Inicio > Uncategorized > Entre anginas y juegos

Entre anginas y juegos

Uno que pensaba que había desterrado a sus atrofiadas amígdalas para siempre, gracias a la inestimable ayuda del chamán…Iluso.
Pero bueno, ya sesabe que casi todo en la vida es cuestión de insistencia. Volveremos en los próximos días a visitar al maestro de maestros, prestidigitador de prestidigitadores, chamán de chamanes a la pocas veces reconocida ciudad de Soria.
Llevaba año y medio sin esta lacra “anginil”. Pero bueno, he vuelto a sentir lo que es tener unas pelotas de golf incrustadas en la garganta, fiebre terrible que te impide dormir y te hace sudar cual pollo y esa sensación de malestar que te atrapa y te impide ser tú mismo.
Ni siquiera he podido ir a currar, con la de cosas que tengo que hacer. En fin, a ver cómo recupero el tiempo perdido.
Por su parte, los JJ.OO. siguen dejando noticias. Nos habíamos quedado en 7 medallas. Sumémosle 3 más.
Leire Olaberría. En ciclismo en pista. Bronce por casta y por afán de superación. No esperada. Quizás por ello, valorada éspecialmente.

Más de ciclismo: Llaneras (otra vez, vaya crack) y Tauler en la prueba de Madison. Plata con cierta polémica, pero plata al fin y a la postre. Es tremendo pensar la demostración de poderío que está dando el ciclismo nacional, tanto el de carretera como el de pista.

Esta misma mañana, mientras la selección de basket se metía en semis tras derrotar con holgura a la anárquica Croacia y un poco antes de que nuestros representantes de waterpolo no pudieran poner en apuros a Serbia, nuestras chicas de la sincronizada han vuelto a demostrar que junto a Rusia (eminencia en esta disciplina) son las mejores del mundo. Cómo suena esa afirmación. Da casi vértigo.

Es muy difícil, está más que comprobado que todo el mundo te señale como el mejor en algo y ante todos los focos y miradas posibles, demostrarlo. Estas chicas lo han demostrado. Igual que Nadal o Llaneras.

En el lado negativo, obviamente el atletismo. Y sus nombres propios. Ha sido lamentable la actuación de Reyes Estévez que no pasó ni la primera ronda de 1500 y decepcionante la de Arturo Casado que no se pudo meter en la final. Salvó el honor Higuero, ese crack de Aranda que fue 5º.
Una pena lo que ocurrió con nuestra Marta, pero si alguien no le tiene que demostrar nada a nadie es ella. Y bueno, así con otras pruebas en que esperábamos al menos pelear.
Con todo, lo más vergonzante de todo ha sido la actuación de Mario Pestano. El lanzador de disco chicharrero que iba con la tercera mejor marca del año y no fue capaz ni de entrar entre los 8 primeros. Lanzó en 3 intentos, 6 metros menos que su marca de hace 15 días y que le hubiera dado medalla. Debe de ser un síndrome que tienen nuestros lanzadores. Es un caso parecido al de Manolo Martínez. En fin…muy, pero que muy decepcionante. Como Carlota Castrejana…
Casos diferentes son los de Paquillo o Gómez Noya. Cierto que contábamos con sus medallas, pero son casos similares al de Marta. No son dudosos. Fallan muy poco. Nos tienen ganados.
Nos encontramos en este punto con un bagaje de 10 medallas. Faltan algunas casi seguras como las de David Cal, esperemos que los chavales del basket, la sincronizada, vela…Al final no será un mal total, aunque da un poco de rabia pensar el gran resultado que podríamos haber conseguido de no haber fallado, donde nunca predijimos hacerlo.
Anuncios
  1. 20/08/2008 en 19:21

    Uno, que pretende evadirse de lo imprevisible que puede ser el destino agarrándose a números, cifras, marcas, goles, canastas y records, siente que le tiemblan las piernas ante semejante golpe.

  2. 20/08/2008 en 23:01

    Y lo peor es que uno tiene de nuevo la sensación de que el destino golpea sin clemencia de forma aleatoria. Tal y como cae la bola en la ruleta, de la misma forma, ocurren estas cosas. Parece ser que es indiferente que fueran o que volvieran, que les esperara la reserva del hotel o el hogar familiar, que hubieran ahorrado durante todo el año o que hubieran currado a destajo para tener un mes de vacaciones en su tierra, el caso es que estaban en el lugar equivocado a la hora errónea y sin elección.

    Las cosas son así y el destino un sinsentido y lo demás, lo que queda por debajo del trágico titular, es un mero recordatorio intrascendente de que la vida sigue para el resto.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: