Inicio > Uncategorized > Planeando

Planeando

¡Qué bonita la lluvia! Creo que hay pocas estampas más evocadoras que mirar por la ventana el típico paisaje en que la lluvia ejerce de protagonista absoluta.
Bueno, pues eso, que he hecho un pequeño paréntesis en mi ardua labor cotidiana para pasarme por este centro de sabiduría suprema e informar a los desaparecidos, a aquellos que viven en la inopia de diversas posibilidades para estas fechas tan entrañables.

Se presenta un fin de semana menudo.

Mañana viernes tengo la cena de empresa. Señores, iré emperifollado hasta arriba. Algo diferente a lo habitual en mí. Es cierto que la indudable clase que desprendo no necesita de ningún traje, ninguna corbata ni ningún añadido, pero siempre queda bien. Y si no, miren ustedes al Míkel. Un cerdo cotidiano. Don Miguel Barra cuando va al trabajo.
Lo previsto, por tanto, será el viernes cenar con mis compis del curro y tomarnos algo cerquita del campo de las naciones. Quien quiera venirse o se encuentre cerca, será más que bienvenido a nuestra pequeña fiestecilla.

El sábado a la hora de comer tengo cita ineludible con la olivina. Los chavales de la facultad con los que tantos buenos ratos hemos pasado. Si no voy, corro riesgo de quedar excluido del grupo y creo que no me puedo permitir el lujo de perder hasta buena gente. Sólo faltará el residuo canario. Se encuentra en su islita preparando la zona para cuando vayamos en nochevieja algunos amigos.

Y después, el sábado por la noche tenemos cena de los amigos de ´toute la vie´. Vamos que si nos ceñimos a la procedencia, se puede aseverar que son los colegas del instituto: Papote, Paff, Luisito, Míkel, Perro, Chori…y no sé si el Mote, porque dice que tiene historias variopintas y que procurará pasarse más adelante.
Entonces resulta que leo en un comentario de un post anterior que el Mati se va a una boda: ¡Santa Madre Iglesia o Santo Padre Juzgado: cuán locura indómita que este tipejo tan lenguaraz pise un edificio religioso o civil de tamaña importancia!
La cuestión es que se ausentará. Pero creo que hay cierta señorita que duda ante la posibilidad de venirse con tanto desconocido. Recomiéndole que no dude: ¡véngase y proveámonos de cerveza! (que diría uno que yo me sé).
Nosotros iremos a cenar a casa del Míkel y luego iremos a cualquier buen bar que nos acoja un sábado de diciembre.
Y teniendo en cuenta que, nuevamente, se pospone la quedada puramente institutera (me la apropio) son bienvenidos sujetos ajenos a la etapa 94-98, por lo que si quiere traerse a amigas, primas, cuñadas, hermanas…(nótese la exclusividad genérica) puede y debe hacerlo.
La cena del ´tuto´ podrá esperar y estoy convencido de que algún día conseguiremos juntarnos todos, pero a todo aquél que lea esto y no tenga plan para el sábado noche, por aquí puede arrejuntarse.
Y sin más, voy a descansar en este jueves lluvioso (casi como el viernes de Ana Istarú), porque nos espera alegría, alboroto, alborozo y posiblemente algo de alcohol.
Anuncios
  1. 20/12/2007 en 19:20

    Hombre, yo no tengo plan para el sábado por la noche, pero es que me pilla un poco lejos el tema xD.

    Páselo usted bien entre tanto fiestorro…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: