Inicio > Uncategorized > Simbiosis

Simbiosis

Llevo unos días pensando en un buen homeópata al que recomendar a mi buen amigo, compañero de pruebas y futuro arrendatario Don Miguel Barra, alias Vicente Rojo (añado yo, el palomo cojo).

Pero no un homeópata cualquiera: uno que le permita recuperar ciertas habilidades adivinatorias que, desde luego, ha perdido con el paso del tiempo.

Lo último fue el crucificar a Van Nistelrooy. Del delantero holandés dijo que “no se va ni de una columna”. 10 minutos después de esta aseveración gratuita, el ariete anotó un golazo de vaselina en Bucarest. A pesar de ello, el nigromante banquero insistió en las mismas afirmaciones. Correcto: ayer marcó 4 goles en el otrora inexpugnable campo de pro-etarras de Pamplona.

Siguiendo por esta parte del campo, añadir que Vicente (el mal vidente) desolló vivo a Raúl. Fue el día antes de marcar un golazo ante el Barça. Cierto que lleva 3 partidos sin anotar, evidentemente, por jugar lejísimos del área. A pesar de lo cual, el rendimiento del Sr. González aumenta exponencialmente. Ayer jugó nuevamente un muy buen encuentro y participó en varios tantos. (Creo que se nota a la legua, que busco picar al brujo pirujo de palo para que insulte a Raúl y así éste vuelva a marcar).

Más. ¿Quién no recuerda aquella profecía casi apologética sobre la lesión que hundiría a Zidane para siempre nada más fichar por el Madrid? De nuevo dio en la diana.

Pero es que, señores, todo se vuelve cada vez más kafkiano: todos estos vaticinios de Mr. Cojo son exactamente los mismos que lleva haciendo el defectuoso Roberto Gómez varios años. Idénticos.

¿Y si el cochino y sudoroso amago de persona que escupe pseudo vocables en televisión y nuestro buen compañero de batallas tuvieran de verdad un incuestionable nexo de unión?

¿Y si el futuro del ideólogo de las Barras estuviera ligado no sólo en lo futbolístico, sino también en lo profesional al remanente cavernícola y analfabeto Gómez?

¿Se imaginan ustedes al impagable de las Barras presentando el telediario incitando a la rebelión en las aulas a los estudiantes cual Orwell, u opinando sobre la liga española diciendo que este jugador o ese entrenador “merece la muerte” o como poco un cursillo acelerado de Benítez?

¿Y si de verdad, ahora que hablamos de situaciones esotéricas existiese la reencarnación y los 2 fueran la misma persona y estuvieran coincidiendo en el tiempo? (Ver Timecop, policía en el tiempo).

En fin, suponiendo que simplemente el gusto por el pésimo fútbol, las gruesas palabras sin argumentación (o gruesa argumentación sin palabras), los alaridos descontrolados, la habitual desidia en lo que a higiene se refiere y la prominente panza, sea lo que une a estos eslabones perdidos, me despido hasta un nuevo gol del holandés errante.

P.D: José Luis, sigue encabezando la lista para convertirse, por méritos propios, en el ente más vago, holgazán e indolente de la historia de la humanidad. Que aprenda de Miguel Gómez (perdón, Roberto Barra) y se busque un referente vital, un icono mirífico…no sé, alguien que le inculque algo de brío en su devenir ordinario. Rodríguez, coño, mira a Barra, él ha conseguido parecerse a su ídolo.

Ánimo, tú puedes.

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Atticus Finch
    14/11/2006 en 19:02

    Evidentemente te has pasado tres pueblos. Hasta aquí nos habíamos insultado con cierta gracia, mordiente e incluso inteligencia. Pero el punto al que has llegado hoy no tiene parangón ni justificación alguna. Comparar al Mikel con el “señor” Roberto Gómez me parece tan cruel como quitarle el chupete a un bebé para dejárselo encima de una mesa mientras llora desconsoladamente estirando la manita para poder alcanzarlo. Es execrable, asqueroso, cochino, repulsivo, repelente, corrompido, vomitivo, nauseabundo, cochambroso, sucio, deshonesto, vicioso, infecto, mugriento, repugnante, guarro, cerdo, inmundo, y un largo etcétera que me ahorro por decoro, el comparar a alguien con este amago de ser vivo, cuya única relación con la vida biológica la encontramos en los chorretes de sudor que al impresentable le caen por el hocico cada vez que pone la jeta delante de una cámara de televisión.

    Lo dicho, ni el Mikel se merece este tratp. A pesar de que nuestro amigo haya cometido ciertos errores en su labor de médium, no debemos crucificarle por nada de ello. Muy al contrario, no debemos desanimarle a que siga ejerciendo de quiromántico, pues, además de no cumplir ni de lejos esa labor, ciertamente es lo opuesto lo que normalmente (siempre) tiene lugar en la vida real (no confundir con la que los ojos del Mikel ven).
    En fin, si a mí me hicieras una cosa así, ten por seguro que dejaría de hablarte “ipso facto”. Es decir, sólo dejaría que me escucharas cuando el madrid jugara.

    Atticus

  2. Atticus Finch
    14/11/2006 en 19:06

    ¡Ah! Que se me olvidaba comentarte una cosa: ¡PUTO REPELENTE DE LOS COJONES! ¿QUÉ PASA? ¿QUE AYER LEÍSTE EN ALGÚN SITIO LO DE MIRÍFICO Y LO TENÍAS QUE METER, AUNQUE FUERA CON CALZADOR? ¿Qué te creías, que no te lo iba a “comentar”? Anda que… Qué pena…

    Atticus.

  3. Vicente Rojo
    14/11/2006 en 20:17

    Bueno, aquí tenemos dos grandes amantes de las excepciones. De hecho, estas “personas” adoran tanto las excepciones que las ven como realidades. Van Nistelrooy, un jugador que está a un 10% de su nivel en el Manchester, excepcionalmente recupera su olfato goleador. Solo en esos escasos partidos en los que retiene su chispa, marca muchos goles. Pero en el resto, la mayoría, en los que está ausente, en los que no regatea a nadie, se convierte en una triste caricatura de si mismo, y de su patético equipo. Con Van Nistelrooy el madrid no va a ganar nada, y lo sabéis. Hace un partido bueno, el solo gana el partido, pero luego hace 5 malos.

    Si que ese engendro y yo digamos 2 cosas iguales, nos convierte en la misma persona, yo conozco 3 Urieles. Además se parecen mucho físicamente.

    El primero es el patán que ya conocemos. Siempre nos quedamos cortos en los insultos que se merece.

    El segundo, ya muerto, se escondía tras el nombre de Millán Astray, y tiene perlas como: “¡Cataluña y el País Vasco, el País Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación! ¡El fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí!”. Si recordáis las opiniones del Astray del presente, de nombre Uriel, sobre Cataluña y sus mayúsculas NINGÚN FORASTERO ES BIENVENIDO, entenderéis no sólo que ambas frases podían haber sido dichas por la misma persona, sino que, de hecho, han sido dichas por la misma persona. Uriel no ha llegado tan lejos aún como para gritar “¡muera la inteligencia!”, pero dadle tiempo, que ahora se debe a Benedetti para seducir a las hembras que le interesas, pero en cuanto encuentre su medio limón, y esto es una apuesta, seguro que no vuelve a abrir un libro en su vida. Al Millán del presente se le puede contestar lo mismo que el sabio al Millán del pasado: “El general Millán Astray quisiera crear una España nueva, creación negativa sin duda, según su propia imagen”.

    El tercero, parecidísimo físicamente a los otros 2, pero sobre todo al primero, es un periodista (otra coincidencia) actual, que escribe un libro rigurosísimo al mes. Efectivamente, se trata de don César Vidal. Las afinidades ideológicas entre los 3 son evidentes, pero las físicas lo son más. Os recomiendo que pongáis César Vidal en las fotos de google. La primera foto es idéntica al actual Uriel Pascual, pero la quinta aún más.

    Deseando haber aclarado muchas dudas sobre la reencarnación, me despido.

    Vicente Rojo, la verdadera reencarnación de Miguel Barra

  4. Penépolis
    15/11/2006 en 17:45

    Se cuenta que esa cosa con patas sudorosa que responde al grito de “Roberto Gómez” hace lo que le place en esa basura televisiva llamada “El Rondo”, en el que participan personajes, si no tan desagradables a la vista, oído, tacto, olfato (obviamos el gusto), sí desde luego igual de GILIPOLLAS.

    Sobre el resto, no me apetece opinar. Sólo espero que los ínclitos escritores de este blog (sigo esperando el blog destinado a los “pasivos”, y no me refiero a tus preferencias homosexuales en la cama, Uri, sino a aquellos que entran y no dejan ni huella, como un buen profiláctico hace en las noches de amor, o de eso que se le parece. Prosigo) se acerquen el sábado a pasárselo bien.

    Voy a buscar una palabra que jamás nadie haya utilizado (salvo quizás, César Vidal cuando no está escribiendo, claro) y a meterla aquí con calzador. Un segundo…

    Ya la tengo: geognosia. Uri, deja de usar palabros absurdos cuyas acepciones ocupan más de dos renglones en el diccionario, que pareces un GEOGNOSTA que no tiene tiempo libre.

    Bona tarda.

    Penépolis, desarrollando la ciencia de la geognosia en el mundo de las féminas…

  5. Penépolis
    15/11/2006 en 17:48

    Joder, es que aún me estoy riendo con lo de “defectuoso Roberto Gómez”. Dios, que me da algo…

  6. El Alba siempre es difusa
    16/11/2006 en 10:25

    Miguel Roberto Barra Gómez miente y lo que es peor: miente ex profeso.

    Lo que mi menda dijo fue que en Cataluña NO TODO FORASTERO ES BIENVENIDO. La diferencia es sutil, a la par que ingente.

    Pero así es Miguel: mentiroso, ignorante y separatista.
    Yo soy admirador de Don Miguel de Unamuno. Es uno de mis escritores fetiche. Lo he leído prácticamente todo de él. Incluso el místico “La agonía del cristianismo”. Esto es, no soy dudoso.

    Millán Astray, dicen, que no fue mal legionario. El problema es que no sólo tenía mutilaciones físicas.

    En el famoso incidente al que haces mención (por cierto, grandiosa reacción de Unamuno, absolutamente maravillosa) ante la definitoria frase (para el que la dice) de Astray de “¡Muera la inteligencia!, un poeta del régimen, José María Pemán dijo:”¡No! ¡Viva la inteligencia! ¡Mueran los malos intelectuales!”.

    Pues eso, a pesar de que Pemán tiene un par de poemas bien bonitos, metió la pata hasta el fondo. Llamar mal intelectual a Unamuno es autodeclararse gilipollas.
    Pues algo así puedo decir yo de Barra: alguien que ponga en mi boca cosas que no he dicho y que me compare con un minusválido físico y bastante psíquico es bastante triste.

    Menos mal que no todos los Migueles son como tú.

    Una frase de Don Miguel para un inane miguel: “Llamo rumiantes a los hombres que se pasan rumiando la miseria humana, preocupados de no caer en tal o cual abismo”.

  7. Vicente Rojo
    16/11/2006 en 20:33

    Querido cantamañanas,

    Permíteme que dude que hayas “leído prácticamente todo de Unamuno. Incluso el místico “La agonía del cristianismo”. No sé si te has creído que soy una tía romántica que se deja engañar (y penetrar) por un pelmazo como tu, y su retórica barata. Yo no caigo. Claramente tu relación con mi tocayo ha sido:
    1.-Abrir el google.
    2.-Escribir Miguel de Unamuno
    3.-Copiar aquí un texto de Lázaro Carreter, que en paz descanse.

    Tú tienes mucho ideológicamente de Millán Astray, te pongas como te pongas. Pero ya que lo dices, te pareces mucho más a Pemán, notable bujarra andaluz, y autor de la letra del himno español. Ese himno que tú cantas todas las noches al acostarte y todas las mañanas al levantarte:

    “¡ VIVA ESPAÑA !
    Alzad los brazos, hijos
    del pueblo español,
    que vuelve a resurgir.
    Gloria a la Patria que supo seguir,
    sobre el azul del mar el caminar del sol.

    ¡ TRIUNFA ESPAÑA !
    Los yunques y las ruedas
    cantan al compás
    del himno de la fe.

    Juntos con ellos cantemos de pie
    la vida nueva y fuerte de trabajo y paz”

  8. El Alba siempre es difusa
    17/11/2006 en 12:05

    Vamos a ver maldito ignorante. Me podrás dar lecciones en lo referente al Partido Comunista Chino, a la homosexualidad o a la importancia de saber combinar camisa y corbata (es decir, temas que dominas) pero sobre Unamuno, te aseguro que no.

    ¿¿Sabías que cuando fue enterrado en el cementerio de Salamanca, cuyo féretro fue portado por algunos falangistas al posar el ataud pronunciaron, brazo en alto, la famosa frase: “Camarada Miguel de Unamuno, ¡PRESENTE!??”.

    Unamuno hablaba mucho con Primo de Rivera del que dijo: “Le he seguido con atención y puedo asegurarle que se trata de un cerebro privilegiado. Tal vez, el más prometedor de la Europa contemporánea”.

    Espero que el saber esto ante tu cuadradez histórico-mental no te haga darle la razón a Astray ni a Pemán.
    Por mucho que ridiculices a Pemán o a Muñoz Seca o a Sánchez Mazas fueron grandes literatos. Es absurdo intentar hacerte comprender nada, porque no ves más allá.

    En fin, cuando no hay nada que hacer no hay nada que hacer.

    Lee un poquito a Unamuno, que te va a venir bien.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: