculum ni la mitad que el tuyo, currando en el número 1 de la radio, de la tele o de la prensa. Y tenías galones para utilizar el “ordeno y mando”, pero nunca lo hiciste. Siempre optabas por discutir y negociar, aunque sabías de sobra que el otro estaba equivocado y no tenía razón. Durante mucho tiempo pensé que tolerabas demasiado, hasta que me dí cuenta de que lo te hacía verdaderamente grande era eso, que eras capaz de comerte tu orgullo ante gente que no lo merecía. Desde tus muchas horas de vuelo en este mundo, debías pensar “la vida un día te va a dar una buena hostia, pero yo no, yo te voy a demostrar con palabras que hay otra manera de hacer las cosas sin necesidad de ir de gallito por la vida”. Toda una lección; espero que la hayamos aprendido.

    El jueves nos enteramos de que tenías algún problema arterial en tu historial médico. No sabíamos nada. “No se cuidaba” era la frase. No, no te cuidabas. Pero yo te veía feliz. Y ahora se acabó el cubata con los paisanos de Becerril. Y ahora no podremos pedirte pasta (siempre llevabas un buen fajo) ni cambio (como no se te rompería el pantalón con tanta moneda). Ahora, si es que se va a algún sitio cuando esto se acaba, estarás donde va la buena gente. Porque sería cojonudo que si después de esta vida hay algo, nos vuelvan a poner todos juntos, los malos, los regulares y los buenos. Y estarás por supuesto en la zona de fumadores (espero que haya porque si no, tú y unos cuantos lo vamos a pasar mal..). Y ya no habrá quien demuestre su carácter y nos defienda como hacías tú cuando llamaba algún loco que nos amenazaba o insultaba y tu -que lo sepa la gente coño!, que eras bonachón con nosotros pero con un par con quien nos atacaba-, agarrabas el teléfono para decir ” Porqué no llama usted a la gasolinera que está en el kilómetro 37 de los cuernos de su puta madre?”. Ja ja ja, que grande eres!. Joder cuantos recuerdos. En fin….

    Con la serenidad de tu madre, el dolor de tu padre y el amor de Pilar y de tus hijas, y con las lágrimas de todos (Jesús, Hevia, Busti…bueno, todos, todos), han pasado casi tres días sin ti. Me queda media hora para “vender” la emoción del ascenso… manda cojones.

    Cuídate ahí arriba Feitín… si quieres… y si no, sigue siendo feliz.

    Paco González.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: