Inicio > Uncategorized > Cambios

Cambios

Momentos de cambios.

A poco que nos paremos a evaluar el transcurrir cotidiano de nuestra vida, desde un punto de vista algo más objetivo, más distante, observaremos que hay una verdad irrefutable: nuestra existencia la gobierna el movimiento.

Nada es igual. Todo va mutando. Cambia nuestro cuerpo físicamente. Lo hace también nuestra mente. Y con ella, nuestros pensamientos.

Generalmente las aseveraciones más profundas que conozco, se basan en premisas tan sencillas y primarias como predicaba Tzara.

Recuerdo que alguien me dijo una vez: “no seas tonto, lo que siempre va a estar contigo…eres tú mismo”. Fíjense qué versión más gramaticalmente simple del onanismo metafísico.
Pero es que es así.

La aparición de nuevas inquietudes, de posibilidades variopintas y de escenarios móviles hacen de la vida un continuo interrogante. Un realismo mágico.

Ya lo “poemaba” Neruda:
Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo
y no le habla a quien no conoce.



Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el


negro sobre blanco y los puntos sobre las “íes” a un remolino


de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los


ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y


sentimientos.



Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz


en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir


detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez


en la vida, huir de los consejos sensatos.
Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye


música, quien no encuentra gracia en sí mismo.



Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se


deja ayudar.



Muere lentamente, quien pasa los días quejándose de su mala


suerte o de la lluvia incesante.



Muere lentamente, quien abandona un proyecto antes de


iniciarlo, no preguntando de un asunto que desconoce o no


respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.



Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que


estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho


de respirar.



Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una


espléndida felicidad.



Se acaba una etapa laboral en mi vida. Nada menos que de 3 años. Empezamos nueva aventura. Ha sido un gran periodo. He aprendido muchísimo y espero que de cara al futuro pueda servir como apoyo importante. Dejo compañeros y también amigos. Espero que eso nunca pase de fecha.

Toca pasar de capítulo en este libro que ya acumula historias interesantes.

De todas formas, lo mejor siempre está por llegar. Aunque nada ni nadie pueda impedir que mire para atrás con una mezcla de alegría y de tristeza.

Anuncios
  1. Jarrita rebosante
    16/09/2008 en 13:55

    Vaya susto me he llevado, creía que lo de cambio, era un cambio de acera o de sexo, que en estos tiempos que corren y más con tu cabeza enferma nunca sabe uno por donde salta la liebre.
    Pero no, menos mal que era uno más de los pastelosos, amielados, winipoonescos (permitase la expresión)escritos que ultimamente por aquí asoman.
    Aplícate toda la sarta de insultos, descalificativos y demás improperios que antes se te dijeron y multiplicalo por 10, porque vaya cojonazos, y encima mentiroso.
    Ahora resulta que el tío se cambia de curro porque todo era demasiado bonito y una poesía le dice que cambie. Cojones cagate en stasiano I de Francia por lo menos, que tanta golosina nos va a subir el azúcar a todos, aunque tu con tu chamán seguro que lo tienes incluido en la tarifa-timo que te hace.
    Seguro que más de uno preferiria que basases tus escritos en algún magacine de culto, como la interviu o las entrevistas cientificas del penhouse.

    Vale ya de jarritas de miel, y ahora que tendrás 2 o 3 días, lamentables y míticos por favor.

  2. 16/09/2008 en 14:09

    Joder, qué comentario más grande.

    Tienes razón. Estoy hecho un maricón sin remedio.

    Pido disculpas. Pero es que sí que es cierto que hay algo de pena en la marcha. Dejo amigos y eso cuesta.

    No creo que lo justo sea meterse con el chamán, que está haciendo una labor estasiana (digo, estajanovista) por acabar con el martirio anginil. Es más, propongo una canonización urgente.

    Creo que va siendo hora d soltar por aquí algún post recurrente.

    Es cierto que esto es vergonzante. Me auto insulto por tanto blandiblú (¿cómo se escribía?).

    En breve, volverá la mejor versión del alba.

    Hasta entonces…

    Saludos

  3. 16/09/2008 en 15:59

    Buenas tardes, soy un humilde trabajador de la empresa CENSURADO en España, y estamos consternados con la noticia que ayer nos hizo llegar nuestro jefe, y es que al consultar su nombre en gugle (licencia poetica de las que a usted le gustan), encontré esta especie de blog donde si es veraz todo lo que escribe, aunque todavía no lo hemos leido todo, estamos muy preocupados por nuestra salud mental, ya que nos negamos en rotundo a tener que darle abracitos todas las mañanas para saludarle, y mucho menos a hablar como en el siglo III o imitando a la megapija leticia sabater.
    Para terminar y darle la bienvenida me permito un pareado:
    Aqui no somos de gimnasio ni de Miguel de Unamuno, y seguro que le esperamos sentados, pero no tenga ninguna duda, aqui somos más de Manuel Machado.

    Nos veremos en Octubre, a ver si adivina quien soy cuando me vea

  4. 16/09/2008 en 18:55

    ¡La madre del cordero! Vaya post. Cualquiera diría que a este tío se le ha “pirao la fresa”.

    Tendría razón.

    Así, querría dejar aquí un mensaje para alguien que en el futuro sí que va a necesitar apoyo y mucha comprensión:

    Querida Menchu,

    La que te ha caído encima. Y no me refiero sólo al asunto lorzal.

    Un saludo afectuoso.

    Atticus

  5. 17/09/2008 en 09:02

    Este es el último post que escribo sobre el viaje a Cuba. La isla daría para estar hablando años, pero creo que ha llegado el momento de cambiar de aires. Este es un blog de viajes, pero siempre he creído que el verdadero viajero era aquel que se involucra con los lugares que visita. Viajar es algo más que coleccionar monumentos, restaurantes y sitios donde dormir. Viajar es aprender, es convertirte en una esponja y recibir y procesar todos los estímulos que te sean posibles. Y en Cuba, para bien y para mal, esos estímulos y sensaciones te golpean a cada segundo, te acogotan desde el momento en que pisas la isla. Llevo décadas viajando y ningún destino me había impactado tanto como este. Para bien y para mal, repito.

    Por eso me entristece pensar que una inmensa mayoría de españoles viaja a Cuba para estar una semana en un hotel “todo incluído” en los Cayos o en Varadero. ¡Qué desperdicio! Acepto que cada uno viaja como quiere y como le da la gana, faltaba más. Pero sinceramente, no merece la pena cruzar un océano y aguantar diez horas de incomodidades en un avión chárter para quedarse en el escaparate más irreal de esta isla y dejar detrás todo lo que puede ofrecer. Es como ir al teatro con gafas de sol y orejeras. No te enteras de nada. Es patético comprobar como la vida tipo “show de Truman” de esos hoteles es tan aburridamente uniforme en cualquier lado del mundo, ya estés en Cuba, en Bali o en Cancún. Con el despropósito añadido de que detrás de ese megahotel de cuento en Cuba (a veces no tan de cuento, los Melia de cuatro estrellas de Cayo Santa María son de garrafón) se está viviendo uno de los experimentos sociales más intensos, crudos, dolorosos y anacrónicos de la historia reciente: la Revolución cubana.

    Repito, esto es un blog de viajes. Pero un viajero no puede ser alguien estúpido que solo le preocupa fotografiarse delante de las catedrales y pasarlo bien. Es alguien también comprometido y crítico con lo que le rodea. Y solo puedo ser muy crítico con lo que he vivido en Cuba. Quienes me conocen saben que soy una persona de izquierdas, votante de partidos de izquierda. Por eso ver la palabra socialismo pintada por toda la isla me produce urticaria y desolación. Esto no es socialismo, señor Fidel. Esto es un anacronismo ortodoxo que tiene que acabar cuanto antes. Socialismo no es que los niños, los ancianos y las mujeres tengan que pasar horas bajo un sol de justicia haciendo autostop en las calzadas porque no hay transporte público. Socialismo no es que en pleno siglo XX el papel higiénico, la pasta de dientes o el pan sean un lujo. Socialismo no es que la gente viva con un sueldo de 9 € y una pastilla de jabón cueste 1 €. Socialismo no es que uno no pueda comprarse un coche o ampliar su casa porque le ha nacido un nuevo hijo. Socialismo no es que en las tiendas de pesos nacionales no haya de nada y enfrente, en la misma calle, exista una tienda de divisas en la que venden de todo, incluidos muchos productos “made in Cuba”, a precios europeos

    Negar que la Revolución trajo cosas buenas serían también injusto. En ningún otro país del área (incluido EEUU) los ciudadanos disfrutan de un sistema de salud universal y gratuito como éste, en ningún otro el derecho a la educación gratuita está tan extendido y en ningún otro caminas tan seguro por cualquier calle a cualquier hora como en Cuba. Es verdad. Pero son magros resultados para 50 años de Revolución, ¿no?

    Es cierto que el embargo económico de EEUU es una especie de genocidio lento y cruel igualmente condenable que está haciendo mucho daño a Cuba y a los cubanos (en este sentido hay un comentario muy bueno de Juan en el post de Cienfuegos que puedes ver pinchando aquí), pero el embargo americano no justifica el encarcelamiento de opositores, la inexistencia de prensa libre, la falta total de libertad individual, el no poder salir y entrar libremente de tu propio país, el no poder acceder a internet… etc., etc.,

    Al final, cuando viajas por el interior de Cuba y te relacionas con los cubanos te das cuenta que este es un país que sobrevive robándose a sí mismo. El que trabaja en una fábrica de zapatos roba tres pares, uno se lo da al inspector que pone el Estado para que no robe y los otros dos los vende él en la bolsa negra (como llaman aquí al mercado negro) para terminar el mes. El taxista truca el taximetro para quedarse unos pesos. El inspector que controla el número de paseos que da cada calesa de La Habana Vieja con turistas se pone de acuerdo con el cochero y de cada 10 paseos ocultan dos y se los reparte. El que trabaja en un hotel todo incluido roba mantequilla, queso, mermelada.. y luego lo revende los dueños de los paladares. Y lo gordo es que el Estado lo sabe y no tiene más remedio que aceptarlo porque si tuvieran que vivir solo con el sueldo oficial y la cartilla de racionamiento sí que habría habido otra revolución. Como me decía un taxista nada sospechoso de “gusano” (como llamaba el Che a los disidentes): “Vivimos de delinquir, vivimos de robar al Estado”.

    Es cierto que lo mejor de Cuba son los cubanos. Pero tampoco caigamos en clichés tópicos y estereotipados en esto. Se que a alguien le dolerá lo que voy a decir, pero una de las mayores decepciones que me he llevado en Cuba es comprobar cómo este régimen absurdo y trasnochado obliga a todo el mundo, desde profesionales a caraduras callejeros a sacar unos dólares extras como sea. ¿Y quien lleva esos dólares extras? El extranjero, el turista. Hay cierta sensación de acoso en las zonas turísticas, sobre todo La Habana y Trinidad, aunque mucho menos que en Marruecos, por ejemplo. Pero no es esto lo que más me apenó. Lo que me entristeció fue ver que al final nadie te hace un favor desinteresado, no puede haber una confianza total con los locales porque antes o después surge la cruda realidad de que esos tres dólares que llevas en el bolsillo y que para ti no son nada, para él o ella son medio sueldo. Y en esa brutal descompensación, en ese abismo de mundos y economías, es difícil entablar relaciones normales. Y los entiendo. A mi me pasaría lo mismo.

    Dicho todo esto, NO DEJÉIS DE IR A CUBA. Os espera un país fascinante, paisajes soberbios y, si decidís mezclarlos con los cubanos en vez de perder el tiempo con la pulserita del todo incluido, viviréis una experiencia social única que os permitirá conocer a un pueblo maravilloso que ha sabido sobreponerse y sobrevivir a mil y una adversidades. Como decía el titular de arranque de la revista Altair dedicada a Cuba (nº26, noviembre-diciembre 2003), Cuba es “la visita inaplazable”.

  6. 17/09/2008 en 10:02

    Querido Atticus,

    Ya nunca podré decir que no fui avisada.

    Créame, lo peor es escuchar los lamentos del Alba cuando un post no ha sido lo suficientemente insultado.

    Les emplazo pues, a que sigan realizando tan gratificante y esencial labor en este blog.

    Agradeciéndole de antemano, le saluda atentamente.

    Mentxu

  7. 17/09/2008 en 10:06

    Tuve la oportunidad ayer de ver la peli del Ché.

    No dejéis de ir a verla. Es una maravilla.

    No seré yo quien deje de hacer notar las penas de la dictadura castrista, como muestra Don Miguel con su artículo, pero si pueden, empapense de la génesis de esa Revolución, romántica por excelencia, que aunque pueda haber derivado en una situación más bien naturalista, nunca podrá negarse, supuso un hito en la Historia contemporánea.

  8. 17/09/2008 en 16:08

    Pero, Mentxu!!

    Yo lamentos??? Imposible!! Si yo lo que hago es soltar poemas a troche y moche.

    Tiene razón Fermín sobre que llevo una rachita de poemas digna del Café Gijón.

    Paso de poemas.

    Prefiero dejarles un esbozo del recordado discurso del Ché en la ONU en 1964.

    “No hay enemigo pequeño ni fuerza desdeñable, porque ya no hay pueblos aislados. Como establece la Segunda Declaración de La Habana: «Ningún pueblo de América Latina es débil, porque forma parte de una familia de doscientos millones de hermanos que padecen las mismas miserias, albergan los mismos sentimientos, tienen el mismo enemigo, sueñan todos un mismo mejor destino y cuentan con la solidaridad de todos los hombres y mujeres honrados del mundo.

    Esta epopeya que tenemos delante la van a escribir las masas hambrientas de indios, de campesinos sin tierra, de obreros explotados; la van a escribir las masas progresistas, los intelectuales honestos y brillantes que tanto abundan en nuestras sufridas tierras de América Latina. Lucha en masas y de ideas, epopeya que llevarán adelante nuestros pueblos maltratados y despreciados por el imperialismo, nuestros pueblos desconocidos hasta hoy, que ya empiezan a quitarle el sueño. Nos consideraban rebaño impotente y sumiso y ya se empieza a asustar de ese rebaño, rebaño gigante de doscientos millones de latinoamericanos en los que advierte ya sus sepultureros el capital monopolista yanqui.

    La hora de su reivindicación, la hora que ella misma se ha elegido, la vienen señalando con precisión también de un extremo a otro del Continente. Ahora esta masa anónima, esta América de color, sombría, taciturna, que canta en todo el Continente con una misma tristeza y desengaño, ahora esta masa es la que empieza a entrar definitivamente en su propia historia, la empieza a escribir con su sangre, la empieza a sufrir y a morir, porque ahora los campos y las montañas de América, por las faldas de sus sierras, por sus llanuras y sus selvas, entre la soledad o el tráfico de las ciudades, en las costas de los grandes océanos y ríos, se empieza a estremecer este mundo lleno de corazones con los puños calientes de deseos de morir por lo suyo, de conquistar sus derechos casi quinientos años burlados por unos y por otros. Ahora sí la historia tendrá que contar con los pobres de América, con los explotados y vilipendiados, que han decidido empezar a escribir ellos mismos, para siempre, su historia. Ya se los ve por los caminos un día y otro, a pie, en marchas sin término de cientos de kilómetros, para llegar hasta los «olimpos» gobernantes a recabar sus derechos. Ya se les ve, armados de piedras, de palos, de machetes, en un lado y otro, cada día, ocupando las tierras, afincando sus garfios en las tierras que les pertenecen y defendiéndolas con sus vidas; se les ve, llevando sus cartelones, sus banderas, sus consignas; haciéndolas correr en el viento, por entre las montañas o a lo largo de los llanos. Y esa ola de estremecido rencor, de justicia reclamada, de derecho pisoteado, que se empieza a levantar por entre las tierras de Latinoamérica, esa ola ya no parará más. Esa ola irá creciendo cada día que pase. Porque esa ola la forman los más, los mayoritarios en todos los aspectos, los que acumulan con su trabajo las riquezas, crean los valores, hacen andar las ruedas de la historia y que ahora despiertan del largo sueño embrutecedor a que los sometieron”.

    El Alba. El resto no importa.

  9. 17/09/2008 en 16:13
  10. 17/09/2008 en 17:25

    He vuelto y he vomitado. Así de simple, así de rápido y así de asqueroso. Estoy enfermo. Me duele más el humor vítreo que el huesecillo del pie. Apesta infinitas veces más este post que mi ferulizada (¿existirá este palabro?) pierna, con mierda acumulada de hace tres semanas.

    El sherpa ha pasado, en un abrir y cerrar de ano, de transportista tibetano a escritorzuelo empalagoso.

    Versitos por aquí, arrumacos por allá, citas celébres por acullá y besitos por todos lados.

    Escupo sobre el teclado y sobre mis dedos para poder estar a la altura de este azucarado “Cambios”.

    Qué gran acierto el de Jarrita Rebosante cuando apunta a que el título del post es una referencia soslayada a ciertos apetitos sexuales. No sé qué hará este afrancesado con su entumecido pene por las noches, pero eso de “Cambios” me huele a paseos por la Sauna Adán…

    Como he pasado de leerme la podredumbre literata que ha volcado nuestro amado franchute en esta su última entrada, he deducido que, efectivamente, el corrupto moho de sotobosque que se hace llamar Uri ha decidido conocer en persona qué es eso del Glory Hole.

    Sin más, voy a sumergirme en la historia del Bate Borisov. Cualquier resultado por debajo del 5-0 sería un insulto a Bielorrusia.

  11. Pío Moa
    17/09/2008 en 17:59

    “El dictador Fidel Castro ha dejado de ser el líder de Cuba tras 47 años debido a un problema grave de salud. Físicamente no está, pero todavía se le espera, al menos en las altas esferas del régimen, aunque en la memoria de muchas familias nunca haya dejado de estar.

    Siempre he creído que en muchas partes del mundo y especialmente en España, no se utilizaba el mismo rasero para medir unas y otras revoluciones, unas y otras dictaduras, más bien, no se usaba ninguno.

    El creador de expresiones, ya establecidas como populares, caso de “mariconsón” o “comemierda” dejó, desde siempre, en ciertas personalidades mundiales, generalmente, de la izquierda, la sensación de ser casi un enviado divino, alguien eterno, alguien con derecho a decidir por y para todos. Y así lo ha hecho durante casi medio siglo.

    Cuba ha sido una nación cuya historia es triste désde su génesis, pero que ha sufrido una brutal degeneración en los últimos 40 años. Cuba es pobre, y lo que es peor no sólo por graves carencias económicas.

    Cuba es pobre, porque se ha regido por un único pensamiento, una sola voz cruel, reaccionaria e injusta.

    Cuba es pobre, porque no se le ha permitido mirar de frente al mundo. Cuba es pobre, porque un asesino ha tenido la exclusiva de explotación.

    Fidel da el susto sí. Creo, de todas formas que las lágrimas derramadas en tierra, otrora española, dan fe de que no es la primera vez que angustia a sus paisanos.

    A mí cuando me hablan de Cuba, me viene a la cabeza una foto de José Martí, un mojito autóctono o una canción de Carlos Puebla sobre el Ché. Pero sobre todo, un poema de Raúl Rivero.”

    Qué diferente era el Uriel del 1 de Agosto de 2006 frente a este, ¿verdad?

  12. 17/09/2008 en 18:34

    Joder, tío eres muy pesadito. Siempre la misma historia. Me tienes ya un poquito harto.

    No defiendo a Fidel dictador. Es más, me repugna. Sí siento especial admiración por la Revolución cubana. Por cómo se gestó desde la nada y contra el que lo tenía todo.

    Igual que siento especial admiración por Allende y me da náuseas Pinochet.

    Ya lo sabes, parece que te encanta hacerte el gracioso o que te repita mis respuestas hasta la saciedad.

    Si tú dudas de lo que yo pienso sobre Fidel, el Ché, Cuba, La Revolución, Martí o su pueblo es que eres el tío más gilipollas de este país.

    Casi como el tío que utilizas para firmar en mi nombre. Eso sí te pido que no lo vuelvas a hacer nunca.

    Porque entonces la broma, deja de ser tal.

    El Alba. Contestando al soplapollas de siempre con las soplapolleces de siempre. Y con intenciones oscuras. Ahí es nada. Gran tipo él.

  13. 17/09/2008 en 19:29

    Oye, oye, que mis intenciones no son nada oscuras, Si no aceptas la crítica, funda una secta y tendrás muchos admiradores. Yo te dije, y lo dije bien alto, que te iba a recordar ese post. En su momento me pareció francamente ruin, en plan, voy a hacer un blog antigobierno y voy a poner muchos links a elmundo.es. Y todo eso en plena investigación independiente de ese periódico sobre el 11M. Me resultaba barato, barato. Había otros post buenos también, pero en política eras mas de “mi gobierno prefiere a Cuba y Venezuela, antes que EEUU y Alemania”. Tiraste por el camino fácil, y siempre te dije que te lo recordaría. Lo que estoy haciendo. No se puede ser más transparente.

    Saludos

  14. 17/09/2008 en 23:15

    Sr. Bimbo te deberiamos llamar a partir de ahora porque vamos, más tierno y blando como estás últimamente es dificil.
    No hace mucho cualquier ataque contra su persona acababa con insultos, menosprecios e incluso rotura de relaciones, pero ahora parece que no,aunque sigue sin aceptar de buena gana la critica.
    Espero que pronto vuelvan las palabras bonitas hacia quien le pica, ese cabrón bien escrito o un buen gilipollas zampanabos, cosas dignas de una persona como usted. Seguro que el presidente de la Coalición China y muchos otros lo agradecerán.
    Me retiro a echar un poquito de tu jarrita de miel sobre un bollito tierno tierno como tu ahora mismo.
    Saludos.

  15. 18/09/2008 en 00:03

    ¿Qué cojones tendrá que ver lo que yo opine sobre Fidel, el Ché o Cuba con elmundo.es o la investigación sobre el 11-M?

    Pero se puede más anormal!!!

    Recuerda los post que te salga de los cojones, pero cuando tengan que ver. No pinta nada que pongas lo que opino de Fidel cuando no estoy hablando de él en su etapa como dictador, que es a lo que me refiero realmente en el post que tienes como libro de cabecera.

    Es que me parto la polla. “En su momento me pareció francamente ruin, en plan, voy a hacer un blog antigobierno y voy a poner muchos links a elmundo.es”. Claro, como al nene “le pareció” algo, mezcla los cojones con comer trigo. Estupendo.

    Lo que está claro es que si yo nombro la palabra Cuba o cualquier término tangencial, sale el manual del buen comunista-marxista-fidelista para copiar el mismo post, como diciendo: “No se atreva usted a nombrar estas santas palabras sin arrepentirse”.

    Te recuerdo, que es la tercera vez que lo copias y es que ya huele. Eres muy pesadito.

    Te lo repito a ver si te entra bien por los oídos: “NO ME GUSTA FIDEL CASTRO EL DICTADOR. NO ME GUSTA.” ¿Le ha quedado claro al señorito o vuelves a copiar el puto post?

    Es que vuelvo a leer lo que pones y me indigno más. El Robin Hood cibernético ha salido a la palestra para dejar claro dónde está cada cual y que como uno dijo esto es de los buenos y que como aquél opina que Castro ha hundido a su país en la miseria es malo.

    Pero ojo, no sólo es malo, si no que además apoya la teoría de Manolón y Trashorras de elmundo.es, adora a Pío Moa y es votante sempiterno de la ultraderecha.

    Eres un cínico y un payaso.

    ¿Era mentira que Zapatero estaba más cerca del los que dices? ¿Es mentira actualmente?

    Es que vamos, me descojono.

    Y encima con su jeta, dice que no acepto la crítica. Con dos cojones.

    Que te den por el culo.

    Y al otro soplapollas de la jarrita, lo mismo.

    Hay que diferenciar entre las críticas y tocar los cojones.

    Vaya par de engendros.

    Que os follen.

  16. 18/09/2008 en 08:25

    Ponerse como una hidra cada 2 por 3 si que es preocupante. No hay más declaraciones

  17. 18/09/2008 en 08:36

    Oiga, ya que se pone a repartir sin ton ni son, hagame el favor de subirme una al 5º y terminar mi reparto también, es que hay una vieja que me quiere violear y hoy no me apetece, y puestos a repartir que lo haga uno profesional.
    Por lo que veo usted al igual que yo repite siempre los repartos a la misma gente, a ver si pasa la crisis y abrimos un poco el abanico para repartir a todo el mundo.
    Un saludo, o mejor no.

  18. 18/09/2008 en 09:52

    Pobrecita, la extraña pareja se ha ofendido.

    Me descojono.

    Sr. Hidra y Sr. del traje naranja, veis como al final preferís mis poemitas…

    Esto se soluciona rápido. El truco, como bien apunta el butanero, es darle a otro.

    Todos a por el Ferlein!!

    P.D. No hay nada como una buena pelea, para que suba el número de comentarios. Cizañeros!!!

  19. Corea del Norte
    18/09/2008 en 11:59

    A ver, nenes, se acabó el recreo. Venga, venga, a formar la fila.

    Me presento. Soy Corea del Norte y me apetece FOLLÁRMELOS A TODOS. Así de claro. Quiero sexo a borbotones con ese cerdo del pelo ensortijado y quiero felaciones sin tino con el asqueroso boñigas de Uri. ¡¡¡¡Quiero más, más y más!!!! Lo necesito.

    Acabo de descubrir que, pese a mis lamentos, ningún hombre osa rozar mis pechos, oler mis cabellos, recorrer mis muslos, saborear mis labios, engancharse con mi lengua, tropezar con mis pezones, estancarse en mi pubis, derrumbarse en mi obligo, catar mi cuello… cojones, darme un buen pollazo.

    ¡¡¡Por la diosa olímpica, si llevo años y años sin ser penetrada!!! Ha llegado a mis virginales tímpanos que el rubito viajero folla como un campeón, ya sea sobre la solería, un jergón o un guardarropía. También sé de buena tinta coreana que el tipo este que charla en francés ya sea con un acordeón o con una perro, también sabe hacer cositas en los lugares más insospechados…

    Quiero sexo, necesito gemir, es perentorio que mis fluidos puedan deslizarse más allá de mis labios (los de abajo), pues para ellos, mi clítoris es como las Columnas de Hércules: más allá sólo hay un tenebroso mar de aguas grisáceas que no se sabe dónde acaba, en esa gran cascada que indica el fin del mundo. Un mar lleno de esos seres extraños para mí, los llamados PENES. Bichos escapados de un libro de ciencia ficción, más fantásticos que reales, más terroríficos que atrayentes.

    Me he puesto a pensar y he llegado a la conclusión de que ya no puedo seguir así. Necesito de una santísima vez restregarme contra algo que no sea mi almohadón.

    Una vez me puse en contacto con Penépolis, pero tenía la delegación diplomática fuera de servicio. También quise conocer los manjares de la Galia, pero allí ni siquiera había embajada.

    Qué triste. Es por ello que acudo a este putrefacto blog, donde sé que las heces y los purines son el día a día, donde sé que hay hombres de verdad, donde sé que podría encontrar la felicidad sexual, punto este que me atormenta.

    Así pues, amigos míos, prepárense, porque la hija de Kim Jong Il viene para quedarse. Viene para follarse a todo lo que se menea. Aquí estoy. Tomadme.

  20. Coreano del Sur
    18/09/2008 en 12:10

    Gracias, pero preferimos tomar cerveza con una buena tapa de perro asado.

  21. Laperro
    18/09/2008 en 13:56

    Coño, mi amiga de correa (con 2 erres) aparece por estos lares.

    No te metas con mis queridos angelitos, que son sólo míos.
    Especialmente el rubito ese que tiene las manos tan largas como el lorzal y el chachón de acento raro que me han comentado vive como un indigente subhumano.

    No se les toca.

    Por lo demás, a ver si me vuelvo a pasar por el averno ese que soléis pisar, para posar con todo mi esplendor.

    Laperro. Con amor.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: