Inicio > Uncategorized > ¡Dios, qué desgracia!

¡Dios, qué desgracia!

Algo grave pasa cuando en este país sigue siendo noticia la nueva muestra de rancia estupidez de la conferencia episcopal. Lo de ayer no tiene nombre.

“En España, en estos momentos, hay varias leyes que son gravisimamente injustas y deben ser cambiadas porque lesionan derechos fundamentales” dice uno de los prelados.
Dice la notita de marras “Los votantes para actuar responsablemente deben tener en cuenta el aprecio que cada partido, cada programa y cada dirigente otorga a la dimensión moral de la vida porque la aconfesionalidad del Estado no se debe confundir con la desvinculación moral”.

Más: “Una sociedad que quiera ser libre y justa no puede reconocer explícita ni implícitamente a una organización terrorista como representante político de ningún sector de la población, ni puede tenerla como interlocutor político”.

¿Qué carajo tiene que opinar la iglesia sobre las leyes o sobre cualquier situación política?
Esa es la mayor indignación que se pasea por mi mente desde que escuché el comunicado. No seré yo el que rebata cualquier juicio eclesiástico referente a lo que entienden por moral católica. Entiendo que la fe está en cada uno en la medida que considera oportuno y se apoya en “los representantes de la iglesia” para resolver inquietudes del día a día o por qué no, de lo que excede la vía empírica y racional. Ahora bien, hasta ahí.
La iglesia como ente universal no tiene ninguna potestad para querer influir en la vida política. Es de perogrullo.
A Dios gracias, están superadas las etapas en que clero y Estado eran uña y carne. Gracias a Dios están superados esos años en que no se sabía muy bien donde acababa el obispo y empezaba “el texto legal”. Eran otros tiempos.
Ahora la Constitución es el único sitio de verdad válido para ver reflejada la voluntad ciudadana. Y las elecciones cada 4 años.
Ya han sido lamentables otras actuaciones de los obispos, pero la de ayer bate registros. Y mira que lo del descerebrado que justificaba la pederastia era para echarse a temblar. Ahora bien, intentar influir en el electorado orientando la mejor opción “moralmente” es para mear y no echar gota.
Pero es que tirando de hemeroteca todo es más sangrante. El PP también mantuvo conversaciones con ETA. Los obispos hicieron labores de interlocución con los terroristas en 1998. Hace nada el tal Blázquez decía que le encantaría que el famoso “proceso de paz” llegase a buen puerto. Y ahora nos salen con éstas a 40 días de las elecciones. Terrible.
La iglesia pierde fieles a pasos agigantados. Eso es palpable. Pero es que cada vez pierde más imagen. Y lo que es peor para lo que pretendían: el cinismo con el que esgrimieron ayer estas majaderías será contraproducente. Lo que van a conseguir es que el típico elector tibio de izquierdas no dude a quien votar. Zapatero ya tiene a “su Acebes” de 2008.
Pobre Rajoy. Cada vez tiene menos posibilidades. ¿No os da incluso un poco de pena?
Anuncios
Categorías:Uncategorized Etiquetas: , , , , ,
  1. Lost in translation
    01/02/2008 en 14:04

    A Dios gracias, están superadas las etapas en que clero y Estado eran uña y carne

    Superadas, teóricamente sí. Irrecuperables, supuestamente no. Ya sabemos de qué pie cojea la derechona de este país.

    ¿No os da un poco de pena Rajoy?

    Hoy me he levantado con nulo espíritu compasivo: No.

  2. Acebes
    01/02/2008 en 15:57

    No me dddaa peena podgue si fdacasa yo le zucedo.

  3. 01/02/2008 en 16:17

    Jaja. Joder, ya sabes lo que dice la iglesia de ser bueno con el prójimo…

    Tiene toda la pinta de que Mariano pierde su puesto en pocos días.
    Realmente lo tiene difícil: su mayor enemigo no es precisamente el partido en el gobierno.

    Otro al paro. Menos mal que le rebajarán 400€ su devolución a Hacienda…

  4. 01/02/2008 en 16:50

    ¡¡¡¡Dios, qué desgracia!!!!

    En 15 minutos se acaba el tomate para siempre…

    Está toda mi redacción llorando. Ellos han sido el faro que nos ha guiado al resto.

    Una pena

    Siempre se van los mejores (Salsa, Dolce y ahora el Tomate).

  5. 01/02/2008 en 18:50

    La verdad es que no sé a qué tanto revuelo con el comunicado de marras. Esto lo hacen desde que tengo uso de razón. Unas semanas antes de las elecciones siempre sueltan alguna arenga moral-electoralista tratando de ejercer influencia en el voto del ciudadano.

    Además, ¿por qué le vamos a negar a los representantes de los cristianos católicos de España el derecho que tiene todo hijo de vecino (excepción hecha de los militares) a opinar con libertad de lo que le salga a uno de las narices? ¿No opinamos aquí sobre fútbol, tías o política, y no somos más que un periodista, un opositor, unos cuantos banqueros y algún que otro enfermo amante de Gabe Walker?

    Es más, ¿no opina todo quisque sobre la iglesia o sobre la forma en que los sacerdotes, obispos, cardenales o hasta el papa realizan su labor como representantes de los católicos? ¿Es que no estamos ahora nosotros mismos opinando sobre su actuación?

    Otro tema muy diferente, pero muy importante a la vez, es el caso que le hagamos o no a lo que digan. Al igual que hacemos con el resto de personajes o instituciones públicas que se pasean por la vida social, económica o política de este país.

    Yo, personalmente, no estoy muy de acuerdo con lo que dice la iglesia. Ni ahora con este comunicado, ni con los anteriores, ni con las declaraciones rancias, estereotipadas y fuera de época que suelen proferir las autoridades eclesiásticas. Pero eso no me da derecho a negarles la voz. Ni a ellos ni a nadie

    Queda dicho.

    Un opinante.

  6. Yo
    01/02/2008 en 20:18

    ¡¡¡HOSTIA!!!

    NO OS OLVIDÉIS DE GALVEZ!!!

    Yo

  7. 02/02/2008 en 15:34

    ¿Pepe Gálvez???? Grandísimo.

    Hay algún obispo Gálvez? A ver si se me va a ir la olla…

    Joder, Gálvez, Viola, Pedja y Gabi Moya… ufffffffff

  8. 02/02/2008 en 16:19

    Ese Valencia fue subcampeón de Liga en la temporada 95-96.

    Ese año dejó una maravillosa semifinal de Copa entre el Atlético (futuro campeón) y el Valencia. 3-5 en la ida para el Atleti en Mestalla con un Pantic inmenso y 1-2 en la vuelta, insuficiente para el Valencia, que acabaría siendo subcampeón de Liga con el tétrico Luis Aragonés.

    Señores, se perfila el post futbolístico. Comprenderá los años 90 desde el principio (más o menos temporadas en que empezó a hipnotizarnos el balompié hasta el Mundial de Corea 2002…ese Mundial que nos robaron tan descaradamente).

    Entiendo que esa década puede formar lo que entendemos por los futbolistas de nuestra vida. Algo así como la serie de “Aquellos maravillosos años…”.

    Si no hay pega, en breve tendrán noticias de cómo saldrá poco a poco todo a la superficie.

    Saludos

    El fútbl no es cuestión de vida o muerte…es mucho más que eso.

    El Alba. Arrodillándose ante el recuerdo de Bill Shankly.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: