Inicio > Uncategorized > El cerebro de la vida

El cerebro de la vida

Con esto de que llega la feria del libro y cumple 75 años, hablaré del librillo que estoy leyendo estos días: El reloj de la sabiduría de Francisco Mora.

Lo bueno de tener un padre que trabaja en una editorial es que te puede traer sin pedirlos, centenares de libros. De toda índole. Así cayó en mis manos, esta edición que busca explicar buena parte de los misterios del cerebro humano.

Es decir, cómo se comporta, cómo actúa, qué parámetros podemos conocer de nuestro cerebro y cuáles parecen inalcanzables. Es muy interesante, de veras.

Porque, alguna vez en esos momentos que tienen ustedes de existencialismo arcano, no se han preguntado ¿Qué es el ser humano? Como bien apunta el autor “El ser humano es, como todo en la naturaleza, un proceso, un ser vivo en cambio constante de su cuerpo y su cerebro en el que nada es permanente e inmutable. Consecuente a ello, la aparente identidad del ser humano, su propio yo, cambio con el tiempo. De hecho, la identidad del ser humano es un espejismo creado por su propio cerebro”.

Si entendemos la ontogenia (desarrollo del individuo como tal) como aquello que diferencia a cada individuo del que tiene al lado, vemos que la vida cerebral va intrínsecamente unida a la física. Probablemente la segunda es consecuencia de la primera.

Es por ello, que les animo a alimentar su cerebro con todo el conocimiento y experiencias que puedan. No permiten que la agnosia, la inopia y el garrulismo (Mote´s dixit) se apropien de lo que es suyo. No sean tontos.

Sobre todo, porque ya saben que en menos de 3.000 semanas (tirando por lo alto) estaremos todos criando malvas.

Ya saben…aquello que ya escribió el gran Gabriel Bocángel en un soneto maravilloso:

Huye del sol el sol, y se deshace
la vida a manos de la propia vida;
del tiempo que, a sus partos homicida,
en mies de siglos las edades pace,

nace la vida, y con la vida nace
del cadáver la fábrica temida.
¿Qué teme, pues, el hombre en la partida,
si vivo estriba en lo que muerto yace?

Lo que pasó ya falta; lo futuro
aún no se vive; lo que está presente
no está, porque es su esencia el movimiento.

Lo que se ignora es solo lo seguro;
este mundo, república de viento
que tiene por monarca un accidente.

P.D.: Esta noche a Segovia de juerga. Intentaremos que no falte lo que pasó, vivir lo futuro…y que aunque sólo sea por un instante esté presente, lo que el movimiento no permite abrazar.

Anuncios
  1. 01/06/2008 en 20:22

    ¡¡¡JODER!!! Entre esto y un libro de Fernando Arrabal no hay apenas la más mínima diferencia.

    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡AHHHHHHHHH!!!!!!!!!!

    Atticus

  2. 01/06/2008 en 23:00

    …y yo tantos años pensando que el cerebro era así…hay que ver lo que avanza la ciencia…

  3. 02/06/2008 en 15:44

    Señores tras el viaje a Segovia, he de decir que lo pasamos muy bien. Hizo buen tiempo, a pesar de que las predicciones amenazaban lluvia, la compañía fue agradable y selectísima, el alcohol fue (dentro de lo morigerado de la ingesta) de calidad y los alimentos ídem de ídem.

    Oh!!!¿y qué decir del hostal? Habrase visto tamaña calidad a tan bajo precio!! Nunca.

    Lo único quizás algo reprochable fue la nueva muestra de chulería y cruedad para una joven y agradable señorita por parte del inefable Sr. Rojo.

    Salvo ese desagradable episodio, todo bien.

    Toca tarde de tenis, balonmano, ciclismo, pelis y el Rayo. ¡¡Aúpa Rayito!!!!!!!!

    El Alba. El último de una generación irrepetible.

  4. 02/06/2008 en 20:44

    Esta crónica de la noche segoviana es algo imprecisa. Uriel “pajitas” Pascual omite información adrede. Probablemente habrá que contar lo que realmente pasó con unas cervezas delante.

    Y en cuanto a la señorita que yo supuestamente humillé, sólo decir que alguien que ha visto a los 3 reyes magos del Chori, directamente se escojona de la inocencia de alguna gente.

    Saludos

  5. 03/06/2008 en 09:16

    Vaya por Dios, que casualidades tiene la vida, y es que ya van en 2 baños en los que me he encontrado a su albísima. Me parece, según cuentan, que está haciendo las practicas para ser competencia mía de un curso de fontanero de CCC.

    ¡Que bien limpia las cañerias el tío!
    Espero volver a encontrarmelo pronto en alguna otra parte.

  6. 03/06/2008 en 09:58

    Queridos y estimados amigos del ramo de la fontanería:

    No se preocupen. Si hace falta redactar una misiva al altísimo en el Vaticano, para explicarle que lo mío dentro del mundo laboral se ciñe más a la comunicación, al marketing, al mundo comercial y esas cosas lo haré sin dudarlo.

    El tema de las cañerías y de los baños a mí como que no me mola mucho. Eso se lo dejo al ´nuar´y al jarrucho que seguro que además de tangar, saben mucho de fontanería doméstica.

    El Alba. ¡¡Ángela María Antonia, lo que hay que oír!!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: